|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Triste adiós a Eladio Dávila, el coronel de las dos ruedas

08 de Junio de 2024

Triste adiós a Eladio Dávila, el coronel de las dos ruedas

El coronel no tiene quien le escriba.

 

Como salido de un pasaje de Macondo y su realismo mágico, finalmente, el amigo Pepe Morales escribió el artículo para el homenaje en vida que le brindamos a Eladio con "Cuéntame historias sobre ruedas". Aquellos apuntes de vida del querido Viejas Glorias eran solo un regalo más para los grandes momentos que disfrutamos con su presencia. 

 

Pepe Morales recordaba su carisma, lleno de inquietudes, su amor por lo antiguo, su defensa del patrimonio como un valor en alza y su curiosidad constante. En su rincón de Viejas Glorias de la Calzada, guardaba sus memorias de jubilado del transporte: recuerdos, coleccionismo, motos, estrellas de metal y cascos de combate, que le dieron alegrías y sentido a su senectud. Siempre fresco y simpático, enarbolaba los personajes de militar, eclesiástico o comandante aéreo. Tenía la virtud de enrolarse en sus pasiones y contagiar a cuantos amigos se acercaban a su obra.

 

 

Con Eladio se va uno de los últimos románticos defensores del patrimonio canario del motociclismo, un hombre de amistad leal a sus principios. Recuperaba material importante y aconsejaba a los jóvenes a cuidar y mimar los valores de la restauración y conservación. Aún recuerdo los primeros eventos de Viejas Glorias, cómo acababa con la sotana y el monaguillo, Tino Alemán, repartiendo bendiciones por toda la feria montado en su Francis Barnett, aquella moto que recuperó en el Valle de los Nueve, en Telde, a la que tenía tanto afecto.

 

¡Buen viaje, maestro!

 

Triumph, Norton, AJS... las máquinas inglesas eran su pasión. Enarbolaba el sentido común de aquellos pasajes de antaño, recordando, transmitiendo y preservando la cultura de los viejos motoristas de Canarias. Amigo de sus amigos, comprometido con la causa, rodó hasta que pudo ser piloto y siguió de pasajero, montado en sus pasiones hasta que el tiempo le fue robando identidad y carácter. 

 

El motociclismo canario mantiene su recuerdo vivo por la naturaleza de sus pasiones y acciones en favor de la cultura motorística y el compartimiento de tales gracias. En el recuerdo afectivo de su presencia constante y valiente, quedarán las imágenes que perdurarán en el tiempo y en los álbumes del recuerdo. La gracia eterna de tener una anécdota de Eladio y sus personajes, aunque el mejor personaje que interpretó siempre fue el de su propia personalidad: atrevida, distendida y férrea en acciones y temperamento.

 

 

A Gabriel e Irene, sus hijos, y a María del Pino, su mujer, nuestro inmenso cariño constante. A Gaby le toca ser defensor de las crónicas de su padre, honrando la pasión por las motos que le inculcó. Desde nuestra tribuna Viejas Glorias, nuestro abrazo perenne y emotivo por sentir que Eladio hizo grande a Viejas Glorias. Con las cosas de Eladio: eterno, intransferible y pasional hasta su despedida. Allá le vemos trasponer con la melodía clásica de la Norton, saludando marcialmente a la parroquia. Gran amigo, que Dios te guarde en su infinito amor.

 

Nuestro abrazo más sincero, Eladio ya forma parte de nuestra historia, las historias de las Viejas Glorias Canarias.

 

Descanse en Paz

 

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW R 1250 GS Rallye - 19500 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS