|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Sportster 883 Iron, para entrar con estilo en el universo Harley-Davidson

08 de Abril de 2016

Sportster 883 Iron, para entrar con estilo en el universo Harley-Davidson

Por las manos de nuestro equipo de pruebas pasaba una de las motos con un gran poder de seducción. Una custom, asequible y sencilla, que puede ser la moto idónea para todos aquellos que pretenden adentrarse en el mundo ‘dark custom’, de la mano de la más emblemática de las marcas de motos del mundo.

 

Precio Sportster 883 Iron.- 9.975€ (Durante el mes de abril, con asiento de pasajero y matriculación gratis)

 

La Iron es una de esas motos en la que has de concentrarte en las sensaciones y dejar a un lado las prestaciones puras. Aun siendo uno de los modelos más sencillos del catálogo de la firma de Milwaukee, o quizás por eso mismo, la Sportster 883 Iron es una de las Harley-Davidson que más empatía despierta entre los aficionados al mundo de las bicilíndricas norteamericanas.

 

Sus encantos son, la ausencia de accesorios superfluos y la acertada combinación de acabados y colores, como la de nuestra unidad de prueba que conseguía, gracias al verde oliva de su depósito y guardabarros, combinado con los elegantes acabados en negro, darle un toque diferente, incluso nos atreveríamos a decir que ‘deportivo’, al modelo que enamorará a los que busquen entrar con estilo en el universo Harley-Davidson.

 

 

Respecto a las novedades de esta versión 2016, podemos decir que equipa nuevas suspensiones así como un asiento de cuero algo más cómodo que en versiones anteriores. Otro de los nuevos detalles que más llaman la atención, son las exclusivas llantas de aluminio fundido y con terminación en pintura polvo negra que sorprenden con los reflectantes y pulidos mecanizados en los extremos de cada uno de sus nueve palos.

 

Esta elegante integrante de la gama Dark Custom de harley-Davidson equipa el motor Evolution 883 de última generación. Un poderoso cuatro tiempos, refrigerado por aire y alimentado por inyección electrónica ESPFI que, con sus dos cilindros a 45°, entrega unos 50CV y está acoplado a una caja de cambios de cinco relaciones. Las culatas y cilindros de aluminio disminuyen el peso de la motocicleta y aumentan la eficiencia del enfriamiento por aire. La inyección electrónica de combustible reemplaza a los antiguos  carburadores y tiene mayor fiabilidad con menos mantenimiento rutinario.

 

Otro detalle de esa cultura rebelde y moderna que persigue la firma norteamericana con las motos de acceso, es la horquilla delantera negra con unos guardapolvos que le dan esa apariencia nostálgica. La cubierta negra del tanque de aceite, el protector de la correa y los manillares estilo “Drag”. Todo ello dentro de la filosofía anticromo del ‘dark custom’, pero sin renunciar a las bondades de una moderna llave de proximidad, alarma de serie o a la tecnología led.

 

 

Las dimensiones de la 883 Iron no son mastodónticas, sino más bien contenidas. Las suspensiones bajas, delante u detrás, dejan el asiento a sólo 75,3 cms del suelo, algo que la convierte en la custom ideal de chicos y chicas que se inician en esto de las dos ruedas. El apoyar el pié completo en el suelo inspira confianza al que ha de mover los engañosos 256 kilos de peso que arroja en la báscula.

 

Las medidas de los neumáticos Michelin Scorcher, en consonancia con el resto del conjunto, son acertadas, estética y dinámicamente. Delante una llanta de 19 pulgadas acoge un 100/90B19, y detrás, un 150/80B16 encajado en una generosa llanta de 16 pulgadas. El depósito tiene una capacidad de 12,5 litros, lo que garantiza una autonomía de al menos 200 kilómetros.

 

El cuadro de instrumentos, a pesar de su aspecto sencillo, ofrece más información de lo que a priori pudieras esperar. Presidido por el generoso dial radial del velocímetro, encontramos indicadores de luces de punto muerto, del correcto funcionamiento del ABS, de intermitentes, de avería de motor o de bajo nivel de gasolina o batería. Además, accionado desde un botón de la piña izquierda, podemos controlar la información digital que parece en el cuadro: Desde marcha engranada y rpm, a cuentakilómetros totales y parciales.

 

 

Cuando subimos por primera vez en la Iron 883, echamos los pies hacia adelante en busca de la estribera que, ¡oh, sorpresa! no está adelantada, sino justo en el sitio que buscarías en una naked cualquiera. La posición de conducción es muy cómoda, al menos para los que somos recortaditos. La baja altura del asiento obliga a flexionar la pierna por la rodilla algo más de la cuenta, pero si mides menos de 1,75 no tendrás la menor queja.

 

El amplio manillar ejerce un gran control de la dirección de la moto; tanto para moverla en parado como a la hora de controlar la trazada. Los botones y palancas de accionamiento están muy bien resueltos por una marca que va camino de los 120 años de historia. Los intermitentes no han sucumbido a las modas japonesas y siguen contando con mando independiente a cada lado del manillar. La adopción del arranque mediante llave presencial ha simplificado y modificado los botones de arranque y parada. Como dicen desde la fábrica; son estos pequeños detalles los que hacen que una Harley-Davidson sea una Harley-Davidson.

 

Pulsamos el interruptor del contacto y presionamos sobre el botón de arranque para que, suavemente, el bicilíndrico cobre vida con un suave ronroneo. Metemos primera, accionando una palanca muy precisa que inserta, con un sonoro aviso, que el cambio ha entrado. Una moto de verdad. Hecha de acero y con los sonidos metálicos de toda la vida. No encontrarás traicioneros puntos muertos ni esponjosas dudas. Todo real.

 

 

Los primeros kilómetros por la ciudad son de progresivo enamoramiento. La altura del asiento, pero sobre todo el bajísimo centro de gravedad, permiten moverte con soltura entre las filas de coches. El motor empuja progresivamente desde abajo y el sonido de su escape, aunque bronco, no es para nada estridente y molesto. Gracias al indicador de marcha engranada y rpm, algo poco habitual en una moto custom, puedes optimizar aún más tu conducción. El desarrollo es largo, sobre todo la quinta, que es un auténtico overdive que te permite circular de forma desahogada por las autovías que circundan la ciudad, aprovechando las deliciosas pistonadas de su enorme par motor.

 

Con la excusa de buscar alguna zona de buen firme y cielo abierto, en la plomiza mañana primaveral de nuestra jornada de pruebas, los kilómetros de curvas iban pasando y el idilio moto piloto seguía ganando enteros. Tanto, que los avisadores de las estriberas eran el único impedimento que encorsetaba las aspiraciones de las más deportiva de las Sportster de Harley-Davidson. La Iron 883 es una moto realmente ágil, tanto que llega a sorprendente por su aplomo y por lo bien que se adapta su chasis a las carreteras de Canarias. Tal y como nos anunció Enrique Ortiz, responsable de postventa de GUBRA, el distribuidor autorizado de Harley-Davidson para toda Canarias, los amortiguadores han mejorado mucho su comportamiento dinámico y ahora ofrecen unas reacciones mucho más progresivas. Además puedes ajustar la precarga para adaptarla a la carga o a tus gustos personales.

 

A pesar de no ser una moto ligera, disfrutarás recorriendo las carreteras de montaña al ritmo que le permite su limitado ángulo de inclinación. La relajada postura de conducción te regala horas de placer sin cansarte, durante todos los kilómetros que admita la autonomía de su depósito de 12,5 litros. A ello contribuye también la notable disminución de las vibraciones del motor Evolution montado sobre unos nuevos y efectivos silentblocks. El conjunto de frenos, compuesto por un disco delantero y otro trasero, con pinza de doble pistón en el delantero y pistón simple en el trasero, han cumplido con su misión, sin síntomas de fatiga, a lo largo de toda la prueba, y eso que la confianza que le otorga su sistema de frenos ABS, nos ha animado a hacer apuradas de frenada impensables para otras custom.

 

 

Si te gustan las motos custom, la Sportster 883 Iron puede ser la elección perfecta como tu primera Harley-Davidson. No necesitarás más motor, más chasis, ni más moto para sentir el auténtico espíritu rebelde de la gama “Dark Custom” de la firma de Milwaukee. Además tendrás una moto sorprendentemente práctica para el uso del día a día, y para las escapadas del fin de semana. En definitiva, una Harley-Davidson en mayúsculas, que apuesta por el “lado oscuro” y la elegancia que le otorga la ausencia de elementos superfluos. Pero si no tienes suficiente, podrás personalizarla a tu gusto con el casi infinito catálogo de accesorios para conseguir una moto única y espectacular.

 

Y recuerda que durante este mes la tienes en Gubra a un precio irresistible… ¡Jamás la tentación ha estado tan cerca!

 

Precio Harley-Davidson Sportster 883 Iron 2016.- 9.975€

(Durante el mes de abril, con asiento de pasajero y matriculación gratis)

 

Unidad de prueba cedida por Harley-Davidson Canarias - Gubra

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW K 1600 GT Navi - 13500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS