|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Regresa “Una Japonesa en Normandía” con Las Ardenas en moto

16 de Enero de 2023

Regresa “Una Japonesa en Normandía” con Las Ardenas en moto

los escenarios de las grandes batallas de la II Guerra Mundial.

 

Estuve rebuscando un título adecuado para este pequeño artículo, y después de muchos intentos creo que seré fiel a la frase de "menos es más", aludiendo a que en los viajes en moto, a veces, demasiado equipaje entorpece mas que ayuda.

 

En el 2019 realicé un viaje a Normandía en el 75 aniversario del desembarco, una fecha señalada para rendir homenaje a tantas personas que participaron en esa contienda y recordar el esfuerzo que realizaron. En este enlace puedes ver mi anterior experiencia que fue toda una aventura para mi: VER ARTÍCULO

 

Ahora presento la continuación de esa segunda parte siguiendo los pasos de la compañía Easy del 506 regimiento de la 101 aerotransportada del ejercito estadounidense en la segunda guerra mundial.

 

Como todos sabemos el viaje se tuvo que suspender en el 2020 por motivos de la pandemia y en 2021 una serie de problemas técnicos , así que 2022 fue la fecha adecuada para realizarlo.

 

La época del año que siempre recomiendo es entre mayo y junio, en la que la meteo es masestable , sin tanto calor ni tantas lluvias o tormentas de verano. El destino quiso que no fuera así para darle vidilla al trayecto.

 

Destino Huelva 

 

El mar no fue benévolo, una vez cruzada la barrera de las diez horas , se convirtió en un ir y venir con carreras al lavabo de mi camarote y te está hablando una persona que no suele marear en ningún medio de transporte , pero aquella noche fue épica.

 

Esta vez decidí tomar camarote con balearia, lo recomiendo, no solo por la compañía si no por la comodidad, el precio lejos de lo que podamos pensar no se eleva tanto, tienes seguridad, intimidad, una estancia muy cómoda donde descansar, ver tele o simplemente estar y sobre todo… ducha.

 

Las condiciones marítimas hicieron que nos retrasáramos poniendo en jaque mi primera estancia para descansar con fundamento e iniciar los tramos.

 

Crucé la península en dos tramos, hasta cerca de Albacete y el segundo hasta Barcelona, donde mi amigo Carlos me brindó y abrió las puertas de su casa para que me quedara. Recibido con todo lujo de comodidades, y una cena maravillosa en compañía de dos amigos moteros mas .

 

De nuevo en Francia

 

Francia es el país de las rotondas, si eres de los que te gusta avanzar en pocos días, las secundarias y caminos rurales franceses no creo que te guste tomarlos, eso sí… los  peajes y el precio de combustible de las autopistas hará algo más cara tu ruta.

 

Entré por una carretera sinuosa costera como es la de Portbou, llena de calas de arena blanca que contrastan con el verde abrazando hasta la misma orilla.

 

La intención era llegar lo antes posible a las Ardenas entre Luxemburgo y Bélgica, pero como no había nada escrito decidí hacer un rodeo, en esto de los viajes hay dos formas de hacerlo, o tenerlo todo calculado al milímetro o dejar paso a… donde me guste… me paro y mas si vas equipado con material de acampada esta última fue mi opción.

 

Gargantas de Gornies carretera D25

 

En la foto puedes ver la nueva moto que adquirí para realizar el viaje, la primera japonesa, una XRV 750 Africa Twin que me dio muchas alegrías pero que ya estaba algo necesitada de un descanso, la nueva japonesa , bautizada como La Revoltosa se portó como lo que es… una máquina que respondió con creces a mis exigencias.

 

Tomé rumbo a los Alpes franceses, Annecy es una ciudad que te recomiendo visitar, la llaman la pequeña Venecia de los Alpes, pero para llegar a ella debes cruzar la Provenza, con sus campos de lavanda fue una pena que en esas fechas no estuvieran en flor.

 

Canales de Annecy el edificio a mis espaldas era una antigua cárcel

 

A las puertas de los Alpes 

 

Y es ahí donde me di cuenta que hay que dedicar un viaje a este sistema montañoso. Un lugar impresionante que he reservado para este 2023. Pero no nos desviemos del objetivo de nuestro viaje, Las Ardenas. Me adentré unos pocos de cientos de kms en los Alpes por curiosear y me dejó gratamente satisfecho. Las imponentes montañas, el verde, las crestas nevadas, los valles con carreteras que se pierden en sus pasos y el eternos aroma a naturaleza que aún perdura.

 

Col des Aravis, cerca de La Clusaz

 

Túneles excavados en la roca viva, prados que se pierden en la lejanía y rutas que te hacen recordar las grandes etapas del tour. Me propuse que ya que tenía tiempo podía darme una vuelta por el interior de Suiza.

 

AVISO: Cuidado con los datos móviles en Suiza, no está dentro de la comunidad europea, y nada mas entrar conectarse a su servicio de telefonía te puede dar un susto. Hay varios métodos para evitar que te cobren una barbaridad si navegas con tu smartphone, desde aplicaciones como MAPS.ME que te permiten navegar sin datos, a comprar una tarjeta que se activa una vez entres en el país alpino.

 

Si eliges mi ruta vas a cruzarte en la reentrada de Suiza a Francia con uno de los pueblos medievales franceses mas espectaculares, Colmar. Desafortunadamente yo no tomé esa decisión mi objetivo estaba claro, había muchas cosas que ver en Luxemburgo y Bélgica relacionadas con la segunda guerra mundial.

 

Las Ardenas

 

Geográficamente, Las Ardenas es una extensa área de bosques que se comparten entre Luxemburgo, Bélgica y Alemania.

 

Durante los últimos meses de la contienda en el invierno de 1944 y 1945 las tropas alemanas decidieron intentar romper el frente aliado y dividir su avance haciendo un contra ataque por estos bosques. Clervaux era uno de los objetivos principales ya que allí se encontraba el cuartel general de la avanzadilla aliada.  Los soldados destinados a esa zona no pudieron hacer frente a la ferocidad del ataque alemán que les hizo retrasar sus líneas a las poblaciones de Bastoña en Bélgica.

 

Es ahí donde entra en acción la Easy desplazada al lugar para ayudar a las tropas aliadas que venían en retirada. Durante muchos días se vieron asediados en los bosques cercanos a Foy por parte de la artillería germana. Las trincheras excavadas en el duro suelo aún se conservan y ese era mi destino.

 

Prados cerca al pueblo de Foy

 

Un momento impactante 

 

El 28 de mayo de 2022 a las 4 de la mañana se tornaba el cielo con colores magenta, me despertaba en medio de un campo medio helado a 3 grados, parapetado en un prado tras un seto para evitar ser visto desde las carreteras cercanas. Si hay un sonido que guardo en mi memoria es el graznido de los cuervos, están por todas partes.

 

Desayuné lo poco que quedaba en mi maleta fijándome en la escarcha que se acumulaba en el sillín de la revoltosa. Recogí caseta, saco y lo acomodé en la bolsa del asiento. Salí lentamente del prado semi helado, húmedo y frío con apenas combustible en la moto.

 

Pueblo de Foy, liberado por las tropas aliadas en el invierno del 44-45

 

Entrar en el bosque donde los soldados se refugiaban era todo un momentazo para mi. A solas me adentré entre el vallado, el silencio era roto por el eterno graznido de los cuervos. Recorrí en solitario los cientos de metros que me llevaban a los foxholes (trincheras) que se habían excavado para refugiarse de los obuses alemanes.

 

Dediqué con calma cada mirada, algo que siempre hago es tocar, sentir los lugares que visito, mi mano en la fría tierra frente aquella vista inmensa de donde venia la muerte en forma de obús.

 

 

Todos tenemos momentos en los que determinamos el valor que le damos a las cosas en función de lo que sentimos,para mí… ese momento no tuvo precio. Estuve durante unas dos horas en el lugar, se trataba de disfrutar al máximo de él. 

 

Si te gusta la historia de la segunda guerra mundial este es uno de los lugares que no deberías dejar de visitar, de ver y sentir. Transmite una enorme sensación de tristeza, melancolía y esperanza. Un verdadero reto para la historia contemporánea de Europa que no debe olvidarse, porque aquello que se olvida tiende a repetirse si no se aprende la lección.

 

La siguiente visita era Bastoña a unos pocos kms de distancia. pero esa historia merece otro artículo junto a la visita de Tule en Francia a mi regreso a España.

 

Puedes seguir a Fran Mora en Instagram @Unajaponesaennormandia y ver algunas fotos inéditas de mi viaje.

 

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Honda Pan-European 1300 - 5990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS