|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Zero FXE 2021, adictiva y electrizante diversión

10 de Noviembre de 2021

Prueba Zero FXE 2021, adictiva y electrizante diversión
Zero FXE 2021
Highlights: Cilindrada N.D. cc | Peso 135 kg | Potencia 45,5 CV | Asiento 836 mm | Carnet A2 | Precio 12.990 €

Zero Motorcycles, la marca californiana líder en la fabricación de motos eléctricas, amplía su catálogo con el lanzamiento de la FXE, un modelo que llega para acelerar el pulso de los usuarios y ofrecer una excitante experiencia de conducción única. Diseño y tecnología se funden para traer del futuro la última propuesta de Zero, que hace de su imagen y de la carga tecnológica parte del atractivo de una eléctrica realmente seductora.

 

Precio Zero FXE 2021.- 12.990 euros (Matriculación incluída)

 

Está disponible en dos versiones, una para el carnet A2 y otra para el A1 y el B de coche.

 

 

Presume de una atrevida imagen firmada por Bill Webb (Huge Design)

 

El espectacular diseño viene firmado por Bill Webb de Huge Desing. La relación entre Webb y Zero Motorcycles arranca en 2018 cuando el diseñador realizó una personalización de la FXS que sirviese como inspiración para una futura moto eléctrica. Lejos de dar vida a un prototipo con pocos visos de llegar a la calle, Bill se propuso crear una moto que sobrepasara los límites pero que fuera fácil de entender y que pudiera hacerse realidad. La FXE es el resultado del largo trabajo de este premiado diseñador: "El diseño resulta futurista, sin fisuras y ligero. Bruce Lee fue nuestra inspiración filosófica: Musculatura estilizada con agilidad y velocidad. Un diseño que toma alguna influencia de las motos convencionales y la mezcla con la ausencia de fisuras y la sencillez de líneas de las motos las eléctricas".

 

 

Propulsada por el motor Z-Force 75-5 de 45,5 contundentes CV

 

Con el objetivo de crear una moto con una estética increíble y, al mismo tiempo, capaz de devolver la experiencia de conducción a su estado más natural, puro y emocionante, Zero ha apostado por el motor Z-Force 75-5 de 34 kW (45,5 CV) de potencia y un par motor de 106 Nm que le permite alcanzar los 137 km/h de velocidad punta. Con las baterías Z-Force de 7,2 kWh y la gestión del sistema operativo Cypher II brinda 161 kilómetros de autonomía (teórica) en ciudad.

 

 

Ponerse en modo eléctrico es una sintonía de sensaciones

 

Su acertado dinamismo tiene uno de sus pilares en el contenido peso de la FXE; sólo 135 kilos sobre la báscula. Y aquí no hay truco de depósito lleno o vacío, ya que la carga de las baterías no afecta al peso final de la moto. Esa sensación liviana a su manillar proporciona excelentes sensaciones para disfrutar de la conducción 100% eléctrica. Sin embrague ni cambio de marchas y muy fácil de llevar para moverse entre el tráfico como pez en el agua y disfrutar en la carretera gracias también a una posición de conducción erguida y cómoda.

 

 

Incorpora la tecnología líder en el sector con una pantalla TFT a todo color

 

En la parte ciclo destacan unas suspensiones totalmente ajustables firmadas por el especialista Showa, de muy buena calidad y con una acertada puesta a punto. La horquilla invertida cuenta con unas barras de 41 mm totalmente regulables y el amortiguador trasero, con depósito separado y totalmente ajustable, trabaja con la ayuda de bieletas. Respecto al calzado, cuenta de serie con Pirelli Diablo Rosso III, en medidas 110/70 -17 delante y 140/70 -17 detrás. La frenada es J.Juan y el ABS Bosch 9, todo componentes de primera para equipar a la última creación de Zero Motorcycles cuya altura del asiento se sitúa a 836 milímetros del suelo.

 

 

Batería Z-Force de 7,2 kWh gestionada por el sistema operativo Cypher II

 

Según el fabricante californiano, la batería Z-Force de 7,2 kWh, gestionada por el sistema operativo Cypher II, garantiza entre 161 kilómetros de autonomía en ciudad y 64 km por autopista a 113 km/h constantes, aunque nosotros en una prueba hecha en condiciones reales en las carreteras de Canarias lo más que pudimos estirar la autonomía fueron 100 kilómetros, y eso a pesar de utilizar fundamentalmente el modo ECO.

 

 

la batería puede cargarse al 95% en solo 3,6 horas

 

La moto lleva integrado un cargador de 650 W conectable a cualquier enchufe doméstico (del que utilizan los ordenadores) con tiempos de recarga de 9,7 horas (carga completa) o 9,2 horas (95 % de capacidad). Puedes añadir cargador rápido con el que conseguir 4,1 horas (carga completa) o 3,6 horas (95 % de capacidad), eso sí desembolsando la nada desdeñable cifra de 835€. La ventaja es que solamente se puede cargar en un enchufe normal, lo que facilita bastante la logística.

 

 

Sencilla y silenciosa conducción automática; solo gas y freno

 

A sus mandos, la FXE es una moto ligera y extraordinariamente fácil de llevar. Delante de la pantalla de nuestro casco encontramos una pantalla TFT de 5” a todo color, que se lee perfectamente en cualquier condición, y componentes de alta calidad en los plásticos y mecanizados y fundidos de aluminio. Entre las líneas limpias y suaves resalta un faro redondo full led y un guardabarros corto, al estilo de las supermotard más gamberras. También es led el piloto trasero, no así lo intermitentes, que cuentan con bombillas incandescentes.

 

 

No es la más potente ni ofrece la mayor autonomía, pero es la más divertida

 

La puesta en marcha no puede ser más sencilla; llave de contacto y en cuento se enciende el chivato verde en el tablero, ya podemos girar el puño del acelerador y comenzar a movernos. Zero es una marca que mima la progresividad de sus motos y aunque sean de las más potentes del mercado no asustan al que las utiliza por primera vez. Puedes elegir entre tres modos de conducción; ECO, SPORT y CUSTOM, personalizable a tu gusto mediante conexión Bluetooth.

 

 

Los 45,5 CV proporcionan grandes momentos de placer y diversión

 

La potencia se transmite a la rueda trasera mediante una silenciosa correa dentada. Dispones de todo el par motor a lo largo de todo el rango de revoluciones, de hecho las aceleraciones de esta FXE son realmente fulgurantes. La postura de conducción, típicamente supermotard, con manillar ancho y plano y un largo asiento corrido, te permiten abordar las curvas “a todo gas” con una sensación de firmeza y control total. Suspensiones y frenos están a la altura de un motor que cunde a un nivel sobresaliente.

 

 

Tres modos de conducción con tres caracteres diferentes

 

Desde la piña derecha puedes seleccionar, incluso en marcha, uno de los tres modos de conducción disponibles. A nosotros el que más nos gustó fue el ECO, con buena aceleración y un efectivo freno regenerativo que retiene de manera similar al freno motor de un motor de combustión. El SPORT acelera con más energía y cuando sueltas el acelerador tiene un funcionamiento “tipo vela” dejándose llevar por la inercia, pero eso te hace tener que emplear más los frenos si te decides por una carretera de curvas como las nuestras; las de Canarias. En el CUSTOM puedes ser tú mismo el que armonices los parámetros que mejor conjuguen con tu conducción.

 

 

Ideal para la ciudad por su posición de conducción, peso liviano y radio de giro

 

Se mueve de maravilla gracias a la práctica ausencia de vibraciones y las pocas inercias de su bajo peso, pero la alegría no dura mucho en la casa del pobre y debes estar atento a la barra de porcentaje de la batería. En nuestro caso baja prácticamente un 1% por cada kilómetro recorrido. De todas formas, es una cifra respetable y adecuada para ciudad y para cortas escapadas en carretera. Ten en cuenta que esa autonomía te permite ir de Las Palmas de Gran Canaria a la Cruz de Tejeda y regresar. Y es que va tan bien y es tan divertida que no pararás de mover la cadera de curva a curva o serpenteando como pez en el agua entre el tráfico urbano.

 

 

Una moto realmente divertida y atractiva

 

Si nos olvidamos de su propulsión eléctrica, la Zero FXE es una de las motos más divertidas que hemos probado, incluso sobre superficies deslizantes, donde la ausencia de control de tracción provoca los desplazamientos laterales de la rueda trasera que suponen una descarga de adrenalina que recorre tu columna vertebral. El problema es que la diversión está limitada por la capacidad de la batería y cuando miras cómo baja el “range” se te quitan las ganas de retorcer el gas; perdón, el potenciómetro.

 

Unidad de prueba cedida por FEMOTOR/FEDEAUTO, distribuidor oficial Zero en Canarias

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos43 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN KTM Super Adventure 1290 R - 12995 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS