|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Yamaha Tricity 300, resuelve tu movilidad con la regla de tres

24 de Septiembre de 2020

Prueba Yamaha Tricity 300, resuelve tu movilidad con la regla de tres
Yamaha Tricity 300 2020
Highlights: Cilindrada 292 cc | Peso 239 kg | Potencia 27,6 CV | Asiento 795 mm | Carnet B | Precio 7.999 €

La nueva Tricity 300 de Yamaha es una scooter de 3 ruedas que apunta directamente a un segmento de ciudadanos que buscan una alternativa al coche como vehículo para una movilidad urbana moderna y funcional, sin la desconfianza que puede generar, a quienes tienen poca experiencia, una moto de dos ruedas. Y es que si estás pensando en moverte en moto por ciudad utilizando tu carné de coche, la Tricity 300 de Yamaha DMotos Tenerife es perfecta para ti.

 

Con sensaciones muy parecidas a las de una moto de dos ruedas, el concepto Tricity de Yamaha aporta seguridad, agilidad y diversión en los desplazamientos diarios, incluso fuera de la ciudad, y gracias a los casi 28 CV de su motor, las cuestas ya no serán un hándicap para una moto capaz de subir con dos personas robustas, desde Santa Cruz de Tenerife a La Laguna, por la TF-5, sin que la aguja baje de los 100 km/h en ningún momento.

 

Precio Yamaha Tricity 300 2020.- 7.999 euros

 

 

La Yamaha Tricity 300 está homologada para poder conducirla con carné de coche.

 

Pensado especialmente en los usuarios que llegan desde el mundo del coche, la nueva Tricity incorpora un motor más potente para ofrecerles una moto realmente útil y resolutiva en el día a día, ya sea a la hora de moverse por la ciudad, como al enfrentarse a vías interurbanas. Y es que uno de sus puntos fuertes es capaz de brillar fuera de la ciudad, en las vías rápidas, justo en el punto donde su hermana de 125cc, empieza a sufrir.

 

Si la Tricity 125 se había mostrado como la “tres ruedas” más ágil y ligera del mercado, la morfología de las ciudades de Canarias, la mayoría de ellas con plataformas a distintos niveles y empinadas cuestas de acceso, penalizaban la polivalencia de un modelo acertado en el resto de prestaciones. Con la Tricity 300 la marca japonesa, que sigue siendo la más ligera del segmento, ha dado un paso definitivo en ese, cada vez más popular, también en Canarias, sector de las motos de tres ruedas.

 

 

La Yamaha Tricity 300 está disponible en colores Tech Kamo, Nimbus Grey y Matt Grey.

 

La Yamaha Tricity 300 se basa en la conocida tecnología Leaning Multi-Wheel de dos ruedas delanteras inclinables que ofrecen un plus de seguridad en las curvas gracias a su gran nivel de tracción que aportan mayor estabilidad, algo que se nota sobre todo en superficies mojadas o resbaladizas. Incorpora un motor 300, pero uno de sus atractivos está en que, gracias a su particular homologación, se puede conducir con el carnet de coche B, por lo que el conductor puede disfrutar de mayores prestaciones sin necesidad de obtener un carnet de moto específico.

 

El sistema Leaning Multi Wheel (LMW), exclusivo de Yamaha, hace que la conducción resulte deportiva, ágil, segura e igualmente sencilla. Las dos ruedas delanteras proporcionan una tracción adicional que se complementa con la contundente capacidad de frenado de los dos discos delanteros para dar lugar a una sólida sensación de estabilidad. El chasis ligero tiene una distribución de peso, incluido el del conductor, de 50:50 entre la parte delantera y la trasera. Además, la óptima geometría de la dirección contribuye a la facilidad de conducción y a una estabilidad excelente.

 

 

Estilo dinámico, frescura y deportividad para el día a día

 

La fusión del diseño de los scooters superventas XMAX de Yamaha con el ADN de la prestigiosa NIKEN ha dado como resultado la Tricity 300: uno de los modelos de 3 ruedas más dinámicos de su clase. Su estilizado y recortado frontal enfatiza la ligereza y agilidad. Las grandes ruedas de 14 pulgadas y anchura de 120 generan una sensación de estabilidad y tracción en la parte delantera.

 

Una característica clave de la nueva Tricity 300 es su sistema de asistencia de bloqueo de inclinación, que hace que la moto permanezca en posición vertical cuando se detiene. En cuanto se abre el acelerador, el sistema se desactiva automáticamente para que el conductor pueda iniciar la marcha con suavidad y sin esfuerzo alguno. Este sistema, además de ayudar a mantener la Tricity 300 en posición vertical durante un periodo de tiempo, también hace que subir el vehículo al caballete central sea mucho más sencillo.

 

 

Motor BLUE CORE potente, elástico y económico

 

La nueva Tricity 300 monta el motor BLUE CORE más moderno de Yamaha, uno de los diseños más sofisticados de su categoría con un equilibrio perfecto entre rendimiento, ahorro y versatilidad. El monocilíndrico SOHC de 4 tiempos, 4 válvulas y refrigeración líquida está basado en el innovador diseño del scooter deportivo superventas XMAX 300 y entrega, gracias a sus casi 28 CV, una contundente aceleración junto con una buena eficiencia en consumo y el máximo respeto por el medioambiente.

 

Además de ser el modelo más ligero de su clase, las altas prestaciones de la Tricity 300 incluyen una serie de características premium, como los frenos de disco de gran diámetro con sistema de frenado unificado y ABS, que proporcionan el máximo control en una amplia gama de superficies. El amplio espacio de almacenamiento bajo el asiento permite guardar dos cascos integrales o un casco integral y un maletín de tamaño A4; además, el compartimento está equipado con iluminación LED en su interior. Otras características del equipamiento de serie incluyen la llave Smart Key y el sistema de control de tracción, así como la instrumentación LCD de fácil lectura y el freno de estacionamiento.

 

 

En la nueva Tricity 300, se ha cuidado y mucho su diseño exterior; tanto que, la calidad habitual de la marca japonesa destaca por cualquier rincón de la moto. Como sucede en este tipo de vehículos, la envergadura de su carrocería no pasa desapercibida, así como tampoco su pedal del freno trasero (que no utilizaremos, pero que está por cuestiones de homologación) o su gran y cómodo asiento que puede acoger sin problemas al piloto y un pasajero. Bajo este confortable asiento, dispondremos de un amplio espacio. Frente al conductor, encontramos un completo cuadro de instrumentos con velocímetro, cuenta revoluciones y pantalla central se activa con una rueda central de encendido/bloqueo, ya que disponemos de llave presencial. Junto a dicha rueda encontramos los pulsadores para abrir tanto en asiento como la tapa del depósito de gasolina.

 

En el manillar, con una anchura muy cómoda tanto para moverse por recorridos urbanos como por carretera, encontramos el resto de mandos, entre los que destaca en botón de bloque de la suspensión delantera, una función que nos permitirá bloquear el tren delantero y así seguir con los pies sobre la moto. Una vez utilicemos el acelerador, el tren delantero se desbloqueará automáticamente, una medida de seguridad que se agradece.

 

 

Al arrancar comprobamos que no hay vibración alguna; no parece un monocilíndrico. Ni al ralentí ni cuando abres el acelerador. Ni una sola vibración es transmitida ni al suelo ni al asiento. La Tricity ha sido concebida para la ciudad y vías de circunvalación pero ofrece una buena aceleración, incluso para rodar a buen ritmo por carreteras de curvas, confiando en la seguridad extra de las dos ruedas delanteras. 

 

Su conducción es ágil gracias a la potencia de su motor mono-cilíndrico de 299 cc que, además, dispone de una respuesta sin demoras, pese a los casi 240 kilos que pesa la moto. Una vez en marcha, nos movemos como en una moto convencional, aunque, esos sí, el tren delantero ofrece una confianza absoluta durante la inclinación en curva, una particularidad que te invita a la tentación de buscar un límite, que realmente está muy por encima de lo que vas a necesitar para tu día a día.

 

 

En recorridos urbanos impresiona su ligereza, su facilidad de maniobrar sin problemas entre el denso tránsito. En recorridos por carretera, tanto en autovía como en tramos virados, la nueva Tricity 300 se comporta como una moto convencional, pero con la seguridad de que tanto en seco como en mojado, las dos ruedas delanteras ofrecen un mayor nivel de equilibrio dinámico. En el paso por curva la estabilidad es buena. A pesar de contar con tres ruedas, las sensaciones son muy buenas, y en muchas ocasiones hay que mentalizarse que es posible tumbar un poco más la moto. La facilidad para hacerlo es pasmosa, y en ese aspecto no hay grandes diferencias con una scooter convencional.

 

Las suspensiones cuentan con un tarado bondadoso que, sin embargo, se aguanta bastante bien en los apoyos a alta velocidad y ofrece un comportamiento diferenciado al resto de multirruedas del mercado gracias a su tren delantero más ligero. Por su parte, los frenos cumplen perfectamente y la facilidad para detener la Tricity en cualquier situación es prodigiosa gracias a sus tres ruedas, ganando seguridad respecto a una scooter convencional. Basta con apretar fuerte las dos manetas y confiar en la estabilidad de las tres ruedas; más fácil, imposible.

 

 

Conclusiones

 

Debido a la congestión cada vez mayor de tráfico, los elevados costes de transporte y el costoso estacionamiento, el desplazamiento urbano en coche es cada vez menos atractivo para el día a día. Ir a la ciudad en vehículo privado ya no es una opción realista para la mayoría de las personas y, además de los elevados costes, desplazarse en coche también supone una gran pérdida de nuestro valioso tiempo. Además, con la seguridad y confianza que ofrecen las tres ruedas de la Tricity, las barreras que un día limitaban la entrada al mundo de la movilidad urbana se han eliminado para siempre.

 

La Tricity de Yamaha aumentó en 2020 su cilindrada hasta los 300cc lo que la ha convertido en una de las mejores opciones del mercado para moverte por la ciudad. Frente a los modelos europeos, el fabricante japonés presenta sólidos argumentos en el segmento multirrueda para el carné B; peso más ligero, sistema de suspensión delantera más sencillo que exhibe una capacidad natural y fiable para las curvas, y todo ello envuelto en un diseño fresco, elegante y dinámico. Los 27 CV de la Tricity 300 la convierten en la opción ideal de Yamaha para los que quieran ahorrar tiempo y dinero sin la obligación de sacarse el carnet A2. Es realmente cómoda, ágil y tiene la ventaja añadida de la seguridad que aporta esa tercera rueda.

 

 

Kits de Accesorios Originales para personalizar tu Tricity 300

Cada cliente tiene un estilo de vida único y un conjunto diferente de prioridades y, por eso, Yamaha ha desarrollado tres nuevos kits de accesorios con una gama de productos cuidadosamente seleccionados para cumplir con las necesidades individuales, de cada uno de ellos:

Sports Pack: Dinamismo y diseño más deportivo.- Incluye un parabrisas deportivo, un soporte para matrícula y unos reposapiés de aluminio.

Winter Pack: Para cualquier época del año.- Incluye apron, puños calefactados y protectores para los nudillos, para disfrutar del máximo confort en climas fríos y adversos. 

Urban Pack: Versatilidad y comodidad.- Incluye un parabrisas alto, un trasportín trasero y un topcase de 39 L que hacen de la Tricity 300 un vehículo todavía mejor para el día a día en la ciudad.

 

Unidad de prueba cedida por Yamaha DMotos Tenerife, distribuidor autorizado en Santa Cruz de Tenerife

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos25 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Triumph Tiger 800 XCX T - 8750 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS