|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Yamaha TMAX 560 2020, la easy-sport va un paso “max” allá

24 de Febrero de 2020

Prueba Yamaha TMAX 560 2020, la easy-sport va un paso “max” allá
Yamaha TMAX 560 2020
Highlights técnicos: Cilindrdada 562 cc | Peso 218 kg | Potencia 47,5 CV | Asiento 800 mm | Precio 12.499 €

No vamos a hacer de la TMAX una cuestión teológica aunque para muchos se haya convertido en una especie de religión, como lo son algunas marcas de productos tecnológicos. Productos mundialmente aceptados que cuentan entre sus adeptos, incluso con intransigentes que no encajan muy bien las críticas o las comparaciones con otros productos del mercado. Y es que cada religión tiene su ala dura fanática, y si no se lo creen nada más que tienen que darse una vuelta por algunos de los foros de los “tmaxdictos”.

 

Tener fanáticos de un modelo como la TMAX es un éxito para una marca como Yamaha que cuenta de antemano con una legión de militantes que están dispuestos a renovar su querida moto cada vez que la marca de los diapasones lanza una nueva versión al mercado. No en vano, son centenares de miles los fieles que sienten, más que simpatía o admiración por esta moto, una especie de fanatismo por una moto que para muchos es lo máximo entre los maxiscooters…

Sigan leyendo porque vamos a descubrirles los motivos de la veneración por la TMAX…

 

Precio Yamaha TMAX 560 2020.- 12.499 euros

Precio Yamaha TMAX 560 Tech Max.- 14.399 euros

 

 

La TMAX es la Yamaha más vendida en Europa, con más de 275.000 unidades matriculadas

 

La TMAX 560 2020 supone la séptima entrega de la “deportiva-automática” más famosa de la historia. Una renovada TMAX que tiene en el aumento de cilindrada, en un toque deportivo más acentuado y en un atractivo más subido de tono, sus principales señas identificativas. Siete generaciones y casi dos décadas en la posición de máximo icono del segmento son argumentos más que sólidos para defender nuestra postura de producto aspiracional, venerado por fieles de todo el mundo, pero sobre todo adaptado al gusto europeo.

 

Otro de los cambios de esta séptima generación de TMAX es la simplificación de la gama, que ahora se desdobla en sólo dos modelos; la versión estándar y la Yamaha TMAX Tech Max, una versión que estará muy equipada, con elementos como la pantalla con regulación eléctrica, asiento y puños calefactables, suspensión trasera regulable, guantera con cierre o el control de crucero. Si nos fijamos en el precio de la XMAX 560, son sólo 200 euros más que la 530, una cifra nada desorbitada para una maxiscooter que nunca ha destacado por un coste de adquisición barato.

 

 

Centrándonos en los cambios que trae la nueva 560, debemos comenzar por el nuevo motor que ha buscado, a base de aumentar la cilindrada, superar con la misma cifra de potencia de la anterior versión, al límite de la normativa. La cilindrada pasa a ser ahora de 562cc con nuevos pistones de aluminio forjado y con 2mm más de diámetro hasta los 70 mm. A pesar de este 6% de incremento en su cubicaje, las piezas del motor pesan tan solo un 1% más. Este aumento de cilindrada trae consigo un ligero aumento del rendimiento. Se ha ganado 1,2 kW (1,6 CV) de potencia, aunque ahora es necesario hacer girar el molinillo hasta las 7.500 rpm. El par máximo también ha crecido; 55,7 Nm, casi 3 Nm más al mismo régimen de 5.250 rpm.

 

Yamaha ha sido muy cuidadosa en lo que a emisiones se refiere. Las válvulas de admisión más grandes (27 mm) y el inyector, una nueva unidad de 12 orificios, logran reducir consumo desde 5,3 l/100 km a 4,8 l/100 km, y por lo tanto la tasa de emisiones que pasa de 122 gr/km de CO2 a 112 gr/km, logrando ahorrar con un cambio de tipo impositivo. También es nuevo el sistema de refrigeración, con conductos del agua y radiadores nuevos. Asimismo se modifica el interior del escape 2-1 con sendos catalizadores que emplean platino y rodio en sus componentes para superar sin problemas la exigente normativa Euro5.

 

 

Los 15 litros de capacidad de su depósito ofrecen más de 300 km de autonomía

 

Como en la versión anterior, y gracias al acelerador electrónico YCC-T (Yamaha Chip Controlled Throttle), el usuario tiene a su disposición dos mapas de conducción Mode para modificar la respuesta del propulsor, además de control de tracción TCS, que varía sus parámetros de intervención dependiendo el D-Mode seleccionado. La transmisión final CVT confía ahora en una nueva correa que adapta nuevas prestaciones, ofreciendo una conducción más relajada a alta velocidad.

 

Las novedades en el apartado ciclista son varias, y adaptadas a una TMAX que pesa 10 kilos menos que su predecesora. El chasis, que sigue estando fabricado en fundición de aluminio, es algo más ligero, al igual que el basculante, que además es 40mm más largo. Por lo que respecta a las suspensiones -ajustables en ambos trenes- en la parte frontal monta una horquilla delantera invertida con barras de 41 mm, mientras que detrás encontramos una nueva suspensión tipo “monocross” con bieletas de progresividad. En cuanto a frenos, delante equipa dos discos de 267 mm y detrás un disco de 282 mm, además de ABS de serie.

 

 

En el apartado estético, la nueva TMAX 560 sigue fiel al icónico aspecto de la gama, aunque es evidente el nuevo diseño de carrocería, con detalles de nuevo cuño que le aportan una presencia más agresiva y un carácter más deportivo. La exclusiva cubierta lateral con forma de bumerán se ha optimizado aún más. La elegante carrocería revisada se complementa con una nueva parte trasera que consta de muchos elementos de diseño nuevos inspirados en las superdeportivas de Yamaha. 

 

Los nuevos carenados laterales acentúan su aspecto más vanguardista y transmiten una sensación de ligereza y agilidad, mientras que el nuevo perfil trasero más estilizado proyecta una imagen más deportiva y ágil que refleja las especificaciones más altas y el mayor rendimiento de la TMAX 560. Excepto el carenado y la zona de la quilla, casi todas las fibras se han renovado en esta nueva TMAX 560. Se integran nuevos intermitentes LED, diferentes a simple vista, al igual que la nueva óptica trasera, ahora con forma de "T".

 

 

De nuevo puedo llegar al suelo con los dos pies, algo que no hacía en la TMAX 530

 

Pero no sólo con prestaciones y estética se forja un mito, los aspectos prácticos son fundamentales en una moto que se pavonea como la reina de la ciudad. Por eso, en el desarrollo de esta nueva TMAX 560, los ingenieros han pensado en detalles como el caballete lateral que incorpora un sistema de seguridad que no permite su manipulación sin la llave inteligente próxima. El pasajero cuenta ahora con una parte trasera más delgada, lo que facilita el movimiento de subir y bajar de él, además de llegar más fácilmente a las estriberas.

 

En una posición de conducción realmente cómoda, además de que ahora accedemos más fácilmente que en el modelo anterior, gracias al rediseño de las fibras laterales que permiten que los bajitos lleguemos mejor al suelo desde un asiento que sigue siendo muy ancho y que esconde un cofre con capacidad para un casco integral o dos jet. El cuadro de instrumentos con pantalla TFT, la llave presencial -de proximidad- y la app MyTMAX Connect con la que puedes conocer todos los secretos tu TMAX, completan el conjunto de este maxiscooter premium.

 

 

A sus mandos, la posición es amplia, al menos para los que no llegamos “al metro setenta”. Podemos llevar las piernas estiradas o recogidas, dependiendo del ritmo o el gusto personal, con la salvedad de que el espacio central, ocupado en parte por el motor, es bastante ancho. Como decimos, es más estrecha en la zona de las piernas pero igualmente se siente algo más ligera en marcha, quizá por un motor que permite mayor y mejor modulación, y que puede presumir de ausencia de vibraciones. Ideal para circular como la reina del asfalto en nuestro día a día por la urbe, donde se desenvuelve con soltura.

 

Pero una diosa no puede conformarse con la rutina diaria y necesita emociones lejos de las atestadas calles. En esas condiciones se siente libre y da rienda suelta a sus mejores suspensiones y a un motor más lleno, que agradece que retorzamos sin miramientos el acelerador, entregándonos, a cambio, una aceleración jamás vista en una TMAX de serie. Las recuperaciones también son envidiables, pasando de 80kmh a 120km/h en un abrir y cerrar de ojos, e incluso “max, mucho max alla”.

 

 

Estabilidad y suavidad, virtudes proverbiales de un mito hecho moto

 

Una vez con la llave en nuestro bolsillo nos basta solo con pulsar el botón de encendido para que se ilumine el cuadro de mandos y estemos listo para encender el motor. Por poca sensibilidad que tengas, lo cierto es que los cambios de la TMAX 560 se dejan sentir. Desde un mayor empuje en todo el margen de revoluciones disponibles, hasta un sonido más bronco que denota el aumento de testosterona de su motor. Y es que el aumento de la cilindrada ha permitido ganar respuesta a pesar de la mayor restricción de las emisiones. En la zona de medios, es donde es más evidente la mejora, y aunque los desarrollos son algo más largos, el nuevo tarado del embrague permite optimizar el par motor disponible y llegar con facilidad a cifras que rebasarían por mucho el límite legal de velocidad, llegando la aguja del cuentarevoluciones casi hasta las 7.500 rpm.

 

Una de las virtudes que más elogian los feligreses de la “secta” de la TMAX es la de disfrutar de un funcionamiento igual de placentero cuando vas a paso de tortuga como cuando vas a saco, disfrutando de las bondades dinámicas de esta venerada easy-sport. Nunca encuentras brusquedades ni tirones ni nada parecido. El motor siempre gira redondo, como si de un propulsor eléctrico se tratara. En cuanto a prestaciones, nunca han sido necesarias más para el 90% de los usuarios que la reverencian.

 

 

Las suspensiones destacan por su eficacia y permiten moverte entre curvas de manera intuitiva. No encontrarás en el mercado una “supersport” con la que sea más sencillo ir a ritmo alegre por carreteras de curvas. Los nuevos componentes permiten regulaciones, tanto delante como detrás, donde la progresividad de las nuevas bieletas se aprecia desde el principio. Delante, el tarado de nuestra unidad de pruebas no acabó de gustarnos ya que provocaba ciertos rebotes cuando atacabas tramos no del todo dignos de su condición de “asfaltados”. Algo que el equipo técnico de Flick Moto seguro que corrige con un par de clicks que nosotros no quisimos tocar.

 

Los frenos; bien, gracias. Capacidad y precisión en cualquier frenada que tengas que hacer, y un ABS que, incluso sobre asfalto mojado, no es demasiado intrusivo. Yamaha te ofrece la posibilidad de elegir entre dos D-Mode pero sinceramente, la diferencia es mínimamente apreciable, al menos en los kilómetros que recorremos en una prueba, con paradas contantes y cambios de piloto. Lo que sí notas, gracias a Dios, es la intervención del control de tracción cuando abres gas en una cuneta repleta de áridos que el viento se encarga de acumular en el lugar más inapropiado.

 

 

Los acólitos de la TMAX no encontrarán grandes cambios con respecto a su predecesora, pero sí que apreciarán matices que hacen de esta 560 la mejor TMAX de la historia, al menos hasta la fecha. Todas las modificaciones llevadas a cabo por los ingenieros de Iwata, se muestran acertadas, y eso es mucho decir en un modelo que se estrena en el mercado. Su motor está más lleno a cualquier régimen, es más fácil dosificar la potencia y sus cualidades dinámicas han mejorado notablemente en calidad y capacidad de adaptación a nuestras peculiaridades de peso, tamaño o forma de conducir.

 

Estéticamente, las renovaciones no siempre son acertadas, pero en el caso de nuestra protagonista, los cambios han sido acertados, tanto a nivel estético como en el práctico. Nos ha encantado como han rematado la nueva zaga, con ese nuevo piloto led con forma de “T”. Incluso para los ortodoxos de la conservación del medio ambiente, la reducción del consumo y la disminución en las emisiones de gases contaminantes es un detalle que le llenará de alegría.

 

Unidad de prueba cedida por Yamaha Flick Moto, distribuidor autorizado en Las Palmas

 

Casco utilizado en la prueba: Shark Race R Pro

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos30 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Suzuki V-Strom 650 ABS - 4400 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS