|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Triumph Explorer 1200 XCA, a la conquista del mundo

26 de Mayo de 2016

Prueba Triumph Explorer 1200 XCA, a la conquista del mundo

Nos encontramos ante el modelo top de la gama Tiger Explorer 1200 que lleva a su máximo exponente las virtudes que ya conocíamos de esta maxitrail, incorporando una serie de innovaciones tecnológicas que proporcionan un plus en la conducción.

 

La nueva Tiger Explorer XCA es una moto apta para cualquier terreno incluyendo incursiones fuera del asfalto ya que dispone de llantas de radios de 19" con neumáticos tubeless aunque su orientación claramente asfáltica está dirigida a aquellos usuarios amantes de largos recorridos priorizando el confort. 

 

La Tiger Explorer XCA está impulsada por un motor tricilíndrico de 1.215 c.c. que rinde 139 CV de potencia máxima e incorpora acelerador electrónico. La transmisión está encomendada a un sistema cárdan que ahorrará gastos y labores de mantenimiento. Dispone de sistema de frenado ABS que adapta la frenada en función de la inclinación al igual que el control de tracción, ambos configurables electrónicamente.

 

 

Subidos a la moto, la posición de conducción es muy natural y cómoda. La altura del asiento es regulable y existe la opción de disponer de un "sofá", porque así es como te hace sentir, más bajo que es el que se montó en nuestra unidad de prueba.

 

Nos ponemos en marcha y la sensación es la de encontrarnos ante una moto con la que podríamos hacer muchos kilómetros sin apenas darnos cuenta. Tu mente dibujará siempre el camino más largo, porque aunque todos conducen a Roma, por el más corto disfrutarás menos, seguro. 

 

La XCA dispone de cinco modos de conducción: Rain, Road, Sport, Off-Road y Rider (configurable completamente a gusto del piloto) que se pueden cambiar desde la piña izquierda incluso circulando, para adaptarse a las particularidades del terreno o al estado de ánimo de su afortunado piloto. 

 

 

Pero la gran característica que la diferencia de sus hermanas son la gran cantidad de aspectos tecnológicos que incorpora, empezando por las suspensiones electrónicas semiactivas (TSAS) firmadas por White Power (WP) -fabricadas especialmente para este modelo- y que tienen un comportamiento excepcional.

 

Desde la piña izquierda puedes configurar la dureza de la suspensión y, no sólo ésto, sino que la propia electrónica detecta cuando se produce una variación de terreno, de forma que adapta las suspensiones (endureciendo o ablandando las mismas) en función de las nuevas características del tramo en que nos encontremos, o del peso del piloto, pasajero y carga. Una vez desaparecen las condiciones que han provocado el cambio las suspensiones vuelven a la configuración original.

 

Pudimos comprobar este comportamiento al entrar en una zona de tierra donde la XCA cambió las suspensiones al modo Off-Road y una vez abandonamos el camino de tierra volvió a situarlas en la configuración que habíamos establecido previamente. Es cambio de lo nego a lo marrón, y viceversa se produce de forma rápida, sutil y exquisita. Pocas motos igualan en esta aspecto a la maxitrail británica.

 

Otra característica que incoropora la Triumph Tiger XCA es el sistema de asistencia de arranque en pendiente, el cual, presionando fuertemente la maneta derecha del freno activa una especie de "freno de mano" que evita que la moto se mueva. Al acelerar se desactiva y continúa la marcha de forma normal. Es un sistema de gran ayuda en paradas en carreteras con mucha inclinación sobre todo teniendo en cuenta el peso y dimensiones de la moto. Una genialidad que después de muchos años facilitando la conducción de vehículos de cuatro ruedas, comienza a introducirse también en el de las dos ruedas.

 

También dispone de parabrisas regulable eléctricamente en altura e inclinación, puños y asientos calefactables, tanto para el piloto como para el acompañante, control de crucero, luces antiniebla y herrajes en aluminio preparado para las maletas. "Sí, pero para disfrutar en moto no necesito tantas chorradas", dices, hasta que te ves seducido y atrapado por las excelencias de una moto que ofrece, por un precio relativamente ajustado, un nuevo mundo de opciones de seguridad y adaptabilidad. Un mundo del que ya no querrás salir jamás.

 

 

En zona de autopista, subiendo el parabrisas eléctrico, la sensación de confort es inmejorable, la protección contra el viento es muy elevadala y la moto se siente muy estable. El horizonte está lejos, pero llegar hasta él será un placer... ¡Qué no nos lo acorten, por Dios!

 

Nos dirigimos hacia una zona de curvas con buen asfalto para probar el comportamiento dinámico. Adaptamos las suspensiones a una configuración deportiva y elegimos el modo de conducción Sport. La respuesta del motor no es brusca y responde adecuadamente ante las insinuaciones del acelerador pudiendo disfrutar del execlente empuje en la zona media del cuentarrevoluciones. El buen comportamiento del motor, junto con el extraordinario aplome de las supensiones y el gran tacto del conjunto de frenos Brembo, con pinzas radiales, permiten rodar a ritmo alegre con seguridad, enlazando curvas sin tener la sensación de ir forzando la trazada. Las ayudas a la conducción permiten aumentar ese imaginario margen de seguridad que todo motorista que se precie, lleva en su mente.

 

A pesar de su contundente apariencia, la moto se siente ágil y se mueve con facilidad de un lado a otro. Con la modificación de algunos aspectos de las geometrías, Triumph ha conseguido un excelente equlibrio de motor y chasis, que han dado como resultado una moto con un comportamiento excepcional y muy estable en cualquier situación. Una moto que sabrán apreciar los gourmets de las dos ruedas.

 

 

La orografía de Canarias es ideal para motos de corte Trail y Maxitrail. Manillar alto, posición cómoda, suspensiones que se lo tragan todo y un motor poderoso, esas son las virtudes que atesora una moto con la que puedes disfrutar recorriendo los impresionantes tramos que las islas ponen a nuestra disposición.

 

No es necesario que te conquiste a primera vista, que sin duda lo hará, pero es una moto que se ofrece como alternativa sólida a los modelos más exitosos del segmento. Sus posibilidades de personalización y ayudas electrónicas, su estabilidad, su confort y sobre todo su excelente ralación prestaciones/calidad/precio la convierten en una firme candidata para ser tu moto ideal. Y si además, tienes intención de hacer viajes de largo recorrido, aún gana más puntos a su favor.

 

Moto cedida para la prueba por Gubra, concesionario oficial Triumph para Canarias.

 

El precio de la Triumph Tiger Explorer XCA es de 20.300 € (gastos de matriculación incluidos excepto IVTM).

 

También dispones de otras versiones de la Triumph Tiger Explorer desde 16.000 €.

 

Puedes probar la Triumph Tiger XCA sin compromiso, solicitando tu prueba de conducción en Gubra.

 

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN KTM Super Duke R 1290 - 12500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS