|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Super Soco TC MAX, enchúfate a la diversión

14 de Agosto de 2020

Prueba Super Soco TC MAX, enchúfate a la diversión
Super Soco TC MAX
Highlights: Cilindrada 75V cc | Peso 101 kg | Potencia 3,9KW CV | Asiento 770 mm | Carnet B | Precio 4.745 €

Probamos la Super Soco TC MAX para descubrir que el hecho de moverte en moto eléctrica, de manera limpia y sostenible, no significa estrictamente conducir motos con hueco debajo del asiento para alojas las baterías. La Super Soco TC MAX, equivalente a una 125cc de combustión, combina las bondades dinámicas y toques distintivos de una naked “con cierto aire retro” con una “electromecánica” que empuja de verdad y que no tiene nada que envidiar a sus humeantes rivales.

 

Ya sea por curiosidad, por las restricciones a la movilidad, por conciencia ecológica o por las ayudas como el Plan MOVES II –hasta 750 euros de descuento por la compra de una moto eléctrica-, cada día hay más ciudadanos que se interesan por este tipo de motos que, poco a poco, se van haciendo con un hueco en el mercado de Canarias.

 

Precio Super Soco TC MAX.- 4.745 euros (Precio en Canarias, con exención de IGIC. No incluye Plan MOVESII)

 

 

Una rival seria y real para las 125 convencionales del mercado.

La Super Soco TC MAX es una naked con motor eléctrico equivalente a una 125, por lo que se puede conducir con el carnet A1 de moto y B de coche. Lo más llamativo es su diseño clásico, con asiento de cuero con costuras marcadas, elegantes y vistosas llantas de radios y el faro delantero redondo, con tecnología LED que incluye además la iluminación diurna DRL, se convierten en sus elementos más destacados.

 

A pesar de ese aire retro tan característico la TC MAX de Mas Que Motos Tenerife, distribuidor autorizado de la firma asiática en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, se trata de una moto tecnológicamente muy avanzada. Es compacta y ligera, muy ligera –poco más de 100kg- que puede presumir de exquisitos acabados y calidad de componentes. Un chasis en tubo de acero, con la estructura clásica de cualquier 125 encierra dentro, muy cerca del eje del basculante, un motor eléctrico de 3.000W capaz de entregar 3.9kW (unos 5,3 CV), aunque su dato más representativo es la cifra de par que ofrece: 180 Nm. Esto permite alcanzar una velocidad máxima que ronda los 100 km/h y unas aceleraciones fulgurantes que nada tienen que envidiar a las de cualquier 125 de 15CV. La transmisión secundaria es mediante una correa dentada.

 

 

Una moto eléctrica fuera de lo convencional; económica polivalente y divertida.

En el apartado ciclo destaca la aparente horquilla invertida. Detrás monta un monoamortiguador central sin bieletas, sobre un basculante de aluminio de sección ovalada muy largo, lo que le da excelente capacidad de tracción. Las llantas de  radios de de aire retro y 17 pulgadas acogen neumáticos estrechos de 90/80-17, delante, combinado con un 110/70-17, detrás. La moto pesa en orden de marcha 101 kilos, de los cuales, 22 corresponden a la batería.

 

Y hablando de la batería, va insertada dentro del chasis, bajo la tapa del falso depósito. Cuando esa tapa que se abre, con llave, desde el lateral, encontramos el desconectador general y una bandeja donde se aloja el cargador, y debajo de la bandeja, la batería extraíble que se extrae fácilmente para llevártela donde quieras si prefieres cargarla fuera de la moto. Las especificaciones de la batería son 75V y 45Ah. La carga se completa en 8 horas con el cargador estándar y en 4 con otro opcional. Con la carga total tendrás unos 110 km de autonomía, eso sí; en llano y a una media de 45 km/h.

 

 

Su motor ofrece una potencia adaptada a los límites permitidos para el carné A1 y B.

La TC MAX no tiene palanca de cambio ni de freno trasero, sólo las manetas del manillar para accionar los frenos, con un disco por rueda, apoyados por un sistema combinado. Sin embrague ni cambios, se conduce como una moto automática o un scooter. Aunque al principio echarás de menos el pedal de freno trasero, que no tiene, al ir este mando en la maneta izquierda, te acostumbras rápido.

 

Dispones de un mando a distancia que hace las veces de llave de proximidad y alarma/desbloqueo de la moto. La llave sólo la utilizarás para abrir la tapa de la batería o el asiento. La posición de conducción es cómoda, con un asiento bajito y en perfecta triangulación con estriberas y manillar. Ante nosotros encontramos un cuadro de instrumentos con en forma de esfera que incluye el velocímetro, algunos testigos sobre el fondo y a una pequeña pantalla digital a la derecha, dentro de la esfera, con el porcentaje de batería, temperatura de la misma y la autonomía disponible en cada momento.

 

 

La agilidad y la facilidad de conducción sorprendes desde el primer instante.

Si intentas moverla en parado, la Super Soco activa su “modo alarma” con pitidos y vibraciones. Desde el mando a distancia, la activas y sólo necesitas pulsar el botón "Start", situado entre la tija del manillar y el falso depósito, ponerse en marcha. Un detalle muy práctico es un botón en el manillar derecho, que desconecta el acelerador, ante despistes provocados por la ausencia total de sonido que indique su modo “ready”. La TC MAX incluye GPS y una tarjeta SIM que, por un periodo de un año- te permite monitorizarla a través de una APP en el móvil.

 

La TC MAX de Super Soco ofrece tres modalidades de funcionamiento que liberan en mayor o menor medida la descarga eléctrica que llega desde la batería al motor, situado dentro del chasis y con una transmisión final por correa dentada que filtra las típicas reacciones bruscas de los motores eléctricos. El “Modo 1” es el más suave con la potencia que llega al motor; y lo hace limitando la velocidad a unos 60 km/h, lo habitual en ciudad. En el “Modo2” puedes llegar hasta los 80 km/h, con una autonomía razonable. El “Modo 3” o Full Power libera todo el empuje de la batería lo que permite rondar los 100 km/h.

 

 

Sorprende por ofrecer un rendimiento comparable con los motores de gasolina.

La dinámica de la TC MAX es tal y como se espera de una moto ligera que monta llantas de 17 pulgadas y una parte ciclo en la que prioriza la agilidad y facilidad de conducción, eso sí, con ausencia total de ruido de su motor. Sólo sentirás el roce del viento. La “controladora” que dosifica la cantidad de electrones de cada giro del gas, es realmente certera, lo que nos permite disfrutar de un tacto natural para una moto, sin esa sensación de que la moto se cae hacia el interior de la curva si cortas gas en pleno viraje. Los 180 Nm de par moto, desde la primera revolución, proporcionan una aceleración fulgurante en los primeros metros y solo cuando quieres estirar más y más, hechas en falta los 15CV de las mejores cientoveinticinco del mercado.

 

Sin restar ni una pizca de aplomo en la trazada, la agilidad es sorprendente, como si de una bicicleta se tratara. Gira mucho, es fácil de maniobrar y puedes improvisar la trazada de manera automática. Los neumáticos firmados por Cordial, aunque dan la sensación de ser tener un compuesto duro, agarran más de lo que parece y se aguantan bien en esas curvas en las que sacas todo el potencial del que son capaces los 75 Voltios de su batería.

 

 

Una moto que permite salir de la rutina con gran personalidad.

Las suspensiones cumplen con su cometido sin tacha alguna que criticar y los frenos hacen lo propio, gracias a un sistema combinado que ofrece un tacto adecuado a cualquier circunstancia. La calidad se manifiesta en detalles como los latiguillos de trenzado metálico. Aunque a los que venimos de las explosivas motos de combustión nos gusta darle al gas sin limitación alguna, el “Modo 2”, el intermedio, es adecuado para prácticamente cualquier uso, manteniendo la autonomía dentro de un rango normal de utilización diaria… Siendo realistas, pocos hacemos, y más en Canarias, más de 80 kilómetros al día.

 

Los ingenieros de Super Soco, una marca auspiciada tecnológicamente por el gigante Xiaomi, ha sabido sacar buen partido a la base que ya tenían, dotando a esta MAX de las “máximas” prestaciones que se permiten en la categoría con una moto tan versátil como agradable para el día a día, sin necesidad de cumplir con el estándar de moto eléctrica sosa y plastificada.

 

 

Limpia, respetuosa… y tremendamente divertida.

La preocupación de los usuarios por encontrar opciones seguras y que ofrezcan soluciones a los desplazamientos diarios ha supuesto un incremento en el número de matriculaciones de motos en los últimos meses, con las eléctricas rompiendo todo tipo de barreras. Y es que las motos eléctricas ayudan al descenso de los niveles de contaminación en las ciudades colaborando en la reducción de la huella de carbono.

 

Pero también son más económicas de mantener, gracias a unos motores más eficientes y a la reducción de mecanismos que encarecen su mantenimiento. El precio para recorrer 100 kilómetros está por debajo 1 euro y adicionalmente sólo gastarás en pastillas de freno y neumáticos. Una opción realmente económica y accesible que entra, ahora sí, en competencia directa de sus rivales de motor de explosión. ¡Se terminaron las excusas!

 

 

Unidad de prueba cedida por Mas Que Motos Tenerife, distribuidor autorizado Super Soco

 

Y recuerda que la compra de una moto eléctrica aportará una mayor comodidad, seguridad, rentabilidad y eficiencia en todos y cada uno de los desplazamientos. Algo que se complementará con el bienestar de pensar que estamos aportando nuestro grano de arena en la lucha para reducir el impacto negativo en el medio ambiente, algo tan necesario en los tiempos que corren.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos16 fotos

 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS