|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Royal Enfield Shotgun 650, verso libre

19 de Abril de 2024

Prueba Royal Enfield Shotgun 650, verso libre
Royal Enfield Shotgun 650 2024
Highlights: Cilindrada 648 cc | Peso 240 kg | Potencia 47 CV | Asiento 795 mm | Carnet A2 | Precio 7.387 €

La Royal Enfield Shotgun 650 se presenta como una moto custom única y versátil, con un diseño neo-retro, un potente motor 650 Twin, una posición de conducción cómoda y un precio competitivo. La Shotgun comparte plataforma con la Super Meteor 650, se trata de un modelo completamente diferente. Desde un depósito de gasolina más ligero a una parte ciclo más agresiva, que monta llantas de 18” delante y 17” detrás, controladas por unas suspensiones más firmes.

 

La Shotgun 650 combina su original diseño con elementos modernos para ofrecer una estética única y distintiva. El faro LED integrado, la carrocería minimalista y el asiento monoplaza flotante son algunos de sus elementos más característicos. Además, llega al mercado con un precio competitivo, a partir de 7.387 euros que la convierte en una opción atractiva para los motoristas que buscan una moto custom con buenas prestaciones a un precio asequible.

 

Tienes una Royal Enfield Shotgun 650 desde 7.387 euros

 

 

Con inequívoco ADN Royal Enfield

 

En palabras de Siddhartha Lal, director general de Eicher Motors Ltd.: «La Shotgun 650 es una interpretación retrofuturista de cómo luciría una moto customizada de fábrica a la que se le imbuyera el ADN de Royal Enfield. La Shotgun 650 es una máquina metamórfica e inclasificable tanto por la forma como por su espíritu, que ofrece sensaciones totalmente nuevas y diferentes. Conducirla es una experiencia muy divertida tanto para pilotos “A2” noveles como para el cada vez más numeroso grupo de entusiastas de la autoexpresión».

 

 

Veso libre

 

La Shotgun 650 es un verso libre dentro de la familia de Royal Enfield. Una motocicleta verdaderamente singular, nacida de una explosión de pura creatividad mezclada con la anárquica cultura custom y el linaje pura sangre de Royal Enfield, es el lienzo en blanco ideal para dar rienda suelta a la personalización. La estética de la Royal Enfield Shotgun 650 fusiona la nostalgia del pasado con la visión del futuro. 

 

 

Deliciosa y placentera

 

Sus detalles innovadores y su diseño ergonómicamente optimizado garantizan una conducción confortable y placentera en todo momento. Con estriberas a media altura, un asiento situado a tan solo 795 mm de altura y un manillar que invita a disfrutar del viaje con total comodidad, esta moto se adapta perfectamente a las necesidades del conductor moderno.

 

 

Asiento para todas las tallas

 

Con un diseño modular revolucionario, la Shotgun 650 es capaz de transformarse de una monoplaza clásica a un biplaza o una tourer de fin de semana en cuestión de minutos gracias a piezas de aluminio meticulosamente fabricadas que integran a la perfección la estética clásica con gráficos modernos. Sus estrechas proporciones y su baja silueta permiten una firme conducción con una óptima ergonomía.

 

 

Componentes de calidad

 

El depósito, que se asemeja mucho al de la Concept SG650, representa una nueva inspiración respetando las formas históricas de Royal Enfield, al igual que las exclusivas llantas de diez radios con ABS integrado. La suspensión delantera cuenta con horquilla invertida y una tija superior de aluminio integrada con manillares extra anchos de baja altura. En la parte trasera, los dos amortiguadores están montados en el icónico basculante, con un mono-asiento flotante de cuero negro cosido a mano que muestra la artesanía contemporánea con un guiño al pasado.

 

 

Con carácter

 

La Shotgun 650 está construida sobre la robusta plataforma de 650cc, reconocida por su impresionante rendimiento y adaptabilidad. El motor, un 650-Twin oscurecido con nuevas tapas del motor en negro brillante, se combina con un sistema de escape customizado que presagia la estética del futuro y al mismo tiempo recuerda la experiencia auditiva que ha sido durante mucho tiempo el sello distintivo de Royal Enfield. El motor bilicíndrico paralelo de 648 cc que propulsa esta moto es una plataforma de mucho carácter, capaz de adaptarse a cualquier circunstancia de conducción gracias a una sólida respuesta en la gama media de revoluciones y un par motor sobrado en todo el rango de revoluciones.

 

 

Divertida y solvente

 

Su chasis de acero ha sido optimizado para garantizar una ergonomía cómoda y un asiento accesible situado a tan solo 795 mm de altura y un manillar colocado en una posición intuitiva que acentúa el control sobre el tren delantero. La suspensiones combinan una horquilla Big Piston independiente de 43 mm de diámetro de Showa en la rueda delantera y doble amortiguador invertido con ajuste de precarga. Por su parte, los neumáticos tubeless de gran anchura, 18” delante y 17” detrás, junto con los discos de freno de 320 y 300 mm respectivamente, garantizan un agarre uniforme y el máximo control en todas las velocidades.

 

 

Cómo va la Shotgun 650

 

La primera impresión al subirse a la Royal Enfield Shotgun 650 es reveladora. Su aspecto compacto y musculoso, en comparación con su hermana Super Meteor, sugiere una personalidad más dinámica y audaz. Con una altura de asiento ligeramente elevada a 79.5 cm, sorprende gratamente al ofrecer un arco de pierna mínimo, lo que facilita que incluso los conductores de menor estatura se sientan cómodos y seguros al llegar al suelo con ambos pies.

 

 

Una custom con alma deportiva

 

A diferencia de las típicas motos custom, la posición en la Shotgun 650 no se caracteriza por un asiento bajo, ya que su altura se sitúa en 795 mm. Este diseño deliberado de Royal Enfield busca ofrecer una altura de asiento ligeramente mayor de lo habitual en una custom, junto con estriberas estratégicamente ubicadas casi en línea vertical con el tronco. Esto fomenta que el conductor incline el cuerpo hacia el manillar, adoptando una postura de conducción más similar a la de una moto naked.

 

 

Todo fluye de manera suave

 

Al ponerse en marcha, la ciudad se transforma en un escenario perfecto para apreciar las cualidades de la Shotgun 650. Su motor responde con suavidad y contundencia, lo que la convierte en una compañera ideal para sortear el tráfico urbano. La posición de conducción es más dinámica que en Super Meteor 650 y la mayor firmeza de las suspensiones ofrece una rodada más precisa. El progresivo empuje del motor y el escalonamiento del cambio es excepcional, ofreciendo una experiencia de conducción suave y sin esfuerzo en el día a día.

 

 

Para disfrutar a cualquier ritmo

 

La Royal Enfield Shotgun 650 presenta un motor que, si bien no es típicamente deportivo, ofrece una experiencia única y satisfactoria. Con 47 CV y un par motor que se entrega prácticamente completo a tan solo 2.000 revoluciones por minuto, no se trata de una máquina diseñada para alcanzar altas revoluciones con gran entusiasmo, como lo haría una motocicleta deportiva de 650 cc. Sin embargo, en comparación con su predecesora, la Super Meteor, la Shotgun exhibe un motor más vivaz, con una curva de potencia distribuida de manera que se vuelva más efectivo en las revoluciones más altas.

 

 

Tranquila pero con carácter 

 

En carretera abierta, el verdadero carácter de la Shotgun 650 se revela. Aunque su motor no sea especialmente ágil en los regímenes más altos ni ofrezca una respuesta inmediata en adelantamientos en marchas largas, su zona media es más que suficiente para disfrutar de una conducción emocionante. Durante nuestra prueba, el consumo se mantuvo en un promedio de 6 litros por cada 100 km, lo que permite recorrer más de 200 km sin necesidad de repostar.

 

 

Tomándole el pulso

 

Este motor bicilíndrico, con un calado de cigüeñal a 270 grados, es muy agradable. A bajas revoluciones "los pulsos" añaden un toque de encanto, especialmente en la conducción urbana y en los trayectos relajados por carretera. Desde el mismo momento en que arrancas, el par motor está presente, lo que se traduce en un rendimiento excepcional en situaciones cotidianas donde no se requiere una aceleración agresiva.

 

 

El milagro de aligerar los kilos

 

El manillar de la Shotgun 650 distribuye el peso hacia el tren delantero, proporcionando una sensación de confianza y mejorando la estabilidad en curvas cerradas. Gracias a sus llantas de mayor diámetro y un ágil chasis, la moto responde de forma precisa a los cambios de dirección, ofreciendo una experiencia de conducción realmente divertida. Aunque sus 240 kg no la convierten en una moto liviana, su bajo centro de gravedad facilita todos los movimientos, brindando una sensación de control total en cada giro.

 

 

Conducción fluida

 

La horquilla Showa SF-BPF se destaca por su excelente comportamiento, absorbiendo baches con rapidez y sin ofrecer reacciones extrañas. El doble amortiguador trasero, aunque más simple, ofrece un buen equilibrio entre eficiencia y comodidad. Si bien al principio se percibe un ligero flaneo en la salida de curvas, esto se corrige al suavizar los movimientos del manillar. La Shotgun 650 no busca cambios de dirección bruscos, sino una conducción fluida donde demuestra su estabilidad y obediencia.

 

 

Efectividad dinámica

 

Para detener la Shotgun 650 de forma rápida y segura, es recomendable aprovechar la potencia del freno trasero de 300 mm antes de complementarlo con el freno delantero de 320 mm. Y es que los frenos, firmados por ByBre, se quedan algo cortos, aunque para una moto de este estilo son más que suficientes. Las gomas CEAT proporcionan un excelente agarre en todo momento, sin mostrar signos de fatiga incluso en condiciones exigentes.

 

 

Modular y personalizable

 

La Royal Enfield Shotgun 650 es mucho más que lo que sugiere su ficha técnica. Su rendimiento excepcional, su facilidad de conducción y sus posibilidades de personalización la convierten en una opción atractiva para aquellos que buscan una moto con carácter y estilo. Con un precio competitivo, esta moto ofrece una experiencia única que desafía todas las expectativas. Sin duda, un acierto por parte de la legendaria marca india.

 

 

Impecable guiño al pasado

 

La Royal Enfield Shotgun 650 es una moto que enamora a primera vista por su estilo clásico y elegante. A un precio muy competitivo de poco más de 7.000 euros, ofrece una calidad de acabados excepcional y una estética impecable, combinando elementos analógicos y digitales en su tablero de instrumentos sin perder de vista su esencia retro. Además, sus posibilidades de personalización la convierten en una opción atractiva para aquellos que buscan una moto con carácter y estilo.

 

 

Facilidad de uso

 

Más allá de su apariencia, la Shotgun 650 destaca por su funcionalidad y facilidad de uso. Una moto que te atrapará por su estilo, rendimiento y precio. Es una opción ideal para aquellos que buscan una moto clásica, funcional y divertida de conducir. ¿Te animas a probarla?

 

Casco utilizado en la prueba: MT Jarama (Ver más detalles)

 

Unidad de prueba cedida por Pole Position, concesionario oficial Royal Enfield en Las Palmas

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW F 800 R HP Sport - 5990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS