|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba RAY 7.7, perfecta para enchufarse a la movilidad eléctrica

19 de Enero de 2022

Prueba RAY 7.7, perfecta para enchufarse a la movilidad eléctrica
RAY 7.7
Highlights: Cilindrada cc | Peso 165 kg | Potencia 14 CV | Asiento 785 mm | Carnet B | Precio 7.900 €

Desde Barcelona, de la mano de FEMOTOR y FEDEAUTO, nos llega a Canarias un nuevo e interesante modelo de moto eléctrica. Se trata del RAY 7.7, un scooter eléctrico fabricado por la empresa RAY Electric Motors que equivale, por prestaciones, a un modelo de entre 125 y 300 cc, y que destaca por su potencia, autonomía y un precio de salida muy competitivo.

 

Las empresas del Grupo FEDEAUTO continúan con su apuesta por la movilidad eléctrica y para ampliar su catálogo de marcas “limpias” se han aliado con Ray Electric Motors, una empresa con sede en Barcelona y que tiene como objetivo ofrecer una solución sostenible a las necesidades de movilidad urbana del mundo. La empresa que tiene como pilar la inversión constante en I+D, cuenta con una red de proveedores de proximidad que posibilitan cumplir los mayores estándares de calidad y permiten ofrecer un servicio posventa excelente, además de impulsar la economía nacional, con un 82 % de los proveedores en España.

 

Precio RAY 7.7.- 7.900 euros (Compatible con la ayuda del Plan Moves)

 

 

El RAY 7.7 es compatible con las ayudas del Plan Moves III

 

A modo de presentación, podemos contaros que el RAY 7.7 equivale a un modelo de 125cc, pero con picos de potencia de 23 CV, y ofrece unos 150 kilómetros de autonomía, lo que no está nada mal para un modelo que nace con el objetivo de cubrir una necesidad de movilidad diaria con un vehículo extraordinariamente ágil para circular en entornos urbanos, con velocidad y autonomía suficiente como para recorrer distancias interurbanas por vías rápidas sin sentirse inseguro por falta de prestaciones.

 

 

Un nuestra prueba combinada hemos logrado recorrer hasta 130 km

 

El peculiar nombre de este vehículo tiene relación con la batería, un pack de litio formado por celdas NCR que cuentan con una capacidad total de 8.78 kWh y útiles de 7.7 kWh, de ahí el nombre de este simpático scooter. Un pack que proporciona al RAY 7.7 una autonomía, según el fabricante, de hasta 110 kilómetros a una velocidad constante de 110 km/h, cifra que llegará a los 130 km si vamos a 80 km/h, y hasta los 160 kilómetros si circulamos a una velocidad de 50 km/h.

 

 

RAY Electric Motors introduce avances inéditos en el mundo de la moto

 

RAY se ha marcado como objetivo ofrecer la mejor moto eléctrica de su segmento, sin perder de vista que tiene que ser un scooter polivalente pensado para moverse con agilidad por la ciudad y desplazarse fuera de ella con seguridad y confianza. Para ello ha desarrollado una plataforma solvente y segura que ofrece confianza al manillar desde el primer minuto. La capacidad de la batería es más elevada que en los modelos rivales para ofrecer más “chispa” en cada golpe de gas, y sorprende con innovaciones en el mundo de la moto como el RAY Powerblock, el navegador integrado, el control remoto a través de una app propia, la marcha atrás, el caballete eléctrico y un asiento regulable en altura.

 

 

El RAY 7.7 cuenta con un excelente sistema de gestión que monitoriza la batería

 

La original configuración en forma de “U” del conjunto formado por la batería de alto voltaje (89V y 87Ah), el BMS, el inversor y el DC-DC de la moto, diseñado y desarrollado por Ray Electric Motors, aprovecha el hueco tradicionalmente ocupado por el cárter del variador y el escape en modelos de combustión, para dar cabida al máximo posible de baterías, que son la clave para lograr unas altas cifras de prestaciones. Además, la interactuación de las celdas mediante tecnología “wire bonding”, permite gestionar mayores potencias, lo que se traduce en mayores prestaciones y mayor seguridad.

 

 

La batería del RAY 7.7 se puede cargar por completo en 2 horas y media

 

La combinación de un motor con picos de potencia de 23CV con la alta capacidad de la batería, permiten aceleraciones fulgurantes de 0 a 50 km/ en menos de 3 segundos. Para cargarla hay dos métodos (1,8 kW y 3,3 kW), a elegir antes de la compra de la moto y siempre con conector Schuko para tomas domésticas. En el primer caso (1,8 kW), la batería se cargaría por completo en 4 horas y 20 minutos, y en 2 horas y 35 minutos si hemos comprado la versión de RAY 7.7 con el cargador más rápido (3,3 kW).

 

 

Para optimizar la autonomía, el RAY 7.7 ofrece tres modos de conducción

 

El RAY 7.7 nos permite elegir entre tres modos de conducción: El modo “City” pensado para ciudad, con una aceleración moderada y una frenada altamente regenerativa. El modo “Sport” que entrega toda la potencia con los picos equivalentes a una 300cc para una conducción más deportiva (acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos). Y el modo “Flow” que prescinde de la frenada regenerativa para que la moto “fluya como un barco a vela”, así que es el modo indicado para autovías y autopistas.

 

 

La ingeniosa patente del asiento del RAY 7.7 permite la regulación en tres alturas

 

El Ray 7.7 es lo suficientemente amplio, con plataforma plana, para que usuarios de “casi” todas las tallas se sientan cómodos a sus mandos. La distancia entre ejes, de 1.452 mm, garantiza la estabilidad, aún circulando a ritmo alegre por las calles de cualquier ciudad. La agilidad está garantizada por un peso de “solo” 165 kilos y un ángulo de giro de 48 grados que acentúa su dinamismo. Como sucede en todos los vehículos eléctricos, el centro de gravedad se acumula en la parte baja, donde se ubican las baterías, por lo que la conducción se siente más liviana.

 

 

Está homologado en la categoría L3e (125 cc) pero ofrece prestaciones y sensaciones de un 300cc

 

RAY Electric Motors se ha decantado por un motor central que aporta ventajas a la moto respecto al motor en rueda: Mejores prestaciones, más estabilidad y mayor agilidad de conducción, al no tener la masa suspendida en la rueda trasera. El motor, un elemento de altísima calidad, entrega una potencia continua de 10,7 kW (14 CV) con picos de 17,5 kW (23 CV), y ofrece un par motor de 60 Nm con 290 Nm a la rueda. Y hablando de ruedas, las llantas son de fundición de aluminio, diseñadas específicamente para este scooter, y albergan neumáticos Pirelli de 120/70-15’ delante y 140/60-14’ detrás.

 

 

Con la App de RAY puedes programar el momento de carga de la batería

 

Entre los detalles prácticos de este innovador scooter eléctrico podemos destacar un compartimento bajo su asiento, con capacidad para un casco, iluminación LED y un compartimiento con un puerto USB donde poder cargar el teléfono móvil. Además se puede instalar un conector Tipo 2 para carga rápida, pantalla frontal parabrisas y baúl trasero de 33 litros. Remata la funcionalidad del RAY 7.7 la completísima App RAY, tanto para Android como para iOS, desde la que se puede acceder a una amplia variedad de funciones: navegación, estado de la batería, ajustes, ubicación del escúter y estadísticas de los últimos.

 

 

Aceleración más que destacable y velocidad máxima de 125 km/h

 

Ser el último en llegar al mercado, tiene sus ventajas. El RAY 7.7 puede presumir de ser un producto bien rematado, sin detalles por pulir, con calidad, buenos materiales y soluciones innovadoras e imaginativas como el caballete, que cambia de sitio y se ayuda del motor eléctrico, y se sitúa en la parte delantera de la moto, porque su espacio natural está ocupado por las baterías. Su diseño destaca por un afilado frontal con doble faro que le confiere una personalidad inconfundible. Su autonomía sigue siendo limitada, como en todos los eléctricos, pero combinando los modos de conducción puedes hacer amplios recorridos, dentro y fuera de la ciudad; hasta 130 km en nuestro recorrido combinado.

 

 

La disposición de la batería traslada el centro de gravedad a la zona baja de la moto

 

Para los no acostumbrados, la sensación de moverse en silencio resulta sorprendente, y si además le unimos a esa sensación la excelente aceleración, las sensaciones dinámicas se asemejan mucho más a una 300 que a una 125. Es muy ágil, pero sorprende su estabilidad en cualquier situación y velocidad, posiblemente por su larga distancia entre ejes (1.452 mm). En ciudad nos movemos con fluidez y la posibilidad de bajar el asiento hasta en 15mm, garantiza de poner los pies en el suelo con confianza a la hora de parar. Delante utiliza una generosa llanta de 15 pulgadas, un detalle que acentúa su estabilidad, y la concentración del peso en la parte baja, recordamos que pesa 165 kilos, ayuda a que su comportamiento dinámico sea impecable.

 

 

Dinámicamente, no tiene nada que envidiar a ningún scooter de combustión

 

El apartado ciclo  cumple con su cometido. El doble amortiguador trasero ofrece un comportamiento satisfactorio, sin embargo la horquilla delantera podría tener algo más de consistencia. La frenada combinada, con un equipo de frenos firmado por J.Juan, cumple sobradamente en un scooter que rueda con soltura a 115 km/h en autovía y que permite picos de hasta 125 km/h. Incluso a esa velocidad, la potencia fluye sin tirones gracias a la transmisión secundaria por correa dentada.

 

 

El tremendo par de 290 Nm a la rueda, permite aceleraciones fulgurantes

 

La entrega de potencia se puede regular mediante tres modos que dotan a la RAY de una serie de características específicas que afectan a la potencia y la frenada regenerativa. El “CITY” es el modo, digamos, estándar. No se queda corto en ningún momento. Ofrece la máxima asistencia de frenada regenerativa con el recorrido del puño del acelerador, frenando con más ímpetu a medida que cortamos gas. Esto es especialmente útil en ciudad, donde estamos frenando continuamente en semáforos y pasos de peatones. En el modo “SPORT”, el usuario sentirá una experiencia de conducción similar a la de una moto de 300 cc. Es el modo con más aceleración y el más divertido, aunque el que menor autonomía permite. Para finalizar, el modo “FLOW” destaca por la ausencia de frenada regenerativa. Esto se traduce en que, cuando el usuario vaya a velocidad alta y constante, al soltar el puño del acelerador, la inercia del vehículo hará que siga sin notar ningún frenazo; lo más cómodo y eficiente en vías rápidas.

 

 

Con la App de RAY la información de la ruta se refleja en el display de la moto

 

El tablero de instrumentos del RAY 7.7 ofrece interesantes funciones, entre las cuales destacamos tres: Navegación, un navegador integrado en la pantalla TFT 5 pulgadas a todo color que funciona en combinación con la App RAY sin necesidad de navegador externo. Ajustes de carga, que permite controlar la velocidad de carga e incluso programar la carga. Ubicación, que permite conocer el paradero de la moto en todo momento y recibir alertas en el móvil en caso de que se detecte cualquier movimiento.

 

 

Un producto de ingeniería avanzada y con tecnología Made in Spain

 

El RAY 7.7 es el vehículo eléctrico, funcional y bien rematado, que te permite olvidarte de esa extraña terminología habitual en los vehículos de cero emisiones, desde sus baterías y sus cargadores, hasta sus motores y sus unidades de medida. Con el RAY todo es mucho más sencillo; tienes solvencia mecánica para desplazarte fluidamente por tu ciudad y no necesitarás estar siempre pendiente de la autonomía puesto que tienes margen de sobra para tu rutina diaria… ¿Quién necesita en Canarias más de 100 km de autonomía diaria?

 

Unidades de prueba cedidas por FEDEAUTO/FEMOTOR, distribuidor oficial RAY en Canarias

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos45 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Macbor Scrambler 500 Eight Mille - 5200 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS