|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Quadro4, sensaciones de moto sobre cuatro ruedas

14 de Julio de 2016

Prueba Quadro4, sensaciones de moto sobre cuatro ruedas

Quadro, la marca suiza que representa Más Que Motos Tenerife en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, acaba de lanzar al  mercado un innovador vehículo de cuatro ruedas, la Quadro4, que ofrece a sus conductores una mayor seguridad y estabilidad. Y es que aunque hemos visto diseños y conceptos similares, la firma helvética es la única que se ha atrevido en un mercado en el que cada vez tienen más éxito los vehículos de categoría “L”, triciclos y cuadriciclos.

 

Precio del Quadro4.- 9.890 euros (Tarifa de julio de 2016 en Más Que Motos Tenerife)

 

Aunque será difícil encuadrarlo en alguno de los habituales segmentos del mercado, ya que no es una scooter, ni una moto, ni un quad, ni un coche; lo cierto es que para tomar curvas con esta “multirruedas” hay que inclinarla como una moto y las sensaciones que ofrece son bastante similares. Quadro ha buscado con sus productos, de tres y cuatro ruedas, que diseña en Suiza y produce en Taiwán, distinguirse del resto por una estabilidad, y por lo tanto seguridad, superior a la de cualquier moto de dos ruedas.

 

 

Uno de los aspectos más novedosos de la Quadro4, es su HTS, su peculiar sistema hidráulico de inclinación, heredado de la Quadro3, un ingenio que consigue reducir al mínimo las estructuras de dirección y amortiguación en cada eje y que hace bascular la moto con un trasvase de aceite de un émbolo al otro, de derecha a izquierda, y viceversa. En cada cambio, el aceite del vaso sobre el que se apoya la inclinación del scooter se dilata para facilitar después la vuelta a la verticalidad, asegurando que una de las dos ruedas de cada eje esté siempre sobre el pavimento. Se trata, como decimos, del mismo principio de origen de la Quadro de tres ruedas, evolucionado para este modelo de cuatro.

 

Según declara el propio fabricante, el máximo ángulo de inclinación es de 45º, una cifra más amplia que la de algunos “triciclos” con los que le tocará pelearse en un voraz mercado “que no hace prisioneros”. Además incorpora freno de mano y un sistema que permite bloquear la suspensión para dejar el vehículo apoyado sobre sus cuatro ruedas. El peso declarado, en seco, es de 257 kg. Una cifra similar al de Piaggio MP3 y Peugeot Metropolis.

 

El tren de rodadura está integrado por cuatro ruedas idénticas e intercambiables, en medida 110/80 con llanta de 14 pulgadas, y cada una de ellas  cuenta con un sistema individual de guidado en su movimiento de suspensión que está combinado con un tercer elemento central, entre ambos amortiguadores, que contiene gas a presión y que actúa como un muelle y amortiguador del sistema. Este muelle neumático -gas a presión- es progresivo, suave en la primera parte del recorrido y más duro en la parte final, según anuncia el fabricante. El sistema de frenos está confiado a cuatro discos de 240mm que carece de ABS pero que actúan al unísono con la frenada combinada, cuando se aprieta sobre la maneta izquierda, la derecha o se pisa el pedal de freno, en distintas proporciones. Hay que recordar que está homologado para poder ser conducido con el carnet “B” o el “A2”.

 

 

El motor, diseño propio de Quadro y ensamblado por Aeon en Taiwán, es un monocilíndrico de 346cc, con refrigeración líquida, 4V SOHC, eje contra rotante e inyección electrónica que ofrece 30CV a 7.500rpm y el valor de par máximo es de 2,49 Kg/m a 5.000rpm. La trasmisión cuenta con un típico variador CVT, con la salvedad de que al disponer de dos ruedas traseras, incorpora un diferencial, con salida independiente para cada una de las ruedas traseras.  El depósito de combustible con 14 litros, según el fabricante garantiza una autonomía aproximada de 300 kilómetros.

 

Sentados sobre la Quadro4, la posición no difiere mucho de la de una scooter normal, o de la cualquiera de los “triciclos” del mercado actual. Eso sí, las diferencias vienen cuando al subirte tú sólo, o con acompañante, la Quadro4 se mantiene impertérrita, clavada sobre la vertical, manteniendo sus cuatro ruedas inmóviles. Arrancamos y comenzamos a escuchar un ronroneo que mejora bastante cuando iniciamos la marcha. Que esté colocado totalmente centrado, independiente de los basculantes, favorece el equilibrio y la estabilidad, pero reduce el espacio bajo el asiento. Y hablando de espacios disponibles, además de ese hueco bajo el asiento trasero, que se abre con suavidad gracias a dos amortiguadores hidráulicos, y que dispone luz y toma de corriente, en la parte frontal, tras el escudo, existen dos guanteras, una vertical y otra horizontal en la parte más baja, pintada color de la “multirruedas”.

 

El propulsor es suave hasta unos habituales 30 km/h por ciudad, pero a partir de ahí empuja con energía hasta llegar a superar el límite legal en autopista. El original sistema de suspensión y dirección se muestra preciso, sin holguras que penalicen su comportamiento dinámico. La estabilidad es su principal baza, y aunque es verdad que las cuatro ruedas le restan algo de agilidad, la trazada es inalterable por baches, estado del firme o velocidad.

 

 

El tren delantero es algo más ancho que el trasero, 530 mm delante por 460mm detrás, algo que le confiere una estabilidad asombrosa, incluso cundo te comes un bordillo, una tapa de alcantarilla o encuentras gravilla en una rotonda. Ya hemos probado bastantes “multirruedas” de tres ruedas, pero el doble tren trasero es nuevo para nosotros. Emplea el mismo sistema HTS del tren delantero, con dos basculantes mono brazo independientes para cada rueda y con su correa dentada de transmisión, de manera que trabaja subiendo y bajando con cada obstáculo, sin afectar ni a la verticalidad ni a la trayectoria de la Quadro4. Si en parado es curiosa, su comportamiento en marcha resulta sorprendentemente efectivo. Para estacionar, basta con bloquear la suspensión mediante una palanca y accionar el freno de mano.

 

En ciudad es muy práctica. Puedes mantenerte con los dos pies sobre las plataformas simplemente accionado las dos manetas de freno. Para circular entre coches has de reaccionar como lo harías como una moto cualquiera. Lo mismo para tomar las curvas. Con la cintura o con los hombros, depende de cada uno, guías a la Quadro4 por la trayectoria que decides. En las rotondas, por la garantía de apoyar cuatro ruedas sobre el asfalto y la ausencia de caballetes que rocen en el asfalto, las inclinadas pueden ser de infarto. La facilidad para inclinar y para cambiar de dirección son dos reacciones que te sorprenderán positivamente.

 

De nuestro ensimismamiento a la hora de tumbar en las rotondas, nos saca el propio sistema HTS que, como es lógico, por su recorrido, tiene un límite. Y de ahí no pasa. Por mucho que insistas, si la trayectoria que pensabas no encaja con el espacio disponible, tendrás problemas. Pero para ello tienes un sistema de frenos, que puedes accionar incluso tumbado, gracias a su funcionamiento combinado predefinido. Y aunque el tacto no es “ese” que nos agrada a los que nos gusta “echar el ancla”, es suficiente para detener la Quadro4 con seguridad.

 

 

La Quadro4 ha demostrado durante toda la prueba un gran aplomo y una enorme sensación de solidez en cualquier situación, tanto en ciudad, donde se mueve de manera fácil e intuitiva, como en las vías que circunvalan las ciudades y pueblos de Canarias, donde el empuje de sus 30CV te permiten divertirte y explorar las prestaciones de su curioso sistema de suspensión.

 

La seguridad también es absoluta, gracias la precisión de su trazada y la estabilidad de sus cuatro ruedas, conectadas siempre al asfalto. Que no tenga ABS es un problema menor que se compensa con la frenada combinada, que puede ser incluso más adecuada para los que vienen del mundo del coche, sin experiencia previa. En definitiva, un vehículo práctico y súper fácil para los que tienen poca o nula experiencia en el mundo de las motos.

 

Si tienes dudas, no tienes más que probar la Quadro4 en Más Que Motos Tenerife… ¡Solicita ya una prueba!

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 1250 GS Adventure HP - 21500 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS