|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Macbor Montana XR5, así nacen los best seller

20 de Septiembre de 2020

Prueba Macbor Montana XR5, así nacen los best seller
Macbor Montana XR5 2020
Highlights: Cilindrada 471 cc | Peso 178 kg | Potencia 47 CV | Asiento 840 mm | Carnet A2 | Precio 6.499 €

La Macbor Montana XR5 es la nueva opción trail del grupo Motos Bordoy. Una moto dirigida a los conductores con carnet A2, ligera, con excelentes prestaciones, calidad y equipamiento, que ha llegado a Canarias hace pocas semanas y de la que ya se está hablando en todos los corrillos de moteros de las islas. ¿Quieren saber por qué?

 

Si de algo saben en Motos Bordoy es "de motos" y eso se nota en su nueva apuesta para el mercado de usuarios del A2, el más nutrido del panorama nacional. Si lo que está de moda son las motos aventureras, Macbor ha dado en el centro de la diana con un modelo fresco que ofrece un apartado ciclística de calidad, muy poco peso -el más ligero de la categoría-, un motor que empuja en toda la banda y unos componentes firmados por marcas de prestigio; y si todo esto le envolvemos en un excelente equipamiento y con un precio más que ajustado, podemos estar ente unas de las superventas de la categoría.

 

Precio Macbor Montana XR5.- 6.499 euros (Puedes completarla con el kit de 3 maletas aluminio por 600 €)

 

 

La Macbor Montana XR5 la primera moto de 500 y motor bicilíndrico de la marca creada por Motos Bordoy. Como sucede con todos los modelos de Macbor, bajo la supervisión y control de calidad de Motos Bordoy, son motos que salen de las cadenas de montaje de uno de los gigantes chinos del sector. Y es que son muchas las marcas, incluso premium, “como les gusta llamarse”, que encargan sus motos completas o muchos de los componentes a los mismos fabricantes chinos.

 

Dicho esto y dejando claro que la calidad de los productos de Macbor están fuera de cualquier duda, así pueden atestiguarlo los concesionario oficiales de Canarias; Danara Motor en Las Palmas y Fierro Motor en Santa Cruz de Tenerife, que son muy pocas las garantías que tienen que cursar, en la marca de Motos Bordoy han dado en el blanco, disparando directamente contra los diferentes puntos débiles que tienen sus rivales en el mercado; unas son más pesadas, otras más caras, sin olvidarnos de las que no montan llantas de radios con anclaje externo para acoger neumáticos tubeless o de las que no ofrecen horquilla invertida o suspensiones regulables.

 

 

Si alguna marca alemana hubiera querido fabricar una miniatura en 500cc de su “geese” hubiera elegido un modelo muy, muy parecido a esta Montana XR5 que si no fuera por el tamaño, pasaría por… Efectivamente, es lo que estás pensando, no se han cortado un pelo y han clavado la estética de la superventas alemana; desde el pico pato del guardabarros delantero, a la forma de la joroba del depósito, sin olvidarnos de las aletas laterales o el guardabarros trasero anclado directamente sobre el basculante. Incluso la gama de colores, como puedes ver en las fotos, es de clara inspiración bávara.

 

Pero también encontramos acertadas originalidades como el diseño del bastidor o la zona trasera que nos recuerda a modelos llegados de un poco más al este, concretamente del país del sol naciente. Los ángulos de su carrocería no son tan marcados como los modelos alemanes, al igual que el tamaño del conjunto, ideal para los que están empezando y para abordar con manejabilidad los sinuosos tramos de las carreteras de Canarias.

 

 

Si lo que gusta es la estética de una moto en concreto, se imita

Siguiendo la línea marcada como un espejo en el que mirarse, en Macbor han elegido componentes sencillos, sin muchas florituras, pero que cumplen sobradamente con su objetivo. Los acabados son buenos y la planta de la moto, realmente atractiva. Destaca el frontal, con el susodicho pico de pato que termina alargando sus nervaduras sobre el depósito. Una óptica led de acertado diseño y funcionalidad y una cúpula que protege bien al piloto a la vez que no entorpece la visión. Disponemos además de cortavientos para los puños y unas defensas de acero + cubrecárter que serán bien recibidas por los amantes de la aventura. En el centro, un asiento a dos niveles y un escape que hace ganar presencia a la moto. Las nervadas llantas de aluminio para acoger los radios en su añillo exterior son otro ejemplo del cuidado diseño de la Macbor Montana XR5.

 

 

Su claro objetivo; los usuarios de carné A2

Los 47,5 CV son el límite legal de una moto que puede conducir un usuario con el carné A2, por lo tanto, lo más lógico en confiar en un motor ligero que pueda ofrecer esa potencia de manera holgada, pensando en la fiabilidad. Los motores bicilíndricos de 500cc son los elegidos por muchos fabricantes para aprovechar al máximo la normativa, que en el caso de nuestra Montana XR5 se sirve con un motor bicilíndrico de 471 cc, 8 válvulas, EFI y refrigerado por líquido que entrega los 47 CV a 8.500 rpm (43 Nm a 7.500 vueltas) y que ofrece al conductor, además, dos modos de potencia (Safe y Sport), para diferentes entregas de potencia.

 

 

Pensando en los amantes de la aventura… en la jungla urbana

Aunque la mayoría de los propietarios de esta Montana XR5 pocas veces saldrán del asfalto, la trail de Macbor cuenta con detalles que la hacen ideal también para quienes quieren adentrarse sin miedo en el mundo de las pistas de tierra; aunque para ello lo primero que habría que hacer es sustituir los Metzeler Tourance que trae de serie por una goma con más taco. Por cierto, delante monta una llanta de 19 pulgadas (110/80-19) que combina con una trasera de 17 (150/70-17). A la nombrada estructura de protección hay que sumar un cubrecárter metálico, protectores de la horquilla invertida y del tubo de escape, estriberas de goma desmontables, tapa protectora del embrague y placas de refuerzo en varios puntos críticos del chasis.

 

 

El peso en la báscula determina la agilidad y la facilidad de conducción 

El peso total en vacío, de la Montana XR5 se queda en sólo 178 kg, lo que la sitúa como la más ligera de su categoría. Un factor determinante a la hora de ganar confianza con una moto con la que muchos van a empezar en esto de las “motos grandes”. En la parte ciclo encontramos interesantes argumentos, como el incontable número de piezas fabricadas en aluminio para asegurar su ligereza (el manillar, las tijas de dirección, las llantas y bujes, el basculante, las estriberas, la parrilla trasera y los caballetes). Además, el chasis está fabricado en un acero especial que reduce su peso un 15% pero también aumenta su resistencia un 40%.

 

 

Confiar en marcas de prestigio es un seguro de fiabilidad

La Macbor bicilíndrica ha confiando en prestigiosos fabricantes de componentes. Desde las suspensiones multirregulables firmadas por KYB a los neumáticos Metzeler Tourance Tubeless montados sobre llantas de radios, los frenos fabricados por  Nissin (disco delantero lobulado de 300 mm y pinza de doble pistón) con ABS desconectable y tres modos. El tablero de instrumentos también nos ha gustado; cuenta con pantalla multi información nos muestra parámetros clásicos como velocidad, nivel de gasolina, temperatura del refrigerante, reloj, cuentakilómetros total y parcial… Pero además tenemos información del  consumo medio, los kilómetros de autonomía restante, altímetro, indicador de modo de conducción y estado del sistema ABS.

 

 

Macbor ofrece el kit de tres maletas de aluminio por 600 euros.

En los aspectos más prácticos debemos reseñar que trae, de serie, caballete central, y que el asiento de 840 mm no dificulta a los más bajitos llegar con confianza, como en pocas motos trail. La pantalla derivabrisas cuenta con dos opciones de montaje, a diferente altura. La iluminación es full led y cuenta con doble toma de corriente (toma de 12V y puerto USB, a ambos lados del tablero de instrumentos). Como extras, puedes instalar un juego de maletas (37 y 33 litros) y baúl (36 litros), todas ellas de aluminio.

 

 

Cómoda, eficaz sobre el asfalto y con una fácil conducción

Nada más subirte a la XR5 sabes que estás ante una moto nacida para hacer kilómetros y para gozar de la esencia del touring-adventure en todo su esplendor, todo ello, con una moto que puede ser conducida con el carné A2 y con un precio de escándalo… ¡Comienzas a sentirte mejor que bien! La ergonomía ha sido estudiada para que todos los mandos queden a mano y la relación asiento-manillar-estriberas forme un triángulo que sea cómodo para viajar.

 

Al arrancar, el motor emite un sonido bicilíndrico, ronco al acelerar en vacío y con una sensación potencia gracias al acertado afinado del escape. El tacto del motor es excelente a bajas revoluciones, y tanto el embrague como el tacto del acelerador contribuyen a una conducción muy agradable. El motor que anima a la Montana ofrece un buen rendimiento a lo largo de toda la gama de uso pero para ofrecer todo su esplendor es aconsejable llevarlo subido de vueltas. Con esto no queremos decir que no tenga bajos, pues los tiene y muy dosificables, también fuera del asfalto, lo que hace de la XR5 una moto para cualquier terreno.

 

 

El propulsor cuenta, además, con dos modos opcionales de conducción: Safe y Sport. En el primero, la entrega de potencia llega de forma más lineal y controlable mientras que en el modo Sport, donde el propulsor muestra más carácter y más gusto por las zonas altas del cuentarevoluciones. Contar con dos modos de conducción se convierte en una de las principales diferencias respecto a sus rivales de categoría y le transfiere a la XR5 sus dos principales virtudes; la polivalencia y la facilidad de conducción.

 

La postura de conducción, cómoda y racional, te invita a devorar kilómetros sin parar. La espalda está en posición vertical y las rodillas se encuentran poco flexionadas, mientras que las manos con respecto al manillar quedan a una altura que beneficia la posición de los brazos, algo de agradecer en carreteras sinuosas donde las frenadas y el apoyo de estos es constante. En Gran Canaria elegimos Las Tirajanas para conocer a fondo la Montana mientras que en Tenerife nos hicimos, además de las pistas y carreteras que rodean el Teide, la famosa subida/bajada desde La Orotava al El Portillo en un día sin tráfico para saborear con más intensidad sus prestaciones.

 

 

La acertada fórmula del éxito para una moto en Canarias

Una vez te habitúas a sus sensaciones, comienzas a disfrutar de las trazadas de cada escenario, sintiéndonos más cerca de una naturaleza salvaje, brutal, original, que nos abre los ojos tras cada curva. Así es Canarias y descubrir sus rincones con una moto como la Montana XR5, es una experiencia sensacional. Del verde valle a los pinares y el paisaje lunar a la falda de volcanes dormidos, a un ritmo alegre, con la ventaja de contar con una posición de conducción que te permite hacer kilómetros y kilómetros sin acusar cansancio. La velocidad máxima de la Montana puede superar cualquier límite legal en autopista, pero las carreteras viradas de suave trazado son su terreno preferido; incluso en zonas muy viradas, de cambios constantes de dirección y fuertes frenadas, sorprende lo bien que se defiende.

 

 

Una parte ciclo a la altura de lo que esperas en una trail de cilindrada media

El bicilíndrico ofrece prestaciones suficientes para mantener el ritmo, tal y como nos enseñaron nuestros maestros “old school”. Las suspensiones pasan desapercibidas por su buen trabajo; la horquilla invertida ofrece un tarado firme para soportar fuertes frenadas pero se muestra muy confortable sobre el asfalto, incluso sobre el que no es digno de tal nombre. El monoamortiguador trasero cumple también con buena nota, y la XR5 se mueve entre curvas con mucho aplomo manteniéndose en la trazada con total precisión. La moto gira muy bien, el motor sube de vueltas con facilidad y la transición entre marchas es perfecta para sacar a relucir todo el potencial de sus 47 CV. En el apartado frenos encontramos que la combinación de ambos discos, delantero y trasero, este último de apoyo para timonear, cumplen con suficiencia su cometido y son capaces de detener con contundencia la moto ante cualquier imprevisto.

 

 

Aptitudes off-road más que reseñables

Para probarla fuera del asfalto, tomamos alguna pista en la zona de La Sorrueda (en Gran Canaria) y en Izaña (Tenerife) que nos permitió disfrutar de lo lindo, haciendo numerosas y controladas cruzadas en la tierra, con la nobleza que da una moto tan liviana. Eso sí, con menos presión en los neumáticos, y sobre todo, con gomas de tacos, la Montana XR5 debe ser realmente divertida, pero ya habrá ocasión de hacerlo. 

 

Nos gustó la sensación del motor a bajas vueltas, la sensibilidad del acelerador y el comportamiento de unas suspensiones que digieren bien la tierra. Tanto el embrague como el acelerador contribuyen a una conducción muy agradable, con un suave accionamiento de la maneta y un tacto en la del freno que permite dosificar la frenada con mucha confianza y apurarla cuando hace falta, eso sí el ABS “activado” es incompatible con un ritmo alto en tierra, por lo que lo más recomendable es desactivarlo si vas a ir por lo marrón. Puedes elegir eliminarlo totalmente o sólo el de la rueda trasera.

 

 

Una de las opciones A2 más polivalentes del mercado

Para ir finalizando, hemos de reconocer que la Montana XR5 de Macbor nos ha convencido. Si no está a la altura de los productos que ofrecen los fabricantes tradicionales, le falta muy poco. La sensación de robustez y fiabilidad es uno de sus principales argumentos de venta, sobre todo para los que tienen más experiencia. La parte ciclo está muchos enteros por encima de los que ofrecen otras marcas que llegan de China, con componentes de calidad y de primeras marcas como KYB en las suspensiones o Nissin en los frenos, mientras que el motor ofrece las prestaciones que anuncia, sin tactos raros ni sonidos desagradables.

 

Tras probar la Macbor Montana XR5 nos hemos quedado con ganas de más, e incluso la catalogamos como una de esas motos que pondríamos en el punto de mira para tener como moto personal, para el día a día y para las aventuras en las pistas majoreras, por razones obvias. La primera por su polivalencia y facilidad para circular por carretera, y la segunda, por la posibilidad de ponerle unas gomas de tacos y adentrarnos en un mundo de aventuras, con un coste asumible. ¿Te animas?

 

Motos cedidas por Danara Motor y Fierro Motor, Concesionarios Oficiales Macbor en Canarias

 

Equipamiento del piloto:

Traje Seventy Degrees Touring

Casco Shark Explore-R

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos45 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS - 12990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS