|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Indian Scout 100th Anniversary, genuino sabor americano

18 de Septiembre de 2020

Prueba Indian Scout 100th Anniversary, genuino sabor americano
Indian Scout 100th Anniversary
Highlights: Cilindrada 1.133 cc | Peso 257 kg | Potencia 94 CV | Asiento 643 mm | Carnet A | Precio 16.300 €

Indian Motorcycle es la primera compañía de motocicletas de América. Fundada en 1901, Indian Motorcycle se ha ganado el corazón de muchos motoristas en todo el mundo y ha consolidado una gran reputación como una de las marcas más legendarias y míticas de América por su dominio sin rival en competición, su excelente ingeniería y sus innumerables innovaciones y primicias en la industria.

 

100 años después del lanzamiento al mercado de la primera Scout de la marca, la receta sigue siendo la misma: Un motor, dos ruedas, equilibrio y emoción a raudales. La Indian Scout 100th Anniversary cedida para la ocasión por el distribuidor autorizado en las islas, Indian Motorcycles Canarias (empresa del grupo Autos Vegueta), hereda el gusto por las motos bien hechas, genuinas y con altas dosis de emoción para quien se sube a ellas.

 

Precio Indian Scout 100th Anniversary.- 16.300 euros

 

 

Las motos retro están de moda, eso es indudable. Las deportivas quedaron consignadas por la propia represión sancionadora, hasta cierto punto lógica si tenemos en cuenta los datos de siniestralidad, pero también es verdad que la mentalidad de los usuarios de motos ha cambiado y somos más responsables a la hora de darle al mango. Los fabricantes los saben y son muchos los que potencian en sus catálogos modelos de aspecto retro que sin embargo no pueden competir con la originalidad de quienes fueron pioneros.

 

Poder subirnos en esta edición especial 100th Anniversary, de la que sólo hay 750 unidades en el mundo, es un privilegio. Una moto con un carácter y una personalidad que hacen de ella una máquina única; inspirada en el modelo centenario, aunque con mecánica, chasis y electrónica del siglo XXI, reactualizado de esta manera la fórmula del éxito.

 

 

Como decimos, con este modelo la marca norteamericana celebra el centenario de esta legendaria familia que se caracteriza por su clásica y espectacular estética. Se trata de una edición especial basada en la Indian Scout que mantiene su motor de 1.133cc y 94 CV que será el objetivo de los amantes de las motos exclusivas y de colección.

 

Los detalles más representativos de esta edición de coleccionistas los encontramos en su espectacular esquema de color, con el predominio del rojo típico de las Indian ribeteado en determinadas aristas con unas finas líneas doradas. Hay que destacar el logo pintado del centenario, entre los dos cilindros en los laterales. También se distingue por el asiento monoplaza, tipo "solo saddle" abalconado sobre la zaga, de cuero color marrón. Las llantas son negras, de radios, el manillar tipo `beach-bars` curvado, al más puro estilo norteamericano. Remata el conjunto una parrilla cromada sobre el guardabarros trasero y diferentes detalles cromados.

 

 

La misma pasión que impulsó hace 100 años a nuestros abuelos, aún sigue viva.

 

En su presentación, Reid Wilson, Vicepresidente de la compañía, dijo que “la Indian Scout ha resistido la prueba del tiempo como una de las motocicletas más influyentes, icónicas y reconocibles del mundo”, y añadió “100 años es una marca increíblemente especial, y tenía mucho sentido honrar la historia y el legado de Scout con estos dos modelos 2020 inspirados en su herencia”.

 

Y es que hay detalles que marcan la diferencia de una moto única como el hecho de que cada una de las 750 100th Anniversary esté pintada a mano por artesanos maestros como si fueran suyas, utilizando un esquema de pinturas originales de edición limitada. Un diseño que viene cargado de 100 años de experiencia para lucir de manera espectacular. El manillar bañado en cromo es un homenaje a sus raíces clásicas, al igual que la suspensión trasera rebajada para crear un perfil aerodinámico de estilo clásico.

 

 

El motor de esta Scout de colección cubica 1.130cc. Es el mismo motor del resto de la familia Scout. Se trata de un V-Twin a 60º con una potencia máxima de 94 CV a 8.000 rpm y un par máximo de 97 Nm a 5.800 rpm, es decir, un propulsor con considerable empuje. Un motor de inyección electrónica tremendamente suave y de bajo consumo, lo que garantiza, con su depósito de 12,5 litros, una importante autonomía gracias a su desarrollo de seis relaciones.

 

El bastidor de aluminio, al igual que en toda la gama Indian, ofrece una combinación de prestaciones y ligereza (245 kilos) poco frecuentes en el mundo de las custom. Las suspensiones no son regulables, ni la horquilla Showa ni el par de amortiguadores traseros, aunque siempre que el asfalto sea bueno no echarás de menos la falta de ajuste. La frenada está confiada a un único disco delantero de 298mm mordido por una pinza de dos pistones. Detrás encontramos un disco de igual medida, mordido por una pinza de un solo pistón.

 

 

Subirte a ella supone un viaje en el tiempo, o mejor dicho, algo así como “regresar al futuro” ya que dispone de tecnología de vanguardia pero acertadamente envuelta en un aspecto clásico que no hace de ella la moto más adecuada para los tímidos. Qué la tecnología no está reñida con el estilo clásico, lo demuestra la protagonista de nuestro reportaje; puedes ponerte a los mandos de un manillar que abruma en un primer momento, o ir sentado sobre un sillín en lugar de un mullido asiento, pero las prestaciones dinámicas son excelentes para soportar el empuje de su poderoso motor.

 

Tras ponerla en marcha accionado una llave de contacto que va en el lateral izquierdo, en el hueco que deja el ángulo del V-Twin, comienza la emoción. Los anchos neumáticos, trasero 150/80-16 y un delantero 130/90-16, montados sobre llantas de 16 pulgadas, ofrecen una buena pisada sobre un asfalto al que te acercan unas suspensiones rebajadas y un asiento queda a sólo 643mm del suelo. El cuerpo queda inclinado hacia delante formando con las piernas un ángulo que te invita a una conducción alegre, sintiendo el tren delantero, más parecida a la de una cruiser que a la habitual en una custom, con la única limitación que el inmediato roce de las adelantadas estriberas sobre el asfalto.

 

 

El motor es todo empuje y suavidad desde el primer golpe de gas. No hay vibraciones apreciables y su entrega confirma que estilo y diversión no están reñidos. Ofrece un importante par desde muy pocas revoluciones y puedes jugar con el cambio para aumentar la emoción, aunque su par motor no te reprochará si entras pasado de marcha en una curva. 

 

La gran palanca de su manillar “único” no te impide tener sensibilidad a la hora de abordar las trazadas. El comportamiento es muy lineal, desde prácticamente el ralentí hasta la zona alta. Los cambios de marcha son tan sonoros como precisos, y el embrague no exige que seas un poderoso luchador para sacarle todo el jugo.

 

 

A pesar del gran balón del tren delantero, en curvas se mueve sin dificultad y es muy estable un las trazadas a ritmo vivo. Las suspensiones trabajan bien si el asfalto es bueno. Conjuntadas y equilibradas permiten disfrutar de cambios de dirección sin ningún flaneo a pesar de no tratarse de una moto peso pluma. Sólo cuando el asfalto está roto, la suspensión trasera manifiesta su disconformidad y pide a gritos otro tipo de firme. Los frenos son adecuados para el ritmo de esta Scout 100th Anniversary y el conjunto con un ABS poco intrusivo permiten una frenada potente y eficaz en cualquier situación. 

 

Tras un trao de carretera, cuando paras, el repiqueteo de su doble escape cromado, con salida en paralelo -una de las joyas de este modelo- solo es comparable a la sonrisa que muestras cuando te quitas el casco y te sientes satisfecho de seguir disfrutando de una moto con la misma pasión que lo hacía tu abuelo.

 

 

Indian es una marca con un gran prestigio entre los entendidos de las dos ruedas y todos sus productos cumplen con las prestaciones exigidas por sus incondicionales, pero el esmero con el que han construido esta edición de coleccionista está plasmado en cada detalle. Una moto para entusiastas de las dos ruedas, independientemente de su marca predilecta o de su estilo de conducción; y es que conducirla produce un placer intenso.

 

Calidad y prestaciones se unen en este homenaje, no solo a la marca Indian, sino a la historia de la industria de las dos ruedas en general. Una historia que comenzó hace más de un siglo y de la que ahora puedes tener una parte en tu garaje para que la mimes como lo harías con ese primer amor.

 

Unidad de prueba cedida por Indian Motorcycles Canarias, distribuidor autorizado Indian en Canarias

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos29 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN SYM Jet 14 (125 i ) - 2300 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS