|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda CL500, irreverentemente urbana

06 de Junio de 2023

Prueba Honda CL500, irreverentemente urbana
Honda CL500 2023
Highlights: Cilindrada 471 cc | Peso 192 kg | Potencia 47,5 CV | Asiento 790 mm | Carnet A2 | Precio 6.995 €

Si hay algo que todos tenemos en común es el deseo de querer ser diferentes, e incluso hasta cierto punto irreverentes con los cánones establecidos. Para hacer realidad ese deseo, la marca que basa su filosofía en el poder de los sueños, ha hecho un guiño a la CL del año 1962 y, aprovechando la plataforma 500 twin de Honda, ha lanzado al mercado esta atrevida y desenfadada propuesta que basándose en el espíritu de aquel legendario modelo, pone a disposición de los más inconformistas amantes de las dos ruedas, un producto que aúna historia y tecnología.

 

Una naked urbana cargada de tecnología y equipamiento que pretende seducir a un buen número de motoristas que buscan una moto con estilo que aporte polivalencia para el día a día y prestaciones suficientes para salir de ruta el fin de semana, e incluso, atreverse con alguna pista de tierra que lleva a ese rincón escondido en el que te sientes totalmente libre.

 

Precio Honda CL500.- 6.995 euros

 

 

Honda recupera las clásicas siglas CL para su nueva scrambler

 

Ahora que parece una obligación ver la vida a través de un formato vertical, la CL500 se presenta como una moto eminentemente horizontal. Desde su personal faro redondo, con cuatro bombillas LED, pasando por el depósito limpiamente redondeado, hasta el silenciador de escape tipo “2 en 1” con salida elevada por el lado derecho y el clásico protector térmico de acero inoxidable perforado, forman una línea continua que solo rompe el ancho y sobreelevado manillar. La instrumentación, una minimalista esfera digital de solo 100 mm, ofrece información concreta y precisa, incluida la relación de cambio insertada.

 

 

Una scrambler neo retro 500 ideal para usuarios del A2

 

El quinto elemento de la familia CB500 -léase CB500R, CBR500R, CB500X, CMX500 Rebel y CL500- es uno de los modelo mimados de Honda que viene con intermitentes con sistema EMS (Emergency Stop Signals) que activa automáticamente los intermitentes en caso de una frenada brusca, además de detalles muy cuidados como protecciones laterales del depósito, el asiento de acolchado grueso, el doble amortiguador trasero, los minimalistas intermitentes LED circulares o los fuelles de goma en la horquilla. Todo envuelto en un look tan atrevido como personal que supone un giro de tuerca más en una gama inagotable.

 

 

Pensada para ser personalizada

 

En Honda han utilizado el lema “Expresa tu individualidad” como estímulo de conexión de las nuevas generaciones con una moto que les facilite el transporte diario, tanto dentro, como fuera de las ciudades, y tanto por asfalto como fuera de lo negro. Además, en Honda también han pensado en que sea una moto fácilmente personalizable y para ello han desarrollado tres acabados diferentes -Pack Adventure, Pack Travel, Pack Style- y una larga lista de accesorios que permiten reforzar su fuerte personalidad.

 

 

Fresca y diferente, pero con un motor de sobra conocido

 

La CL500 está propulsada por el enérgico motor bicilíndrico en paralelo de 471 cc de Honda, compatible con el A2, que entrega 35 kW (47,5 CV a 8.500 rpm) de potencia y 43,3 Nm a 6.250 rpm de par motor. Los reglajes exclusivos de la inyección de gasolina PGM-F, una nueva configuración de la admisión y el escape, y un desarrollo final corto, busca que la respuesta de twin paralelo sea más enérgica al girar el puño derecho y así lograr una mejor aceleración desde la salida en parado.

 

 

Máximas prestaciones para el A2 con el mínimo consumo

 

El popular motor de Honda posee una culata con ocho válvulas, refrigeración líquida, caja de cambios con seis velocidades y embrague dotado con sistema antibloqueo. Otros aspectos dignos de mención son el cigüeñal con las muñequillas desfasadas a 180° y el eje de equilibrado colocado tras los cilindros, con lo que se consigue que el funcionamiento sea muy suave y sin apenas vibraciones. La Honda CL500 anuncia un consumo muy contenido de solo 3,6 litros/100 km que logra elevar la autonomía hasta más allá de 330 km.

 

 

Original y llamativo bastidor de acero

 

El chasis de acero multitubular aúna estilo y manejabilidad. La suspensión delantera pivota sobre una horquilla convencional de largo recorrido de 41 mm de diámetro y la trasera, se vertebra sobre un doble amortiguador ajustable. Las ruedas (de 19 pulgadas la delantera y 17 pulgadas la trasera) montan neumáticos de apariencia offroad; concretamente unos Dunlop Trailmax Mixtour de 110/80-R19” delante y -150/70-R17” detrás, con diseño rutero y notable agarre.

 

 

Una scrambler neo retro 500 ideal para usuarios con carnet A2

 

Con una postura lógica, un asiento que queda a menos de 800 mm del suelo y una manillar ancho que te otorga el control total sobre la CL500, todo fluye de manera intuitiva. En ciudad, entre el insoportable tráfico diario, es capaz de desenvolverse con agilidad. El embrague antirrebote es pura mantequilla y la caja de cambios tiene una palanca de recorrido corto y preciso. Remata el delicioso rodar de la scrambler de Honda un motor que empuja desde abajo de manera eficiente y sin la menor queja.

 

 

El asiento permite acoger a dos personas para disfrutarla a dúo

 

Como suele pasar en todos los modelos de Honda, ergonómicamente están muy conseguidos. Todo en su sitio y en la posición correcta para que tú te centres en disfrutar de la conducción. El asiento, bajito y no excesivamente ancho, te permite llegar bien al suelo con ambos pies. A cualquier régimen, el bicilíndrico se muestra voluntarioso y con un funcionamiento exento de vibraciones y con un sonido agradable del escape alto. El embrague es una gozada y la palanca de cambios no requiere más que una pequeña insinuación para realizar su cometido.

 

 

Los 192 kg declarados en orden de marcha, se sienten ligeros

 

Incluso con dos personas a bordo, el cambio ligeramente más corto, se muestra ideal para la tipología de carretera más habitual de Canarias. Los 471 cc tienen una buena respuesta al mando del gas con una notable aceleración y recuperaciones más que dignas para tratarse de una moto con “solo” 47,5 CV. La combinación de llantas de 19 y 17 pulgadas, delante y detrás, favorece la entrada en curva, y posiblemente para no desmerecer fuera del asfalto, las suspensiones tienen un tarado tirando a blando pero en carretera se comporta bien, sin excesivos meneos cuando vas a alta velocidad en los curvones bacheados de las autovías.

 

 

Movimientos controlados para bailar entre curvas

 

Los neumáticos, de sección alta y dibujo remarcado, se deforman al ritmo de las suspensiones para regalarnos una coreografía que se repite cada curva; a cada golpe de gas y en cada frenada, pero que lejos de resultar molesto, te permite disfrutar de sensaciones olvidadas en naked de corte más deportivo. Pero si por alguna cualidad dinámica destaca la CL500 de Honda Canarias es por su extraordinaria facilidad de conducción y por unas reacciones predecibles en los cambios de dirección. Los frenos, potentes y dosificables, cumplen sobradamente su cometido.

 

 

Atrevida y voluntariosa fuera del asfalto

 

Y tan divertida es sobre asfalto, aunque no esté en perfecto estado, que el siguiente nivel era adentrarnos con la atrevida CL500 en una zona de tierra con la sorpresa de unos neumáticos que ofrecen buenas sensaciones y un motor que te permite ir pasando los obstáculos con un leve golpe de gas. En esta situación se agradece el acertado tarado de las suspensiones y la suavidad de unos mandos que te lo ponen todo fácil. Pero ojo porque, a poco que te animes, te verás apurando las prestaciones de la CL500, también fuera del asfalto.

 

 

Atrevido look retro con tecnología actual

 

¿Qué 47,5 CV son poca potencia? No creas. No echarás en falta mucho más para disfrutar a cualquier ritmo de una moto muy realista. Una opción diferente que juega sus bazas; atrevido look retro, un precio económico y una calidad que hace de Honda una de las marcas con menor devaluación del mercado a la hora de revender tu moto. Una moto “transparente”, que no esconde lo que es; fácil de conducir, para todos los niveles, edades y alturas, y un coste de mantenimiento que te hará olvidarte de sofisticaciones que no siempre se transforman en sensaciones.

 

 

Comportamiento equilibrado y divertido que convence

 

La CL500 ya está disponible en las tiendas de Honda Canarias, y su red de agentes, en cuatro espectaculares colores: Naranja Energy Candy, Verde Laurel Mate Metalizado, Azul Caribbean Blue Sea Candy y Negro Gunpowder Mate Metalizado. Además, cuenta con una amplia gama de accesorios originales que se pueden adquirir, tanto por separado, como en tres paquetes:

  • Pack Adventure.- Cubremanos, aleta delantera elevada, tapas amortiguadores y estribos “rally”), “
  • Pack Travel.- Alforjas, puños calefactables, toma de corriente ACC, maneta de freno regulable y protector de depósito.
  • Pack Style.- Adhesivos de llantas, visera de faro, tapas laterales y asiento alto.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto, con la colaboración de @moto_and_jen

 

Casco utilizado en la prueba:  Bell MOTO-3 REVERB: VER DETALLES

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Quazzar STR 550 - 6499 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS