|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Honda CB650R y CBR650R E-Clutch 2024, ¡Hola futuro!

28 de Marzo de 2024

Prueba Honda CB650R y CBR650R E-Clutch 2024, ¡Hola futuro!
Honda CB659R E-Clutch 2024
Highlights: Cilindrada 649 cc | Peso 207 kg | Potencia 95 CV | Asiento 810 mm | Carnet A2 | Precio 9.495 €
Honda CBR659R E-Clutch 2024
Highlights: Cilindrada 649 cc | Peso 211 kg | Potencia 95 CV | Asiento 810 mm | Carnet A2 | Precio 10.495 €

Invitados por Honda Canarias hemos viajado hasta Marsella para conocer todos los detalles y probar las nuevas Honda CB650R y CBR650R 2024 con el novedoso embrague electrónico E-Clutch. La marca del ala dorada ha renovado las dos motos de cuatro cilindros en línea que comparten plataforma y que en 2023 fueron líderes de ventas en sus respectivas categorías en Canarias; tanto la Neo Sport Café de estilo distinguido como la deportiva más popular entre el carnet A2.

 

Ambas se presentan un año más como una versión continuista, pero con relevantes cambios a nivel estético y de equipamiento y, sobre todo con la magia del E-Clutch de Honda, la revolución de los embragues que va a romper todo tus esquemas y que abre una puerta al futuro. Se trata de un nuevo y revolucionario sistema de control automático del embrague para motos que permite arrancar desde parado o cambiar de marcha en movimiento sin necesidad de accionar la maneta del embrague. Suena bien, ¿verdad? Pues esperen a leer las sensaciones...

 

➡️Precio Honda CB659R E-Clutch 2024.- 9.495euros

➡️Precio Honda CBR650R E-Clutch 2024.- 10.495euros

 

 

Honda vuelve a marcar el camino a seguir

 

Honda ha dado un paso revolucionario en el mundo de las motocicletas con el lanzamiento oficial de su innovador E-Clutch, marcando un hito como el primer sistema de control automático de embrague para motos con cambio convencional. Este sistema pionero permite arrancar desde parado o cambiar de marcha en movimiento sin necesidad de accionar la maneta del embrague, brindando una experiencia de conducción más fluida y cómoda.

 

 

Más intuitivo que el DCT

 

A diferencia del cambio DCT, donde la maneta de embrague es inexistente, el E-Clutch ofrece al piloto la libertad de accionar manualmente la leva de embrague en cualquier momento para realizar un cambio de marcha de forma tradicional. Sin embargo, lo que hace único al E-Clutch es su capacidad para gestionar el embrague de manera autónoma, tanto para subir o bajar de marcha, detener la moto o realizar una salida en parado.

 

 

Más rápido que cualquier Quickshifter

 

Es esencial comprender que el E-Clutch va más allá de ser simplemente un cambio rápido tipo `Quickshifter`. Este sistema opera electrónicamente, sin necesidad de cable hidráulico, gestionando la apertura y cierre de los discos incluso cuando la moto está detenida o durante una salida. Honda lo describe como una tecnología electrónica que proporciona un control instantáneo y preciso del embrague, garantizando un funcionamiento óptimo en diversas situaciones de conducción. El nuevo sistema es más rápido que un quickshifter porque hay menor tiempo de desconexión del encendido para ejecutar el cambio de engranajes.

 

 

Siempre puedes tomar el control manual

 

El enfoque de Honda con el E-Clutch es ofrecer a los motoristas la opción de accionar manualmente la maneta o dejar que el sistema lo haga electrónicamente. Esta flexibilidad permite que conductores de diferentes niveles de experiencia y habilidad puedan disfrutar de la conducción de manera más cómoda y concentrarse en el placer de pilotar.

 

El potencial impacto del nuevo Honda E-Clutch en el mundo de la transmisión de motocicletas es considerable, recordando la revolución que supuso la tecnología DCT en 2010. Es ligero, compacto y económico –apenas supone 300 euros de sobreprecio-, lo que sugiere que puede adaptarse fácilmente a cualquiera de las configuraciones de motor que ofrece la marca. De hecho, las protagonistas de este reportaje, las estrellas de la gama ‘Fun’ de media cilindrada, han sido los dos primeros modelos que lo montan. Con el E-Clutch, Honda continúa su legado de innovación en el diseño y la tecnología de transmisión de motocicletas, abriendo nuevas posibilidades para una conducción más fácil, intuitiva y emocionante.

 

 

Líneas afiladas y dashboard remozado

 

Las nuevas CB650R y CBR650R han perdido la horizontalidad en las líneas del diseño de “sus cinturas”, con un colín más afilado, unas tapas laterales más modernas, en la caso de la naked, y un frontal más estilizado, en la deportiva. Los asientos ha sidon modificados para integrarse de manera más armoniosa con la zaga trasera de nueva factura, manteniendo su accesibilidad con una altura de 810 milímetros. Los faros leds también se actualizan en ambos casos, con clara inspiración a sus hermanas mayores; CB1000R y CBR1000RR Fireblade. La instrumentación digital cuenta ahora con una pantalla TFT a color de 5 pulgadas a todo color incluye conectividad Honda RoadSync para navegación giro a giro en pantalla y acceso a otras funciones del smartphone. En equipamiento mejora con la llegada de un puerto USB tipo-C debajo de los asientos.

 

 

Sutiles cambios en el motor Euro5+

 

No hay grandes cambios en el bloque de cuatro cilindros en línea que sigue manteniendo los elásticos 95 CV a 12.000 revoluciones y 63 Nm a 9.500 rpm de la versión anterior, pero sí hay novedades en lo relativo al consumo y emisiones para adaptarse a la Euro 5+. Los ingenieros de la marca han revisado la ECU y el catalizador, incorporando un sensor OBD2-2 que optimiza el rendimiento y mejora el consumo. La autonomía te permite disfrutar del nuevo E-Clutch durante 300 km sin paradas para repostar.

 

 

La parte ciclo permanece casi intacta

 

En la parte ciclo nos encontramos con los mismos ingredientes que las versiones anteriores para los dos modelos. El mismo chasis y las mismas suspensiones firmadas por la marca de la casa; Showa, que son garantía de equilibrio.  La horquilla invertida (SFF-BP) ha recibido sutiles cambios en los reglajes que mejoran su firmeza. El equipo de frenos se confía a Nissin, monta pinzas de freno delanteras de 4 pistones y anclaje radial para morder discos de 310 mm en el tren delantero. Por su parte, las llantas de 17 pulgadas equipan neumáticos deportivos Sunlop Roadsport 2 120/70-ZR17 y 180/55-ZR17.

 

 

Una genialidad nunca vista hasta ahora.

 

De entrada, lo que más destaca en estas nuevas Honda es, obviamente, el nuevo embrague electrónico de Honda. Un revolucionario sistema que ya no precisa del uso del embrague para subir o bajar marchas, pero tampoco para arrancar o parar. Un elemento que va a resultar tremendamente útil para aquellos que utilicen cualquiera de las dos para el día a día. Y aunque ambas se va a seguir ofreciendo con el embrague convencional, esta innovación supone un plus de confianza y seguridad para los que llegan estos modelos con su recién estrenado A2 bajo el brazo.

 

 

How it works?

 

El sistema pesa 2 kilos, y físicamente el embrague y el cambio no son diferentes de los de una moto convencional. Su funcionamiento es simple: elimina la necesidad de accionar la maneta del embrague para subir o bajar marcha; solo es necesario accionar con la bota izquierda la palanca del selector. Tampoco necesitar apretar la leva al arrancar o parar, con protocolo de funcionamiento tan sencillo como el de un scooter, pero mucho mejor. Y para los ortodoxos del cambio manual de toda la vida, que sepan que en cualquier momento puedes volver a tomar el control con la maneta, que no se ha eliminado.

 

 

How do you feel?

 

Como diría el presentador de Bricomanía; “fácil, sencillo y para toda la familia”. Es más difícil explicarlo que entenderlo cuando lo pruebas. Te subes a la moto, giras la llave de contacto y pulsas el botón de arranque con el punto muerto engranado y el sistema está listo para que salgas y pares de la misma manera a cómo lo harías con una scooter; eso sí, con la posibilidad de ir cambiando de marchas con solo accionar con el pié la palanca del cambio. ¿Y si tengo una marcha engranada cuando pulso el botón de arranque? Tendrás que usar el embrague, como toda la vida. ¿Y si he parado y quiero volver a ponerme en marcha pero tengo engranada una marcha larga? El tablero te indica con una enorme flecha roja, que deber introducir la primera, sin necesidad de accionar la maneta de embrague. El sistema es realmente sencillo, práctico e intuitivo. A los 5 minutos de uso, estará totalmente abducido.

 

 

Más allá del E-Clutch

 

Siempre es un placer experimentar el poder de una Honda con motor tetracilíndrico. La atención meticulosa de Honda a la suavidad de la marcha es evidente; el motor se desplaza de manera sorprendentemente fluida y en silencio, hasta que alcanzas las altas revoluciones y el escape emite un generoso rugido, como debe ser.

 

La entrega de potencia en los rangos bajos y medios de estos motores permite mantener marchas largas sin preocupaciones, ya que la respuesta del acelerador es siempre generosa. Con la incorporación del nuevo E-Clutch, los cambios de marcha son aún más rápidos y precisos, gracias a la reducción del intervalo de desconexión del encendido. Después de unos minutos de adaptación al nuevo sistema, las sensaciones son realmente gratificantes.

 

 

Menos complicaciones; más sensaciones

 

Una vez te sumerges en la experiencia, te unes al grupo de los convencidos. Olvidas la maneta del embrague y te concentras en las sensaciones que ofrece la moto, como su estabilidad, agilidad y el rendimiento de su motor de 95 CV, que puede limitarse a 35 kW para los usuarios del carnet A2. Gracias al nuevo E-Clutch, puedes aprovechar al máximo los cambios de marcha instantáneos sin perder tracción, lo que aumenta la confianza al exprimir al máximo su potencia.

 

Es una moto predecible y precisa, controlada desde el acelerador. La potencia siempre es suficiente, y la parte ciclo parece estar perfectamente equilibrada para manejarla, incluso a altas velocidades en carretera. Destaca especialmente el tarado más firme de la horquilla invertida Showa, que transmite una sensación de confianza y seguridad incluso a velocidades elevadas.

 

 

Para todos los niveles de conducción

 

Tanto la CB650R como la CBR650R son ideales para aquellos que se inician en las motos de alta cilindrada. Su motor es dócil y predecible en los rangos bajos, pero se vuelve deportivo y enérgico cuando se le exige. Es un motor que cautiva al piloto: suave en los bajos y medios, explosivo en las altas revoluciones, y más eficiente que nunca gracias al E-Clutch y al control de tracción de serie.

 

La posición de conducción de la CB650R ofrece una ergonomía que permite disfrutar de cada kilómetro, desde el primero hasta el último. Por su parte, la CBR650R es un poco más exigente, pero a cambio ofrece una experiencia más emocionante al cargar más peso en la rueda delantera gracias al manillar clip-on y las estriberas más retrasadas.

 

 

Sobrada para cualquier propósito

 

El sistema de frenos, con dos discos delanteros de 310 mm y pinzas Nissin de 4 pistones de anclaje radial con ABS, cumple con creces su función. En la parte trasera, el disco de 240 mm con pinza de un pistón proporciona el control necesario. La frenada es potente y dosificable, incluso en condiciones de conducción muy dinámicas, y neutral en situaciones de frenada de emergencia.

 

Los 95 CV son más que suficientes para disfrutar de la CB650R no solo en carretera, sino también en la ciudad, gracias al equilibrio acertado entre motor, frenos y suspensiones. Por su parte, la CBR650R permite intensificar las sensaciones, especialmente en circuito, con una distancia libre al suelo que evita roces en las inclinaciones. En ambos casos, estamos ante motocicletas no solo divertidas, sino también cómodas y eficientes, gracias a la excelente ejecución de un motor tetracilíndrico que, si no fuera por Honda, estaría en peligro de extinción.

 

De izquierda a derecha, los ingenieros de desarrollo de las Honda E-Clutch

Noriyoshy Tsutsui, Kazuki Watanabe, Junia Ono, Tatsuya Ryuzaki, Yuta Hasado y Asuka Ito

 

Un cóctel que mejora los ingredientes

 

El E-Clutch es el resultado de un cóctel en el que se mezclan el cambio semiautomático “quickshifter” con el cambio de doble embrague “DCT” de Honda. Una vez “mezclado y agitado” obtenemos como resultado un sistema ligero, sencillo y económico, que se podrá acoplar a cualquier motor de la marca y que hace la conducción más sencilla y, sobre todo, más emocionante porque esta tecnología te permite centrarte en la diversión de la conducción. En resumen, una genialidad más de la marca que cree en “The Power Of Dreams”.

 

Esquemas de colores de la Honda CB650R E-Clutch 2024

 

🟢 Matt Laurel Green Metallic

⚪ Pearl Smokey Gray

🔴 Candy Chromosphere Red

⚫ Matt Gunpowder Black Metallic 

 

 

Esquemas de colores de la Honda CBR650R E-Clutch 2024

 

⚫ Grand Prix Red Tricolour

🔴 Matt Gunpowder Black Metallic

 

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW F 900 XR - 12000 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS