|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba BMW R nineT Urban GS, espíritu indomable

01 de Diciembre de 2020

Prueba BMW R nineT Urban GS, espíritu indomable
BMW R nineT Urban GS
Highlights: Cilindrada 1.170 cc | Peso 221 kg | Potencia 110 CV | Asiento 850 mm | Carnet A | Precio 14.566 €

Cada día es más habitual que las marcas quieran captar a los usuarios que buscan productos auténticos, atemporales y exclusivos, y para ello incluyen en su catálogo modelos que intentan recuperar el espíritu original; algo en lo que los diseñadores de la firma bávara son unos maestros. Con su inconfundible motor bóxer de 1.170 cc la R nineT Urban G/S ha dado un paso más en su viaje al pasado como una trail ciudadana que recuerda la mítica R 80 GS de la década de los 80 en su decoración y en algunos componentes de su carrocería.

 

Con el objetivo de aportar un plus diferenciador y exclusivo a esta coqueta Urban G/S que nos cedió para esta prueba Marmotor BMW Motorrad, el fabricante alemán ha llevado a cabo un ejercicio de extremo cuidado por el detalle para despertar la esencia más elegante de los años 80. La naturaleza original y auténtica de la R NineT Urban G/S ha visto impregnados sus genes con los destellos del pasado pero con la tecnología de hoy, para disfrutar de una moto vintage de estilo clásico de enduro, con todas las garantías.

 

Precio BMW Motorrad R nineT Urban G/S.- 14.566 euros + gestión de matriculación

 

 

En general, la gama R nineT de BMW Motorrad se ha convertido en portavoz e imagen de la celebración de los noventa años de la prestigiosa marca alemana. Un acierto comercial de la marca representada por Marmotor que ha añadido a su catálogo una razón más para enamorarnos de ésta musculosa y elegante motocicleta.

 

La BMW R nineT Urban G/S rememora el espíritu de la BMW R 80 G/S con la tecnología de hoy. Para ello cuenta con el bóxer refrigerado por aire de 1.170 cc y 110 CV a 7.750 rpm y un par de 120 Nm a 6.000 rpm que se traducen en una contundente respuesta al retorcer el acelerador. Es una moto muy capaz y bien servida de prestaciones, destacando la enérgica respuesta que tiene en la parte baja, o su aprovechable medio régimen que, por cierto, viene acompañado de una banda sonora capaz de resucitar a un muerto, gracias al escape de acero inoxidable que sale por el lado izquierdo.

 

 

Respecto al chasis, la Urban G/G confía en el bastidor modular que facilita la personalización, especialmente con tres componentes: una parte frontal principal con una pieza de terminación integrada y un subchasis del pasajero. Cuenta con una horquilla telescópica convencional en la parte delantera mientras que atrás confía en el sistema Paralever con un monoamortiguador central, como en el resto de nineT.

 

Una de las originalidades de la BMW R nineT Urban G/S se aprecia en la utilización de llanta delantera de 19" y radios anclados en nervadura exterior para montar neumáticos tubeless, aportando una usabilidad y una estética más off-road. Además, puedes obtener como equipamiento opcional neumáticos Continental TKC80 para aportarle aún más capacidades endureras.

 

 

Elegante y segura de sí misma. 

 

La original arquitectura del motor bóxer 1200 marca el estilo sobre el que se dibuja la silueta de esta R nineT. Las dos protuberancias que llaman la atención en la vista desde atrás, sobresalen con la misma corpulencia de los hombros de un culturista, dejando caer las líneas que esculpen su figura y que nos recuerdan a la mítica R 80 G/S de los ochenta con un color blanco no-metálico en el depósito y en el guardabarros delantero y una máscara del estilo ochentero. Además de este conjunto de depósito y sillín debemos mencionar un faro redondo tan sencillo como atractivo.

 

Pero no todo es fachada en la G/S, os podemos adelantar que esta neoclásica se mueve con la agilidad y que ofrece el control de una moto más ligera, pequeña y vanguardista. Una moto con pedigrí heritage alemán que se muestra y comporta como un conjunto perfectamente homogéneo, incluso guardando un fuerte contraste en su interior, con componentes a la última, como su sofisticada inyección electrónica o sus pinzas radiales, y detalles tan retro como sus llantas de radios o el depósito de chapa.

 

 

Una moto reducida a lo esencial

 

BMW ha apostado por una línea sencilla pero muy efectiva para la estética de la BMW R nineT, algo que también se ve reflejado en la espartana instrumentación que se limita a un reloj analógico con velocímetro y una pantalla LCD. Para darle un aire más clásico, se ha cargado de acabados de muy buena calidad y materiales nobles la BMW R nineT es una moto dispuesta a no pasar desapercibida.

 

Otra de las grandes virtudes de la BMW R nineT es su capacidad para ser personalizada. Desde su concepción BMW la ideó como una moto preparada para ser modificada, por constructores profesionales y aficionados dispuestos a recurrir al enorme catálogo de piezas disponibles en el mercado en múltiples firmas de accesorios.

 

 

Si lo que buscas es una moto con carácter, la Urban G/S te a va a seducir desde el primer momento

 

Listos para disfrutar de la esencia de un motor bóxer, puro y despojado de aditamentos innecesarios, la Urban G/S nos da la bienvenida con una sacudida lateral al arrancar y al acelerar en vacío que nos transporta a años que ahora miramos con cierta añoranza. Y todo ello enfatizado por el bronco sonido de un escape que consigue erizar el vello sobre tu piel. Un balanceo que te acompaña manifestándose en cada cambio de marchas, debido a su cigüeñal longitudinal, imprime carácter al empuje sin filtros de un motor con un par motor más que generoso de 116 Nm a 6.000 rpm.

 

A los adictos a la marca de la hélice poco vamos a desvelarles de un motor bóxer en estado puro, pero para todos los demás, confirmarles que es un propulsor fiable, contundente y sobre todo muy adictivo cuando te acostumbras a las controlables sacudidas de su espíritu indomable. Puedes someterle a pruebas de todo tipo y el bóxer siempre va a salir airoso, eso sí, a su estilo, empujando desde abajo y dejando patente su personalidad.

 

 

La R nineT es más juguetona en las curvas de lo que esperas de una moto de 221 kilos

 

Que el tablero de instrumentos no tenga un cuentarrevoluciones al uso es algo que no echarás en falta. Por concepto, el bóxer no necesita ser exprimido hasta la zona roja para dar lo mejor de sí mismo. Cunde más cuando estrujas los Nm que te ofrece la parte baja y media. Si te centras en disfrutar de la elasticidad y la dulzura de la mecánica alemana, terminarás con una sonrisa bajo el casco.

 

La R nineT mueve bien esas contundentes caderas que la caracterizan. Sus 221 kg no la destacan como una moto ligera, pero gracias a un buen compromiso de masas, con un centro de gravedad bajo, la ancha palanca ofrecida por el manillar y el asiento bajo, la G/S Urban se mueve bastante bien entre tramos de curvas enlazadas. Los cambios de dirección no son intuitivos, hay que trabajárselos, pero esa misma exigencia te hace disfrutar más de los resultados cuando aprovechas su comportamiento predecible y neutro.

 

 

Vibraciones medidas, oscilación característica y temperamento, mucho temperamento

 

Para poder disfrutar de las bondades del motor necesitamos una parte ciclo equilibrada y en consonancia con sus prestaciones. Al rígido chasis, del que el motor forma parte integral, se anclan delante una horquilla delantera convencional con barras de 43 mm y un monoamortiguador trasero anclado al Paralever que ofrecen un buen compromiso entre confort de uso y rendimiento óptimo. 

 

De entrada, las suspensiones pueden parecer blandas, pero se adecúan a las peculiaridades de una moto poco común. Una vez en marcha comprendes que un tarado más rígido no garantizaría la absorción de las reacciones que provoca la transmisión por cardan, sin embargo la calidad de los componentes permiten un suave confort sobre cualquier terreno con un compromiso óptimo al apretar el ritmo en zonas de curvas. Y hablando de curvas, los cambios rápidos requieren cierta exigencia física, algo que olvidas en cuanto abres gas y te encuentras con la respuesta de ese motor bóxer de aire, generoso y utilizable, que no pide estiradas más allá de su zona media.

 

 

Nuestra unidad de pruebas montaba unos excelentes neumáticos Metzeler Tourance Next sobre llantas de radios de 19 y 17 pulgadas, delante y detrás, respectivamente, que ofrecen un buen compromiso para los que no nos atrevemos a meter la G/S por lo marrón. Pero desde el concesionario Marmotor nos confirman que se puede pedir la moto con neumáticos de tacos, mejorando notablemente la estética final de una moto tan especial y, además, su comportamiento fuera de carretera, si hay quien se aventure a ello con una moto con aires dakarianos.

 

Tampoco podemos poner reparos al equipo de frenos de la Urban G/S; delante, doble disco de 320 mm con pinzas axiales de cuatro pistones. Detrás, un disco de 265 mm que permite equilibrar las frenadas y acompañar con muy buena capacidad de dosificación la tremenda potencia del conjunto delantero. Sin embargo, si abusamos del freno trasero cuando reducimos marchas, oiremos el quejido del neumático trasero más de lo que sería recomendable. 

 

 

Una posición de conducción de dominio absoluto, poco común e inédita en el segmento.

 

En nuestro recorrido por la isla de Gran Canaria, huyendo del temporal de la bendita lluvia que tanto necesitamos, hicimos un buen número de kilómetros, muchos de ellos a buen ritmo y con pocas paradas, y en ningún momento nos sentimos incómodos o cansados sobre una moto acogedora y amable con el piloto. El asiento corrido te permite moverte con libertad y la posición de conducción consigue que los brazos no se carguen.

 

Dinámicamente la Urban G/S sorprende porque a pesar de sus voluminosas formas y su aire clásico se muestra más ágil de lo que harían presagiar los 221 kilos que figuran en su ficha técnica. El gran brazo de palanca que proporciona su ancho manillar permite domesticar las reacciones en las curvas, en complicidad con el apoyo proverbial de un tren delantero que dibuja con nobleza la carretera. A la respuesta vigorosa del motor bicilíndrico hay que sumarle un tacto dulce del cambio, sin brusquedades, sin sobresaltos y con un buen tacto.

 

 

Una moto con gran carisma y personalidad, y dispuesta a enamorarte desde el primer instante

 

El gran protagonista de la R nineT Urban G/S es un motor dispuesto a ofrecerte una buena respuesta en todas las circunstancias. Sobre él se vertebra el resto de una moto que ofrece un comportamiento sorprendente y divertido. Una moto hecha para satisfacer  a los más puristas e indomables de la marca gracias a la esencia de un motor bóxer que destila autenticidad y que ofrece diversión “sin filtros”.

 

Acertar con la compra de una moto es complicado, pero siempre es mejor dejarte llevar por el corazón que por la cabeza y, desde luego, si la estética de la Urban G/S te enamora, es una opción de la que no te arrepentirás jamás. Su diseño atemporal inspirado en la R 80 GS del Dakar y su mecánica fiable y excitante harán que sea la predilecta de tu garaje a la hora de salir a pasar un buen rato viviendo momentos memorables.

 

Unidad de prueba cedida por Marmotor BMW Motorrad, concesionario oficial

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos33 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Honda Varadero 1000 XL - 4700 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS