|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba BMW R 18, tradición germana de culto a los metales

27 de Julio de 2021

Prueba BMW R 18, tradición germana de culto a los metales
BMW R 18 First Edition
Highlights: Cilindrada 1.802 cc | Peso 345 kg | Potencia 91 CV | Asiento 690 mm | Carnet A | Precio 24.590 €

Qué BMW Motorrad quería hacer de su R 18 un modelo que rindiera culto a la tradición germana, sin olvidarse de estampar en su obra el sello tecnológico de la marca, es algo que se hizo evidente en la primera aparición del Concept R18 en la edición 2019 del Concorso d´Eleganza Villa d´Este (Italia). La BMW Concept R18 se presentó como una bobber en estado puro; elegante a rabiar, sorprendente por su línea clásica y un inconfundible aire moderno, brillante y atrevido.

 

La R 18 First Edition de BMW Motorrad está construida alrededor del inmenso motor bóxer de 1.800cc que es toda una declaración de intenciones de diseño y futuro. Una moto auténtica que rinde tributo a los “metales nobles” y donde no hay sitio para lo superfluo. Además, el diseño clásico se combina en la R 18 con una tecnología bien definida y contemporánea para crear un concepto de motocicleta fascinante, capaz de ofrecer una experiencia de conducción tan refinada como emocional.

 

Precio BMW Motorrad R18 First Edition.- Desde 24.950 euros

 

 

Su belleza radica en la exposición descarada de la mecánica desnuda

 

La R 18 de BMW Motorrad Marmotor cuenta con un bastidor de triángulo de acero que abraza el inmenso motor bóxer de 1.800cc. El basculante, también de acero, parece ser una prolongación del chasis y “oculta” un único amortiguador situado bajo su minúsculo asiento monoplaza de aire retro, una espectacular pieza elaborada en cuero. La horquilla delantera, con barras decoradas con el mismo patrón cromático que el elegante depósito de gasolina tipo lágrima que combina con el negro brillante en pintura Metal Flakes gris con doble filete en blanco, muy al estilo custom. El faro redondo full-led autoadaptable, los guardabarros envolventes y las preciosas llantas de radios, de 21 y 18 pulgadas, rematan un conjunto redondo.

 

 

Acero, cromo y aluminio, materiales auténticos para una joya clásica

 

La BMW R 18 protagonista de nuestro reportaje, una versión especial de lanzamiento con acabado First Edition, es la combinación perfecta que evoca los orígenes de la marca. Elementos puros como un big bóxer refrigerado por aire, un eje de transmisión cardán a la vista, predominio de tonos negros con perfiles blancos, depósito en forma de lágrima y un chasis de aspecto rígido. Y si a todo ello le sumamos accesorios como los escapes cola de pez y diversos elementos cromados en contraste con el negro intenso, obtenemos una temperamental BMW que busca ofrecer sensaciones y emociones.

 

 

El bóxer de aire más potente de todos los tiempos, y con un par descomunal

 

Si hay un elemento que destaca por encima de los demás en el R 18 de Marmotor, es el “big bóxer”. La pieza central de la bobber alemana impresiona por su aspecto, pero también por una tecnología que no huye de las cualidades tradicionales de los motores bóxer refrigerados por aire. El “dos cilindros de aire” más potente jamás utilizado en una producción en serie de BMW Motorrad cubica 1.802cc. La potencia máxima es de 67 kW (91 CV) a 4.750 rpm, una cifra nada excepcional si no fuera porque entre 2.000 y 4.000 rpm disponemos de un par superior de 150 Nm. Una fuerza de tracción gutural que se combina con un latir tan armonioso como rotundo.

 

 

El pseudo bastidor rígido de acero esconde muchas sorpresas

 

En una impecable combinación de piezas de acero, primorosamente soldadas, con secciones fundidas y forjadas, forman un bastidor de doble triángulo de innegable belleza. Al igual que la legendaria BMW R5 de 1936, en la que se inspira esta R 18, el basculante trasero esconde la transmisión aunque dejando, en alguna sección, el cardán a la vista. Para las suspensiones no se ha querido recurrir a elementos tecnológicos ni ajustes electrónicos. El esquema es bastante básico; delante una horquilla telescópica de 49 mm, con un recorrido de 120 mm, y detrás, una suspensión central cantiléver montada directamente y con un monoamortiguación de 90 mm de recorrido.

 

 

Las llantas de radios garantizan un aspecto extremadamente elegante

 

El nuevo sistema de frenos de la BMW R 18 consta de un freno de disco doble en la parte delantera y un freno monodisco en la parte trasera, junto con pinzas fijas de cuatro pistones y sistema ABS. Con ello se garantiza el control de una moto grande, su longitud total es de 2,44 metros con 1.731 mm de distancia entre ejes, y pesada, 345 kg en orden de marcha. Y es que todo el conjunto ha sido diseñado para que no desentone alrededor de un motor tan descomunal. El resultado final es un perfecto y equilibrado maridaje entre todos los elementos de una moto que ya se ha convertido en referente de la categoría.

 

 

Tecnología cuidadosamente integrada una moto que destaca por su armonía

 

La R 18 esconde, bajo ese aspecto de moto con aire retro, una paquete tecnológico de asistencias a la conducción. Disponemos de tres modos de conducción que, junto con el ASC y el MSR, proporcionan una conducción placentera y segura. Los tres modos de conducción son “Rain”, “Roll” y “Rock”, nombres seductores que permiten adaptar todo el empuje del descomunal motor a las preferencias individuales del piloto. El equipamiento de serie incluye también el ASC (Control de tracción, desconectable), que garantiza un elevado nivel de seguridad durante la conducción. Además, la nueva R 18 está equipada de serie con control del par de arrastre del motor (MSR). Asimismo dispone de un asistente eléctrico para marcha atrás, que facilita las maniobras, y control de arranque en rampas, como opciones de fábrica.

 

 

No será fácil ver dos BMW R 18 iguales

 

BMW ha facilitado el trabajo de los amantes de la personalización con un diseño que facilita los cambios en la configuración básica de la moto. Partes del bastidor desmontables, tapas intercambiables y puntos de sujeción extra, permiten la instalación de accesorios y piezas exclusivas disponibles en el programa de Accesorios Originales BMW Motorrad. Además, las tapas visibles de las válvulas (tapas de culatas) y la cubierta de la correa (cubierta del alojamiento del motor) están diseñadas de forma que se encuentran fuera de la cámara de aceite, lo que facilita su cambio. De entrada, además de llantas, asientos y escapes diferentes, hay disponibles dos colecciones: “Machined” y “Negro bitono”, de diseño de piezas de aluminio fresado, creadas en colaboración con Roland Sands Design.

 

 

Si te gusta el postureo, la foto de tu cara “la primera vez” se va a hacer viral

 

A su lado, disfrutando del espectáculo de una impresionante moto de perfil bajo, te sientes cohibido. El motor sobresale por los laterales de manera intimidatoria como un elemento estético, pero también anunciando lo peculiar de su dinámica. Sobre el bajo y confortable asiento de la R18 “First Edition” la impresión del musculoso bóxer se acentúa. No parece haber lógica en sus desmesuradas proporciones. El primer reto es poner el “cuarto y mitad” de tonelada en posición vertical, pero para conseguirlo te ayudas de un manillar con buen brazo de palanca. La segunda impresión llega al pulsar el motor de arranque, es algo así como golpear un tambor junto a un avispero; el susto te hace palidecer.

 

 

Un motor lleno, también de sensaciones y placer de conducir

 

Una vez acostumbrados al peculiar latir de un motor que “carga a la izquierda” y al peso de una moto que abruma por su peso y sus dimensiones, el fluir es más sencillo de lo esperado. El descomunal par motor te ayuda a salir desde parado sin apenas acariciar el mando del gas. Una vez en marcha, esa sensación de cabeceo desaparece. Tampoco se percibe, muy a nuestro pesar, el sonido contundente que se espera de una moto con el bóxer más grande de la historia, pero la Euro5 está acabando con muchos de nuestros “vicios”. Es un placer disfrutar, pistonada a pistonada, de una conducción relajada aprovechando el empuje de un motor en el que el par motor predomina sobre la potencia. Entre 2.000 y 4.000 rpm hay más de 140Nm, para desconsuelo de los amantes de los convulsivos cambios de marchas.

 

 

La BMW R18 es una moto que hará sentir cada kilómetro

 

La estructura del motor está siempre ahí, omnipresente. Siempre que apartes la vista del frente, el big bóxer se hace patente. Los 1.802cc hacen que los cilindros refrigerados por aire sobresalgan por los laterales de manera más que notoria, casi dos palmos de largo tiene cada cilindro. Los ingenieros de Berlín han recurrido al ancestral sistema de accionamiento de las válvulas por varillas y su perceptible repiqueteo te acompaña en tu conducción. La dinámica, a pesar de los 345 kilos, está muy bien conseguida y, salvo que seas de los que pretende rozar el codo en cada curva, su demoledor empuje te va a conquistar. Acelerar es puro vicio; gas y freno por puro placer. O aprovechar la zona media para hilvanar curvas sin descanso utilizando sólo el mando del gas.

 

 

Los tres modos de conducción aciertan en su denominación

 

Las aportaciones tecnológicas son una obviedad en una moto firmada por BMW, pero el prodigio técnico de esta R 18 está en haberlas conseguido integrar de forma realmente discreta. Por ejemplo, incorpora tres modos de conducción: Rock (el más dinámico de todos), Roll (Intermedio) y Rain (el más suave). Estos modos cambian el comportamiento del motor para hacerlo más explosivo o tranquilo, a la vez que intervienen el recorrido del acelerador y modifican el sistema ASC y la frenada guiada por un sistema ABS. La instrumentación es simple y clara. En una sola pantalla circular se integra el velocímetro y una pequeña pantalla de cuarzo líquido que nos indica las rpm, marcha engranada, reloj, el modo de conducción seleccionado, velocidad media, consumo medio o kilómetros recorridos. Rematan el apartado tecnológico el faro autoadaptable, que ilumina el interior de la curva en los giros, y la llave de contacto wireless.

 

 

Estabilidad sorprendente, incluso en curvas rápidas

 

La estabilidad en las curvas, incluso a alta velocidad, está garantizada por una horquilla delantera convencional con barras de 49 mm escondidas dentro de embellecedores y un monoamortiguador trasero oculto. En ambos casos sin opciones de regulación, pero se afanan por digerir los baches con comodidad al tiempo que mantienen la trayectoria marcada desde los mandos de la R 18 de BMW. Un comportamiento excelente siempre que tengamos claro que no se trata de una moto concebida para rodar rápido. El equipo de frenos también cumple con solvencia su cometido. Los tres discos de 300mm; dos en el eje delantero mordido por pinzas axiales de doble pistón y uno en el eje trasero, garantizan suficiente capacidad de frenado, ayudándonos del uso combinado en ambos trenes. Los neumáticos, de medida 120/70-19 delante y 180/65-16 detrás, son los encargados de engullir todas las irregularidades que puedas encontrar mientras conduces la R 18 por asfaltos rugosos.

 

 

No se trata de ir rápido, lo importante es disfrutar del camino

 

El carácter del “big bóxer” de 1.802cc por encima de las 3.000rpm y la solvencia de las suspensiones te invitan a avivar el ritmo, pero la queja de las estriberas al rozar con facilidad en las inclinaciones, te devuelve a la realidad. A la hora de abordar curvas, incluso en las rotondas de la ciudad, es fácil tocar en el asfalto con unas estriberas que se pliegan hacia arriba con demasiada frecuencia. Y mejor que sean las estriberas porque da la sensación de que las culatas o los escapes en forma de cola de pez podrían echar chispas si insistimos en ello. De todas formas la R 18 avisa con claridad en el momento en el que comenzamos a ir demasiado rápido con una moto que, gracias a su bajísimo centro de gravedad, te invita a entrar en las curvas con alegría gozando de una estabilidad y agilidad poco frecuentes en este tipo de motos.

 

 

Solo las aportaciones tecnológicas nos regresan de un excitante viaje al pasado

 

La R 18 no es una moto para tímidos, eso está claro. Sus dimensiones, su contundente bóxer y su exultante belleza son un imán para las miradas; y no sólo para las de aquellos que babean ante los modelos de la marca premium alemana. En fotos es una moto atractiva, pero para valorar realmente la acertada conciliación entre tradición y estética hay que pasarse por Marmotor y dejarse seducir por su belleza y lo impactante de su “big bóxer”. Una moto purista, que se conduce al estilo “old-school” y que basta con subirte a ella para olvidarte de la rutina, pero de la que también gozas con el simple placer de la contemplación. Eso sí; el súmmum solo se alcanza cuando te coges al manillar y su epicentro bóxer comienza a palpitar… ¿Te atreves?

 

Unidad de prueba cedida por Marmotor BMW Motorrad, distribuidor autorizado

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos38 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Triumph Exporer 1200 XCX LOW - 14500 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS