|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba BMW F 900 R, terapéutica emoción “Made in Germany”

08 de Enero de 2021

Prueba BMW F 900 R, terapéutica emoción “Made in Germany”
BMW F 900 R
Highlights: Cilindrada 895 cc | Peso 211 kg | Potencia 105 CV | Asiento 815 mm | Carnet A2 | Precio 8.850 €

BMW Motorrad se marcó un objetivo a la hora de renovar su F 800 R; que su sucesora fuera más precisa, intuitiva y dinámica. La misión de sustituir a la F 800 R no era una misión baladí ya que la F 800 R nos pareció una de las naked más lógicas y versátiles de su tiempo. Para lograr superarla, tenía que reforzar algunos de los aspectos mejorables de una moto que se había convertido en una de las superventas de la marca en Canarias, sobre todo como modelos de acceso a la marca de los usuarios del carnet A2. 

 

Con esta nueva Dynamic Roadster, como BMW llama a esta F 900 R, BMW Motorrad amplía su oferta de productos de la  gama media. Un modelo que es sinónimo de una conducción placentera, una conducción divertida y con opciones de equipamiento únicas; todo ello, en un paquete con una atractiva relación calidad-precio. Y es que la marca alemana presume de ella como una moto que encarna “la libertad y el estilo de vida moderno”.

 

Precio base BMW F 900 R.- Desde 8.850 euros (No incluye gastos de matriculación)

Precio unidad probada.- 11.493 euros (Incluye Pack Confort + Pack Dinámico + Pack Activo + Acabado Sport *)

 

 

Emocionante y terapéutica; puro placer de conducir en todo momento

 

Nueve meses después de que su hermana, la F 900 XR parara por las manos de nuestro equipo de pruebas (VER REPORTAJE), y gracias a Marmotor, concesionario oficial BMW Motorrad en Las Palmas, probamos la BMW F 900 R, la apuesta del fabricante alemán para el mercado naked que tantas ventas acumula. La F 900 R también se ofrece en una variante apta para A2 con 95 CV, para que puedas disfrutar desde el principio de la intuitiva conducción de la F 900 R.

 

Una moto con un diseño deportivo y agresivo que encaja con el rendimiento en términos de potencia, par motor y sonido. A eso hay que sumarle otros factores como sus múltiples ámbitos de uso, su idoneidad para el día a día y la ergonomía, que convierte a la F 900 R en una motocicleta interesante tanto para los conductores deportivos, como para noveles y aquellos que retoman la conducción.

 

 

Referente tecnológico en el sector.

 

Nuestra protagonista presenta una base tecnológica desconocida hasta ahora en la gama media gracias a su equipamiento de serie de alta calidad (Conectividad y luces LED de serie en todo el vehículo) y su amplia gama de equipamientos opcionales disponibles, en parte únicos (entre otros, luz adaptativa para curvas, Keyless Ride, Dynamic ESA, modos de conducción Pro, asistente de cambios Pro, llamada de emergencia inteligente, ABS Pro, MSR, DTC, DBC y RDC).

 

Tras la vigorosa figura de la F 900 R se esconde el puro placer de conducir. Sus resaltadas y angulosas nervaduras subrayan como tendones tensos el carácter atlético de la moto. Se muestra concentrada y completamente musculada. El frontal es atrevido. Los faros y el puesto de conducción encajan de forma compacta delante del manillar, como los puños de un luchador: a la defensiva y lista para atacar en cualquier momento.

 

 

La naked media de BMW Motorrad viene de serie con 2 modos de conducción, ASC (control automático de estabilidad, desactivable) y ABS de serie, pero como opción puede incorporar modos de conducción Pro con DTC, ABS Pro, DBC y MSR. Con los «modos de conducción Pro» el conductor podrá experimentar con mayor intensidad las facetas deportivas de la nueva F 900 R. Otros equipamientos opcionales son los modos de conducción adicionales «Dynamic» y «Dynamic Pro», el control de tracción dinámico DTC, el ABS Pro optimizado para las curvas, el Dynamic Brake Control (DBC) y la nueva regulación de arrastre del motor (MSR). También puede elegirse como opción la suspensión Dynamic ESA con regulación electrónica del amortiguador trasero.

 

 

A nivel propulsor, la nueva BMW F 900 R utiliza una evolución del motor en línea de dos cilindros introducido en 2018 con la F 850 GS, ahora con 77 kW (105 CV), aunque lo más importante es su entrega de par, que alcanza los 87 Nm entre las 4.500 rpm y las 8.500 rpm, lo que reafirma su músculo a casi cualquier rango de giro del motor y ofrece una dinámica de conducción aumentada. Los principales responsables de ello son el aumento de cilindrada hasta los 895 cm3 (antes: 853 cm3) y el incremento en la relación de compresión, de 12,7:1 a 13,1:1, todo ello bajo las estrictas obligaciones contaminantes de la normativa Euro 5.

 

El desfase de encendido de 270 grados, busca un mayor empuje en las zonas baja y media, y una caja se silenciador bajo el chasis que provoca en el escape un sonido especialmente emotivo. Asimismo incorpora un embrague anti rebote de serie, con regulación de arrastre del motor (MSR), que impide el resbalamiento de la rueda trasera en caso de cortar el gas o pasar a una marcha inferior bruscamente, ofreciendo así una mayor seguridad.

 

 

La nueva F 900 R descansa sobre un bastidor de acero que integra el motor como elemento portante, así como un depósito de combustible que recupera su posición clásica por delante del conductor. Sobre este chasis de acero se articula el larguísimo basculante de aluminio y un subchasis desmontable. Las estriberas de piloto y pasajero van montadas sobre placas de aluminio, atornilladas al motor.

 

Las suspensiones son clásicas, para lo habitual en BMW. Horquilla invertida de 43 mm de diámetro y amortiguador trasero ZF montado sin bieletas al basculante. Al menos el muelle rojo le da una nota de color. En nuestra unidad de pruebas las suspensiones tienen ajuste electrónico ESA, lo mejor para adaptar el carácter de las suspensiones cómodamente desde el manillar. Todo un invento que acaba con los líos de abrir o cerrar hidráulicos, manejar llaves y contar clicks.

 

 

Realmente, son muy pocos los usuarios ajustan las suspensiones a su peso o a su manera de conducir, y mucho menos las cambia si lleva uno o 2 pasajeros. Con este sistema opcional puedes elegir precarga para piloto solo, piloto más carga o 2 ocupantes. Al accionarlo la moto sube o baja en parado, gracias a un bonito depósito de gas a presión situado en el lateral izquierdo. También se pueden seleccionar (en parado o en marcha) los ajustes hidráulicos entre modo Road o Dynamic.

 

Los neumáticos Bridgestone Battlax S21 tienen las medidas habituales 120/70-17 delante y 180/55-17 detrás, montados sobre unas llantas muy ligeras. Los frenos son los habituales discos de 320 mm con pinzas Brembo de 4 pistones y anclaje radial. El disco trasero es de 265 mm de diámetro.

 

 

El cuadro de instrumentos es muy moderno, con la conocida pantalla TFT a color de 6,5 pulgadas de BMW perfectamente legible con BMW Motorrad Connected Ride de serie. Para mostrar toda la información de manera intuitiva, los diseñadores de BMW Motorrad quisieron obtener la máxima legibilidad, incluso en condiciones lumínicas adversas. Además, se ofrece un abanico de información, una calidad en la visualización y una facilidad de manejo hasta ahora desconocidos. 

 

A nivel visual, los gráficos de la pantalla se han adaptado para encajar con el mundo «onroad» deportivo. Si se incluyen los modos de conducción Pro como equipamiento opcional, el conductor dispone de una serie de pantallas «Core» adicionales. Una característica única en la gama media es BMW Motorrad Connected Ride de serie, que permite llamar cómodamente por teléfono, escuchar música o navegar mientras se conduce.

 

 

Llave presencial y luz autoadaptable a las curvas

 

Nuestra unidad de pruebas llevaba arranque sin llave, un elemento opcional muy cómodo y práctico para los despistados. Como cada vez es más habitual también está equipada con programador de velocidad, algo que se debería usar poco en una moto tan sport como esta a la que le seducen más los constantes cambios de ritmo.

 

La ergonomía de la nueva F 900 R está aún más afinada que en su predecesora, y el depósito en fibra le aporta ligereza y formas más adecuadas para todo tipo de posturas. Arrancamos mediante botón, porque la unidad de prueba incluye sistema Keyless y de suspensión ESA, y el nuevo bicilíndrico de 895 cc y 105 CV, nos saluda con rotundidad

 

 

A los mandos es dinámica, progresiva e intuitiva

 

El tacto, hasta cierto punto áspero en parado, desaparece en cuanto te pones en marcha. Sorprende el bramido inicial, y es que esta moto no es nada discreta. Tiene su carácter, ruidoso pero fácil de llevar, muy potente a cualquier régimen y progresivo para alagría de los que cuentan con menos experiencia.

 

Desde los primeros metros descubres que la F 900 R incorpora un tren delantero que desenvuelve con sorprendente agilidad, pero nunca inquieta al que conduce. Seguramente el amortiguador de dirección que acompaña disimuladamente ayuda bastante en ese aspecto, pero la `culpa` del buen feeling es del chasis, con geometrías acertadas y un nivel de rigidez óptimo para los exigentes recorridos de los que podemos disfrutar todo el año en Canarias.

 

 

Revolucionando tu diversión

 

La F 900 R responde de manera precisa y directa, entrando en cada curva de manera intuitiva con la potencia adecuada, como si transformaras directamente tus ideas en el puro placer de conducir. Además, acompaña tu experiencia con su tecnología y seguridad, aportando esa dosis extra de confianza que hace falta en los momentos más críticos. El depósito en el lugar más lógico, optimiza la distribución óptima del peso, para poder sacar el rendimiento de un motor que expresa su carácter a través del sonido de un compacto escape inferior que pone de relieve su atrevida estética.

 

 

Dinamismo deportivo que enfatiza el placer de conducir

 

La conducción de la naked media de BMW Motorrad se hace con dosis de intuición y espontaneidad a partes iguales. La potencia del motor no se esconde en un margen estrecho del cuentarrevoluciones, la tienes a tu disposición a cualquier régimen, aunque si quieres salidas fulgurantes de las curvas, los 87Nm que te ofrece entre 4.500 y 8.500 rpm el bicilíndrico en paralelo, se muestran apetecibles para cualquier paladar. Es impresionante la manera de empujar de los modernos bicilíndricos, par a todo régimen, sin la sensación de llevar un motor eléctrico, lineal y aburrido. El motor se siente latir, listo siempre para acompañar con brío al giro de tu muñeca con un notable impulso que te catapulta hacia adelante.

 

 

Mientras conduces, la información de lo que sucede entre tus piernas te llega de forma intuitiva a través de una pantalla completísima, que además, algo que es realmente práctico, puedes simplificarla o ampliarla sin soltar el puño izquierdo. Engranamos marchas despreocupadamente gracias a un cambio semiautomático que permite subir y bajar relaciones sin usar embrague, por cierto, con un eficaz sistema antirrebote. Un sistema de cambio semiautomático que, en cada nueva versión de BMW Motorrad, se muestra más afinado, y que ya no depende tanto del par motor de cada zona del régimen.

 

Frenos y suspensiones están a la altura del resto del conjunto, tanto por eficacia como por capacidad de dosificación. El equilibrio del chasis permite que la moto se coloque en el punto exacto que le ordenas para, con un suave acompañamiento de tu cuerpo, lograr la trazada perfecta. El aplomo en la pisada te invita a buscarle las cosquillas a golpe de gas, pero es tan noble y progresiva, que siempre la tendrás bajo control.

 

 

Ayudas electrónicas que permiten a cualquiera ser “lobo con piel de cordero”

 

La unidad de prueba cedida por Marmotor BMW Motorrad, como es costumbre, disponía de todas las opciones, desde los modos de conducción Pro hasta los mencionados sistemas Dynamic ESA, pasando por el ABS Pro o el mencionado asistente de cambio (quickshifter). Asistencias todas ellas que te permiten sacarle el máximo partido a la que BMW ha decidido llamar Dynamic Roadster, una tímida denominación bajo la que se esconde una auténtica deportiva sin carenado. Con una potencia específica de 117 CV/litro, prefiere carreteras abiertas, o las tandas en el circuito, para desarrollar su potencial.

 

BMW siempre ha sabido impregnar a sus naked de ese carácter que hacen de ellas motos que piden caña a gritos y la F 900 R no podía ser menos. Aunque es una moto para pasear tranquilamente, servirte para el día a día o para hacer salidas a ritmo sosegado, su espíritu es más de “lobo” que de “cordero”. Un carácter que no esconde su estética absolutamente moderna y agresiva que, sin ningún tipo de cúpula ni deflector, protege bastante bien del viento gracias a la acertada posición del cuadro de instrumentos.

 

 

Entre las novedades del cuadro de instrumentos, que ya destacamos en la prueba de la F 900 XR, incidimos en el acierto de las gráficas del tablero en el modo “sport” cambiando el tipo de cuenta revoluciones y añadiendo un inclinómetro, un decelerómetro y un indicador del porcentaje de control de tracción, que además indica los valores máximos obtenidos. Es tan curioso que al final vas retándote a ti mismo cuando llegas a la siguiente curva. ¡Cuidado, que engancha!

 

Los 13 litros de capacidad de su depósito ofrecen una autonomía que ronda los 200 kilómetros, sin apurar la reserva. Y es que la F 900 R va pidiendo siempre más caña y eso se nota a la hora de pasar por la gasolinera. Respecto a la iluminación, más apreciable que nunca en estos cortos días de invierno, es tan brillante como la luz blanca que proporciona la tecnología LED. Además la luz autoadaptable a las curvas de la F 900 R se enciende automáticamente a partir de una inclinación de 7°, y las luces LED separadas del faro principal proporcionan una iluminación óptima en el interior de la curva, para que puedas trazarla con mayor seguridad.

 

 

La BMW F 900 R es una de las opciones que todos los usuarios del carnet A2 deberían probar como alternativa a las superventas de Canarias, aprovechando además que los concesionarios de la marca alemana en las islas disponen de unidades demo. Y es que, aparte de ser una excelente moto que te seducirá irremediablemente si la pruebas, las atractivas fórmulas de financiación que te ofrece BMW, permitirán el sueño de comenzar el año sobre una de las naked más modernas y tecnológicas del mercado.

 

La nueva F 900 R está disponible en «Negro Tormenta metalizado», «Azul San Marino metalizado» y, en el atractivo estilo deportivo de nuestra unidad de prueba, en «Plata Hockenheim Metalizado/Rojo Racing».

 

* Equipamiento opcional montado en la unidad de pruebas:

  • Pack Confort: 401,49 € (Arranque Confort + Punos calefactables)
  • Pack Dinámico: 705,32 € (Faros Autoadaptables + Dynamic ESA + Luz diurna + Faro delantero Pro)
  • Pack Activo: 694,47 € (DTC + Asistente Cambio de Marchas PRO + Modos de conducción Pro + ABS Pro con Luz de Freno Dinámica)
  • Acabado Sport: 217,03 €
  • Caballete central: 130,21 €

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos37 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS Rally - 13990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS