|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Benelli TRK 502 X 2020, más de lo que esperas, mucho más

04 de Octubre de 2020

Prueba Benelli TRK 502 X 2020, más de lo que esperas, mucho más
Benelli TRK 502 X 2020
Highlights: Cilindrada 500 cc | Peso 213 kg | Potencia 47,6 CV | Asiento 840 mm | Carnet A2 | Precio 6.799 €
Benelli TRK 251
Highlights: Cilindrada 249 cc | Peso 153 kg | Potencia 24,5 CV | Asiento 835 mm | Carnet A2 | Precio 3.899 €

Para los pocos que aún no conozcan la moto que distribuye Aránzazu Motobike en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, a modo de presentación les diremos que la Benelli TRK 502 es una de las trail más vendidas en toda Europa. Su motor tiene una potencia de 47,6 CV (homologada para el A2) y un exclusivo motor bicilíndrico calado a 360º que le proporciona más par motor que otros motores de similar potencia, ofreciendo además un sonido excitante. La TRK puede superar los 170 km/h pero lo más importante es que puede mantener velocidades de crucero que superan a los límites legales, si hiciera falta, para que los largos viajes no sean un hándicap, como sucede en otras A2.

 

Además de la versión básica; la Benelli TRK 502, la marca de origen transalpino ofrece a los amantes de la aventura una evolución que va un paso más allá. Se trata de la Benelli TRK 502 X, una trail A2 más pura, más capaz de afrontar caminos off-road gracias a unas sólidas protecciones que mantiene la integridad mecánica en caso de caída. Pero no sólo destaca por su aspecto estético, más agresivo, sino que se le ha dotado de neumáticos mixtos, llantas de radios, con la llanta delantera de 19" y un sistema de escape elevado para que se puedan afrontar los posibles vadeos con mayor seguridad.

 

Precio Benelli TRK 502 X 2020.- 6.799 euros (Incluye Matriculación)

Promoción actual: Kit de 3 maletas de aluminio + herrajes de montaje por 1.350 euros.

 

 

La Benelli TRK 502 X es el modelo touring-adventure más deseado de la marca italiana.

 

Se trata de una trail A2 que se presenta como una opción muy versátil y perfecta para afrontar un viaje. Tanto su motor como el chasis multitubular que lo circunda y las suspensiones, de largo recorrido, han sido diseñados para el confort del conductor y el acompañante. La Benelli TRK 502 X se posiciona como una interesante alternativa del trail A2 demostrando que, para la mayoría de los usuarios, sus 47,6 CV son más que suficientes para disfrutar de buenas experiencias, dentro y fuera del asfalto.

 

Con un empaque similar al de las maxitrail de mayor cilindrada, Benelli ha tenido la acertada osadía de confiar en un motor de potencia limitada, para lo que es habitual en este tipo de motos, y competir con él en un segmento cada día más de moda, en el que muchos usuarios han confiado ya por su facilidad de conducción y el recorrido de las suspensiones.

 

 

Además de su precio, que te sorprende a poco que hayas mirado los catálogos de modelos trail de otras marcas, al primer golpe de vista quedas impactado por el tamaño de una moto que engaña ya que en cuanto te pones en marcha descubres sus bondades; ligera, dinámica y fácil de conducir. Una moto sorprendentemente manejable que va a ofrecer grandes momentos de satisfacción a quienes se decidan por la moto de Aránzazu Motobike.

 

Como en todos los modelos de la nueva Benelli, una marca que ha pasado hace años a formar parte del gigante chino QJ, destacan los acabados y el equipamiento, además de la clara inspiración que los diseñadores buscan en otros modelos populares del mercado. Motos que entran por los ojos pero que refrendan con su comportamiento que los modelos que llegan de china poco tienen que envidiar a los que vienen, en teoría, de países mucho más cercanos.

 

 

La TRK 502 X italo-china cuenta con todos los aditamentos que busca un usuario de este tipo de motos. Desde una imponente carrocería con protecciones que te permitan guarecerte de los elementos a un tamaño suficiente para dos personas y para equiparla, además, con las 3 maletas que hagan más fácil nuestro viaje.

 

El equipamiento tampoco está nada mal; desde un depósito de 20 litros que alarga la autonomía para que puedas rodar todo el día sin parar (casi 500 km), a suspensiones regulables (horquilla invertida y monoamortiguador), paramanos con nervio metálico, cúpula, manetas de freno y embrague regulables, toma USB para cargar los “cacharros” electrónicos, botoneras retroiluminadas y un tablero de instrumentos, completo y de fácil lectura,  que será la envidia de tus compañeros de ruta. Tampoco falta la cada día más popular iluminación full-led.

 

 

En cuanto a la parte ciclo, el chasis está construido con un entramado multitubular, sección que también se emplea, por partida doble, en el basculante. Las llantas de radios, de 19 pulgadas delante en la versión “X” y 17 en la trasera, montan neumáticos Metzeler Tourance en medidas 110/80 R19 y 150/70 R17, para disfrutar así mismo de caminos sin asfaltar.

 

Mención especial merecen las suspensiones. No hay muchas trail en el mercado con componentes de similar calidad; delante horquilla invertida Marzocchi con barras de 50 mm y con unos reglajes específicos para un uso en off-road que, sin ambargo, en ningún momento se muestran ineficaces en asfalto. Detrás el amortiguador trasero es regulable en extensión, compresión y precarga de muelle con 64 mm de recorrido y va anclado directamente del chasis al basculante. Cuenta con frenos de alta calidad, destacando la pinza de anclaje radial Benelli, y discos  de 320 mm delante, y un disco de 260 mm detrás, dotados de ABS de Bosch.

 

 

El propulsor de la Benelli TRK 502 X es realmente peculiar. El fabricante se ha fijado en el bóxer alemán y ha querido darle un carácter germano y un sonido similar con un silencioso que, en el caso de la TRK 502 X, cuenta con una salida elevada. El bicilíndrico paralelo DOHC de 8 válvulas y 500 cc, es capaz de ofrecer 47,6 CV a 8.500 rpm y un par de 46 Nm a tan solo 6.000 rpm. También se diferencia del propulsor de su hermana gemela en la diferente configuración de la electrónica para lograr una entrega de potencia más lineal.

 

No te vamos a engañar, el asiento de la TRK 502 X es alto, y no sólo por los centímetros que le separan del suelo, una cifra similar a sus rivales; es algo más ancho y confortable, pero eso complica algo las cosas para moverla en parado, sobre todo para personas de corta estatura que acusarán notablemente el peso de la moto al intentar ir hacia atrás con una ligera pendiente. Un hándicap que, también es verdad, desaparece cuanto engranas primera y te pones en marcha.

 

 

Y ya que hablamos de ponernos en marcha, les diremos que la posición encima de la TRK 502 X es cómoda. Pantalla, deflectores y paramanos hacen su trabajo perfectamente y quedas protegido del viento y, muy probablemente, de lo más duro de la lluvia. Los mandos son de uso agradable y la pantalla del cuadro de instrumentos, legible de un vistazo, sin datos superfluos. El ancho manillar te permite moverte con más facilidad de lo que se espera con una moto de este volumen, y una vez bajas la visera del casco y engranas primera, comienza la diversión.

 

El motor empuja mucho desde abajo y la relación de cambios cortita se muestra ideal para nuestro recorrido por la carretera TF-21 de ascenso hasta el Teide. La parte ciclo es realmente ágil y el motor sube de vueltas con extraordinaria facilidad, aunque siendo conscientes de que contamos con menos de 48 CV. Una vez superada la curva de Aguamansa, y en un día sin tráfico, puedes deleitarte del sonido “pseudo bóxer” que nos regala la moto italo-china; un sonido evocador, muy conseguido. Contundente, sin llegar a ser molesto.

 

 

El confortable asiento y una excelente protección aerodinámica serán tus aliados a la hora de viajar

 

El carácter del motor te invita a jugar con el cambio aunque en muchas ocasiones no sea del todo necesario. El tacto embrague – caja de cambios no tiene puntos criticables, más bien al contrario: Las marchas se engranan con suavidad y precisión. La elasticidad de su bicilíndrico te permite subir a buen ritmo sin bajar de tercera velocidad, aprovechando su buen par motor. Su mejor rango de utilización está entre las 2.500 y 5.500 rpm. Una banda ancha para deleitarte con su suavidad y empuje, sin necesidad de acercarte a las 9.000 revoluciones que pinta en rojo la Benelli.

 

Si lo que quieres es ir a saco, sacando el máximo partido a los casi 48 CV de su bicilíndrico, lo mejor es que pienses en otro tipo de moto y en sacarte el permiso de conducción A. La Benelli trail más cañera no está pensada para eso sino para ofrecer placer y disfrute a ritmos legales. Con 6.500 rpm en sexta puedes ir a 120 km/h, sin perder ni un ápice de confort de marcha.

 

 

Si el motor aprueba con nota, la parte ciclo no se queda atrás. Podríamos decir que el bastidor está diseñado no sólo para domesticar los 48 CV de la TRK 502 X; hay chasis para más caballos. El multitubular no queda desbordado en ninguna situación, respondiendo con nobleza incluso a las perrerías a las que le sometimos en diversas trazadas por las carretera que circundan el majestuoso Teide. El comportamiento de la horquilla Marzocchi con barras de 50 mm, con un tarado más bien pensado para las escapadas off-road, es el más adecuado que podríamos desear para el rugoso y áspero asfalto de las islas. Sobre el amortiguador, nada que objetar. Exquisito en cualquier situación y adaptable a cualquier necesidad.

 

Como la mayoría de las trail, entra muy bien en curva y el ancho manillar te permite improvisar en pleno viraje, confiando en la precisión del tren delantero. Para nada echamos de menos más sección de neumático delantero en carretera, que nos permitirá gracias a sus 110mm de ancho y 19 pulgadas de diámetro, divertirnos más cuando termina lo negro. La frenada no ofrece complicaciones. Contamos con un conjunto potente y equilibrado que ofrece contundencia y capacidad de dosificación, a partes iguales.

 

 

Las impredecibles condiciones climatológicas del Parque nacional del Teide nos impidieron disfrutar con intensidad de la faceta off-road de la TRK 502 X y sólo pudimos meternos en una pista fácil y no concluyente, pero las sensaciones fueron buenas. El suave empuje del motor es una virtud fuera del asfalto y la suavidad de accionamiento de los mandos permiten cierta dosis de diversión, aún sin montar neumáticos de tacos. Las derrapadas son controlables, si no nos olvidamos de que vamos en un aparato de casi 240 kilos en orden de marcha.

 

Gracias al recorrido de las suspensiones y al “botón mágico” para tierra que permite desconectar el ABS, puedes hacerte una buena ruta por tierra disfrutando de las bondades de una moto con potencia más que suficiente para sacar a relucir tu lado más aventurero o gamberro.

 

 

Sinceramente, habíamos disfrutado de la Leoncino 502 y de la 502c por las evocadoras carreteras de los Alpes, pero teníamos dudas sobre el encaje que ese mismo motor iba a tener como propulsor de una moto con la envergadura de la TRK 502 X, que busca contentar a usuarios que buscan motos con las que domesticar sus ansias de aventura, pero tras esta prueba hemos de reconocer que Benelli ha acertado con una moto de la que no te esperas tanto, sobre todo en calidad y dinamismo.

 

Para los que busquen una trail con empaque y les guste conducir dentro de los límites legales, la TRK 502 X no les va a decepcionar; todo lo contrario. Dispone de una parte ciclo realmente consistente, con suspensiones y frenos de buena factura. El motor es “todo suavidad”, con una electrónica y carácter que te permiten exprimirlo sin llevarlo al extremo y con un sonido que te embriagará. Una moto realmente versátil, sobre todo si le montas el kit de maletas, y que dejará boquiabierto a quien te pregunte por su precio.

 

 

Benelli TRK 251, una trail ciudadana sin complejos.

 

Como complemento a nuestro reportaje, Aránzazu Motobike nos invitó a una toma de contacto con la Benelli TRK 251, equipada con el kit de maletas SHAD, una trail ciudadana sin complejos que supone la puerta de entrada en el segmento trail para el carnet A2 de la marca italiana. La Benelli TRK 251 cuenta con un motor monocilíndrico de 249 cc que entrega 24,5 CV de potencia máxima a 9.500 rpm y 21 Nm de par motor, a 7.000 rpm.

 

En el apartado ciclista, la Benelli TRK 251 2019 se sustenta en un chasis multitubular muy similar a la construcción tipo Trellis, junto a una horquilla delantera invertida de 120 mm de recorrido y un monoamortiguador trasero de 51 mm. Llantas de aleación de 17 pulgadas y unos neumáticos mixtos terminan de conformar esta moto de carácter polivalente.

 

La TRK 251 cuesta 3.899 € en Aránzazu Motobike, con seguro a terceros de regalo (mayores de 25 años)

 

 

Con solo un par de horas para probarla, pudimos constatar que la 251 es ideal para moverte en trayectos cortos; esos que hacemos a diario, por nuestra ciudad o por las vías que la circundan. Su gran capacidad de carga, con el kit de maletas SHAD la convierten en una moto tan práctica como una scooter, con la ventaja de una parte ciclo más consistente. Una moto que, a medida la conduces, vas descubriendo todas las posibilidades que ofrece una “dos y medio” realmente capaz.

 

Su condición de trail asfáltica ha sido un acierto para conectar con un mayor abanico de clientes ya que se ha priorizado su óptimo comportamiento en carretera, sobre todo en la agilidad en los cambios rápidos de dirección. La posición de conducción la convierte en una moto eminentemente cómoda, sea cual sea la distancia a recorrer. El manillar, adecuado al tamaño de la moto, permite que brazos y hombros queden en una postura tan natural como relajada.

 

 

El consumo es otro de los puntos fuertes de la TRK 251; casi 400 km con su depósito de 17 litros.

 

La suavidad de entrega de potencia y la facilidad para subir de vueltas son las principales virtudes de un motor que sorprende gratamente. Los 24,5 CV que rinde este monocilíndrico de refrigeración líquida no es que te vayan a asustar, pero el empuje que ofrece en toda su gama de revoluciones, está a la altura de los mejores de la categoría. Las prestaciones, que te impulsan circular a 120 km/h cuando las circunstancias lo admiten, te permiten utilizarla incluso fuera de la ciudad, con seguridad y solvencia.

 

Los 153 kilos se manejan con enorme facilidad, incluso con el trío de maletas. No hace falta tener mucha experiencia para disfrutar y sacarle el jugo a esta “dos y medio” en las curvas que rodean Puerto de La Cruz, donde está una de las tiendas y servicio postventa de Aránzazu Motobike. Su conducción es adictiva y la parte ciclo está a la altura de las bondades del monociclíndrico italo-chino.  Las suspensiones equilibradas y los neumáticos Metzeler Sportec que calza de serie, garantizan el agarre. El disco flotante de 280 mm que monta delante, con pinza de cuatro pistones, permite apurar las frenadas con solvencia, sin que la horquilla invertida de 41 mm se resienta.

 

 

En definitiva, la familia TRK de Benelli nos ha sorprendido gratamente. No es frecuente encontrar motos con un equipamiento tan completo, por el precio al que se venden. Son motos ideales para quienes no tienen mucha experiencia, gracias a su facilidad de conducción y, como nos confirmó Fran Pérez, propietario de Aránzazu Motobike, por su reconocida fiabilidad. Motos que te invitan a dejar a un lado el coche y a disfrutar de cada trayecto diario de forma placentera sobre dos ruedas.

 

Motos de prueba cedidas por Aránzazu Motobike, concesionario oficial Benelli

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas

Galería de fotos41 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Ducati Hypermotard 939 - 7990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS