|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Probamos la gama QJ Motor, 5 modelos con argumentos para en éxito

01 de Mayo de 2023

Probamos la gama QJ Motor, 5 modelos con argumentos para en éxito

Con 6 años de garantía "transferibles" y “sin letra pequeña”

 

Desde que el pasado mes de octubre QJ MOTOR anunciara su ambicioso desembarco en nuestro país de la mano de MB Motor Ibérica, una filial del Grupo Motos Bordoy, las etapas se han ido sucediendo siguiendo el plan establecido por los responsables de una marca china que reconoce “sin complejo alguno” su origen y que presume de una incontestable capacidad industrial para hacerse un hueco en el mercado de la moto.

 

Aunque el catálogo global de QJ MOTOR es inagotable, a España, y Canarias de la mano de Fierro Motor, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, y de Danara Motor en la de Las Palmas, van a comercializar, de momento, un total de nueve modelos de motos entre 125 y 800cc, abarcando tres segmentos de un mercado, el de las Adventure, Street y Custom, que cada año venden en España unas 50.000 unidades.

 

 

El objetivo de la marca es ganar protagonismo en el mercado español

 

QJ MOTOR es una marca de Qianjian Motorcycles, empresa especializada en I+D y fabricación de motocicletas, motores y componentes, perteneciente, a su vez, al grupo Geely, fabricante líder de automóviles que controla importantes marcas como Volvo Cars, Polestar, Lotus, Geely auto, Lynk & Co y Proton cars. Qianjiang Motorcycles ofrece, desde hace más de 30 años, soluciones de movilidad de contrastada calidad a un total de 130 países y regiones y controla, junto a la marca QJ MOTOR, también las marcas Benelli y Qjang.

 

Ambicioso atrevimiento de una marca poco convencional

 

Con el orgullo de llevar en el nombre la de marca las iniciales y el respaldo del Grupo Geely, QJ MOTOR juega su baza con una gama que apunta a prácticamente todos los segmentos del mercado de la moto, y lo hace con el atrevimiento que le otorga el nivel de calidad y fiabilidad en la fabricación de motocicletas, que el grupo ha conseguido con productos afianzados en el mercado y que les han hecho ganarse un hueco en los principales mercados europeos, aportando un soplo de aire fresco al sector y ofreciendo a los clientes una gama que no ha hecho más que mostrar la punta de lanza.

 

 

“Una marca con un potencial tecnológico e industrial, incontestable”

 

Albert Bordoy, presente en la introducción de los nuevos modelos que íbamos a probar al día siguiente, acababa de regresar de la fábrica de QJ MOTOR en China y confesó su asombro, y el de su hermano Jordi, que le acompañó en la visita, del potencial de la marca china: “El catálogo es inagotable. Disponen de un extensísimo catálogo de productos estándar, aunque también fabrican bajo demanda de los clientes de las distintas regiones del mundo, adaptándose a las exigencias concretas”.

 

“Trabajan en todas las tipologías de motos; desde eléctricas a térmicas, y desde pequeñas scooters 125 a impresionantes trail de gran cilindrada. Su metodología se basa en plataformas contrastadas que, una vez definidas, les permiten ofrecer productos diferenciados por su carácter y orientación”, reconocía Albert ante la prensa, con la certeza de que el mercado de la moto de España tiene que mirar cada vez más a China.

 

 

Una gama de nueve modelos ordenados en tres segmentos

 

QJ MOTOR comercializa, de momento, en España una amplia gama compuesta por nueve modelos que cubren tres segmentos distintos, adventure, street y custom, y con los que la marca pretende hacerse un espacio en el mercado a través de unas características comunes: modernidad, diseño, fiabilidad, precio competitivo y 6 años de garantía. Y advertimos que ese “de momento” tiene más que ver con la discreción sobre los planes de futuro mantenidos a raya, a pesar de nuestra insistencia, que por la obviedad de que el trozo más grande del pastel del mercado de la moto en España lo copan los scooters. Un suculento bocado (76.000 unidades en 2022) al que dudamos que se resistan a renunciar.

 

Una intensa jornada de pruebas que arrojó muchas certezas y pocas dudas

 

Para que conociéramos de primera mano cinco de los nueve modelos de QJ MOTOR que ya están en los concesionarios oficiales de la marca en Canarias, el staff del Grupo Bordoy nos citó en la comarca del Bages, a unos 60 kilómetros al norte de Barcelona, con enclaves tan atractivos como Navarcles, Talamanca o Mura, con retorcidas carreteras que vertebran en parque natural de Sant Llorenç del Munt i l`Obac, donde pudimos poner a prueba las cualidades dinámicas y mecánicas de los cinco modelos propuestos para la “dura jornada en la oficina”.

 

 

Toma de contacto con la familia Adventure (SRT, de Trail)

 

Con la recién llegada SRT 700 X, la gama de QJ MOTOR más aventurera cuenta con cuatro integrantes: SRT 800, SRT 800 X, SRT 700 X y SRT 550, todas con motores bicilíndricos, y las de mayor cilindrada cuentan con versiones limitadas a 35kW para el permiso de conducción A2. En nuestro turno, la primera en caer en nuestras manos fue la más pequeña de las trail, la SRT 550, moto bicilíndrica con motor de 554 cc con 47,5 CV, aunque por envergadura y peso (235 kilos), parece de mayor cilindrada. Se trata de una trail eminentemente asfáltica, con buena protección aerodinámica y unas defensas excesivas, a nuestro gusto, pero que hacen de ella una moto acorazada. El motor destaca por su elasticidad a cualquier régimen y las llantas de 17 pulgadas, junto a unas suspensiones que priorizan el confort, le otorgan una dinámica bonachona y fácil de conducir. El modelo de acceso a la familia SRT es una moto sencilla, ágil y realmente confortable. Una fiel y asequible montura para el día a día que ha sabido hacer fluir su peso con una pisada estable y predecible.

 

 

Siguiendo con la familia trail, denominada SRT, nos tocaba volver a probar el buque insignia, la SRT 800 X que ya habían probado en Canarias (VER REPORTAJE COMPLETO), aunque esta vez en un escenario diferente. Aunque la rueda delantera de 19 pulgadas con radios de la versión “X” hagan pensar en una orientación más campera, los dos versiones se sienten más cómodas por “lo negro”.  Entre las dos hay pocas diferencias más aparte de las llantas de radios y un menor peso (6 kilos) en la SRT 800 básica. En ambos casos van propulsadas por un elástico bicilíndrico de 76 CV que empuja bien a lo largo de todo el régimen de giro. Con la pantalla TFT de 7 pulgadas en el centro del manillar y una certera triangulación de los elementos que dibujan la posición de conducción, estamos ante una moto de batalla; de muchos kilómetros sin que la fatiga pase factura. La dinámica es óptima, a pesar de los más de 250kg sobre la báscula. En el confort en marcha contribuye la amplia pantalla que protege sobradamente, y además dispone de cubremanetas. Gracias a su moderado consumo y a un gran depósito de 18,5 litros, la autonomía para largos viajes, está garantizada.

 

La SRT 700 X, que acaba de llegar al mercado y que aún no estaba disponible para poderla probar, se convierte en el modelo "entry level" que QJ MOTOR ofrece en el segmento Adventure. Se trata de una motocicleta ideal para aquellos que buscan una moto polivalente y de calidad. Equipa un motor bicilíndrico de 698cc (totalmente nuevo, nada que ver con el de la naked SRK 700) que ofrece una potencia de 74 CV en versión Full Power (limitable a 35 kW), lo que la convierte en una moto potente y ágil, apta tanto para los pilotos con carnet A como los de carnet A2. La SRT 700 X es una moto sobresaliente en términos de calidad, diseño y funcionalidad. Monta iluminación Full LED, Pantalla TFT a todo color, neumáticos Metzeler, suspensiones firmadas por Marzocchi y frenos Brembo con ABS.

 

 

Toma de contacto con la familia Street (SRK, de naKed)

 

El grupo Street lo componen tres modelos: SRK 700, SRK 400 y SRV 550, bicilíndricos igualmente, y el mayor de todos también en versión A2. Tres modelos llenos de carácter que están listos para ofrecer altas dosis de diversión y que buscan el hueco de la marca en un segmento muy competido que cuenta con actores de largo recorrido tanto en modelos naked como neo-retro, target de la SRV 550. Tras haber podido probar la SRK 400 en Málaga (VER REPORTAJE COMPLETO), la SRK 700 supuso una sorpresa aún mayor que su hermana pequeña. La “hermana mayor” monta un motor bicilíndrico en línea con 73,4CV.

 

Es tan atrevida y vanguardista como la SRK 400, pero con mayor empaque y con prestaciones potenciadas. A pesar de ofrecer cotas y una posición de conducción con aire deportivo, la postura es realmente cómoda. El motor empuja sin vacíos desde muy abajo y las suspensiones trabajan en consonancia con las prestaciones del motor para ofrecer muy buenas sensaciones en una moto que se mueve en curvas como pez en el agua. Es ágil y manejable en cualquier situación. Acelera con alegría, mueve la cintura con soltura y frena con más contundencia y capacidad de dosificación que el resto de la gama.

 

 

Aunque denominada SRV 550, la cruiser neo-retro de QJ MOTOR se integra en la familia Street. Bajo nuestro punto de vista es la más atractiva del catálogo de la marca. Su estética neo retro es acertada y con detalles de enorme calidad; basta echar un vistazo al tapizado del asiento o a los mecanizados. Su motor, que a pesar de cilindrada y potencia similar al de la SRT 550, se trata de dos plataformas cuyo desarrollo ha sido independiente, reafirmando esa capacidad tecnológica del fabricante chino. El asiento, ideal para los bajitos con sus 785mm, y el manillar ancho ofrecen un gran confort de marcha y control sobre el tren delantero. El motor; suave, progresivo y dosificable, junto a una equilibrada parte ciclo, nos permitió disfrutar de la SRV 550 más que con ninguna otra demostrando que, si nos olvidamos del logo que hay en el depósito, podemos disfrutar de modelos tan prestacionales como cualquiera, a un precio realmente competitivo.

 

 

Toma de contacto con la familia Custom (SRV)

 

Y para completar el catálogo actual (que seguramente crecerá) la familia Custom cuenta con dos modelos: SRV 300, con un motor bicilíndrico en V, y la monocilíndrica SRV125. En esta toma de contacto, solo pudimos probar la SRV 300 puesto que la SRV 125 se va a presentar a la prensa en breve. Los dos modelos, que ya están disponibles en las tiendas QJ MOTOR de canarias, transmiten los valores de un estilo que sigue cautivando a los usuarios más tradicionales, pero que cada vez atrapa a nuevos tipos de motociclistas. La SRV 300 ofrece las prestaciones de una auténtica custom, mientras que la SRV 125 servirá de acceso a la gama.

 

Si ya es raro encontrar una moto de 296cc con la configuración de motor V-Twin, más te van a sorprender sus sensaciones a bordo de una moto que cumple con todo lo que esperas en una custom; carácter y una buena dosis de vibraciones que te hagan sentirte vivo, o viva, que cada vez hay más mujeres adictas al irreverente estilo custom. El V2 de 30CV de la SRV 300 cumple sobradamente con lo que necesitas para disfrutar en tu día a día o para salir de ruta los fines de semana, sin despegarte de la estela de otras custom con más empaque. Pudimos comprobarlo a ritmo de presentación de prensa, que es algo más alegre que al habitual de los usuarios de este tipo de moto. La parte ciclo se aguanta. Las estriberas rozan, aunque menos de lo previsto y es algo que va aliviándose con el paso de los kilómetros; ya se sabe que el roce hace el cariño. La potencia llega de manera progresiva y de frenos no es que ande sobrada, pero cumple con un aprobado para una moto que entra por lo ojos y que será verdaderamente valorada por los amantes de la cultura urbana.

 

 

Declaración de intenciones por parte de QJ MOTOR en España

 

De la mano de Grupo Motos Bordoy, aportando solvencia y capacidad logística, y con su exclusiva garantía de 6 años “sin letra pequeña” para todos los modelos de QJ MOTOR, el desembarco de la marca en España es toda una declaración de intenciones. Dentro del abanico de los 9 modelos disponibles, raro será el cliente que no encuentre una moto a su medida, pero si aún le quedan dudas, MB Motor Ibérica hace, como promoción de lanzamiento, un esfuerzo en cada uno de los modelos para ponerlas “mas a tiro” de ese cliente que sabe valorar un producto confiando en sus sensaciones y olvidándose de los apriorismos y del logo que aparezca en el depósito.

 

 

Promociones de lanzamiento gama adventure

  • SRT 800 X.- 10.499 euros (ahora 9.352 euros, y seguro y maletas gratis + 6 años de garantía).
  • SRT 800 X A2.- 9.999 euros (ahora 8.999 euros, y seguro y maletas gratis + 6 años de garantía).
  • SRT 800.- 9.926 euros (ahora 8.832 euros, y seguro y maletas gratis + 6 años de garantía).
  • SRT 800 A2.- 9.499 euros (ahora 8.499 euros, y seguro y maletas gratis + 6 años de garantía).
  • SRT 700 X.- 8.832 euros (ahora 8.313 euros, y seguro, matriculación y maletas gratis + 6 años de garantía).
  • SRT 700 X A2.- 8.499 euros (ahora 7.999 euros, y seguro, matriculación y maletas gratis + 6 años de garantía).
  • SRT 550.- 6.499 euros (seguro, matriculación y maletas gratis + 6 años de garantía).

 

Promociones de lanzamiento gama STREET

  • SRK 700.- 6.962 euros (seguro y matriculación gratis + 6 años de garantía).
  • SRK 700 A2.- 6.699 euros (seguro y matriculación gratis + 6 años de garantía).
  • SRK 400.- 5.499 euros (seguro gratis + 6 años de garantía).
  • SRV 550.- 5.999 euros (seguro gratis + 6 años de garantía).

 

Promociones de lanzamiento gama STREET

  • SRV 300.- 4.799 euros (seguro gratis + 6 años de garantía).
  • SRV 125.- 3.299 euros (seguro gratis + 6 años de garantía).

 

Chaqueta utilizada en la prueba: Alpinestars SMX WP Softshell

Casco utilizado en la prueba: Shark Spartan Carbon

Botas utilizadas en la prueba: Dainese York Air Phanton

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Suzuki Bandit 1250 - 4500 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS