|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Los cimientos del Enduro Canario se asentaron en Piedra Molino

28 de Abril de 2020

Los cimientos del Enduro Canario se asentaron en Piedra Molino

Un relato de Feli Santana con fotos de Marcelino Ortega

 

I ENDURO PIEDRA MOLINO - 16 Y 17 DE MARZO DE 1996

 

Como sacado de un cuento de conquistas medievales, con castillos encantados y bosques tenebrosos, hace un cuarto de siglo nuestros deseos expansionistas quisieron conquistar las tierras del norte de Gran Canaria, y llevar a aquellos escenarios, por primera vez en la historia del motociclismo canario, la modalidad del Enduro. Sabido es, que anteriormente existían Los Rallyes de Tierra, el Todo Terreno, y los Tramos Cronometrados, pero la complejidad del Enduro y su puesta en escena arrancaban en Piedra Molino.

 

Creo que fue en una de esas excursiones trialeras por aquellos pagos, en la que nos saltó la chispa de hacer un “Enduro de verdad”. Me había empapado los ISDE y aquellos fornidos pilotos, teñidos de chocolate en el barrizal y motos recias que se dejaban “la piel y el sudor” en las trialeras, me habían enamorado. Todo debía ser auténtico deportivamente: Cronos, tramos, trialeras, enlaces, controles horarios, controles de paso, etc. Y en el escenario tenía que haber; bosques, frío, ovejas, campo, vegetación, barro y aventura. Y vaya si lo hubo. Incluso puede que se nos fuera la mano, diría yo.

 

Esta es una historia interminable que dará para algunos capítulos apasionantes, pero me remitiré a extraer los datos más curiosos y las anécdotas más divertidas de aquellas conquistas. Desde el renacimiento de nuestro Moto Club Las Palmas, en "Roque Nublo" escapamos de los lugares más transitados para alejar enemigos. Y así, abriendo nuevas fronteras llegamos a Montaña Alta de Guía, vendiendo ilusión por las motos. Allí encontramos una buena acogida por parte de su gente.

 

Nos brindaron apoyo y gestión, con los vecinos, con los pasos, con los terrenos e incluso nos solventaron la logística local. El pago de Montaña Alta siempre a tenido un tirón turístico especial por ser las cumbres de Guía, campos de lana y queso. Sus frías tierras de pastoreo y agricultura eran a la vez, un conflicto de propiedades y de carácter de algunos paisanos, a pesar de la rápida conexión con el pueblo donde teníamos a Onofre, como embajador y concejal de Guia. Todos eran felices hasta que pasabas por sus tierras. Aquel año nos licenciamos como bomberos especialistas en conatos de incendios.

 

 

Organizamos dos años consecutivos el Enduro Piedra Molino. La primera cita en la zona de cumbres, por sendas y caminos de musgo resbaladizo, en pleno mes de Marzo. "Enduro Tiernito" fue la expresión que pusimos de moda en aquellos despertares donde el concepto encontró su más auténtico formato de definición y dureza. Recorridos, con cronos en el Pinar del Lomo del Palo y tramo cronometrado en el Pinar de Sanso. Al año siguiente ampliamos el recorrido hasta Guía, con cronos en el Barranco de Guía, Lomo el Poleo y Pinar de Sanso. Dejábamos participar a todo tipo de motos, desde una scooter a una trialera con recorridos alternativos, aunque mejor dejemos esta parte para otra historia… Más que un Enduro era una auténtica fiesta de locos gladiadores peleando contra los elementos. Aún me estremecen algunas imágenes de la búsqueda de aquellos límites.

 

Nuestra logística avanzada estaba compuesta por pastores, rastreadores, radioaficionados, negociadores, diplomáticos, políticos, camineros, ganaderos, arrendatarios, zapadores, camilleros, leñadores, y hasta bomberos. Una fauna nunca vista en una organización. Y es que las cosas a veces se escapan a nuestro entendimiento y pretensiones y en el deseo de montar una "gorda" nos llovieron las desgracias. Quien cerca estuvo de aquellos acontecimientos, fue notario visual de un alzamiento popular. Para poder entender el anecdotario mejor lo desglosamos como si fueran capítulos de cabecera de intriga y suspense de nuestro particular "Neflix".

 

 

Anecdotario:

Para diseñar el cartel montamos todo un estudio fotográfico en plena naturaleza, en medio del pinar de Sanso y una réplica de crono con pinta mundialista. Véase la foto de portada. Oliver Santana, estrenaba la nueva KTM 620. Arrancaba la revolución naranja, frente al imperio del sol naciente donde las XR, CR e YZ marcaban la abundancia. Tan solo las Husaberg y Husqvarna le daban otra nota. Hicimos la presentación oficial en Santa María de Guia, en un edificio antiguo, con mucha "pomposidad" y vino hasta el Director General de deportes Juan A. Díaz Almeida que, curiosamente, era de Montaña Alta. Y se acercó a compartir el Enduro con sus paisanos.

 

Comienza el rifi-rafe. Después de muchas negociaciones para montar la crono en medio del Pinar del Lomo el Palo con el dueño, que se cerró en banda, seguimos insistiendo para encontrar la solución, y dos noches antes del Enduro, tuvo que subir el Alcalde de Gáldar a negociar con el susodicho. Sorprendido el pastor por la visita introspectiva del alcalde a su morada, un apretón de mano, buenas palabras y un regalito… Todo quedó en 30 sacos de pienso para el ganado. Aprendemos rápido eso de los intercambios y de “favores políticos”.

 

Una semana limpiando zarzas en el barranco para el cierre del bucle del recorrido. La noche antes cayó un temporal de lluvias que al día siguiente la moto cero, que garantizaba el paso del recorrido, el campeón de trial, Idelfonso Trujillo, no podía pasar el caudal del barranco. Y yo obstinado que lo intentaran, pues la sangre y sudor de limpiar el Barranco de una semana, había que justificarla.

 

 

La tarde antes de la cita, se presentan unos vecinos preocupados y prohíben el paso por la pista “que acababan cementar” y no se podía pisar en varios días. A las 1.00 h de la madrugada bajo la lluvia, con sachos y linternas como "Hansel y Gretel" perdidos en el bosque, encontramos una opción resbaladiza en el pinar y cambiamos el paso antes de la madrugada… ¡Qué delirio!

 

En una de las bajadas complicadas de vieja y sucia senda, de las que cortaban la carretera asfaltada, se amontonaba el público para ver como caían motos y pilotos del cielo, rodando de la montaña, debido a que el camino era un tobogán de zarzas y jabón, escupiendo material de combate. Era imposible bajar andando, ni mantenerse en pie… Por lo que ya ni les cuento lo que era hacerlo montado en moto.

 

Tras el final del evento, primer encontronazo serio con un agente medioambiental. Discutimos las lindes naturales del Parque Doramas. Al final, un millón y medio de pesetas (9.000 euros) de multa remitida desde Política Territorial por haber tocado el límite geográfico. ¡Qué despropósito más ingrato y qué prepotencia más manifiesta! Querían pararnos los pies desde el minuto cero. Aquello marcó el inicio de nuestra guerra particular con el “Medio Ambiente Canario” y sus defensores a ultranza y que generó material para un capítulo completo de “Epediente X”.

 

 

El primer pódium oficial del Enduro en Canarias ya tenía foto: Francis Medina, Pepe Beltran y Migue Brito. En otras categorías estaban también Carlos Trujillo, Ricardo Herrera, Pablo de la Rosa, Ventura Darias y algunos más cuyo nombre lovido -que me perdonen- y que en cuya memoria y recuerdos quedará sellado el anecdotario de haber sido pioneros en los pódium del Enduro genuino en Canarias. Acaba de nacer el “teatro de las representaciones”, la escena que traería nuevos y consagrados campeones al futuro inmediato.

 

La sensación final fue brutalmente buena a pesar del castigo físico, mental y económico. Como no hay una sin dos, ni dos sin tres, convocamos la segunda edición para quitarnos la espina del primer Piedra Molino. Queríamos corregir errores y volver a medir los limites, ahora que pilotos, pueblo y retos esperaban estocada. Todos los presagios de revancha cicatrizaron inmediatamente. Las imágenes del Enduro y su pintoresca representación habían cuajado con el arranque de una historia apasionante que duró 10 largos años de actividad y nuevas fronteras; entre otras, un Campeonato Regional en todas las islas Canarias, representación del equipo canario en Campeonatos de España de Autonomías y un sueño particular del "Moto Club Las Palmas Roque Nublo" de poder correr los ISDE (Seis dDias de Enduro), la prueba de la especialidad más valorada a nivel mundial… Pero esa es otra historia que contaremos en su momento.

 

Más relatos de Feli Santana en rinconviejasglorias.blogspot.com

 

Grupos Moteros Relacionados

Galería de fotos36 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Ducati 1098 S TRICOLORE - 7990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS