|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

“La carretera verde”, Canarias entre islas con Valsebike Experience

09 de Diciembre de 2020

“La carretera verde”, Canarias entre islas con Valsebike Experience

Lo primero que uno escucha cuando despierta al amanecer en el hotel Taburiente es el ruido del mar, es alto, sientes que se deja oír, rumorea secretos marineros, historias de emigrantes que llorando abandonaron su tierra para ir en busca del dorado cubano. El correillo La Palma, sabe de esas valentías y desventuras. También de triunfos de las dos orillas, esos pensamientos arrojados al mar, para alimentar el consuelo de las olas, que van, vienen y vuelven a ir, han convertido la leyenda en el canto de las sirenas palmeras, que anuncian a los indianos festejar las tradiciones anualmente.

 

Después de cruzar los túneles de la circunvalación de Santa Cruz, con dirección a Sauces y Barlovento, tomamos el ascenso a la cumbre por Mirka y comenzamos a ganar altura entre frutales y abundante hierba en las cunetas, curvas y paellas nos van refrescando con el chubasco mañanero y administrar el tacto en la calzada es nuestro primera necesidad. Sobre todo cuando analizamos que a través de grietas del asfalto, aparece musgo y hierba es una auténtica carretera verde, la que estamos trillando, como aquellas calzadas romanas, que inmortalizaban el paso de los ejércitos  caballo dejando rasurada la huella del trote.

 

 

El porte de los pinos canarios en la altura es musculoso, un cuidado bosque sobresale por encima de los dos mil metros, a partir de aquí la retama y el tajinaste se encargan de decorar el cielo, que despejado se muestra limpio y de una lucidez especial. Cumbre de los Andenes o el paso de los cuervos, aves de traje negro azabache que se muestran dueños absolutos de las cumbres, se exhiben con el descaro y la elegancia de los gatos en su casa. Arriba en el Roque de los Muchachos uno toca el cielo, directamente con los pies en la tierra y entre otras lindesas se siente afortunado como sus islas, de exhibir tanta belleza.

 

 

El observatorio astrofísico de Canarias, demanda un centro de Interpretación pues su monumental funcionalidad debe ser otro reclamo al turismo, que queda perplejo ante el espectáculo del cielo. Ahora toca descenso hacia la tierra del vino. Briesta, Llano Negro, Las Quintanas, Las tricias, Tijarafe. Salpicados de núcleos pintorescos y típicas edificaciones palmeras, destacando el vergel de las huertas y la esencia de vida rural de pueblo. En el mirador del Time, cuelga sobre el barranco de las Angustias y Puerto Naos el abismo.

 

 

Taburiente se abre al mar, con el Benjenao de guardián de la caldera y los Llanos de Aridane se esparcen en la falda de la cumbre vieja y el Pilar, que arranca en el refugio de la punta de los Roques y la cumbrecita y divide vertebralmente hasta el punto más al sur de la isla, junto al penúltimo volcán en erupción en Canarias. Teneguía año 1971. Despues de una comida larga en casa del bodegón la abuela. Nos pilló la noche cruzando el túnel del tiempo, Asi le llaman por el efecto climático de las dos caras de la cumbre y no por la creencia de un regreso al futuro. Aunque en la bohemia y el corazón del equipo de Valsebike Ktm experiencia el regreso es previsible.

 

 

Y como matiza el "Tito Coco" curtido en mil aventuras moteras mundanas. Para arrancar otra experiencia nueva, hay que terminar con la anterior

 

Desde Moto club "Roque Nublo" agradecemos a todo el equipo de Valsebike experiencia y a todos los amigos de la aventura, regalarnos amistad y compañía en un fantástico vieja entre islas.

 

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Ducati Multistrada - 8500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS