|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Juan Carlos Toribio, premio Madonna de Centauros

02 de Junio de 2014

Juan Carlos Toribio, premio Madonna de Centauros

Gracias, gracias por el aliento y este nuevo reconocimiento, gracias por dejarme rodar a vuestro lado mientras nuestra vida se hace a vuelta de rueda y aunque sé que debo seguir luchando, quiero parar en reflexión para enorgullecerme de nuestra grandeza en todo el mundo.

 

Y parto de la frase de nuestro poeta Mariano Aguiló “Olvida que has dado para recordar lo recibido”… pues se hace fuerte en mí, como columnas que soportan la idea, la cantidad de agradecimientos y reconocimientos, la cantidad de veces que he estrechado la mano de un amigo que no conocía y es en este sueño romántico de la vida, donde se crea la realidad indiscutible de… “lo que somos”.

 

Logroño a la una de la madrugada… “Somos uno…” este era el centro de la discusión, de opiniones nunca encontradas, mientras me despedía en larga tertulia de algunos de los compañeros  de la Madonna de los Centauros en España. 

 

Y ese es el encuentro con la idea que confirma nuestro poder como colectivo. Dónde el compañerismo no ha sido desterrado por los intereses individuales, donde la generosidad es demostrada sin intención de ser vista, porque pese a lo que se diga, los motoristas… esos que rodamos en nuestros caballos de metal, somos más que “alguien encima de una moto”.

 

La historia empezaba en 1934 de la mano del Doctor Marco Re ¿La habéis oído contar?... una historia que en diciembre de 1943 se escribía así:

 

“Cuando la guerra haya acabado y la paz vuelva a reinar también el torturado suelo de nuestra Patria, los motociclistas podrán volver a empezar su actividad circulatoria organizativa y deportiva; la Virgen de los centauros inspirará su acción guiará sus pasos y protegerá su ascención. Y una vez al año, en nel día commemorativo de la Santa Protectora, los motociclistas de toda Italia se reunirán en la cautivadora y acogedora Castellazzo, en su célebre santuario, para agredecer al la Protectora y pedir la gracia divina con virilidad y conciencia, como corresponde a hombres encomendados a deporte de lucha y de grandeza.

 

Y el hecho de ver las halanges de los modernos caballeros de la civilización mecánica, montando sobre sus cabalgaduras de acero, acercándose con su gallardete al altar para evocar los ritos de los entiguos caballeros de las Cruzadas, que erguidos en sus vigorosos carceles invocaban la gracia divina, entes de bajar para combatir contra los bárbaros y los descreídos, será un espectáculo digno de los tiempos modernos”.

 

Pero no me quiero ir sin agradecer también a todos los que estáis y lucháis en beneficio de los demás y a aquellos que me ayudáis para que pueda seguir luchando como mis compañeros de la Asociación Mutua Motera u otros Moto Clubs que os tomáis en serio esto de la seguridad…  como decía Rabindranath Tagore “Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que paciente la sostiene”

 

Gracias a todos…

 

Déjame para terminar que te recuerde la frase del Moto Club Italiano (y ya de todos) Madonnina dei Centauri: “La moto es una pasión arrolladora que ahonda sus raíces en un tiempo más antiguo con respecto al del invento del motor de explosión “

 

Atentamente

Juan Carlos Toribio (Asociación Mutua Motera)

 

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Yamaha Niken - 9990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS