|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Héctor en Moto 6: El colofón a un viaje para volver a empezar

22 de Agosto de 2021

Héctor en Moto 6: El colofón a un viaje para volver a empezar

El tiempo es lo único que te hace más rico. Si careces de él, tan solo tienes dinero

 

Para celebrar su primer medio siglo de vida, Héctor Betancor pertrechó su BMW R Nine T Scrambler con el equipaje necesario y se lanzó a recorrer parte del viejo continente; desde Huelva hasta Roma y desde Barcelona a Lisboa. Como el propio Héctor nos contaba al iniciar este viaje, la idea era tomarse un tiempo para hacer balance de lo que hemos vivido, de lo que nos gusta y de lo que queremos mejorar. Reflexiones y nuevos propósitos con los que intentamos crecer. Y qué mejor manera de potenciar y explorar este desarrollo interior para un amante de las dos ruedas que ponerse en marcha y dejar que el destino nos vaya transformando en nuestra forma de ver las cosas...

 

En el anterior capítulo dejábamos a Héctor entusiasmado con su visita a la burgalesa excavación de Atapuera, cuna del homosapien en Europa. La ineludible visita a la primera catedral gótica de nuestro país, la de Burgos, suponía poner el pié en tierra y abandonarse a disfrutar de un monumento único; una de las catedrales más espectaculares no solamente de España, sino de todo el mundo. Su construcción se llevó a cabo nada más y nada menos que en el año 1221, siguiendo a la perfección los patrones establecidos por el histórico estilo gótico francés y que acoge la tumba de Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido históricamente como El Cid Campeador.

 

 

Plasencia, la histórica ciudad que se erige a orillas del Jerte, suponía en siguiente punto de paso para el motoviajero canario. La que puede presumir de ser una de las ciudades más animadas de la provincia de Cáceres, también está considerada como la capital del norte de Extremadura. Plasencia fue fundada en el siglo XII por Alfonso VIII de Castilla, después pasó a manos de los moros al ser tomada por Almanzor para ser reconquistada por Alfonso VIII a finales del siglo XII. Plasencia ofrece al visitante un monumental trazado medieval, que la convierte en un punto de paso y parada muy recomendable.

 

Buscando la brisa de la costa, Héctor puso rumbo a la desembocadura del "Tejo", como se llama a nuestro Tajo en la capital lisboeta. Pero antes tocaba hacer una pequeña parada en la capital pacense para embriagarse del desconocido encanto de las plazas y callejuelas de un Badajoz que siempre es mejor visitar en otoño o primavera. Atravesando el Tejo por el puente Vasco da Gama, escenario de multitud de anuncios de coches, Héctor se lanzó al descubrimiento y conquista de la ciudad de las siete colinas, para descubrir que fue Lisboa la que le conquistó a él con su pausado encanto y unas calles adoquinadas y sembradas de vías de tranvía que hacen de la conducción en moto una tarea bastante estresante, sobre todo si te pilla la lluvia.

 

 

Y precisamente ese constante discurrir por las subidas y bajadas de las siete colinas, convierten a Lisboa en una ciudad única que merece la pena descubrir en moto. Una ciudad que esconde una gastronomía única y relativamente económica, un patrimonio cultural que deja perplejo al viajero y unos escenarios dignos de echar el pié a tierra y recrearse con la historia de una ciudad de conquistadores. Referentes culturales como la Torre de Belém, el Monumento a los Descubrimientos, la Plaza del Comercio o el Monasterio de los Jerónimos merecen una visita. Pero tampoco hay que perderse la oportunidad de subirse sus tranvías con solera dejarse bambolear, al ritmo de los fados que emergen por las ventanas, por los barrios más castizos hasta llegar en privilegiado promontorio del Castillo de San Jorge, con una panorámica única sobre la ciudad y la bahía natural que ataja el magnífico puente 25 de abril.

 

Y con la tristeza de dejar atrás la capital lusa, con su tradicional hospitalidad y sus fachadas llenas de grafitis y otros tipos de arte callejero, Héctor recorría los últimos kilómetros hasta Huelva, travesando la ficticia frontera hispanolusa por Ayamonte y reflexionado sobre la idoneidad de hacer un viaje en solitario, sin planes fijos y dejándose llevar por el destino.

 

 

Con el objetivo de dejar atrás los peores momentos de la pandemia y para celebrar su primer medio siglo de vida, Héctor Bentancor decidió que era momento de cumplir un sueño. Y con el impulso que dan las palabras como “hay que decidirse y hacerlo ahora, antes de que me arrepienta”, pertrechó a su BMW R Nine T con todo lo necesario para la aventura y se subió a un barco que le llevó hasta Huelva para comenzar desde la capital onubense un viaje que le está llevando por ciudades y rincones que con el turismo tradicional no es tan fácil de llegar.

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS - 6990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS