|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

De Tenerife a la Selva Negra 5: Vielha, Segovia, Ávila y Plasencia

13 de Diciembre de 2019

De Tenerife a la Selva Negra 5: Vielha, Segovia, Ávila y Plasencia

CAPÍTULO 13 – BÉZIERS – VIELHA

La ruta de hoy, a priori, prometía ser algo más relajada, pero fue un día malo para Ana. Un fuerte dolor de cabeza le amargó gran parte del viaje, y aunque todos insistimos en parar y descansar en el primer lugar que encontráramos, ella se empeñó en seguir.

 

Lo que hicimos fue parar en los sitios a descansar, y nada de hacer turismo. Afortunadamente, después de mediodía ya se encontraba mucho mejor y pudimos ver algunas cosas, muy bonitas, por cierto.

 

A tan solo 30 minutos de Béziers estaba Narbona, ciudad en la que aprovechamos para desayunar y disfrutar de su antigua Catedral y calles empedradas. Nos encantó el ambiente que había a esa hora, con todos los bares a rebosar de gente.

 

Nuestra siguiente parada planificada iba a ser Carcasona, pero como ya habíamos visto lo más importante en el viaje de ida, decidimos avanzar un poco más… y Ana se puso malita. Paramos en Guiraud Nicolas por obligación y esperamos a que se le pasara un poco.

 

La siguiente parada iba a ser Carbonne, pero no llegamos. Ana estaba peor, aunque insistía en proseguir el camino, así que después de descansar un tiempo en MairieAuterive, continuamos el camino.

 

 

Al llegar a Carbonne, Ana seguía mal, y además, ya hacía mucho calor, así que dejamos el turismo y buscamos sombra en un bosque cerca. Ana estaba tan agotada que se le subían las hormigas y apenas tenía fuerzas para quitárselas de encima.

 

Después de esta larga parada, comenzó a mejorar bastante, y cuando llegamos al gran destino del día, ya estaba totalmente recuperada. Saint-Bertrand-de-Comminges está catalogado como uno de los pueblos más bellos de Francia, y con razón. Sus casas y calles medievales, encaramadas en una alta colina, están perfectamente conservadas y cuidadas. Además, apenas había tráfico y por fin, el calor nos daba una tregua. Un remanso de paz para un día bastante ajetreado.

 

Tras patear las calles y su iglesia, partimos al último destino del día, ya en España: Vielha. Al llegar, nos esperaba el hotel Tuca… ¡y su piscina! Qué gozada después de tantos sudores y dolores de cabeza.

 

Tras un baño reparador, salimos a disfrutar de las preciosas vistas de esta ciudad y a tomar una rica cena.

 

¡Mañana más!

 

 

CAPÍTULO 14 – VIELHA – SEGOVIA

La etapa de hoy sería un día de transición, marcado por el cambio de meteorología a medida que íbamos llegando a nuestro destino: Segovia. Además, no queríamos llegar muy tarde, ya que nos habíamos prometido comer un cochinillo al pasar por allí. Nos esperaban 650 kilómetros y 8 horas de carretera.

 

Las previsiones apuntaban a que habría tormentas en la Península, pero al salir lucía el Sol y hacía bastante fresco.

 

El primer error que cometí fue poner Graus, que era nuestra siguiente parada, y no darme cuenta de que había otro Graus en Francia… En vez de bajar, comenzamos a subir los Pirineos otra vez. Jose me decía que su GPS le mandaba para el otro lado, pero mi tozudez me decía que seguramente nos estaba llevando por otro camino. Al cabo de media hora de camino, una obra nos hizo parar, y tras comprobarlo bien, efectivamente, estábamos yendo en dirección contraria. Por lo menos, las vistas eran maravillosas.

 

 

Tras parar en Monteagudo de las Vicarías, un pequeño y desértico pueblo de Soria, ya comenzamos a ver a lo lejos los nubarrones que se iban formando, y al que íbamos directamente. Ya muy cerca de Segovia comenzaron a caer las primeras gotas y nos desviamos a ponernos la ropa de lluvia en una estación de servicio, y entonces,… ¡comenzó el diluvio! Mucho viento, fuerte lluvia, rayos, truenos,… una auténtica tormenta de verano. Tras 10 minutos comenzamos a debatir si seguir o quedarnos. Abel, el más valiente, decía que con eso se podía continuar y que prefería seguir adelante, ya que en pocas horas se haría de noche, y no llegaríamos al cochinillo… Jose en cambio votaba por esperar un poco ya que, las tormentas de verano no duran mucho. Yo estaba en un término intermedio, pero finalmente, decidimos esperar.

 

Efectivamente, a los 30 minutos dejó de llover casi tan rápido como había comenzado. Ya no llovería más en todo el viaje, y desde donde estábamos hasta el hotel solo quedarían los espectaculares paisajes de la meseta peninsular y el merecido cochinillo al llegar, que habíamos reservado horas antes por teléfono. Si quieres ver la tormenta en acción, ¡no te pierdas el vídeo de la etapa más abajo!

 

Un gran final para una de las etapas más duras de esta aventura.

 

 

CAPÍTULO 15 – SEGOVIA – PLASENCIA

El 21 de junio hicimos una etapa más turística, calculando ya los tiempos para llegar a Huelva en dos días. Amaneció con algunas gotas la primera etapa del viaje, pero poco a poco el Sol iba ganando terreno, llegando a Plasencia con 32 grados de temperatura.

 

A 40 minutos desde el hotel, llegamos al majestuoso Acueducto de Segovia, que aunque algunos ya lo conocíamos, no deja de impresionar. ¡Tiene más de 1800 años! Tras algunas fotos obligadas, visitamos el Alcázar, otro imprescindible de esta ciudad. Por algo es uno de los monumentos más visitados de España.

 

 

Después de Segovia nos dirigimos rumbo a Madrid, para visitar el Valle de los Caídos, una obra que ninguno de nosotros había visitado y que nos dejó con la boca abierta. Simplemente impresionante.

 

Tras un café unos y un helado otros, salimos hacia Ávila. Al llegar el calor ya era un poco insoportable, así que decidimos rodear la muralla y ver la ciudad desde los “Cuatro Postes”, parando un poco más adelante a la sombra de una estación de servicio.

 

Tras una preciosa ruta de 150 kilómetros llegamos a Plasencia. Algunos se quedaron a descansar en el hotel y otros nos fuimos de paseo por esta antigua ciudad. ¡Nos encantó el ambiente en la calle!

 

Capítulos anteriores...

De Tenerife a la Selva Negra 4: Comienza el regreso hacia España

De Tenerife a la Selva Negra 3: La Selva Negra de camino a Los Alpes (VER CAPÍTULO)

De Tenerife a la Selva Negra 2: Historias entre Carcasone y Wyssachen (VER CAPÍTULO)

De Tenerife a la Selva Negra 1: 8 países y 7.500 km de anécdotas (VER CAPÍTULO)

Galería de fotos22 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW r 200 gs rally - 13990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS