|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Consejos prácticos para evitar que tu moto se oxide, cerca del mar

23 de Noviembre de 2016

Consejos prácticos para evitar que tu moto se oxide, cerca del mar

Te enseñamos cómo evitar la corrosión por el salitre (y otros elementos), si disfrutas de tu moto cerca del mar.

 

Los que disfrutamos de la moto en Canarias, no nos queda más remedio que circular o aparcar la moto muchas veces cerca del mar... ¡Uf, qué sacrificio! Pero hay que tener un especial cuidado con las partes metálicas que pueden presentar un especial deterioro debido a la salinidad del ambiente marino, que puede producir la corrosión.

 

Si no quieres sufrir un rápido deterioro en tu motocicleta, te proponemos una serie de consejos a tener en cuenta para que luzca tan flamante como el primer día...

 

Como indicamos, en lugares costeros es donde hay que prestar una especial atención al estado de la moto, pues el salitre costero puede llegar a ser muy corrosivo. Si no tomamos las precauciones necesarias, es muy probable que nuestra moto se convierta en pocos años en un nido de óxido que harán de nuestra moto una chatarra ambulante.

 

 

El salitre, ese enemigo silencioso de metal

El salitre es un mineral blanco, que se encuentra naturalmente en la sal. Por consiguiente, está presente en las playas y uno de sus principales daños es que favorece la corrosión de los materiales. Tanto, que carcome parte de los elementos metálicos e incluso el motor.

 

Pon a salvo tu motocicleta o scooter

Ante un elemento de tal trascendencia como es el salitre, te proponemos una serie de consejos que te serán de gran ayuda para evitar su efecto dañino.

 

Lava regularmente tu moto tras una ruta por la costa. Lo ideal es hacerlo utilizando agua y jabón, así como una esponja y productos específicos para el lavado de vehículos. Además, cuando la laves debes evitar las horas de más calor y nunca dejes que la moto se seque al sol. Ten siempre presente que el lavado a mano es el mejor que existe. No importa que sea un lavado rápido, ya que de lo que se trata es de eliminar la sal que impregna tu querida moto.

 

Cuando laves la moto, no te olvides de limpiar las llantas y los neumáticos. Estas partes tienden a acumular una mayor suciedad y no solo se encuentran expuestas al polvo del ferodo –el material que están hechas las pastillas de freno, que se pulverizan al usarlos-, sino también a la salinidad a la que estamos haciendo referencia. Ten presente que cuando recorremos zonas costeras, la humedad del suelo se trasfiere hacia estas partes y esta humedad, contiene la misma sal que el ambiente marino.

 

El salitre viaja con el viento y se cuela y pega en cualquier parte de tu moto, por lo que un elemento de gran ayuda es utilizar un desengrasante, ya que ayuda a ablandar la sal y así retirarla más fácilmente.

 

 

También es importante que laves las salidas inferiores de los escapes y los bajos de la moto, ya que muchas de sus piezas interiores pueden comenzar a oxidarse por el salitre.

 

Una vez limpia, puedes utilizar cera para la carrocería y lubricante grafito en los bajos de la moto, para protegerlo. Si utilizas cera líquida, te resultará más fácil de retirar que la de pasta y de paso, ayudas a cuidar la carrocería. Si resides en una zona costera, te recomendamos aplicar lubricante de grafito cada cuatro meses y encerar la carrocería de la moto una vez al mes. ¡OJO, te cuidado no utilizar lubricantes cerca de las zonas de los frenos!

 

Fundas de moto sí, pero no de plástico.

Si vives en un lugar cercano a la playa es conveniente que, además de lavarla, no la dejes a la intemperie. Procura meterla dentro de un parking o, si no dispones de uno, cubrirlo con una lona protectora que no sea de plástico. El plástico favorece la oxidación al condensar la humedad.

 

¿Qué hacer cuando conducimos próximos al mar?

Los días que haga mucho viento y el oleaje de la costa sea muy fuerte, si tenemos la opción, lo más recomendable sería buscar alguna ruta alternativa que te aleje del salitre que proviene de la salpicadura de las olas del mar contra la costa, pero en Canarias, será una misión complicada, sobre todo en las costas más bravas.

 

Si no tenemos otra opción que conducir muy próximos a la costa, al llegar a tu destino es recomendable lavar la moto. Aunque no dispongas de tiempo, saca al menos unos minutos para hacerla un lavado rápido que ayude a retirar la sal, al finalizar tu ruta.

 

 

En verano, no sólo el salitre hace estragos en nuestra moto

Efectivamente, el salitre no es sólo el único elemento que puede ser dañino para la moto en la época estival. Las largas jornadas de exposición al sol, la arena de la playa o la proliferación de insectos, son algunos de los factores que pueden dañar el color de la pintura de nuestra moto y/o dañar las barras de la horquilla delantera.

 

El deterioro provocado por el ácido de los insectos incrustados o la acción aabrasiva de la arena sobre las barras, son algunas de las causas más frecuentes del deterioro de los retenes de horquilla. Es conveniente eliminar cuanto antes los insectos y las deposiciones de pájaros, ya que con el calor y la luz aceleran el proceso de corrosión, llegando a producir riesgos irreversibles en las superficies metálicas.

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Yamaha FJR 1300 - 15999 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS