|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Baja Fuerte Aventura, un lustro de aventura majorera (1999-2003)

15 de Octubre de 2020

Baja Fuerte Aventura, un lustro de aventura majorera (1999-2003)

Un relato de Feli Santana con fotos de Marcelino Ortega

 

Cruzar el umbral del milenio, significaba seguir con el esplendor de nuestros mejores años organizativos, en ello nos aplicábamos con tenacidad y carácter, y esto motivaba a la tropa motorista de campo, que por fin tenía un escaparate donde foguear y disfrutar sus pasiones.

 

El Enduro llevaba activo unos cuantos años y la necesidad de abrir las fronteras de la nueva competición era inminentes. Ya hacía tiempo que proyectábamos una gran escapada a Fuerteventura, aun bastante virgen hace 20 años y hubo que esperar la frontera del milenio para arrancar este proyecto. Pero antes tuvimos tiempo de hacer muchas otras cosas incluso correr el Campeonato del Mundo de Enduro, como club… Los famosos Seis días Internacionales de Enduro ISDE, pero esa es otra historia que tendrá su espacio.

 

Fuerteventura tenía el encanto desierto de la melancolía de sus paisajes, planos, arenosos y vírgenes. Era todo misterio, sobre todo en aquellas primeras aventuras campo a través. Por ello la Primera Baja Fuerte Aventura, participamos solo un grupo de amigos en reconocimiento del terreno para las siguientes ediciones. Recuerdo especial, para Manolo González, Benito Díaz, Ali Mastchslet, Eduardo Naval y quien suscribe, Feli Santana.

 

 

Con el nombre hubo que ajustar el contenido. Al principio hablamos de Baja a Fuerteventura, pero en realidad después de la primera experiencia se convirtió en la Baja Fuerte Aventura. Se realizaron 4 ediciones y consistía en recorrer toda la isla haciendo un bucle por todas las zonas más abruptas y recónditas del suelo majorero, Dos días y dos etapas. La organización entregaba el mapa señalizado del recorrido de cada etapa, y una tarjeta de control de paso. Las clasificaciones las marcaban los controles de paso y las especiales se realizaban en tramos cronometrados abiertos y circuitos de motocross.

 

En el reportaje fotográfico, hay una mezcla de todas las ediciones, con mayor cuantía de imágenes de la última y definitiva edición en 2003, donde incluso participaban una veintena de quads, convirtiendo la cita en la más numerosa que se recuerda. Ochenta y cuatro inscritos, y una cobertura importante por parte de la organización.

 

La acampada se realizó en el albergue de Pozo Negro, con noches para el recuerdo de fiestas y risas. La parte más entrañable de aquellos recuerdos son las miles de anécdotas que llenaron las memorias de todos los participantes…

 

 

ANECDOTARIO DE LA PRUEBA:

• En la segunda edición un participante, tuvo un percance atropellando una cabra, lo comentó al final del día y nos quedamos con las ganas de “comernos la cabra”.

• En la portada del dominical del periódico de La Provincia, aparecía un titular tremendo. “Cientos de motos arrasan Fuerteventura”. Un molesto y malamañado paisano no solo no acepto nuestras disculpas por haberle molestado con el polvo, si no que nos denunció al periódico, como si fuéremos delincuentes. Esto motivó que acabara la continuidad de aquel proyecto de la Baja Fuerte Aventura, con su última cita en 2003.

• Los GIORS “Grupo de Rescate y Operaciones” nos hizo la cobertura y el seguimiento.

• La salida de la prueba se daba desde un único pódium y la organización iba por delante montándolo y desmontándolo en el parque cerrado, con una habilidad digna del mejor Campeonato Nacional.

• Hubo que fletar boarcos, con acuerdos de colaboración a Naviera Armas, para que nos garantizara el transporte de toda la tropa

• Un majorero estaba mirando la especial del Circuito de Alares, cuando la moto de Willy se quedó atascada en un pozo de barro, y éste, con las bermudas limpias, no dudó en meterse en el fango y sacar la moto en peso. ¡Tremendo ejemplar!

• En la segunda edición, vemos a un piloto caminando asfixiado, con chaqueta de cuero y con una bufanda puesta, había dejado la moto clavada en una duna y se largó a buscar agua.

• El partido de fútbol en Pozo Negro con botas de Enduro y la barbacoa del argentino espectacular con el “Chimichurri”.

 

 

Con la Baja Fuerte aventura, se abrió el camino a los grandes raids aventura canarios, a las participaciones internacionales de muchos pilotos en años posteriores, en Bajas y Raids: Aragón, Portugal, Dakar, Mauritania, Marruecos, etc.

 

Como siempre nuestras queridas Islas Canarias tienen una protección especial de su territorio y la práctica desmedida de actividad deportiva se tiene que adaptar a los patrones que establezcan las políticas medioambientales. Por ello, hoy recordamos los buenos momentos y su sintonía en el tiempo de su desarrollo.

 

El sistema permite que todas las aventuras deportivas programadas tengan caducidad y búsqueda de nuevas fórmulas de actividad, aunque su continuidad estará condenada en el tiempo y en sus fórmulas. 

 

Fuerteventura sigue siendo un territorio encantado para la práctica del Off Road. Las escapadas de fin de semana de grupos de amigos con sus motos, es un hábito común, pero los reparos vienen cuando la actividad se desmide y acrecienta. Entonces saltan las alarmas de la administración, en su faceta de protectores del medio.

 

Con los mejores recuerdos a la maravillosa época del lustro, entre 1999 y 2003, y a todos los amigos que participaron en tan magna prueba deportiva.… “Cuando Fuerteventura era nuestro sueño Dakariano”.

Galería de fotos22 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 1200 GS - 12500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS