|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 2: Aunque sea imposible

21 de Septiembre de 2023

75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 2: Aunque sea imposible

SI ES POSIBLE, HONDA LO HACE... SI ES IMPOSIBLE, TAMBIÉN

 

Desde su fundación, en Honda ha existido la obsesión por mejorar la movilidad de las personas. Esto equivale a asumir retos para encontrar soluciones, y el mejor camino es el de la innovación. A finales de los años 50 ya eran más de 600 los ingenieros que formaban parte del departamento de I+D de Honda, un hecho inédito en la industria de la automoción de la época. Con un único objetivo: soluciones de movilidad para las personas, para la sociedad.

 

1️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 1: Así empezó todo

2️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 2: Aunque sea imposible

3️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 3: Obsesión de Soichiro

4️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 4: Ruta al futuro

5️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 5: Honda en España

6️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 6: Balance en números

7️⃣ 75º Aniversario de Honda (1948-2023). Capítulo 7: Sueños cumplidos

 

La innovación ha abierto las puertas a que Honda sea la marca más galardonada del mundo de la competición de motor y que sus productos sean reconocidos, históricamente y en todos los mercados, como los más innovadores.

 

 

“TRES CUALIDADES QUE CONDUCEN AL ÉXITO: EL CORAJE, LA PERSEVERANCIA, Y LA CAPACIDAD DE SOÑAR”

 

El reto son los productos de movilidad diseñados pensando en las personas, tanto los usuarios de Honda como los que no lo son. Por ello Honda suma 75 años innovando, para reducir el impacto de su actividad en el planeta, ofrecer soluciones más sostenibles, e incrementar la seguridad tanto de los que se mueven en Honda como para el resto de los usuarios de la vía, con el objetivo de alcanzar cero accidentes, para conquistar nuevos territorios, como el cielo o el espacio… Simplemente, para Honda innovar es dar forma a El Poder de los Sueños.

 

 

SOSTENIBILIDAD

 

Cuando en el sector no había conciencia del impacto de las emisiones de los vehículos, en Honda ya se trabajaba para fabricar vehículos con menores consumos y emisiones. En 1971 se presenta el motor CVCC, revolucionario, compacto, eficiente y limpio… y para equiparlo nace en 1972 el mítico Honda Civic, el automóvil con el que Honda conquistó el mundo. El Civic CVCC fue el primer automóvil capaz de superar las estrictas normativas anti-polución californianas, las más duras del mundo. Un año más tarde, el mundo daría la razón al enfoque de Honda: la primera gran crisis del petróleo hizo que los fabricantes de automóviles siguieran los pasos marcados por Honda.

 

PIONEROS ELECTRIFICANDO LA MOVILIDAD. En 1988, un equipo de cuatro ingenieros lideró el primer proyecto de desarrollo de un vehículo eléctrico de baterías que culminó en la producción de una corta serie de poco más de 300 unidades del Honda EV Plus en 1997. A pesar de ser una producción limitada, el EV Plus supuso un significativo avance en materia de electrificación con el que se acumularon 130.000 km de experiencia y conocimiento que han resultado determinantes para el desarrollo de los actuales híbridos y eléctricos de baterías que han permitido a Honda ser un referente hasta electrificar toda la gama de automóviles en Europa en 2022.

 

 

La energía más sostenible es la que no se consume. Fieles a este principio, los ingenieros de Honda desarrollaron el primer sistema híbrido que se comercializó en Europa y en Estados Unidos en 1999, bajo la denominación IMA (Integrated Motor Assist) en el Honda Insight. Este modelo abrió un camino de investigación y desarrollo orientado a la mejora de la eficiencia y que desemboca en el innovador sistema híbrido e:HEV bajo el mismo paradigma: que sea fácil, eficiente y divertido de conducir. El resultado es que hoy Honda equipa a sus modelos con uno de los mejores sistemas que hay en el mercado, por rendimiento y eficiencia. Los usuarios de los nuevos Civic, HR-V, ZR-V, Jazz o CR-V son testigos de ello.

 

¿UN ELÉCTRICO QUE SE CARGA EN TRES MINUTOS? ¡PUES CLARO! ¿Y si se pudiera disponer de un coche eléctrico, sin emisiones, que se pudiera repostar como un coche convencional de gasolina? Para conseguirlo, los ingenieros de Honda han liderado el desarrollo de la tecnología de pila de combustible, donde el hidrógeno, el elemento más abundante del universo, tras ser almacenado en un depósito, entra en contacto con el oxígeno del aire, produciendo una reacción química que genera electricidad y que tan sólo emite vapor de agua a la atmósfera.

 

En 1999 comienzan a rodar los primeros prototipos del Honda FCX de pila de combustible, y en 2002 el Honda FCX fue el primer vehículo de pila de combustible certificado para poder circular en el mundo, en concreto en California. Dos años más tarde la familia Spallino sería la primera en el mundo en adquirir un coche de pila de combustible.

 

 

Los logros alcanzados por Honda respecto a la eficiencia, consumo y tamaño de la pila de combustible desde sus inicios hasta la actualidad son extraordinarios: 3 minutos de repostaje suponen 750 kilómetros de autonomía.

 

Los ingenieros de Honda ya están trabajando en el desarrollo de camiones que usen esta tecnología a la vez que en estaciones de repostaje y centrales modulares que generen electricidad a partir de hidrógeno verde. El exitoso desarrollo de Honda en pila de combustible ha contribuido a que el hidrógeno sea parte de la transición energética.

 

Las soluciones de movilidad basadas en el hidrógeno todavía van más allá. Honda, junto con Yamaha, Suzuki y Kawasaki, se han asociado para investigar y desarrollar motores que funcionen con hidrógeno y que se destinarían a vehículos ligeros, como motocicletas, cuadriciclos, pequeñas embarcaciones, maquinaria de construcción y drones. El nombre de esta asociación es Hydrogen Small Mobility & Engine Technology (HySE).

 

 

HONDA e:PROGRESS. LA GESTIÓN DE LA ENERGÍA ES EFICIENCIA. Honda ha sido pionera lanzando hace tres años en Reino Unido el sistema de carga inteligente de vehículos eléctricos e:Progress, y que ahora quiere expandir a toda Europa, no sólo para propietarios de eléctricos Honda. Este sistema administra de forma inteligente la carga de los vehículos eléctricos, permitiendo incluso incorporar la electricidad generada por paneles fotovoltaicos. El ahorro en consumo puede superar los 1.000 euros anuales en función de los kilómetros que se hagan con el vehículo.

 

El e:Progress combina un cargador inteligente para vehículos eléctricos con una tarifa dinámica de energía y una aplicación de carga inteligente que programa la carga del vehículo de acuerdo a la fuente de energía más adecuada en cada momento, ya sea de la red eléctrica o de la energía solar instalada en el domicilio. Considera pronósticos meteorológicos y preferencias del usuario para determinar el momento óptimo para cargar el vehículo, junto con una tarifa de “Hora de Uso”.

 

Esto asegura una carga eficiente y renovable mientras se reduce la presión sobre la red eléctrica local. Además, el sistema también funciona como estabilizador de la red, pudiendo suministrar energía eléctrica en picos de demanda que a su vez pueden suponer una fuente de ingresos para el propietario. En el futuro además se podrán integrar al sistema baterías domésticas o bombas de calor.

 

Y DOS RUEDAS. Reducir emisiones en el área de motocicletas ha sido esencial. Honda es el primer fabricante de motocicletas del mundo, el principal medio de transporte en muchos países del globo. Ya en 2003 desarrolló el primer sistema de inyección electrónica para motores 4 tiempos y 50cc, con el objetivo de que en 2010 la mayor parte de modelos Honda a la venta en todo el mundo pudieran ir equipados con el sistema PGM-FI.

 

La movilidad eléctrica es mucho más que motocicletas eléctricas. Se ha comprobado que el principal reto es facilitar a los usuarios la carga. Por ello, Honda está escribiendo el futuro al liderar, junto a los principales fabricantes, un sistema estandarizado de baterías intercambiables y recargables en estaciones de recarga. El sistema se está testando en ciudades del sudeste de Asia, donde el uso de la motocicleta es intensivo.

 

 

NECESIDADES DIVERSAS PERO UN ÚNICO OBJETIVO: UNA SOCIEDAD DESCARBONIZADA. En el compromiso de Honda de alcanzar una movilidad sostenible, con un impacto mínimo en la sociedad, está el de usar las tecnologías que mejor se adapten a las necesidades y circunstancias de cada persona. En este sentido Honda está investigando y desarrollando múltiples vías. La electricidad generada mediante energía renovable puede ser utilizada directamente en vehículos eléctricos con batería (BEV) o convertirse en hidrógeno y alimentar vehículos de pila de combustible (FCV). Otra opción es combinar el hidrógeno y el CO2 para crear combustibles sintéticos neutros en emisiones para vehículos híbridos y aeronaves. Por tanto, son diversas las formas de usar, almacenar y transportar la energía renovable más allá de la electricidad. En su estrategia “multi-pathway”, Honda las aborda ofreciendo un enfoque plural que se ajusta a necesidades diversas derivadas de las distintas estrategias de política energética en el mundo y a sus características regionales. Como empresa global, Honda tiene la responsabilidad de preparar su tecnología libre de carbono para su adaptación de la manera más adecuada según las necesidades de cada país y región.

 

LO IMPORTANTE ES LO QUE HACES. Honda ha sido de las primeras grandes corporaciones del mundo que se autoimpuso unos ambiciosos objetivos de producción sostenible y de reducción de emisiones en su actividad global, evaluando desde hace más de 20 años el impacto de la actividad corporativa y marcando hitos de reducción de dicho impacto. Estos datos auditados se han ido publicando periódicamente en un ejercicio de transparencia, compromiso y realidad.

 

No se trata sólo de lanzar vehículos y productos bajos en emisiones, se trata de producirlos y comercializarlos con el objetivo de que el impacto sea cero. Esto significa racionalizar el uso de materias primas, que su producción genere un bajo consumo, que la energía sea renovable, que su diseño facilite la reutilización de materiales o que se puedan recuperar las materias de alto valor que se han usado en su producción.

 

Desde antes del lanzamiento del motor CVCC hasta hoy, la de Honda es una historia continua de compromiso y transparencia para alcanzar un triple objetivo: ser neutros en emisiones de carbono, usar 100% de energía limpia y 100% de uso de materiales sostenibles.

 

 

SEGURIDAD

 

Una movilidad segura ha sido también una de las obsesiones de Honda en toda su extensión. Desde sus inicios, Honda ha destinado una parte muy relevante de su actividad de investigación y desarrollo en conseguir que la movilidad sea cada vez más segura.

 

LA OBSESIÓN ES LA META: CERO DAÑOS A PERSONAS EN ACCIDENTES. Las personas, como usuarias de vehículos o de la vía pública, han estado siempre en el foco del diseño y desarrollo de cualquier producto Honda. La seguridad siempre ha ido más allá de la norma, de lo obligatorio. Por ello, alcanzar una sociedad libre de víctimas de accidentes es la meta que alcanzar. Honda le ha puesto fecha: 2050. El trabajo, no obstante, ya viene de lejos.

 

Hacer vehículos más seguros es el primer paso. Honda incorporó avances en sus vehículos que la convirtieron en pionera. Cuando se generalizó el uso de los cinturones de seguridad, tras comprobar que la gravedad y el alcance de las lesiones era más alto, Honda ya empezó a trabajar en cómo reducir las lesiones que provoca el cinturón de seguridad, siendo la primera compañía del mundo en equipar sus cinturones con pretensores y usar airbags en ambos asientos delanteros. Pero no sólo importan las personas que ocupan el coche, los usuarios de la vía pública que se desplazan usando otros medios o a pie son igualmente importantes. Honda fue pionera al incorporar en 1998 en sus test de seguridad a “dummies” peatones para medir el resultado de cada impacto; lo hizo en miles de pruebas y facilitó el diseño de elementos de protección de peatones en sus vehículos como en el Honda Civic de 2001 o en el Honda Jazz.

 

 

LA TECNOLOGÍA, LA GRAN ALIADA. Honda lleva años estudiando y aplicando sistemas de seguridad activa que aplican diferentes desarrollos tecnológicos para asistir al conductor y tomar decisiones que mitiguen el resultado de cualquier impacto. Los diferentes sistemas desarrollados en los últimos años de forma independiente convergen en el Honda SENSING, un sistema que equipan todos los modelos de la gama. Porque en Honda, la seguridad no es opcional.

 

Desde la incorporación de los sistemas de frenado con ABS a principios de los 90 al innovador sistema CMBS —Collision Mitigation Braking System— implantado en 2003 y que, ante el riesgo de choque con el vehículo precedente, avisa al conductor, inicia automáticamente una frenada progresiva y tensa los cinturones, el objetivo es el mismo, evitar o minimizar los daños. Lo mismo sucede hoy con el sistema LKAS que mantiene el vehículo en el centro del carril, frenando y rectificando la trayectoria si observa que el coche sale del carril.

 

Todos estos desarrollos son el primer paso para acercarnos a los sistemas de conducción autónoma y de comunicación entre vehículos e infraestructuras. Un objetivo de Honda para lograr una mayor seguridad para todas las personas, las que viajan en Honda y las que viajan con otros medios, incluso las que van caminando.

 

Honda ha desarrollado un sistema que es capaz de detectar si la persona conductora tiene algún problema repentino que afecta a su capacidad para conducir. El vehículo reduce por sí solo la velocidad, lo mantiene en el carril e intenta comunicarse con el conductor, tensando y destensando los cinturones y emitiendo señales de alerta. En caso de que no obtenga respuesta, el coche se retira sólo de la calzada, pone las luces de emergencia y lanza una llamada de aviso pidiendo asistencia con la localización específica del vehículo. Falta menos para conseguir el objetivo de 2050, la dirección es clara y determinada.

 

 

EN MOTOCICLETA, LA SEGURIDAD TODAVÍA ES MÁS IMPORTANTE. Honda fue el primer fabricante de motocicletas en incorporar, como equipamiento de serie, un sistema de airbag en una motocicleta, concretamente en la mítica Gold Wing. Siguiendo en el área de motocicletas, los ingenieros de Honda han desarrollado diversos sistemas de frenada combinada encargados de optimizar la capacidad de deceleración independientemente del nivel de experiencia del conductor.

 

Honda no sólo diseña y fabrica las mejores motos, sino que hace las más seguras. En el CES de Las Vegas de 2017, los ingenieros de Honda presentaron el Honda Riding Assist, un sistema disruptor que permitía que la motocicleta se estabilizase ella misma, sobre dos ruedas, sin balancearse ni caerse.

 

A pesar de los diferentes avances tecnológicos, la seguridad también está en manos de las personas en el momento que prácticamente el 90% de los accidentes se deben al factor humano. Ésta fue una de las obsesiones del cofundador de Honda, Takeo Fujisawa, cuya visión de empresa responsable le llevó a crear el Honda Institute of Safety Education en 1964, con el objetivo de formar a los conductores sobre seguridad vial. Honda ha replicado el modelo de formación en buena parte de los países en la que está presente y en España desde hace más de 30 años, con el Honda Instituto de Seguridad (HIS).

 

 

ROBÓTICA

 

Desde su fundación, Honda ha impulsado la idea de utilizar la tecnología para ayudar a las personas, mejorando su calidad de vida y ampliando su potencial. Fruto de esta visión, han surgido proyectos pioneros en el campo de la robótica y la tecnología como son el robot ASIMO, el UNI-CUB o el Walking Assist Device. Pero la estrategia de Honda va más allá. Desde la división Honda R&D Co., Ltd., que capitaliza la investigación y el desarrollo de la firma japonesa, Honda es una de las compañías más decididas a trabajar por la descarbonización y la consecución de las cero emisiones. Su estrategia para conseguirlo es la electrificación en ámbitos tan diversos como la construcción o las misiones espaciales. Porque si hay algo a lo que Honda no teme, es a la innovación.

 

CÓDIGO NIPÓN. Cuando en 1978 los robots Mazinger Z y Afrodita A luchaban por salvar el mundo y conquistaban los corazones de los telespectadores en España, los japoneses llevaban décadas consumiendo fantásticas historias de robots en formato manga y anime. Este furor está relacionado con dos factores: el contexto histórico y el trasfondo cultural.

 

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, Japón puso todo su ímpetu en aprovechar cualquier material disponible para reindustrializar el país. Precisamente, uno de los materiales con más excedente era el metal, lo que supuso un boom en múltiples sectores, desde la movilidad… hasta juguetes en forma de robot. Por otra parte, según el sintoísmo, la religión nativa de Japón, la energía vital, llamada kami, está presente tanto en las personas y los árboles como en las rocas. Así pues, a los japoneses les resulta mucho más natural atribuir características anímicas a cosas u objetos que en Occidente se consideran inanimadas, como los robots o las nuevas tecnologías.

 

En su ensayo «Robots in Japanese Popular Culture», la investigadora Maika Nakao explica cómo la presencia de personajes robots en la imaginación popular fue un factor decisivo para el temprano desarrollo de la ciencia robótica en el país nipón durante la segunda mitad del siglo XX. El gobierno japonés supo aprovechar la pasión popular por estos seres de metal, e impulsó la investigación para convertir el país en una superpotencia en industria robótica. En su planteamiento, sin embargo, los robots no se diseñan para sustituir a los humanos, sino para hacer cosas que no pueden hacer las personas y ayudarlas.

 

 

PASADO: DEL PAPEL AL METAL, ASIMO. El robot ASIMO es un ejemplo de los frutos de esta mezcla de entusiasmo popular y apuesta política. Su creador, Masato Hirose, siguiendo instrucciones de la compañía, ideó ASIMO a imagen y semejanza de Astro Boy, uno de los personajes robot más famosos del manga y del anime japonés. Inspirado por el niño robótico ultraveloz, Hirose, un empleado en el área de desarrollo tecnológico inició el proyecto de diseñar ASIMO. Una experiencia que transformaría para siempre la manera de ver a los robots en el resto del mundo.

 

33.263.219 pasos y 7.907 kilómetros es la distancia total que ha recorrido ASIMO desde que comenzara a caminar en el año 2000. Podría decirse que ASIMO nació con el siglo XXI. Aunque sus orígenes se remontan al año 1986, cuando los primeros avances de Hirose consistían en unas piernas que trataban de simular el andar de un humano, para poder desarrollar sistemas de asistencia a personas dependientes o sustituir a los humanos en labores peligrosas.

 

Pero en el año 2000, tras casi tres décadas de investigación, Honda sorprendió al mundo con un robot que suponía toda una revolución tecnológica en el mundo de la robótica humanoide. Por primera vez, un robot bípedo, de dimensiones y formas humanas, era capaz de mantener perfectamente el equilibrio al caminar y hasta podía subir y bajar escaleras. Este increíble avance lo convirtió en el primer robot humanoide del mundo capaz de interactuar autónomamente en un entorno humano.

 

Todos los años de investigación dedicados a hacer crecer ASIMO se han convertido en aplicaciones —agrupadas en la marca Honda Robotics— al servicio de la sociedad. Gracias a ASIMO se han desarrollado proyectos como el UNI-CUB, un dispositivo de movilidad personal para transportar a una persona en entornos sociales sin necesidad de usar las extremidades; el Walking Assist Device de Honda, un dispositivo de ayuda para las personas con dificultades al andar o a minimizar los esfuerzos posturales; o un robot de inspección utilizado para evaluar los daños en zonas de difícil acceso y que pueden poner en riesgo

 

PRESENTE: SUPERAR EL TIEMPO Y EL ESPACIO COMO UN AVATAR. Hoy en día, resulta fácil recibir imágenes en directo de áreas remotas. En este entorno lejano, sólo se necesitaría la capacidad de manejar “cosas reales” como si se estuviera presente físicamente. Este es el objetivo con el que Honda ha desarrollado una “mano con múltiples dedos” y un Robot Avatar que las personas puedan controlar a distancia y de manera intuitiva y sencilla, para usar herramientas hechas para uso humano. No importa cuán lejos esté, dónde esté y quién sea, el Robot Avatar de Honda le permitirá hacer lo que quiera sin necesidad de estar allí, de manera presencial.

 

El Robot Avatar de Honda se ha diseñado para que pueda actuar en una gran variedad de escenarios y circunstancias, que podrían ir desde el tiempo libre, la educación, la asistencia a personas o el apoyo en tareas de salvamento o de auxilio médico. Además, puede actuar en zonas o condiciones no aptas para los humanos. Esto se logra mediante el uso de un dispositivo de control parecido a un casco de realidad virtual, con el que el operador ve a través de los ojos del robot y puede controlarlo a través de sus propios movimientos corporales. El primer prototipo se espera en marzo de 2024.

 

Otro proyecto destacado es el Honda AWV, el vehículo autónomo de trabajo de Honda. Hay tareas, actualmente desempeñadas por operarios, que podrían realizar las máquinas, especialmente en lugares de difícil accesibilidad y donde la seguridad de las personas puede quedar comprometida. Por ello, Honda llegó a un acuerdo con una empresa de instalación de paneles solares para llevar a cabo un plan de transporte de mercancías dentro del área de trabajo. Aunque su función era transportar herramientas de una zona a otra de la instalación, lo que se buscaba era recabar información.

 

Pero la clave del proyecto reside en su desempeño autónomo. El Honda AWV, en concreto, es un compendio de soluciones a nivel tecnológico: cuenta con GPS, LiDAR para la detección de obstáculos, radar y cámaras estereoscópicas 3D que permiten la supervisión y el control remoto del vehículo. Y, además, es completamente eléctrico. Es seguro, es eficiente y es sostenible. Otra muestra del compromiso de Honda con la sostenibilidad y la movilidad verde.

 

 

FUTURO: LA INNOVACIÓN ESTÁ EN EL AIRE, HONDA eVTOL. Como resultado de esta incansable voluntad de innovación también se está desarrollando Honda eVTOL, una aeronave híbrida que puede despegar y aterrizar en vertical. Idónea para cubrir un prometedor nicho de mercado: el de los viajes interurbanos. Al elevarse y descender en vertical, el espacio que requiere es mínimo. Y al ser un vehículo híbrido, las emisiones y el ruido se han reducido al máximo. Las ocho hélices y los dos propulsores del Honda eVTOL funcionan con energía eléctrica generada por una turbina de gas. Esta configuración permite una autonomía superior. Aunque no pueda igualar en alcance a los aviones comerciales, se estima que el eVTOL podrá recorrer hasta 400 km de distancia.

 

Honda eVTOL es la punta del iceberg de un proyecto más ambicioso: la creación de un ecosistema de movilidad que combine vehículos aéreos y terrestres. ¿Cómo? Un coche de Honda podría conducir al pasajero hasta la pista de despegue; allí embarcaría en el Honda eVTOL y al aterrizar, habría otro coche a bordo del cual realizaría la última parte del trayecto hasta su destino final.

 

OBJETIVO: LA LUNA. La Luna cada vez está más cerca. Honda está desarrollando junto a la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA, por sus siglas en inglés) un sistema circular de energía renovable que emplea tecnología de pila de combustible que facilite el autoabastecimiento de las misiones humanas en la superficie lunar al generar electricidad, agua y oxígeno. Además, la idea es que un modelo de robot avatar desarrollado por Honda pueda aplicarse en diferentes tareas sobre la superficie lunar con el fin de minimizar los riesgos a los que se exponen los astronautas.

 

Pero hay otra propuesta más: un cohete de pequeño formato reutilizable. Los satélites artificiales se han vuelto indispensables, pero existe una falta de cohetes transportadores a la hora de satisfacer sus demandas. El cohete de Honda permitiría lanzar pequeños satélites orbitales y lo que es mejor: sería reutilizable, puesto que, al menos, una parte de sus componentes regresarían a la Tierra tras el lanzamiento. Algo de lo que Honda sabe bastante, dada su larga experiencia en conducción automatizada, control y teledirección. No cabe duda de que, para Honda, el futuro es hoy.

 

 

LA CONQUISTA DE LOS CIELOS

 

El HondaJet Elite es el jet ligero más rápido del mundo, el que vuela a mayor altitud, el más silencioso y el de menor consumo de combustible. Este último punto es posible gracias al motor GE Honda Aero HF120, desarrollado por la misma Honda con la colaboración de GE Aviation, un caso realmente raro en el sector, en el que lo habitual es que los motores los desarrollen empresas especializadas. ¿Cómo se ha llegado hasta aquí? El camino ha sido largo y difícil, y en más de una ocasión se puso sobre la mesa la posibilidad de abandonar un sueño que a veces parecía demasiado imposible.

 

UNA VISIÓN A MEDIANOCHE. La mente soñadora de Soichiro Honda tenía claro cuál sería el siguiente reto tras la conquista de las cuatro ruedas: quería llevar la movilidad humana hasta el cielo. 1986 es un año clave para la compañía, en el que se apuesta por desarrollar soluciones tecnológicas en múltiples campos. Uno de los grandes ejemplos es ASIMO; el otro es la aventura de Honda en el negocio de la aviación con la creación de una división dedicada exclusivamente a este campo en ese mismo año.

 

Al frente de la división estaba un jovencísimo ingeniero aeronáutico, Michimasa Fujino, que fue trasladado junto con un pequeño equipo a un centro de investigación en aeronáutica avanzada en Starkville, Mississippi. Tras años de desarrollo llegó lo que se conoce como la década perdida de Japón por la crisis económica financiera del mercado inmobiliario en los años 90. El deterioro de la economía japonesa interrumpió la investigación y el equipo pronto se vio de vuelta en Japón. Esto podría haber sido el fin, sin embargo, fue un punto y aparte.

 

Recolocado en otra división tras la llegada de la crisis, Fujino no dejó de cavilar. Una noche de finales de 1996 una idea asaltó al futuro presidente fundador y CEO de Honda Aircraft, la filial de la compañía dedicada a la aviación. Soñoliento y sin ningún papel a mano, Fujino arrancó una hoja de un calendario y esbozó su idea en el reverso. Hoy, una simple ojeada es suficiente para poder afirmar que aquella noche nació el HondaJet. El dibujo original de Fujino contiene la que aún hoy es quizá la innovación más característica del jet de Honda: el montaje de los motores sobre las alas, una solución que permitió ganar espacio en la cabina y reducir los ruidos causados por las vibraciones del motor.

 

SURCANDO LOS SUEÑOS. El equipo de Fujino regresó a Estados Unidos, donde en 2003 llegó a realizar con éxito la primera prueba de vuelo del avión experimental. Las pruebas continuaron y en julio de 2005, el HondaJet se presentó por primera vez ante cientos de miles de espectadores en una exposición aérea en Oshkosh, Wisconsin. Al año siguiente, la dirección decidió dar el paso de comercializar la aeronave y la compañía recibió inmediatamente más de 100 encargos, que sólo pudieron confirmarse tras diez años de espera, cuando el HondaJet obtuvo por fin la certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA) en 2015 y pasó a la fase de producción.

 

Hoy, aquel primer equipo de 40 personas con el que arrancó Honda Aircraft se ha convertido en una plantilla de 1.800 personas y ya hay 219 HondaJet volando alrededor de todo el planeta. Desde 2014, Honda Aircraft cuenta con una planta propia de producción de motores para el HondaJet, y cuenta con una nueva instalación industrial de producción de alas en su sede en Greensboro, Carolina del Norte.

 

“El HondaJet es un tributo al espíritu inconformista de Honda, que pretende aportar algo realmente innovador a la aviación comercial”, dijo un entusiasmado Fujino en 2015, cuando el avión se comenzaba a comercializar fuera de Estados Unidos. Con la comercialización del HondaJet, actualmente a la venta en: Estados Unidos, Europa, América Latina, el Sudeste Asiático, China, Oriente Medio, India y Japón; Honda es la única compañía del mundo que aporta soluciones en todos los ámbitos de la movilidad humana.

 

HONDAJET ELITE II. El último modelo en comercialización es el HondaJet Elite II. Un modelo caracterizado por su rapidez y ligereza. Su autonomía es de 1.547 millas náuticas, 2.865 kilómetros. Una hazaña posible con un incremento de su capacidad de carga en 11.100 libras (unos 5.000 kilos), junto a un aumento en la cantidad de combustible. Características que lo convierten en la aeronave más rápida de su categoría.

 

Esto no sólo le permite marcar un antes y un después en la trayectoria aérea de Honda, sino que facilita que sus usuarios tengan a su alcance nuevos destinos, nuevos países, nuevos cielos. Todo esto sin perder aquello que le otorga ventaja respecto al resto: su eficiencia, bajas emisiones y comodidad. Otra innovación destacada es el sistema Autoland de Garmin que se activa en casos de emergencia para controlar y aterrizar la aeronave sin intervención humana. Una novedad tecnológica que cumple con una de las peticiones más demandadas por los usuarios: la de un avión comercial capaz de ser pilotado por una única persona. Se trata de la irrupción en el mercado del jet privado más rápido, con más capacidad de altitud y con más autonomía de su clase.

 

Tras casi cuatro décadas de esfuerzos, hoy el primer avión comercial de Honda vuela alto. El HondaJet Elite fue la aeronave más vendida de su categoría en 2017, 2018 y 2019, un éxito comercial avalado por el alud de reconocimientos recibidos en los últimos años, entre ellos el «Premio de la Fundación para la Excelencia» del Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica (2018) o el «Premio a la Innovación en Aviación» del Consejo Internacional de las Ciencias Aeronáuticas (2014).

 

 

INGENIEROS: LOS RESPONSABLES DE DAR FORMA A LOS SUEÑOS

 

Una de las singularidades de Honda es la innovación. El departamento de I+D+i de Honda ha sido el corazón y una de las claves del éxito de la compañía. Soichiro Honda era un inconformista exigente, transformaba sus inquietudes en retos, asumía los de su equipo y los estimulaba para encontrar soluciones que sorprendieran al sector.

 

Entre 2001 y 2021 Honda registró más de 125.000 patentes y es la segunda empresa del sector con más patentes registradas en todo el mundo. Ello nos da una idea de la dimensión que tiene para la compañía el desarrollo de innovaciones. Por ello, a modo de homenaje a los miles de ingenieros y técnicos que han formado parte de Honda, pondremos nombre a algunos de los conceptos que asombraron al mundo.

 

KENJI MATSUMOTO. Lideró el desarrollo del pionero y avanzado Honda EV Plus, un coche eléctrico con el que introdujeron innovaciones como las baterías de níquel-hidruro y que han sido esenciales para avanzar en la movilidad eléctrica. Cuando el primer EV Plus salía de la línea de producción de Takanezawa, en 1995, fue profético Al afirmar: “siento que llega la era del automóvil eléctrico”.

 

TADAO BABA. Comenzó en el departamento de I+D con sólo 18 años. A lo largo de su vida ideó infinidad de soluciones, pero a finales de los años 80 ideó la Fireblade. Rompió todos los moldes de una moto deportiva: de repente podían dejar de ser increíblemente grandes y pesadas. Lanzada en 1992, la Fireblade revolucionó el mercado e inauguró una nueva era para las motocicletas deportivas.

 

IKUO KAJITANI. Fue el padre del desarrollo del sistema VTEC, el legendario motor de Honda hoy conocido y usado en todo el mundo. 100 caballos de potencia por litro era el reto, y el mismo Kajitani comentó que: “parecía un sueño”. En los años 80 los motores conseguían máximo 70 u 80 CV por litro. Pero Kajitani lo consiguió: se basó en el sistema respiratorio humano para encontrar la solución y dio lugar al eslogan global de Honda: “El Poder de los Sueños”.

 

YOSHIO NAKAMURA. Se unió a Honda con la idea de acompañar a la empresa en el salto de la motocicleta al automóvil. Tras trabajar en el desarrollo del Honda S500, fue el hombre designado por Soichiro Honda para alcanzar la primera victoria de Honda en la Fórmula 1. Así fue, diseñó el RA271y el RA272. El RA272 ganó el Gran Premio de México e inauguró la exitosa trayectoria de Honda en la categoría reina del automovilismo mundial.

 

SHIGERU UEHARA. Era especialista en estabilidad y manejo del vehículo en el departamento de I+D de Honda cuando, en el año 1985, fue nombrado líder del proyecto que daría a luz al mítico NSX. Íntimo amigo de Ayrton Senna, Uehara tuvo múltiples roles en la compañía y lideró el desarrollo de coches deportivos. Antes de retirarse, Uehara se dio el gusto de terminar el S2000 CR, la niña de sus ojos y su “regalo de despedida”, como él mismo lo definió. ¡Incluso lo pintó de su color favorito, el azul apex!

 

KATSUYOSHI TAGAMI. Representa al equipo de ingeniería que a principios de los años 80 empezó a trabajar en el reto de reproducir la forma de andar humana. Cuando presentaron el primer prototipo de la serie E, sólo era capaz de caminar en línea recta y tardaba 5 segundos en dar un paso. Fue la semilla que daría lugar a la presentación de ASIMO con el cambio de siglo. ASIMO abrió de nuevo la carrera por la robótica humanoide y ha sido el referente para todos los investigadores que están trabajando en todo el mundo en este campo.

 

MICHIMASA FUJINO. Ha liderado al equipo de ingenieros que han trabajado en el desarrollo de una gesta en la industria de la automoción, el HondaJet, el primer Honda fabricado para surcar los cielos. Con una idea muy clara, primar la eficiencia y la economía de combustible y la reducción de emisiones, salió la primera unidad comercial en el año 2015. Ese día, la tierra dejó de ser el límite de Honda. Ya son más de 200 los HondaJet que vuelan por el mundo.

 

SATOSHI IIJIMA. Dedicó gran parte de su carrera a la seguridad de las motocicletas en caso de accidente. Junto a su equipo lideró el desarrollo del sistema especial de airbag capaz de minimizar el impacto en el piloto y el pasajero en caso de choque. El desarrollo de Iijuma y su equipo hadado lugar a la única motocicleta en el mercado que dispone de este sistema de seguridad activa, la lujosa GL 1800 Gold Wing.

 

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Honda Crosstourer VFR X 1200 - 7500 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS