|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba dinámica de la Aprilia Dorsoduro 750

28 de Agosto de 2009

Prueba dinámica de la Aprilia Dorsoduro 750

Aprilia se une al segmento «supermotard» apostando por el diseño, la tecnología más avanzada y un precio contenido...
El mercado de las dos ruedas ofrece modelos para todas las necesidades: unas están pensadas para usar a diario, otras para pasear en rutas cortas, las hay orientadas a viajar, otras están concebidas para correr… y últimamente están surgiendo también las pensadas solo para divertirse, aunque ello les reste polivalencia para el día a día. Y no hablamos de alcanzar velocidades quitapuntos, sino de disfrutar en tramos de curvas, algo que abunda en Galicia. Para esto está pensada la Aprilia Dorsoduro, una moto con una estética que llama la atención, tecnológicamente avanzada y que ofrece emoción a raudales por un precio, 8.900 euros, muy por debajo de la competencia, encarnada por la Ducati Hypermotard y la KTM Supermoto. Confort o dulzura no casan con ella, el asiento es duro y está bastante elevado (a 870 mm del suelo), pero a cambio nos ofrece una conducción llena de sensaciones, especialmente en las tres primeras marchas.


Estéticamente tiene una silueta espectacular. Inspirada en los modelos supermotard, los plásticos se han reducido al mínimo, lo que deja ver mejor la alta calidad de los componentes: chasis mixto que combina una parte multitubular de acero con dos pletinas laterales de aluminio, basculante de doble brazo del mismo material, suspensiones regulables, monoamortiguador Sachs de anclaje lateral, horquilla invertida, frenos potentes con pinzas de anclaje radial, discos lobulados que resisten mejor la fatiga… A lo que hay que unir un acelerador electrónico de segunda generación, que mejora la relación entre la apertura del gas y la entrega de la potencia, y la posibilidad de elegir entre tres mapas de inyección.


Tres mapas de inyección...
La marca italiana ha equipado este modelo con la posibilidad de elegir entre tres mapas de inyección, Rain, Touring y Sport, que varían la entrega de potencia y que permiten dulcificar su carácter. Se cambian a través del botón de arranque y puede hacerse incluso en marcha (siempre que esté el puño del gas cerrado). El más radical es el modo Sport, donde están disponibles todos los caballos a la más leve insinuación del acelerador y la que hay que manejar con más tacto. Con la opción Touring está toda la potencia disponible pero la entrega es más comedida. En el modo Rain se elimina cualquier brusquedad y la respuesta al gas es muy suave; de hecho, se nota demasiado el cambio, parece que se está conduciendo una 125.


Tacto directo...
La postura es menos radical que en otros modelos y el manillar alto, plano y con las puntas abiertas permite moverla con facilidad tanto en parado como en la entrada de las curvas o en los cambios de dirección.


Para poder sacar rendimiento a toda la calidad de la parte ciclo hace falta un buen propulsor y el bicilíndrico de 750 c.c. dispuesto en V a 90 grados no defrauda. Su tacto es muy directo y enérgico y sus 92 caballos garantizan una constante descarga de adrenalina, con un empuje tremendo entre 4.000 y 8.000 vueltas; y en primera la rueda se levanta sólo con darle gas (en plan brusco, no es que al mínimo toque se encabrite). Es muy estable en el paso por curva y el largo recorrido de las suspensiones filtra bien las irregularidades del asfalto. En las primeras relaciones acelera y recupera como una deportiva y el tremendo mordiente de los frenos la detiene en un corto espacio.


La moto más divertida del año...
Todas estas virtudes consiguen que la Dorsoduro ofrezca una conducción llena de sensaciones en carreteras reviradas y que sea más divertida, menos exigente y (según la carretera) más rápida que una superdeportiva.


Andar en moto siempre es divertido, pero hay veces que se me escapa la risa dentro del casco de puro disfrute. Y suele coincidir cuando toca exprimir un modelo como éste. Confieso que es la moto más divertida que he probado este año, y que disfruté como un enano enroscando el acelerador, sacándole todo el jugo al equipazo de frenos que monta y «tirando» la moto dentro de la curva fácilmente con el amplio manillar y volviendo a acelerar. Así una y otra vez, porque es una moto adictiva, de las que cuando te bajas estás deseando volver a encenderla. En eso es muy parecida a la KTM Supermoto pero con menos potencia (también cuesta 3.000 euros menos) y tiene una postura más cómoda que la Ducati Hypermotard, que tiene el manillar muy bajo respecto al asiento.

Ficha Técnica Aprilia Dorsoduro 750
Tipo
Supermotard
Cilindrada
750
Motor
Aprilia Bicilíndrico en V longitudinal a 90°, 4 tiempos, refrigerado por agua, distribución con árbol de levas en la culata accionado por cadena, cuatro válvulas por cilindro
Potencia
92 C.V.
Transmisión
Cadena
Cambios
6
Chasis
Compuesto por tubos de acero unidos con pernos de alta resistencia a secciones laterales de aluminio. Sub-chasis posterior desmontable. Basculante en aleación de aluminio.
 
 
Fuentes de la noticia

blogs.lavozdegalicia.es/pumarola

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW S 1000 XR - 16500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS