|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Noticia

Como dejan claro las imágenes tomadas en una calle de Ciudad del Campo, un barrio de Las Palmas de Gran Canaria en la zona alta de la ciudad, existen evidentes peligros al dejar la moto estacionada en la vía pública en pleno periodo de confinamiento por la alarma sanitaria del Covid-19.

 

Durante el Estado de Alarma declarado por el Gobierno de España a mediados del pasado mes de marzo la legislación se adecúa a la situación excepcional, pero según la Ley de Seguridad Vial, en sus artículos 84, 85 y 86, que hacer referencia a la inmovilización, retirada, depósito y tratamiento residual del vehículo, considera un vehículo como “abandonado” se permanece estacionado por un período superior a un mes en el mismo lugar y, además, presente desperfectos que hagan imposible su desplazamiento por sus propios medios o le falten las placas de matrícula (que no es el caso).

 

Aunque sabemos que esta es una situación excepcional, hemos de recordar que es más sencillo dar de baja una moto que dejarla abandonada en la vía pública (si éste fuera el caso, que lo desconocemos) puesto que esta acción tiene consecuencias ya que obliga a pasar por engorrosos trámites que le obligarán a desembolsar dinero. Es más sencillo darla de baja; desde el año 2006 ya no es necesario estar al corriente del pago del impuesto de circulación, un requisito que provocaba muchos abandonos. Sólo necesitas llamar a un desguace autorizado como Centro de Tratamiento de Vehículos (listado de CATV de la DGT) y ellos se encargan de todo, incluso recogen tu vehículo y te pagan algo a cambio de su entrega.

 

Abandonar una moto, o cualquier otro vehículo, en la calle se considera una falta grave que conlleva multas de entre 751 a 1.500 euros según cada ayuntamiento, a las que se pueden añadir multas coercitivas hasta un máximo de 3.000 euros. Todos los gastos que se originen como consecuencia de la inmovilización y retirada del vehículo serán por cuenta del conductor infractor, o en su defecto, por el conductor habitual, arrendatario o el titular, como último responsable: costes del traslado en la grúa y estancia en el depósito municipal.

 

Pero también pude darse el caso de que el propietario de esta moto esté confinado, enfermo u hospitalizado y no haya podido mover la moto del lugar donde la aparcó, y ni siquiera de a consciente de su estado actual. Si ese es el caso, el legítimo propietario deberá aportar fotocopia del permiso de circulación, tarjeta de Inspección Técnica con la última ITV pasada, seguro obligatorio y último recibo del impuesto de vehículos de tracción mecánica al corriente de pago, antes de retirarlo del depósito, si los servicios municipales se llevaron la moto. También deberá correr con los gastos del proceso y la multa, si la hubiera.

 

Denunciar un vehículo en este estado, que pudiera estar abandonado en la vía pública, puede hacerlo cualquier ciudadano notificándolo al ayuntamiento por teléfono, internet o de forma presencial, dependiendo del consistorio. Una vez denunciado, el órgano competente hará una primera inspección y si tras un mes el vehículo sigue en el mismo lugar levantará acta, formulará expediente de abandono y notificará a su dueño la retirada en el plazo de otro mes, trasladándolo al depósito municipal mientras tanto. Si no acude a por él, el vehículo irá a parar a un desguace para su destrucción.

 
Te recomendamos
 
Volver a Legislación e Impuestos

Desguazan una moto en una vía pública de Las Palmas de Gran Canaria

15 de Abril de 2020

Desguazan una moto en una vía pública de Las Palmas de Gran Canaria
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS