|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Noticia

Cinco amigos disfrutando durante 15 días de 5.464 kilómetros de aventura y millones de curvas

 

Volvemos de nuevo a la carga, esta vez nos tomamos el viaje con más calma y relax, alternando días de placer con otros de auténtico éxtasis motero. Rutas llenas de curvas, carreteras desiertas y paisajes de postal. Como veis cada año somos más, Gustavo (BMW S 1000 XR) y Armiche (BMW S 1000 XR) repiten, nos acompañan Enrique (Honda CB1000R) y Emilio (Triumph Tiger 1050), y el que redacta la crónica Javier (KTM 1290 Super Adventure). Pero vayamos al tema, que lo estáis deseando...

 

Día 1, 2 y 3.

Llegamos el lunes a Córdoba, en previsión de los tres días que vamos a pasar aislados en sierra morena hacemos una buena compra llenando las maletas de víveres, subimos a la finca y pasamos la tarde haciendo senderismo rodeando el perímetro de la misma, al día siguiente nos despertamos con mucho calor, nos ponemos en marcha, hoy toca turismo, dejamos las motos a buen recaudo en un parking vigilado, visitamos la mezquita, el centro histórico y ponemos rumbo a la feria de Córdoba, deleitándonos con su gastronomía y alegría de la gente, ya por la tarde noche regresamos a nuestra guarida, el tercer dia nos levantamos y después del desayuno ponemos rumbo al rio a pie, nos espera un paseo caluroso al llegar agradecemos sus frescas aguas nos remojamos un buen rato y volvemos a subir no sin alguna que otra parada, ya que el termómetro asciende a 39 grados, los que nos obliga a cambiar el plan inicial que era de dar una vuelta a la sierra de Córdoba en la moto, así que sacamos el dron y echamos la tarde jugando con él, y dándonos unos manguerazos para mitigar el calor, a descansar que mañana toca día duro.

 

 

Día 4 

Jueves, hoy nos espera un día de trámite, autopista hasta las afueras de Zaragoza unos 700km de aproximación a los pirineos, van cayendo los kilómetros poco a poco sin nada que destacar carretera, gasolina y más carretera, llegamos al hotel, una ducha, a cenar y mañana empieza lo bueno.

 

 

Día 5

Viernes, salimos temprano, sabemos lo que nos espera, un día de muchos kilómetros y curvas, hacemos unos 100km de autopista para desviarnos por las secundarias a visitar el castillo de Loarre y los Mallos de Riglos, rehacemos el camino para poner rumbo a Aínsa, enfilamos la mítica N260, disfrutando como niños de nuestras motos, pasamos por unos viaductos con curvas amplias, muy amplias a velocidades inconfesables, pero que podías ir mirando el paisaje y la curva seguía y seguía, ibas unos 30 segundos tumbado y enlazabas la siguiente sin cortar un pelo, llegamos a Ainsa visitamos su muralla,  centro histórico, aprovechamos para degustar los platos típicos de la zona en su pintoresca plaza, tenemos que coger fuerza para lo que viene, el col de nargó, no hay palabras para describirlo, curvas de todo tipo amplias, medias, abiertas, con y sin visibilidad carretera en perfecto estado, y claro, sale nuestro lado oscuro, solo puedo decir que las maletas laterales las traigo rozadas por ambos lados, son unos 40 kilómetros de curvas sin fin, para mi unos de los mejores puertos de montaña que he hecho, os podéis imaginar..., casi de noche llegamos al hotel, cansados pero muy satisfechos del día que hemos pasado.  

 

 

Día 6

Sábado, hoy toca día tranquilo después del día cañero de ayer, subimos el col de port y seguimos hacia Pedraforca, tramos de mucha curva cerrada, nos encontramos con multitud de motos, llamándonos la atención que casi todas de gama alta, se nota que empieza el fin de semana, volvemos a la 260 dirección Andorra y ascendemos La Molina, otra orgia de curvas y fraternidad con los Moteurs Franceses... (ya sabéis a lo que me refiero...) llegamos a Andorra y empiezan los problemas de neumáticos Emilio es el primero en caer, buscamos un taller y trasero nuevo, después ruta por las tiendas de motos y compras, visitamos la calle principal unas fotos y a descansar que mañana hay tomate.

 

 

Día 7

Domingo, nos adentramos en tierras Francesas, empezamos la route des cols francesa, que asciende los más famosos puertos de montaña del tour de Francia, salimos de Andorra por Envalira, y nos entretenemos una hora con un tráfico denso hasta llegar a la primera ascensión, aquí se acaba el tedio y empieza la fiesta de la moto, subimos el col des Tabesses, llegamos al col de Agnes y disfrutamos de unas vistas increíbles, aparte de su precioso lago, descendemos, col de la trape, col de la core col de aspet y llegamos al col estrella, al menos para mí, un zigzag con asfalto en perfecto estado, curvas cerradas, unas cuarenta curvas que hacen que lleves tu moto como un tiralíneas, sintiendo como desliza de atrás al salir en marchas tan cortas, y ves cómo se hunde la horquilla en cada frenada soportando la carga de maletas y piloto sin inmutarse, en estas situaciones es cuando se ve que cada euro pagado por ella lo vale, al poder disfrutarla en cada curva sin un solo extraño, muchos te dicen para que una moto tan cara si con una de la mitad de precio lo haces igual, y te digo yo que no amigo, estas motos están preparadas para todo, si quieres ir despacio te llevan cómodamente, si quieres ir rápido  te llevan con una seguridad pasmosa, y si te quieres meter por tierra le pones el modo offroad y por arte de magia se convierte en una alfombra voladora que absorbe todos los baches, en fin seguimos, descendemos por la n230 para llegar al valle aran, paramos en vielha a comer, ya muy tarde sobre las 5, nos hemos entretenido un poco, después de repostar nos ponemos en marcha, ya queda poco para acabar la ruta, ascendemos el puerto de la Bonaigua con su redondeadas curvas y vistas increíbles, al descender empiezan a oírse truenos, menos mal que el hotel está cerca de sort, nos enfundamos los monos de lluvia y descendemos entre lluvia y granizo, dura poco unos 15 minutos, pero ha bastado para darnos una idea de lo que nos puede caer un día con mal tiempo, llegamos al hotel una cena y a dormir que mañana sigue la ruta.

 

 

Día 8

Lunes, etapa reina hoy, día cumbre, o día de la reventada para Emilio, ya que esto supondría la mítica frase de “son demasiadas curvas, todas son iguales, yo prefiero más rectas” Emilio 8.6.2019, bueno, empezamos, descendemos hasta la Puebla de Segur para iniciar la subida pasando por el tunel de vielha de 5230 metros de largo, volvemos a Francia por el col du Portillon, alto Garona, col Dazet, y al llegar a Saintlary nos desviamos a la derecha hacia la ruta de los lagos, que es sin salida, ascendemos por unas carreteras muy bacheadas y degradadas pero con unas vistas increíbles, llegamos al segundo lago, el de más altitud y la naturaleza nos sorprende con nieve a nivel de la carretera, y unas vistas inmejorables, descendemos al primer lago y nos sentamos en la orilla a dar buena cuenta de unos bocadillos de tortilla que nos saben a gloria, las fotos de rigor y deshacemos nuestros pasos hasta saintlary, ahora toca el plato fuerte el tourmalet, lo subimos con un día perfecto, algo de nubes y sin viento, lo coronamos y allisi que pega bastante el viento, imagino que los 2115 metros también influyen, nos volvemos a maravillar con las vistas y descendemos dirección Lourdes , ya en el hotel dejamos las motos en el garaje y ponemos rumbo a la catedral, ya que Armiche es muy devoto y le pidió algún deseo encendiéndole una vela, una cena, con la confesión de Enrique que veis al principio del video y a dormir.

 

 

Día 9

Martes, ecuador del viaje, iniciamos el descenso por la d918 y entramos en España por la frontera del Portalet, que nos obsequia con unas cascadas y valles muy pero que muy bonitos, descendemos por Formigal hasta Jaca donde tenemos que volver a cambiar neumático trasero, esta vez le toca a Enrique, observamos con resignación los nuestros, sabemos que les queda poco, pero es mucha caña que se han llevado hasta ahora, y ya se sabe, sarna con gusto no pica, visitamos el monasterio de san Juan de la Peña, y volvemos a subir por Canfranc y Candanchu, hoy les esperan muchas sorpresas, pensaban que todo iba a ser de color de rosa, pero ya me encargo yo de meterlos por una terciaria que como mucho podías ir a 40km-h la d132 carretera Burguiisaba, al salir de una curva vemos unos bultos en la carretera, de repente despliegan las alas y intentan volar pero al estar cerrado por arriba por arboles creando un túnel vegetal no les queda otra que ascender por una pendiente dando saltos y otros utilizando la propia carretera como pista de despegue, imagino que serían buitres, lo que vi es esos animales corriendo y desplegando las alas se te ponían los pelos de punta, abarcaban de lado a lado la carretera con las alas desplegadas, hasta que alzaban el vuelo majestuosos, una experiencia inolvidable, empezaba a caer la niebla, al llegar a la Pierre Saint Marti no veías más de dos metros delante de ti, en una de estas una aparición en forma de vaca se quedó a metro y medio de nosotros, y así durante media hora, y la niebla calando nuestros trajes, mucho frio, había momentos que se disipaba y te obsequiaba con paisajes alucinantes, y así bajamos la carretera del roncal hasta burgui, aquí ya sin niebla, estas carreteras deberían de prohibirse, eran una sucesión de curvas entre tercera y cuarta sin fin disfrutando cada una de ellas como la primera, enfilamos hacia Ochagavía prometiéndolas muy felices, que equivocados estábamos.

 

 

Día 10

Miércoles, llueve toda la noche y amanece igual, teníamos previsto hacer la última incursión en territorio galo pero el parte meteorológico y las vistas hacia los pirineos nos hacen desistir está cayendo un gran aguacero, así que decidimos intentar llegar a la costa vasca lo más rápidamente posible a ver si el tiempo allí nos da una tregua, nos ponemos los monos de lluvia calefacción en los puños a tope y vamos allá, a las dos horas por autopista y nacionales sin parar de llover paramos en un gasolinera, recuento de daños, Emilio y sus botas alpinestarswatweproof están calados hasta el fondo, le saldrán champiñones entre las uñas, y los guantes del aliexpress lo mismo, enrique tiene los guantes empapados también, y yo el pantalón de lluvia tiene alguna filtración y me ha humedecido el muslo, por lo que procedo a poner la capa goretex interior y adiós problemas, llegamos a la costa vasca en medio de un aguacero, comemos y al terminar ya no llueve, por lo que podemos seguir la ruta sin mayores contratiempos, nuestro destino es bakio, cerca de Bilbao, paseo por su bonita playa cena y mañana será otro día.

 

 

Día 11

Jueves, hoy luce el sol, nos adentramos en los montes Vascos hasta llegar al embalse del Ebro, que nos recibe con un viento racheado muy desagradable, vamos en dirección alto Campoo y ahora si que empiezan las curvas, subimos el puerto Palombera, Colla de Carmona y subimos por el desfiladero de la Hermida hacia los Picos de Europa, donde pernoctaremos en uno de los pueblos considerados más bonitos de España, Potes.

 

 

Día 12

Viernes, día soleado y fresco, hoy nos toca disfrutar de la moto, subimos el puerto de San Glorio, el cual nos recibe a 4 grados y la moto indicando peligro hielo, bajamos hasta Posada de Valdeon y giramos a la derecha, dirección Cain de Valdeon, nos encontramos serpenteando en una carretera muy estrecha entre desfiladeros, pero muy bonita, al llegar al pueblo enclavado en la parte baja del valle el paisaje es de una belleza extrema, cascadas y montañas que te cautivan totalmente recomendable, a pesar que para salir tienes que desandar tus pasos ya que no tiene salida, subimos el puerto de Panderrueda,e iniciamos el descenso hacia Cangas de Onis disfrutando de cada una de sus mil curvas, allí mismo nos dan la mala noticia que a partir de este año no se puede subir con vehículo a partir de principios de junio a los lagos de Covadonga, unido a que tenemos otra sesión de cambio de neumáticos las bmw han dejado liso el trasero, así que tomamos la decisión de buscar un taller en Oviedo y dejar para otra vez los lagos, ya que mañana sábado seguramente estarán cerrados los talleres, enfilamos carretera hacia Oviedo y después de tres talleres uno tiene los neumáticos y los colocan, poco después vamos hacia nuestro hotel en Pravia, pueblo donde creció Enrique, llegamos lloviendo paseo cena y mañana será otro día.

 

 

Día 13.

Sábado, día de la espantada de Emilio, no le apetece hacer una ruta circular que teníamos preparada para hoy, a pesar de estar el día perfecto, prefiere irse de shopping el solo... nosotros a lo nuestro, curvas y asfalto, para eso hemos venido, hoy día tranquilo hemos subido el puerto de Somiedo, bajando por la carretera de Cangas de Narcea hasta Cudillero, unas 6 horas de disfrute y buenos paisajes, llegar por la tarde al hotel paseo y a la cama, mañana nos espera lluvia, a ver que hacemos...

 

 

Día 14.

Domingo, pues se confirma los pronósticos, lluvia todo el día, con lo cual hoy dejamos las motos en el garaje y nos vamos de turismo a Oviedo, visitamos su centro histórico, catedral y nos sumergimos en el museo de bellas artes, nos regalamos una mariscada de despedida y llegamos por la tarde al hotel, revisamos las motos y ponemos todo a punto para mañana empieza la vuelta, esto se acaba.

 

 

Día 15.

Lunes, otro día de trámite, 800km para llegar a Zafra, con una parada en Guijuelo a comprar los ibéricos de rigor, autopista monótona y aburrida, llegamos a destino, paseo por casco histórico, y cena en la plaza mayor, el barco nos espera mañana.

 

 

Día 16.

Martes, salimos temprano, quiero ir al motorista en Jerez a ver si tienen neumáticos, las ruedas las tengo casi al límite, y ya aprovecho para traerla con zapatos nuevos, se dilata hasta casi las 2 vamos para el muelle, comida en el chiringuito como de costumbre y se acabó lo bueno, un placer contarles la crónica, espero la hayan disfrutado junto con el video, un saludo a todos.

 
Te recomendamos
 
Volver a Viajes en Moto

Transpirenaica en moto, un viaje de referencia para los Canarios

25 de Junio de 2019

Transpirenaica en moto, un viaje de referencia para los Canarios
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS