|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Noticia

Seis amigos que se marcaron como objetivo, dar la vuelta a España en Moto en una semana, con Huelva como punto de partida y de inicio de un recorrido circular a la piel de toro en sentido de las agujas del reloj. Horizontes por descubrir y el vértigo que produce rodar por escenarios desconocidos, marcaron el día a día de un viaje que todos ellos volverían a repetir.

 

“Todo comenzó en noviembre de 2017”, nos cuenta el portavoz del grupo, José Ferrera. “Tras haber recorrido juntos las siete islas, nos propusimos dar el salto a la península y aunque la idea original era hacer sólo Andalucía, el reto fue creciendo por sí solo hasta marcarnos el objetivo de toda la península”.

 

Cada uno de los componentes de Canarios Viajeros ha ido echando en la hucha común, 100 euros al mes y se comprometió a poner la moto a punto y a llevar en sus maletas, además de su propio equipaje, parte de la herramienta y repuestos que compartían para las seis motos que hicieron, sin el menor problema, los 3.800 kilómetros previstos. “Las etapas fueron muy amenas, renunciando siempre que era posible a los tramos de autopista. Sólo al final, por las prisas, tuvimos que hacer Tarragona-Almería, por este tipo de vía. Pero en general, han sido etapas muy llevaderas”.

 

 

“España tiene mucho que ofrecer al motero”, afirmaban los componentes del grupo. “El motorista encuentra mucho, mucho más de lo que espera, en cada recodo del camino. Paisajes que nos dejaron embaucados, desde el embriagador sur a las inmensas planicies del centro. Sin embargo, los Pirineos parecen reclamar su protagonismo, con sus paisajes increíbles y su abrumadora naturaleza”.

 

Huelva, Mérida, Salamanca, Gijón, Vitoria, Pamplona, Andorra, Tarragona, Almería, Sevilla y de nuevo Huelva. Estos son los puntos de paso que los seis, perdón cinco, porque a pesar del ánimo y la ilusión, unos de los componentes del equipo tuvo que regresar a Canarias por un problema de salud, tras la etapa que terminaba en Salamanca y para no ser un lastre para el resto de compañeros.

 

 

Playas interminables, carreteras ondulantes, preciosos acantilados, parajes idílicos, tramos de carretera salpicados por las olas y hasta túneles con su propia lluvia interior, esos son algunos de los paisajes de los que disfrutaron los miembros del equipo de Canarios Viajeros compuesto por José Ferrera, Indalecio Rodríguez, Carmelo Rodríguez y los tres hermanos Galindo, José, Claudio y Mode.

 

En las redes sociales, desde las que han tenido un gran seguimiento, los Canarios Viajeros se han presentado siempre uniformados, pertrechados con prendas similares y con una imagen de conjunto envidiable. Una uniformidad que contrataba con las diferencias de las regiones por las que iban pasando, y en las que tenían que detenerse “a disfrutar de vistas extraordinarias a pie de pista, con diferentes miradores que permiten detenerte y disfrutar de la increíble naturaleza del lugar.  No dejábamos pasar ningún pequeño rincón digno de ser observado desde la atalaya del sillón de nuestra moto”.  Desde la algarabía de las noches andaluzas, el festivo ambiente sabatino de Salamanca o el silencio y la paz de Vitoria a las 11 de la noche. Todo contrastes. Todo placer.

 

 

Durante el viaje hubo que correr algún agujero del cinturón. “La idea inicial era hacer almuerzos frugales y cenas más contundentes, pero España es un país para comérselo, a todas horas y al final, desayunos, almuerzos y cenas castigaban a nuestras monturas con más y más kilos cada día. Etapas que se medían en kilómetros y comidas. Tramos de carretera con más de una hora sin cruzarnos con nadie y la paz absoluta cuando parábamos en la cuneta a fotografiar estampas eternas.

 

“En hoteles pagamos 200 euros de media por noche (entre todos) y en gasolina nos gastábamos una media de 125 euros al día (en conjunto) y llegamos a pagar el litro a 1,57 euros. Las motos no dieron ningún problema, ni las dos japonesas (Kawasaki), ni la italiana (Ducati), ni las alemanas (BMW). Todas dieron lo mejor de sí mismas, sin queja alguna. Todas además hicieron gala de su capacidad camaleónica de adaptación al terreno por el que pisábamos”.

 

 

En las anotaciones de puntos pendientes de paso se quedaron Murcia y Granada, pero a cambio descubrimos dos villas marianas impresionantes, Covadonga y El Rocío. 

 

Lo peor del viaje, sin duda, no poder completarlo con Modesto, que para el próximo promete dar la batalla, y el regreso en barco, que se hace muy pesado, sobre todo por la eterna parada en Lanzarote. Cumplimos el objetivo. Todos los moteros tienen que hacerlo al menos una vez en la vida. Realmente no hace falta tener grandes motos GT para hacerlo… Y antes de adentrarse en aventuras por Europa, conocer España es prioritario. Hay tanto que ver que daría para años y años de viaje en moto. No te esperas los contrastes de una región a otra.

 

 

En cuanto a consejos; primero llevar ganas de pasarlo bien y de ser permeables a todas las sensaciones que están por llegar en cada parada del camino. Alimentarse de ellas y enriquecerse con lo diferente. No comprar intercomunicadores (ni nada) en Aliexprés. Lo mejor es confiar en productos de marcas reconocidas que hay disponibles en nuestro mercado canario y probarlo antes del viaje. Y en tercer lugar, comprobar que las pólizas de seguro cubren el retorno a Canarias, es mejor consultarlo y ampliar la póliza si es necesario, porque algunas sólo cubren el ámbito autonómico o provincial.

 

El siguiente objetivo de Canarios Viajeros es recorrer Andalucía con sus motos y sus mujeres… pero ésa, será otra historia.

 

 

Éstos son los protagonistas de la aventura:

 

José Ferrera (BMW R 1200 GS).- 41 años y 38 años sobre una moto

Para mi el mejor momento fue esa sensación de libertad que sentí cuando bajé de la rampa del barco en Huelva y pisé suelo peninsular con las ruedas de mi moto, es algo que nunca olvidaré. Disfruté de cada minuto del viaje. Recuerdo que el día que fuimos a Lagos de Covadonga, hacía tanto frío que, para calentar el cuerpo, nos comimos una fabada a media mañana. Me encantó el tramo de Pamplona a Andorra, espectacular. La moto, ni un pero. Se portó de maravilla. Tenemos un país fantástico para rodarlo en moto. No cambiaría nada del viaje. Ójalá todos los viajes de mi vida fueran como éste, una maravilla. A mi regreso me iba a pesar, pero justo en ese momento, la báscula se quedó sin pila.

 

José Antonio Galindo (BMW R 1200 GS ).- 50 años y 35 años sobre las dos ruedas

Para mí, el mejor momento fue el embarque en el muelle de Las Palmas. En ese instante comenzaba a hacerse realidad mi sueño. Bajo el casco, a lo largo del viaje, me iba preguntando constantemente ¿porqué había tardado tanto en emprender un viaje como el que estábamos viviendo? Un momento para recordar fue ver la cara de Inda cuando antes del embarque, le dijeron que su moto no podía viajar, se quedó blanco. Los puertos de Pajares y los de los Pirineos, llenos de carreteras inolvidables, se me quedaron grabados en la retina. Mi moto ha demostrado que, para viajar, es perfecta. Animaría a todo el mundo a cruzar el charco. Es una experiencia increíble. Si tuviera que cambiar algo, sería la fecha del viaje. A mi regreso pesaba algunos kilos más, pero seguro que se debe a una avería de la pesa.

 

Indalecio Rodríguez (BMW R 1200 RT)

No puedo decir cuál fue el mejor momento, todo el viaje en su conjunto, desde que embarcamos hasta que volvimos a casa, fue magnífico. A cada instante pensaba la suerte de poder vivir el sueño de viajar con mi equipo y disfrutar de lugares maravillosos. Todo el viaje ha sido un cúmulo de anécdotas inolvidables y para mi, la mejor etapa, de Pamplona a Andorra, preciosa. La moto perfecta y debo animar a los Canarios a que del el salto a la aventura.

 

Claudio Galindo (Ducati Multistrada 950).-  48 años y 30 años montando en moto

Lo mejor del viaje era ver la cara de felicidad de mis hermanos. Qué dichoso soy, de poder estar en este viaje, me decía a cada momento. Como perdí mi traje de agua, me pasé medio viaje con un chubasquero agrícola de color verde. Ainsa y su magia fue lo que más me sorprendió del viaje, quedé magnetizado por esta localidad oscense. La Multistrada 950 es una moto perfecta para viajar. Es una experiencia recomendable para todos aquellos amantes de la moto y la naturaleza. Lo único que cambiaría sería tener tres semanas más para seguir disfrutando del viaje.

 

Carmelo Gil (Kawasaki Versys 650).-  52 años y 2 años y medio de experiencia en moto

No puedo señalar como el mejor, ningún momento concreto del viaje. Todo, en su conjunto fue fantástico. Mi pensamiento, cuando no estaba saturado de las sensaciones que me rodeaban, estaba dedicado a señalar el acierto de la composición del equipo, y lo increíble de estar inmerso en una experiencia que hace dos años, ni imaginaba. Conducir en agua es algo poco habitual para los canarios, sobre todo hacerlos durante tanto kilómetros y sobre unas carreteras que permiten conducir a buen ritmo sobre mojado. Coincido con mis compañeros en avalar el maravilloso paisaje de la etapa entre Pamplona y Andorra. Mi moto perfecta para viajar, aunque eché en falta un sillón algo más cómodo... Ya estoy pensando en ponerle uno de gel. Es una experiencia que todo motero canario debería vivir, al menos una vez en la vida. De a cara a otro viaje, sólo pediría tener más tiempo para disfrutar, más días de viaje. No me he pesado a la vuelta. No ha hecho falta. Tuve que aflojarme un par de agujeros del cinturón

 

Modesto Galindo (Kawasaki Versys 650).- 46 años y 30 años en moto

Lo mejor del viaje fue ver disfrutar a todo el equipo haciendo realidad la ilusión de viajar en moto, por fin. Por un problema médico, en la segunda etapa me tuve que "bajar del carro" y subirme a un avión en León para regresar a Canarias. No pude aguantar las lágrimas, seguro que ellos tampoco, pero mi satisfacción era saber que a través de ellos podría seguir la aventura mientras me recuperaba, sin ser un lastre para todo el equipo. Lo más gracioso fue ver la cantidad de comida con la que todos nos presentamos en el barco, desconociendo que con nuestros pasajes en camarote teníamos incluidas todas las comidas... No disfruté más que de la etapa hasta Salamanca, pero fue fantástica.

 
Te recomendamos
 
Volver a Viajes en Moto

Les contamos la Vuelta a España en Moto de los Canarios Viajeros

16 de Junio de 2019

Les contamos la Vuelta a España en Moto de los Canarios Viajeros
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS