|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Las primeras Silence “de reparto” que superan los 100.000 km

18 de Julio de 2021

Las primeras Silence “de reparto” que superan los 100.000 km

ARA VINC cuenta con las primeras Silence que superan los 100.000 km

 

La empresa de mensajería renueva su confianza adquiriendo 30 unidades del último modelo de la marca española. Un estudio realizado por los ingenieros de Silence demuestra que, después de más de 100.000 km, las baterías se encuentran en perfecto estado, alcanzado el 85% de su capacidad inicial.

 

Carlos Sotelo, CEO de Silence, en primer plano con una de las S02 que ha alcanzado los 100.000 km; a su lado Josep Ribera, Gerente de ARA VINC, con una de las 30 nuevas Silence S02. Esta moto es una de las 25 unidades que adquirió la empresa de mensajería ARA VINC en el 2017 y que circulan a diario por las calles de Barcelona. Puede observarse, las rayadas en el baúl trasero, como única consecuencia de las miles de batallas sufridas en las calles de la Ciudad Condal.

 

La otra moto, visión frontal con Josep Ribera a sus mandos, es una de las nuevas Silence S02, que ha adquirido ARA VINC, fruto de la buena experiencia obtenida con la entrega de la primera flota. En total, la empresa de mensajería cuenta con 55 motocicletas eléctricas Silence. El nuevo modelo tiene mejores prestaciones, mayor autonomía e incrementa su capacidad de carga con baúles de 350 L de capacidad.

 

 

102.965 km el día de la foto, que hoy ya son más, a razón de 110 km por día de trabajo efectivo.

 

Las motos que abren la foto del presente artículo parecen iguales, pero no lo son. En el 2017 Silence hacía entrega a ARA VINC de la primera Silence S02, hoy después de 5 años y más de 100.000 km, la confianza se renueva y la empresa de mensajería dobla su flota de motos eléctricas adquiriendo 30 unidades más.

 

Pocas pruebas se antojan tan duras como el trabajo diario de reparto por las calles de una gran ciudad. Motos cargadas, diferentes conductores, tráfico intenso… Son las condiciones más extremas, que demuestran el buen funcionamiento y fiabilidad de las motocicletas Silence. La ampliación de la flota es la evidencia de que la prueba ha sido superada.

 

¿Cómo va la Silence S02 con 100.000 km a cuestas?

 

Las unidades de Silence S02 que llevan más de 100.000 km recorridos se fabricaron hace 5 años. Desde entonces, han circulado una media de 100 km diarios, muchas veces con su baúl cargado hasta los topes. Estos datos técnicos son corroborados en esta misma información por las declaraciones de uno de los mensajeros de ARA VINC que la utiliza habitualmente, así como los responsables de la flota que se encargan del mantenimiento.

 

Silence ha llevado a cabo un examen técnico para determinar el estado de salud de estas motos tras haber recorrido más de 100.000 km. Los resultados son extraordinarios: ningún tipo de problemas en la batería con un rendimiento óptimo. Exactamente, un 84,6% de capacidad respecto a la situación inicial. Esto significa que le quedan todavía muchos kilómetros callejeando por la gran ciudad donde circulan habitualmente.

 

 

Joan Ferrao, ingeniero de pruebas en I+D de Silence, ha realizado el examen técnico de esta Silence S02 y asegura que a esta moto “le queda mucho por vivir”. Respaldado por los datos, remataba: “Calculo que a esta batería todavía le queda mucho tiempo de vida útil”.

 

Si el estado de la batería es bueno, el del motor aún lo es más. Pasado por el banco de pruebas no se ha detectado ninguna diferencia apreciable respecto a una unidad nueva. Cierto es que una moto eléctrica como Silence tiene muy pocos elementos móviles (no hay ni embrague, ni transmisión, ni aceites), por lo tanto, las posibilidades de tener problemas mecánicos se reducen exponencialmente. Menos componentes, menos fallos. Esa es la máxima.

 

Una de las razones del buen funcionamiento de la moto ha sido un correcto proceso en la recarga de las baterías. ARA VINC cuida este apartado y lo realiza de la manera adecuada tal como recomienda el fabricante, sin dejar en ningún caso que la batería se descargue totalmente.

 

En realidad, lo único que se puede apreciar en la moto, pues el estado general es muy bueno, son los arañazos en el cofre fruto del trajín diario con un vehículo dedicado a la paquetería. Son las “heridas de guerra” del tráfico urbano.

 

¿Cómo son las nuevas S02 que acaba de adquirir ARA VINC?

 

La nueva S02 es una evolución del modelo antiguo que mejora notablemente las prestaciones y autonomía de la primera versión. El motor pasa de 4,5 kW a 7,0 kW de potencia y la batería incrementa su capacidad casi un 20% hasta alcanzar los 5,6 kWh, convirtiéndose en la de mayor capacidad del mercado.

 

Además, este componente es extraíble (patente SILENCE) y fácilmente transportable con su sistema tipo “trolley”, pudiéndose recargar en cualquier enchufe. La nueva S02 tiene una autonomía de 127 km y alcanza una velocidad máxima de 90 km/h, con una aceleración que supera a una 125 cc de gasolina, a la altura incluso de los modelos de 300 cc de combustión.

 

La parte ciclo es muy robusta, siendo la moto muy manejable por su baja altura de asiento. La versión que nos ocupa también sobresale por su gran capacidad de carga, al disponer de un baúl con una capacidad de 350 L.

 

Este modelo, salvo por el tamaño del baúl trasero, es idéntico a las motos de ACCIONA, la empresa líder en el mundo de motosharing, que dispone de más de 12.000 unidades Silence circulando por las principales capitales de España y Europa.

 

 

Josep Ribera, CEO de ARA VINC

 

Josep Ribera, CEO de ARA VINC, es un emprendedor nato, un hombre “hecho a si mismo”, que dirige una empresa que cuenta con un equipo de 1.100 empleados. Pese a la dimensión de la compañía, a nadie le sorprende ver al CEO moviéndose a diario por la nave, dando instrucciones y hablando con los mensajeros sobre la marcha habitual del trabajo.

 

¿Por qué motos eléctricas y no de gasolina?

“Hay varias razones, pero la primera es el tema de la sostenibilidad; son motos que generan cero emisiones, no contaminan. Además, son más baratas en el día a día, es una razón también económica.  Son motos que apenas requieren mantenimiento y el consumo es muy bajo respecto a las de gasolina. Sencillamente, nos sale más a cuenta. Por último, son motos que nos permiten acceder a las zonas de bajas emisiones en las ciudades. Actualmente, tenemos alrededor de 50 furgonetas eléctricas, y ahora con la ampliación de flota de motocicletas, tendremos unas 50 motos eléctricas. Estamos muy satisfechos con las motos Silence”.

 

¿Agradecen vuestros clientes que realicéis el reparto con vehículos sostenibles?

“El cliente lo agradece. Cada empresa tiene protocolos de sostenibilidad y esto supone un plus para ellos. Muchas veces son los propios consumidores finales quienes exigen a estas empresas que cuiden del medio ambiente. Con estas motos todos salimos ganando”.

 

Algunas de vuestras motos han realizado más de 100.000 km. ¿Qué tipos de cuidado lleváis a cabo para poder alcanzar estas cifras?

“Llevamos a cabo el mantenimiento que nos marca Silence, sólo eso. Además, intentamos que las motos siempre las lleven los mismos conductores. Procuramos que cada moto esté asignada a una misma persona y así el trato es más cuidadoso. Pero repito, son motos que tienen muy pocas averías, y el mantenimiento es mínimo”.

 

 

Carlos Sotelo, CEO de Silence.

 

La entrega de la nueva flota de motos la quiso hacer personalmente el CEO de Silence, Carlos Sotelo, como prueba de agradecimiento.

 

Carlos Sotelo, fundador de Silence, posa orgulloso al ver que ya hay unidades que, en apenas 5 años, ya superan los 100.000 km rodando en las condiciones más exigentes.

 

“La mejor prueba de que el funcionamiento es bueno, es que ARA VINC ha repetido. En 2017 compraron 25 motos y ahora vuelven a pedirnos 30 más, para un sector donde realmente el coste lo es todo. Si los números no salieran, o tuvieran averías, sencillamente no repetirían”. Finalmente, concluye: “En este negocio van al céntimo en los costes”.

 

Carlos Sotelo recordaba un camino común, en el que ambas empresas ARA VINC y Silence, han pasado de ser una Startup a empresas líderes en sus respectivos sectores. Se reconocen y admiran porque han crecido juntos.

 

“Me ha hecho ilusión que volvieran a confiar en nosotros, por lo que he querido entregar personalmente las motos. Ahora todo el mundo ve que la movilidad es eléctrica, pero hace 5 años no era así, y su apoyo fue determinante para que Silence iniciara su camino”.

 

 

Ginés Cano López, conductor de una SILENCE S02 de ARA VINC 

 

La moto de Ginés Cano López ha superado los 100.000 km a sus manos.

 

Ginés Cano López lleva media vida haciendo de mensajero. En 24 años de servicios de mensajería ha visto de todo y, por supuesto, ha probado todo tipo de motos de combustión.

 

Recorre una media de 110 km diarios, cifra que si la multiplicamos por su “vida laboral” como mensajero nos llevarían a kilometrajes astronómicos. Es, sin duda, la voz de la experiencia.

 

¿Cuántos años llevas en ARA VINC?

“De los 24 años como mensajero, los últimos 11 los he pasado en ARA VINC, siempre en moto”. Después de casi 25 años en la mensajería, Ginés Cano López se mantiene fiel a su Silence S02 con más de 100.000 km.

 

¿Cuántos kilómetros le haces cada día a la moto? 

“A nivel diario son 110 km, los últimos años con una Silence S02, con esta moto concretamente (la de la foto)”.

 

¿Cuántos kilómetros le has hecho exactamente a esta Silence?

“102.965 km., y como la he llevado solo yo estoy contentísimo. Está muy bien. Como cualquier moto, debes tener un poquito de cuidado con el tráfico los días de lluvia. También los días de viento, pues como tiene el cofre muy grande es sensible a los golpes de aire. Se trata de evitar las vías rápidas y las rondas. Voy por el interior, por precaución, aunque nunca he tenido ningún percance”.

 

¿Si tuvieras que puntuar la Silence S02 cuál sería tu valoración?

“Si la tuviera que puntuar de 0 a 10, como dicen que la perfección no existe, le pondría un 9”.

 

¿Qué ventajas tiene respecto a una moto de gasolina?

“Tiene mucho menos desgaste que una moto de combustión; se deteriora y estropea menos. Luego tiene una ventaja muy grande para un mensajero: una caja enorme de 200 L. Es maravillosa”.

 

Respecto a la autonomía, ¿tienes suficiente normalmente con la carga de la batería?

“Sí, pero otra ventaja es que puedes recargarla en cualquier enchufe. Yo que tengo unos clientes fijos, si lo necesito puedo recargarla mientras espero la entrega. Así nunca tengo problemas y completo ampliamente la jornada de trabajo”.

 

Un sencillo cálculo final: 110 km diarios por 24 años de trabajo equivalen a darle la vuelta al planeta 15 veces a la altura del ecuador.

 

Llegando a la base de ARA VINC, después de más de 110 km de promedio diario

 

 

Antonio Pardo, responsable de flota de ARA VINC

 

Antonio Pardo, responsable de las 55 motos Silence de ARA VINC.

 

Antonio Pardo es el responsable de toda la flota de ARA VINC, ahora formada por 55 motocicletas Silence que recorren diariamente alrededor de 100 km. Sin duda, un excelente banco de pruebas para conocer todos los secretos mecánicos.

 

¿Cómo es el mantenimiento de estas motos?

Estas motos nunca se estropean, por lo que el mantenimiento que hacemos básicamente son frenos, neumáticos, y temas derivados de la circulación urbana como los retrovisores, etc.. Son averías del día a día propias de circular por ciudad. No son problemas de funcionamiento ya que, por suerte, estas motos tienen muy pocas averías mecánicas”.

 

¿Cuál es el estado de la flota inicial de 25 motos?

“Tenemos algunas unidades con más de 100.000 km, pero la que menos tiene ya supera los 60.000 km. Los cuidados de la moto son básicos y hacemos la recarga por la noche completa. Las motos salen completamente cargadas por la mañana y vuelven por la tarde.

 

Las baterías duran lo suficiente para una jornada laboral. Las cargas son siempre nocturnas y tenemos una instalación adecuada para evitar cualquier calentamiento, aunque con la corriente normal”.

 

¿Qué diferencias habéis encontrado con las nuevas Silence S02 que acabáis de adquirir?

“Se nota mucho que son motos con más tirada, más aceleración, andan más y son más cómodas. Hay unas mejoras evidentes respecto al modelo anterior. Como la primera vez nos ha salido bien, hemos optado por la misma moto”.

 

Vosotros, que también habéis utilizado modelos de gasolina, ¿qué diferencias encontráis en el mantenimiento con una moto eléctrica?

“Lo que me ha sorprendido es la mecánica. En una moto normal hablas de motor, cilindros, rodillos, embragues… En esta moto solo hablas de ruedas, discos de freno, pastillas de freno y cosas similares; piezas que se desgastan. La mecánica es increíble, no se estropea nunca. Siempre que la utilices correctamente, te olvidas de ella”.

 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS