Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Yamaha Rider Experience: La sensación de ser probador por un día

02 de Julio de 2019

Yamaha Rider Experience: La sensación de ser probador por un día

El pasado sábado 29 de junio organizamos con Yamaha Flick Moto y 11 afortunados lectores de Canariasenmoto, la primera edición de la Yamaha Rider Experience, una jornada en la que varios usuarios de motos pudieron vivir en carne propia la experiencia de ser probadores de los nuevos modelos de la firma de los diapasones, acompañados por el equipo de Canariasenmoto.

 

El éxito de la iniciativa estuvo marcado desde su puesta en marcha por las 150 solicitudes que tuvimos en tan sólo 48 horas de anunciarlo en nuestra web y redes sociales. Con tal número de solicitudes y “sólo” 11 motos disponibles para la experiencia, lo complicado fue elegir a los afortunados “probadores”. Una elección que, además contó con la dificultad añadida para el equipo de Yamaha Flick Moto, de tener que hacerla “a ciegas” ya que el concesionario tenía todos los datos de los solicitantes, excepto los relativos a nombre, sexo y contacto. 

 

Los elegidos para esta primera edición fueron José Antonio Arbelo (53 años) propietario de una ZX6R del 2007 y que quería probar la Niken y la T-MAX. Arbelo viene de una familia de tradición motera y suele recorrer al año en torno a 3.000 km sobre dos ruedas. A José Luis Hernández (27 años), el segundo de los participantes, le gusta coger la moto para desconectar recorriendo los rincones de la isla. Con su NC750X suele hacer 7.000 km al año y estaba interesado en probar la Yamaha MT-07 y la T-MAX. Francisco Castro es otro de los miembros de la generación “Baby Boommer” que participó de la experiencia brindada por Canariasenmoto y Yamaha Flick Moto. Castro, además de un defensor de la moto como alternativa ecológica, es un amante de la conducción responsable y valora mucho las relaciones entre personas que comparten afición. Su moto actual es una R1200RT a la que le mete entre cilindro y cilindro, cerca de 8.000 kilómetros al año, pero tenía interés en subirse y disfrutar de las “Sport Scooters” T-MAX y X-MAX300.

 

 

José Jerónimo Galindo, de 41 años y aventurero de convicción, quería probar la Yamaha MT-10SP y la Tracer 900 GT para comprobar si las sensaciones a sus mandos se podían comparar con su actual 1050Adventure, con la que cada año se lanza a 6.000 kilómetros de aventuras por Canarias. Sonia García es la primera de las tres mujeres del grupo elegido a ciegas. Esta motera de Arucas suele hacer anualmente unos 6.500 km a lomos de su CBF125 que prefiere la moto al coche para sentirse protagonista del paisaje que le rodea, estaba interesada en probar la Yamaha MT-125 y la Tricity 125. El sexto de los participantes es Gerardo Morán, de 53 años y propietario de una CB500X. Morán es motero desde niño y apasionado de los motores desde que tiene uso de razón. Para seguir haciendo casi 10.000 km al año sobre dos ruedas, quería probar los modelos más clásicos de las opciones disponibles; la Yamaha XV 950R y la Yamaha XSR 700. José Robaina es uno de los “millennial” de la prueba. Este usuario habitual de scooter de Ingenio le hace a su X-EVO125 la friolera de 13.000 kilómetros al año y quería ponerse a los mandos de la MT-125 y la Tricity 125 para conocer sus sensaciones.

 

Néstor Ojeda, otro millennial de 28 años, es el globetrotter del grupo. Le gusta rodar y rodar. Al año recorre una media de 20.000 kilómetros sobre sus BN302 y X-Tron125. Le gusta la libertad y las sensaciones que transmiten las dos ruedas, y presume de las ventajas que la moto supone en movilidad, ahorro de combustible e impacto medioambiental. Sus preferencias para la prueba eran la Yamaha MT-125 y la Yamaha X-MAX 125. Guayarmina Pérez es la segunda chica del grupo y pertenece a la generación X. Pérez no se pierde ninguna cita motera y le hace a su VanVan200 casi 20.000 km al año, otra correcaminos. Le encantan todas la motos, sentir el viento en la cara, bailar en las curvas y subir un poco la adrenalina en las rectas y como no, conocer toda la gente a la gente que ama las motos. Para la prueba, Yamaha Flick Moto le reservó, por turnos, la Yamaha XSR 700 y la Yamaha MT-07 35KW.

 

 

Sin saberlo previamente, en el grupo participó una pareja; Aruma Santana (24 años), que quería probar la Yamaha MT-10SP y la Yamaha XV 950R, y Miguel Echedey Romero (31 años), que quiso ponerse a los mandos de la Yamaha Niken y la Yamaha Tracer 900 GT. Ambos comparten la misma GSX-R600 y no paran de salir siempre que pueden, alternándose a los mandos de la moto. A ella le emociona poder disfrutar su pasión en pareja y no desprovecha la oportunidad de conocer gente nueva prácticamente todos los días que sale con la moto. A él le emociona como fluye la adrenalina cada vez que sube en moto. En esta ocasión, también tuvieron que disfrutar en pareja de la Niken y la Tracer 900GT puesto que Aruma no se sintió cómoda con la altura del asiento de la MT-10SP.

 

Nuestro  equipo de probadores fue citado a las 08:30 en las instalaciones de Yamaha Flick Moto en la Avenida de Escaleritas 108, donde acudieron puntuales y pertrechados del equipamiento necesario para disfrutar con seguridad de la experiencia que les brindamos desde Canariasenmoto. Oliver Padrón y Javier Oramas, de Yamaha Flick Moto, fueron los encargados de darles la bienvenida con un desayuno que les permitió coger fuerzas para la emocionante jornada que les esperaba. Tras recibir del equipo de Canariasenmoto información del programa previsto y sobre cada modelo de moto, de voz de los responsables de Yamaha, llegó el momento de ponerse los guantes, bajar la visera del casco y meter primera para poner rumbo al recorrido previsto.

 

Se hicieron dos grupos, acompañado cada uno de ellos por componentes del equipo de Canariasenmoto para que cada uno pudiera rodar a su ritmo. También nos acompañaron Padrón y Oramas, de Yamaha Flick Moto, que en cada parada resolvían la dudas de cada usuario sobre las peculiaridades del modelo que probaba por primera vez o le ajustaban determinados parámetros a su gusto. Y es que Yamaha es una de las marcas de referencia en el mundo de la moto y una de las primeras en apostar por la adaptabilidad de sus modelos. Una marca que ha ido ampliando la gama de motos disponible que, prácticamente, abarca todos los segmentos.

 

 

Soltados ya los primeros nervios con un tramo de unos 50 kilómetros de curvas y paisajes extraordinarios, llegó el momento de lucirse en las tres sesiones de fotos que nuestro equipo de reporteros les tenía preparados. La oportunidad de poder realizar esta actividad en un escenario elegido por fabricantes de motos para presentaciones a nivel mundial, fue uno de los aspectos más valorados por los participantes, conscientes del privilegio que supone disfrutar de su pasión en un paraíso para las dos ruedas, los 365 días del año. Y es que una primaveral jornada de verano nos acompañó durante toda la jornada de pruebas en la que los “elegidos” pudieron sentirse probadores de motos por un día.

 

Tras 120 kilómetros de curvas, que las Yamaha se tragaron sin inmutarse, a la llegada al restaurante, los participantes coincidieron en señalar el acierto del recorrido y el buen rollo surgido entre los integrantes del grupo, que hasta esa misma mañana no se conocían. También reconocieron haber disfrutado de una experiencia que no se imaginaban y de la posibilidad de conocer “realmente” las prestaciones y sensaciones que cada modelo les había ofrecido, ya que a lo largo de la jornada pudieron intercambiar montura con otros participantes, con la única salvedad de las restricciones de su permiso de conducción.

 

Muchos de ellos reconocieron no tener familiaridad previa con los modelos de Yamaha y llevarse una sorpresa por la usabilidad y facilidad de conducción de modelos que parecían, a priori, complicados. Otros descubrieron las ventajas de las tres ruedas o la magia de los motores CP2, CP3 y CP4 de la nueva generación de MT, Tracer y Niken. Hubo también quien destacó el potencial de las 125 de Yamaha como motos para salir de ruta, con un corazón infatigable y una parte ciclo sobresaliente. Pero también los hubo que apreciaron la labor que nuestro equipo realiza para la publicación de los reportajes de los nuevos modelos que pasan por las manos de Canariasenmoto.

 

 

En definitiva una exitosa jornada de pruebas que concluía con el regreso a las instalaciones de Yamaha Flick Moto, donde su gerente, Oliver Padrón agradecía la participación a estos 11 afortunados e invitaba a los 139 solicitantes que se han quedado fuera de esta jornada a pasarse por las instalaciones de Yamaha en la Avenida de Escaleritas y disfrutar de su propia prueba.

 

Agradeciendo la colaboración de Yamaha Flick Moto y el ejemplar comportamiento de los participantes, les dejamos con algunas fotos de la experiencia y les citamos para próximos reportajes, con las conclusiones que cada uno de ellos aportó sobre cada modelo.

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW F 800 GT - 5990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS