Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Viaje en moto desde Canarias a Turquía 6. La magia de Capadocia

22 de Diciembre de 2019

Viaje en moto desde Canarias a Turquía 6. La magia de Capadocia

CAPITULO 7 - Capadocia I

En nuestra planificación del viaje, decidimos que la primera jornada en Capadocia, la dedicaríamos a visitar algunos de los puntos turísticos más emblemáticos de la zona y, aprovecha para buscar y reserva la excursión en globo.

 

La mañana comienza una vez más como de costumbre, bastante tempranito para aprovechar bien el día y librarnos durante varias horas del calor.

 

Nos espera una jornada de aproximadamente 100 kms en total, lo que nos va a permitir disfrutar con relativa calma de cada lugar que visitaremos. Además, será una ruta circular con lo que aprovecharemos muy bien el recorrido.

 

Sólo teníamos reservada una noche en este hotel, pero nos gustó tanto que decidimos prolongar nuestra segunda noche en Capadocia en el mismo. Lamentablemente la habitación que teníamos estaba comprometida para la siguiente noche así, es que tuvimos que cambiar a otra más pequeña pero igual de impresionante, solo el hecho de dormir en un hotel cueva le añade aventura a nuestra estancia.

 

Desayunamos contundentemente en el hotel y salimos a rodar hacia el primer punto, el castillo de Uchisar. La mañana comienza con una temperatura muy agradable y los kilómetros que nos separan de este primer objetivo se nos pasan sin darnos ni cuenta.

 

 

Precioso y pintoresco lugar, parecía que habíamos retrocedido un montón de años en el tiempo. Multitud de puestos de venta de comidas, animales amarrados y las vestimentas nos hace sentirnos en la edad media. Pudimos entrar en el interior de la montaña (castillo) hueco como un queso, previo pago de la entrada.

 

El llamado Castillo de Uchisar es una montaña de tova, que está totalmente excavada en su interior para hacer laberínticos pasillos y estancias. Utilizada hasta no hace mucho, hoy solo es un lugar turístico de visita.

 

Salimos de Uchisar encantados y con muchas expectativas ya que el día no podía comenzar de mejor forma.

 

Atravesamos la ciudad de Göreme, la más conocida turísticamente. Teníamos la tarea de encontrar dónde comparar la excursión en globo para el día siguiente. Y no tardamos mucho en encontrar una pequeña oficina dedicada a la venta de excursiones en la que lo compramos.

 

200€ cada pasajero al que añadir 10€ más de comisión por pago con tarjeta. Sin duda, lo más caro del viaje.

 

 

Ya tranquilos, con los deberes hechos, buscamos y visitamos el museo al aire libre de Göreme. Con un precio de 45 liras turcas (unos 8 euros por persona) entramos y disfrutamos de la magia indescriptible del lugar. Pensar que antaño eran viviendas, una compleja y ordenada ciudad excavadas en las rocas, nos deja absolutamente impresionados.

 

Continuamos hacia el Love Valley o Valle del amor. A la salida de Göreme, unos kilómetros de paisajes maravillosos nos llevarían a la entrada en la que termina el asfalto y nos encontramos una carretera de tierra en muy buen estado.

 

Impresionan las formaciones de roca que jamás te imaginarías que son naturales. Con forma de miembro viril dan nombre simpático a este lugar.

 

Está ligeramente preparado para el turismo ya que hay tiendas de souvenirs y restaurante, además de unos bancos para hacerse fotos con esta bella estampa detrás.

 

Seguimos hacia el museo al aire libre de Zelbe, pero antes, debíamos parar por el camino a almorzar. A pie de carretera, nos paramos en un (no sé cómo llamarle) quiosco rústico con mesas y sillas de madera en el que nos atendió una familia muy cariñosa y entrañable. La camarera era la hija que no debía tener más de quince años. Muy simpáticos, agradables y atentos nos trataron acuerpo de rey. No sé por qué nos extraña, esa ha sido la tonica habitual en todo nuestro periplo por Turquía.

 

Después de la comida y con mucho calor, decidimos saltar el museo al aire libre de Zelbe por su similitud con el de Göreme y aprovechamos para ir más temprano de lo previsto al hotel ya que necesitábamos madrugar al día siguiente.

 

 

CAPITULO 8 –Capadocia II

El despertados a las 03:00 am ya que a las 03:45 nos pasaban a recoger para llevarnos al paseo en globo.Un microbús nos pasó a recoger los primeros e hizo un pequeño tour por varios establecimientos hoteleros recogiendo gente para la excursión.

 

Llegamos al punto de despegue aún de noche. Nos tenía preparado un pequeño aperitivo de bollería y té.

 

Ver inflar los globos que se iluminan en la aún nocturnidad de la madrugada, y escuchar ese sonido fuerte y grave de los quemadores, nos ponía la piel de gallina preparándonos para la aventura que estábamos por vivir.

 

Subimos al globo y en breves instantes y casi sin darnos cuenta, ya estábamos en el aire a varios metros del suelo. La sensación es extraña ya que no da ninguna sensación de vértigo. La ascensión es tan suave y silenciosa, que todo te parece un sueño, casi irreal.

 

Poco a poco, vamos ganando altura y todo parece encoger bajo nuestros pies. Cientos y cientos de estos globos van iluminándose y apagándose como si fuesen luciérnagas. Casi sin darnos cuenta, el piloto nos alerta para que miremos al Este, llega el amanecer y, aún escribiendo estas letras, siento una emoción que no soy capaz de describir.

 

Tras varias demostraciones de pericia por parte del piloto, acercándose a las cretas de los barrancos y pasando rozando, se nos pasa la hora del vuelo... “volando”.

 

 

El aterrizaje fue algo accidentado y emocionante, por lo menos para nosotros que no estamos acostumbrados. Hacía un poco de brisa por lo que la cesta, al tocar el suelo, iba a volcar inevitablemente, cosa a la que los pilotos ya están más que acostumbrados pero que para nosotros no deja de ser un chute de adrenalina y aventura.

 

Una vez en tierra, el típico brindis con Chapan y nuestro certificado.

 

Nos disponemos a visitar la ciudad subterránea de Kaymakli. Estas ciudades en cuevas trogloditas fueron excavadas en los tiempos de los hititas, y ampliadas a lo largo de los siglos por varios ejércitos merodeadores quienes atravesaron el centro de Anatolia en busca de los cautivos. Hay 36 ciudades subterráneas de Capadocia y la más ancha es la ciudad es la de Kaymakli, mientras que la más profunda es. La ciudad subterránea de Derinkuyu.

 

Igual que en el día anterior, desistimos de visitar la ciudad subterránea de Derinkuyu por su similitud con la anterior y por poder disfrutar más del trayecto hacia el valle de Hilara.

 

 

Continuamos hacia el Valle Ihlara. Una zona menos conocida, pero de la que yo tenía referencias como lugar que no debíamos perdernos. Y efectivamente mereció muchísimo la pena. Unos paisajes y parecía más de Mongolia que de Turquía. Bastas extensiones de prados verdes y tiendas de nómadas desplazados por las fechas de cosecha.

 

Una vez en el Valle de Ihlara, con grandes cañones horadados por la acción del río y, un poco más abajo, el propio río llenos de cabañas de madera donde degustar té y descansar al más puro estilo asiático.

 

Capadocia se merece sin duda, un viaje con más tiempo para conocerla mejor y disfrutarla.

 

Y en la próxima entrega...

Capítulo 8 – De Capadocia a Pamukkale.

En el próximo artículo, te cuento NOSTRO VIAJE DE Capadocia a Pamukkale y la visita a la

los impresionantes travertinos... ¿Me acompañas?

 

Edinson Santana www.mis2ruedas.com

 

 

En el capítulo 1

Salíamos desde el Puerto de Santa Cruz de Tenerife con destino a Huelva. Una vez en el continente, realizamos una jornada intensa para ponernos en el Puerto de Barcelona donde tomamos un Ferry hasta Civitavecchia (Italia).

 

En el capítulo 2

Salíamos desde el Civitaveccia (Italia) para travesarla hasta Bari donde tomamos el Ferry que nos llevó a Durrës (Albania). Visitamos la Capital (Tirana) y tras una preciosa ruta por carreteras de montaña y una buena lluvia, llegamos a nuestro objetivo, Skopie (Macedonia).

 

En el capítulo 3…

Una vez más (y como ya es costumbre), despertador a las 6:00 de la mañana, para desayunar en el hotel lo más temprano posible y comenzar la jornada. Esta vez con una misión prioritaria, buscar un lugar donde cambiar los neumáticos a mi moto.

 

En el capítulo 4

Amanece nublado en las afueras de Sofía, despertador a las 7:00 de la mañana para estar en la moto listos para rodar a las 8:00 am. Hemos tomado la decisión un poco arriesgada de visitar el centro de Sofía antes de partir hacia Estambul...

 

En el capítulo 5

Llegamos a Estambul después de una larga pero entretenida jornada de ruta. Incluso nos dio tiempo de salir a cenar y relajarnos un poco disfrutando de la magia del Estambul nocturno. La habitación del hotel era pequeñita pero confortable...

Galería de fotos18 fotos

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW R 1200 RT LC - 17790 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS