Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Suzuki Burgman 400, distinción y señorío sobre dos ruedas

23 de Mayo de 2010

Suzuki Burgman 400, distinción y señorío sobre dos ruedas

Prueba Canariasenmoto.com

 

Cada día  hay más personas que, para moverse por la ciudad, eligen hacerlo sobre un práctico scooter, y por ello la oferta en este sector es cada vez más atractiva y competitiva.

 

Mucho tienen que ver en este excepcional crecimiento registrado en el mercado de los scooter, las nuevas cilindradas medias, que son capaces de ofrecer un equilibrio en todos los aspectos difícil de igualar. 

 

Los modelos “400” de todas las marcas están tomando cada vez más protagonismo y ahí es donde el Burgman 400 de Suzuki destaca por sus cualidades dinámicas, su potente mecánica y su renovada estética. Ha conseguido ser referente en el sector gracias a su comportamiento en cualquier situación y a la practicidad que ofrece para su uso día a día.

 

Estilo propio, estilo “burgman”…
Las líneas suaves y bien definidas, con unas ópticas renovadas que le otorgan un toque más deportivo caracterizan al nuevo Burgman 400.

 

El frontal es de nuevo diseño, mucho más moderno, con una pantalla no demasiado elevada y perfectamente integrada en el conjunto. El asiento es ancho, bajo – el más bajo de la categoría – y muy cómodo. Cuenta incluso con una zona de apoyo muy práctico de la zona lumbar. Este respaldo es regulable.

 

La parte trasera es voluminosa y elegante. Uno de los puntos fuertes del Burgman ha sido siempre su “extraordinaria” capacidad de carga con un espacio para 62 litros de capacidad con luz de cortesía y toma de 12V, que te permite meter sin problemas dos cascos integrales y algo más. Su forma diáfana y regular permite que puedas llevar en el Burgman cualquier cosa que se te ocurra sin tener que pasarte media hora buscando la posición adecuada. Tras el escudo nos encontramos con una guantera de 10 litros de capacidad equipada con cerradura, la misma del contacto, y con dos compartimentos superiores que se abren con facilidad y con un ingenioso y práctico sistema de desplazamiento lateral de las tapas.

 

El Burgman 400 es largo, 1.590 mm entre ejes, lo que unido a su rueda delantera de 14 pulgadas garantizan una estabilidad ejemplar. El peso, alrededor de los 200 kgs. no lo hacen “ligero” pero su postura de conducción y la facilidad de manejo lo hacen muy ágil en ciudad y carretera. Su posición de conducción es más baja y deportiva que en otros modelos de semejantes características.

 

En el apartado de motor, la Burgman equipa un propulsor monocilíndrico de 4 tiempos, doble árbol de levas en cabeza en culata y refrigeración líquida dotado de una suave y eficaz inyección electrónica que entrega alrededor de 32 CV, más que suficientes para impulsarlo a velocidades que superan las permitidas en nuestras carreteras.

 

La frenada del “400” de Suzuki está encomendada tres discos que actúan de forma combinada. El delantero es un doble disco de 260 mm y el trasero es de 210 mm. Además, en la parte alta del escudo, muy a mano, equipa el siempre eficaz  freno de estacionamiento gracias al cual aparcar en pendiente deja de ser un obstáculo.

 

En cuanto a suspensiones la Burgman 400 cuenta con una horquilla telescópica con barras de 41 mm en el tren delantero y con un amortiguador trasero cuya precarga permite hasta 7 ajustes muy práctico para cambiar su dureza en función de la carga.

 

El depósito de combustible situado en la parte baja del chasis tiene una capacidad de 14 litros que otorgan al Burgman 400 más de 200 kms de autonomía. El consumo no superó en la prueba más de 6 l/100kms.

 

Comportamiento real…
Par esta prueba de unos 250 kms hemos escogido vías de todo tipo; calles empedradas de Arucas, autopistas, carreteras radiales y sinuosas, calles atestadas de tráfico, etc. Situaciones, todas éstas, en las que la Burgman 400 se desenvuelve con admirable agilidad y la respuesta del propulsor monocilíndrico es excelente en cualquier circunstancia.

 

Una vez te acostumbras a su peso, sus dimensiones y al peculiar tacto del puño del gas, ninguna situación planteará problema alguno e incluso te plantearás si no es esta la moto ideal para todo. En esta ocasión no dispusimos de frenos ABS (unidad probada) pero la potencia y dosificación de los mismos es correcta y no dio muestras de fatiga en ningún momento.

 

La postura de conducción ayuda a desenvolverse en él tráfico con soltura, el asiento es bajo (apto para cualquier talla usuario) y  permite adoptar una postura muy cómoda. El radio de giro es muy, muy amplio y te permite moverte entre los coches o aparcar con mucha soltura. En ciudad resulta una delicia conducirlo, la respuesta suave e desde el primer golpe de gas, los primeros metros con suavidad que se transforma en un empuje contundente…

 

La unidad probada, que está en pleno rodaje, cuenta con un buen par motor y la inyección logra una increíble suavidad de funcionamiento. En carreteras secundarias empuja con firmeza a la salida de las curvas y permite realizar adelantamientos de forma segura. Incluso a prácticamente la velocidad máxima, su buen carácter se mantiene y eso es algo de lo que muchos rivales no pueden presumir… En la prueba fuimos por autopista hasta el Sur de Gran Canaria y a la vuelta nos encontramos con un viento mucho más “agresivo” de lo habitual lo que nos obligaba a “achatarnos” sobre la moto pero la estabilidad seguía siendo buena.

 

En las largas curvas a altas velocidades el chasis muestra algunas oscilaciones que en ningún momento son preocupantes pero que hacen volver a la realidad que su  potente motor nos había hecho olvidar. El campo de acción preferido de este maxi-sccoter de Suzuki es la ciudad y las carreteras o autovías de circunvalación sin desechar los viajes de un recorrido más amplio con o sin pasajero. La Burgman lo agogerá cómodamente..

 

Subjetivamente mejoraría…
Por pedir que no quede, me hubiera gustado una pantalla delantera regulable electrónicamente. Para evitar tener que acoplarte en autopista a altas velocidades.

 

Conclusión:
El Burgman 400 satisfará a los usuarios que utilicen este vehículo por puro placer o por necesidad y Suzuki podrá mantener el liderazgo en un mercado cada día más exigente; el de los scooter de media/gran cilindrada. 

 

Muestra, como ningún otro, un virtuoso equilibrio; es cómodo, rápido, estable y manejable y, además, su precio actual lo hace irresistible.

 

Te cuidado porque “los tentáculos” del Burgman 400 están atrapando cada día a muchos más usuarios de otro tipo de motos… Por algo será.

 

 

Unidad de prueba cedida por Poleposition Canarias (Concesionario Oficial Suzuki para Las Palmas)

 

Precio Poleposition Canarias (Tarifa Mayo de 2010)
Burgman 400              6.099 €
Burgman 400 ABS       6.599 €

 

Equipamiento utilizado en la prueba:

Cazadora IXS  (Gentileza de Moto Sport Peraza)      Ver Características
Casco Givi   (Gentileza Givi España)                        Ver Características

 

Textos y Fotos: Fernando Jiménez
Con la colaboración de: Fernando Rodríguez

 

Equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
Ficha Técnica Suzuki Burgman 400
Tipo
Scooters
Cilindrada
400
Motor
4 tiempos, 1 cilindro, refrigerado por agua, DOHC Inyección electrónica 38 mm
Potencia
34 C.V.
Transmisión
Variable automática por correa en V
Cambios
NO
Chasis
Tubular de acero
 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS