|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Si dejas el coche para pasarte a la moto... ¡Sigue estos consejos!

17 de Mayo de 2020

Si dejas el coche para pasarte a la moto... ¡Sigue estos consejos!

Si tienes miedo a utilizar el transporte público por la falta de garantía frente a los contagios y si crees que el uso diario del coche te traerá más problemas que beneficios, seguramente habrás pensado en utilizar la moto para tus desplazamientos diarios. Si has tomado esa sabia decisión, te vamos a dar unas claves para que la experiencia sea segura...

 

En esta etapa post-confinamiento las ciudades necesita adaptarse a una movilidad más eficiente desde el punto de vista medioambiental, pero también a la necesidad de mantener el distanciamiento social. Muchos de los usuarios de transporte urbano tendrán reticencias a su uso, mientras que el tráfico y la congestión continúan aumentando. Todas estas son razones suficientes para plantearte adquirir un vehículo más eficaz para tus transportes en el día a día. Conducir una motocicleta es sencillo, incluso para aquellos conductores de coche que no tienen ninguna experiencia, pero ¿sabes circular con total seguridad y sin riesgos?

 

Si tienes más de 3 años de experiencia con el carnet B de coche, puedes circular con motos de hasta 125cc, aunque si esto no nos resulta suficiente, siempre estamos a tiempo de obtener el carnet de moto para pilotar aquellas de mayor cilindrada. Antes de comenzar es importante ser conscientes de la vulnerabilidad del motorista y por ello es necesario tomar las precauciones adecuadas y conducir con responsabilidad.

 

Las scooter 125 no llevan cambios y por lo tanto son el modelo de acceso más fácil para el que no tiene experiencia; incluso hay modelos con más de dos ruedas que ofrecen mayor garantía y facilidad de conducción para los que le tienen pánico a las “dos ruedas”. Puedes elegir entre comprar una moto, recomendable si la va a utilizar a diario, alquilarla, si la vas a utilizar durante un tiempo determinado, o incluso disfrutar del “motosharing” (pago por uso) si el uso que vas a darle es muy esporádico.

 

Realmente, este tipo de moto “scooter automática”, es el más sencillo de conducir y por lo tanto el más adecuado para aquellos ciudadanos que carecen de experiencia. Los sistemas ABS y de frenada combinada permiten superar con soltura y seguridad la frenada, una de las maniobras más delicadas para quienes vienen del mundo de las 4 ruedas. Pero antes de ponernos en marcha es imprescindible familiarizarnos con todos los mandos: conocer la función de cada maneta, acostumbrarnos al tacto del acelerador en el puño derecho, gestionar la potencia de la moto, comprobar la respuesta de los frenos, encontrar el botón de la pita. Unas cuantas prácticas en alguna localización amplia y segura en la que hacer nuestras primeras pruebas antes de salir a la carretera y ponernos en situación real de circulación, son imprescindibles.

 

Además de adaptarte a la moto, es fundamental protegerse ante la fragilidad que hace del motorista uno de los más vulnerables de la vía. Para ello hay que contar con un equipamiento adecuado. En este sentido, existen interminables opciones y combinaciones posibles, pero siempre que hay que cumplir con unas mínimas cuestiones de seguridad. Un casco, integral mejor que abierto, que deberá estar homologado con la etiqueta ECE visible. Una chaqueta con protecciones que resista la abrasión y que ofrezca protección en las zonas más vulnerables. Otra opción es utilizar uno de los modernos chalecos airbag sobre una chaqueta no técnica que utilizamos a diario. Los guantes son otro elemento de gran importancia pues de ellos depende nuestra buena sujeción al manillar. El calzado debe estar homologado para moto, aunque a simple vista hay muchas opciones con aspecto casual. Y por último, los pantalones deberían llevar protecciones en las zonas más vulnerables.

 

La prevención y la anticipación se convierten en acciones fundamentales entre los usuarios de motos

Una vez familiarizados a la moto y con el equipamiento adecuado, llega el momento de disfrutar de cada trayecto sobre dos ruedas, no olvidando nunca que debemos extremar la prudencia y hacer siempre una conducción preventiva que se anticipe a las maniobras del resto de usuarios de la vía. Ver y ser visto, prever y anticiparse. Sobre la moto la sensación de libertad es mayor, pero la exposición también. Poco a poco, el disfrute irá ganando la partida al miedo y ese es el momento en el que deberemos recordar que es vital mantenerse alerta y respetar las normas de tráfico. No olvides que mantener una distancia suficiente con el resto de usuarios de la vía te permitirá detenerte en caso de frenada brusca.

 

Los 5 consejos básicos para conducir una scooter 125

1.- Los pies deben estar dentro de la plataforma.

2.- Siéntate un poco más adelante y con la espalda recta.

3.- Lleva los brazos semi flexionados con las manos en el manillar.

4.- En ciudad, pon los cuatro dedos en el manillar y uno en los frenos.

5.- En caso de frenada de emergencia, utiliza las dos manetas para frenar con fuerza.

 

El cuidado de tu moto tiene una relación directa con tu seguridad. El estado y la presión de los neumáticos, así como el alumbrado y el estado de los frenos son los tres elementos medulares en la seguridad de todo motorista. En el 30% de los accidentes de moto, se detecta alguna deficiencia en el mantenimiento de la moto siniestrada.

 

Y por último, un consejo: Si tienes dudas porque crees que no cuentas con la pericia y experiencia necesaria para poder dominar las dos ruedas, plantéate la opción de hacer un curso de conducción sobre dos ruedas. La mayoría de los usuarios tan sólo requieren unas clases prácticas en la autoescuela. De esta manera tendrás más seguridad en tus trayectos, conocerás mejor los riesgos que conllevan las motocicletas y asumirás mejor las consecuencias.

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW C 650 GT - 7490 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS