Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Zero SR/F, auténtica streetfighter con corazón de alto voltaje

12 de Octubre de 2019

Prueba Zero SR/F, auténtica streetfighter con corazón de alto voltaje
ZERO SR/F
Highlights técnicos: Cilindrdada N.D. cc | Peso 220 kg | Potencia 110 CV | Asiento 787 mm | Precio 18990 €

¡Olvídense de todo lo que sabían sobre motos eléctricas! La llegada al mercado de la Zero SR/F ha supuesto un antes y un después sobre lo que conocíamos hasta ahora como “alternativas eléctricas” de dos ruedas. La nueva propuesta de Zero Motorcycles va un paso más allá. Una auténtica y musculosa naked que puede medirse de tú a tú y sin complejos con rivales propulsadas por motores de 1.000cc.

 

La Zero SR/F deslumbra tanto en aspecto como en prestaciones; y también en precio, todo hay que decirlo, aunque este detalle no menos importante hay que tratarlo de manera aislada, como la les haremos ver. La nueva propuesta del fabricante estadounidense estrena nueva plataforma, nueva tecnología y un diseño atractivo que va acorde con la mejora de prestaciones, autonomía y tiempos de recarga.

 

Zero Motorcycles, la marca con sede en Scotts Valley (California), es el líder mundial en el sector de las motocicletas eléctricas. Zero lleva ya 13 años fabricando sus productos y actualmente dispone de una gama de ocho motos “de verdad” en el mercado. En Canarias, la representación oficial de la marca está en manos de Motopek, una empresa con una larga trayectoria y experiencia en motos eléctricas y movilidad sostenible.

 

 

Una moto eléctrica capaz de recorrer 322 km* y de cargarse casi al completo en solo 1 hora*.

Los datos de la presentación de la Zero SR/F sorprendieron al sector de la moto. Sus responsables anunciaban una velocidad máxima de 200 km/h, aunque lo que más revuelo causó fue el anuncio de su velocidad de carga, hasta el 95% de carga en sólo 1 hora. Y es que, aparte del nuevo motor, lo más importante de la Zero SR/F son sus baterías de 14,4 kWh y su PowerTank adicional. Con ambos cargados al 100% puede recorrer 322 km. Sin los 3,6 kWh adicionales de ese “tanque de potencia” la moto solo puede recorrer 257 km en ciudad o alrededor de 129 km en la carretera.

 

Para la carga de la batería hay varias opciones, la más simple y económica incluye un cargador de 3 kW que recarga hasta el 95% en 4 horas, con un enchufe doméstico de 220V. Una velocidad destacable si tenemos en cuenta la capacidad de sus baterías. Para mejorar esa velocidad, hay que añadir a la factura el sistema de carga rápida de 6 kW (unos 3.000 euros), que reduce el tiempo de espera a 2 horas. Y por último, se puede optar por la versión Premium (20.990 €) de la SR/F, que permite reducir ese tiempo a 1 hora. La garantía para las baterías es de 5 años sin límite de kilometraje.

 

 

El “corazón de alto voltaje” es el nuevo motor ZForce 75-10, que reemplaza a la ZForce 75-7 como el más potente de la firma. El ZForce 75-10 es capaz de entregar 110 CV de potencia y 190 Nm de par. Nada mal para una moto de 220 kg. Entre sus prestaciones hay que destacar una velocidad punta auto limitada 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos.

 

Está montado coaxialmente, lo que significa que comparte el mismo eje que el basculante trasero. Gracias a esto se reduce la complejidad mecánica y mantiene siempre la tensión adecuada para la correa. También se consigue tener un chasis más estrecho que mejora la ergonomía y la manejabilidad de la nueva Zero.

 

Los elementos del motor que alcanzan mayor temperatura, como las bobinas, se montan en la periferia, donde el calor se puede disipar gracias al aleteado de la caja. Por lo tanto no hay un circuito de refrigeración líquida que añada peso y volumen. Tampoco dispone de ventilador alguno, solo hay un conducto que dirige aire bajo la caja de las baterías hacia el motor situado en el punto de pivote del basculante. Gracias a todos estos cambios, el régimen de giro máximo del motor se he incrementado de 6.500 rpm a 7.500 rpm sin problemas de fiabilidad.

 

 

La Zero SR/F es la primera moto eléctrica que  dispone de control de estabilidad MSC de Bosch. Mediante esta asistencia, puedes obtener la potencia unida a un control intuitivo en las aceleraciones, independientemente de la superficie o de las condiciones. El sistema de frenos ABS de última generación ofrece el mejor control de frenada en curvas y el mejor control de par de arrastre.

 

La Zero SR/F 2020 también dispone de modos de conducción (modos urbano, deportivo, eco, lluvia y hasta 10 modos personalizables). El usuario puede configurar a su gusto el nivel de intrusión del control dinámico de tracción y la forma de entregar la potencia y el par.

 

El sistema operativo Cypher III permite gestionar a través de un cuadro de instrumentos personalizable y una nueva app desarrollada por Zero Motorcycles con la que se establece una conexión constante entre moto eléctrica y el Smartphone del piloto. Pero también en la pantalla TFT de 12,5 cm a color puedes personalizar la información que quieres ver.

 

 

Respecto al apartado ciclista de la Zero SR/F, en el bastidor nos encontramos con una estructura tubular de acero al más puro estilo boloñés que termina en sendas placas de aluminio a las que también se anclan los brazos del basculante. Este está construido en acero y sobre él se ancla el pivote del basculante y el eje de salida del motor para mantener constante la tensión de una correa dentada, con una vida útil de 40.000 kilómetros.

 

Las suspensiones están firmadas por Showa. El amortiguador, anclado en el lado derecho, es regulable en todas las vías. Dispone de un recorrido de 140 mm y trabaja sobre una llanta de 5.50" con neumático Pirelli Diablo Rosso III en medida 180/55-17, el más grande empleado por una moto eléctrica. Delante encontramos una horquilla Showa SFF multirregulable, con un recorrido de 120 mm. La llanta delantera de 3,5" equipa neumático en medida 120/70-17. Para los frenos se confía en su proveedor habitual, la firma española JJuan, que en esta ocasión monta una pinza radial de cuatro pistones que actúan sobre discos de 320 mm de diámetro. Detrás se emplea un disco de 240 mm mordido con una pinza de pistón simple.

 

 

Estéticamente, la Zero SR/F, al menos desde lejos, pasa por cualquiera de los modelos actuales de naked. Un término medio entre las opciones del mercado de 600cc a 1.000cc. “Parece una CB650R”, decía uno de los curiosos que se acercaba a ella con el ceño fruncido. La carcasa de aluminio para el disipador de calor de las nuevas baterías, en motor más impresionante y unos neumáticos en medidas habituales -nada de gomas estrechas para mejorar el consumo-, logran confundir al que busca evidencias como el escape.

 

Pero lo más sorprendente es colocarte junto a cualquier deportiva en la salida de un semáforo y dejarle atrás sin el menor ruido. Cuando te alcanzan se levantan la visera del casco y no paran de hacerte preguntas. Y es que hasta ahora no teníamos un modelo eléctrico sólido que nos permitiera hacer una comparativa, al menos en términos dinámicos, pero la nueva criatura de Zero lo va a trastocar todo.

 

 

Descarga tu adrenalina

Que nadie se engañe, la SR/F no es una moto que busque ser una simple alternativa a la movilidad eléctrica sostenible y sin residuos; no. La Zero SR/F es una auténtica moto pasional. Diseñada y creada para la diversión de su dueño, a imagen y semejanza de las mejores streetfighter del mercado. La primera moto eléctrica que puede ofrecer sensaciones comparables a los modelos de combustión tradicionales.

 

El asiento estándar está situado a sólo 787 mm del suelo. Cualquier usuario puede llegar sin problemas al suelo. La ergonomía es fabulosa, con un manillar ancho de aluminio, en el que echas de menos la maneta del embrague -el freno trasero sigue junto a la estribera derecha- y un asiento confortable. Tras activar la llave de contacto, nada de llave presencial, la pantalla TFT cobra vida y te informa del estado del motor y baterías. Con solo acelerar “suavemente” caerás embaucado en sus deslumbrantes prestaciones.

 

 

Elijas la alternativa que elijas, el primer tramo de recorrido del acelerador te permitirá ponerte en marcha con suavidad. Hay 4 modos y varias opciones personalizables. La ECO y el modo “Rain” prácticamente no los utilizamos en nuestra prueba y nos centramos en el Street” y “Sport”. En modo “Street” la respuesta del acelerador es rápida, aunque sin llegar a asustar a poca experiencia que tengas, pero el “Sport” es algo más serio. NO es que vayas a sufrir un colapso, no. De hecho el primer segmento del gas, con perdón, es suave y progresivo, pero basta dejar a un lado los remilgos para ver la mala leche que pueden ofrecer unos voltios cabreados.

 

Lo que también es diferente en ambos motos es la retención del motor regenerativo. Nos ha gustado más la forma en la que corta el modo “Street”, pero si quieres ir a saco -ojo, que hay que tener experiencia para controlar el máximo empuje de una moto con más par que una Panigale V4-, en modo “Sport” aportará tu dosis de adrenalina semanal en unos pocos segundos. Para conseguir el funcionamiento óptimo que encaje con tu forma de pilotar, lo mejor es personalizar con calma todos esos parámetros.

 

 

La parte ciclo está a la altura de las prestaciones de esta nueva Zero. La horquilla trabaja muy bien sobre firmes irregulares, quizá mejor que un amortiguador tarado para más peso que los 65 kilos del que escribe. Algo de fácil solución. Las gomas Pirelli ofrecen un agarre fabuloso sobre cualquier asfalto y los frenos están también a la altura de una parte ciclo que se muestra ágil y divertida entre curvas, a pesar de los 220 kilos de acero, litio, aluminio y cobre.

 

Como decíamos anteriormente, por primera vez en la historia nos encontramos ante una moto que se puede mover sin complejos en una salida de amigos con naked de potencias superiores a sus 110CV. Y es que la trasmisión de esa potencia al asfalto es mucho más fácil de hacer con un motor que entrega todo el par desde la primera revolución por minuto y que cuenta con una aceleración que hoy por hoy no tiene rival entre las de combustión interna.

 

Si no te crees lo que te hemos contado, nuestro consejo es que te pases por Motopek, en Telde (Gran Canaria) y solicites una prueba… ¡Vas a saber lo que es bueno!

 

 

Puntualizaciones sobre los costes reales de la Zero SR/F: 

“Espero que al menos sea cara”, decía un responsable de una empresa de la competencia que había quedado deslumbrado tras probarla. Y efectivamente no es barata; 18.990 € para la versión estándar, y 20.990 € para la versión Premium de la SR/F, que permite reducir ese tiempo a 1 hora y que incorpora, además, contrapesos de aluminio, cúpula y puños calefactables.

 

El consumo, convertido al coste de combustible, es de aproximadamente 1 litro a los 100 kilómetros. El ahorro anual en combustible, mantenimiento, impuesto IVTM y seguro, respecto a una naked 1.000cc ronda los 600 euros. La diferencia de precio frente a rivales como Triumph Speed Triple RS (16.400 €), BMW S 1000 R (15.650 €), la KTM 1290 Super Duke R (17.999 €) o la Ducati Monster 1200 R (20.090 €), quedarían, por lo tanto, amortizada en pocos años de uso.

Empresas Relacionadas

Galería de fotos25 fotos

 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Macbor Fun 125 - 2299 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS