Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Yamaha MT-09 2017, merecida recompensa a la osadía

06 de Septiembre de 2017

Prueba Yamaha MT-09 2017, merecida recompensa a la osadía

Tras tres años en el mercado, Yamaha ha tenido la osadía de renovar un producto que funcionaba muy bien en el mercado. Sus ventas en Canarias -en 2016 se vendieron 49 unidades de MT-09 y, hasta el 31 de julio, ya se han matriculado 20 en Canarias en lo que va de año- así lo demuestran. Y lo ha hecho con una completa renovación de su estética, ahora más agresiva, suspensiones más acordes a las prestaciones de esta hyper-naked y mayor asistencia electrónica, todo ello en busca de hacer más fácil y eficaz su conducción y, sobre todo, para ofrecer mayor placer al pilotarla.

 

El acierto de la marca de los diapasones, que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife representa DMotos, con la familia MT ha supuesto tal éxito que ha pillado a otras marcas con el pié cambiado. Una gama de motocicletas, que van desde la práctica MT125 hasta la poderosa MT-10, y que han logrado conquistar tanto a los usuarios recién llegados al mundo de las dos ruedas como a los que, con una mayor experiencia, saben apreciar las cualidades de una familia con tan sólidos argumentos.

 

Precio Yamaha MT-09 2017.- 9.799 € (Incluye gastos de matriculación)

 

 

La MT-09 de Yamaha era ya, antes de la actual renovación, uno de los modelos más equilibrados del mercado, con una enorme polivalencia de uso gracias a su posición de conducción, y con una relación potencia-tamaño-coste que resultaba realmente competitiva. Por ello se han conservado la mayoría de los apartados que tan acertados resultaban, como su conocido motor de tres cilindros en línea, tan solo adaptado a las exigencias de la normativa Euro4, que conserva los 847cc y sus 115CV llenos de ese par tan contundente y suave que tanto nos gustó. Potencia más que de sobra para satisfacer nuestras necesidades diarias, y capaz de dar lo mejor de sí mismo en las salidas de fin de semana. Además, cuenta con tres mapas de entrega de potencia con lo que puedes adaptar la forma en la que llegan los caballos a tu estado de ánimo.

 

La refinada parte ciclo de la MT-09 se mantiene inalterada en algunos apartados como el ligero chasis de aluminio en forma de diamante o las medidas y recorridos de las suspensiones; horquilla invertida de 41mm delante y monoamortiguador trasero, con 137 y 131mm de recorrido, respectivamente. Los frenos también se conservan, aunque ahora el ABS deja de ser opcional. Ese generoso par de discos de 298mm, mordidos por pinzas monobloque de 4 pistones, siguen aportando esas dosis de potencia y control a la hora de echar el ancla. En definitiva, la nueva Yamaha MT-09 no cambia mucho, pero los cambios que se introducen afectan justo a los puntos criticables del modelo anterior, en la medida necesaria para superar a su predecesora.

 

 

Y ahora os vamos a hablar de todos esos pequeños detalles y ajustes que los osados ingenieros de Yamaha han implementado en la nueva MT-09. Obviamente, el cambio más importante lo encontramos en su rediseñada estética. Más dinámica e indudablemente marcada por la minimalista doble óptica delantera, colocadas en una posición muy baja y que, gracias a la tecnología led, permite un diseño más libre y descarado.  El asiento es más estrecho y las rodillas quedan más “ventiladas” gracias a unas tapas del radiador rediseñadas. La moto en general es más angulosa, algo que se ve reflejado en el diseño del nuevo colín, más inclinado, con agresivas rejillas laterales y tres centímetros más corto. El guardabarros trasero ya no va instalado sobre el subchasis posterior, si no que ahora va anclado directamente al basculante de la Yamaha MT 09, junto con el soporte de la matrícula de aluminio. Remata el agresivo conjunto, un piloto led con una peculiar forma en “M”.

 

Centrándonos en el apartado mecánico, el sistema de cambio rápido (para subir marchas) y el embrague antirrebote son los elementos más destacables de la nueva MT-09. Gracias al sistema de embrague antirrebote asistido electrónicamente (A&S) se puede aprovechar mejor el freno motor y reducir la fatiga de sus componentes en un 20%, según el fabricante.  Desde luego las marchas entran de manera más suave y el uso de la palanca del embrague cansa menos. Un sensor en la varilla del cambio, al estilo de la R1, corta el régimen del motor por un instante para que la marcha se inserte permitiendo aceleraciones más limpias y fulgurantes, sin pérdidas del embrague. Así funciona el sistema de asistencia al cambio (QSS) que equipa esta nueva MT-09. El escape, que no abandona el lateral inferior derecho, también es de nuevo diseño.

 

La horquilla delantera invertida, diana de la mayoría de las críticas en el anterior modelo, recibe una buena dosis de cambios que corrigen aquel comportamiento tan “alocado”. Se han instalado nuevos cartuchos con regulación de compresión, en la barra izquierda, y de extensión, en la derecha. Estos cambios, junto a los nuevos reglajes del amortiguador trasero, permiten ajustar las suspensiones a los gustos de cada usuario y al estado de la carretera.

 

 

Para comprobar que los cambios introducidos por Yamaha apuntan en buena dirección, D´Motos (concesionario oficial Yamaha en Santa Cruz de Tenerife) nos ofreció probar una de sus unidades en un recorrido que hicimos por el sureste de la isla de Tenerife. El asiento es más alto. Es cierto, hasta medio centímetro, pero yo, que mido 166mm, llego mejor al suelo porque es más estrecho. La posición de conducción, tal y como recordaba, es comodísima, recordándome a la de aquellas naked japonesas de los 70,s en la que la naturalidad era obligada, antes de que llegaran las modas de los acróbatas contorsionistas. El manillar cae justo donde van los brazos de forma natural y el triángulo que forma con el asiento y las estriberas es acertado.

 

Los 193 kilos en orden de marcha se mueven con soltura en los primeros kilómetros por ciudad. No encontramos muchas diferencias con el modelo anterior, eso sí, la nueva MT-09 sigue comportándose de maravilla entre coches y aceras. El embrague es más suave y los cambios entran con mayor suavidad. Las relaciones son cortitas, ideales para Canarias, tanto que si miras en el cuadro digital la marcha engranada, casi seguro que te sorprendes al comprobar que vas en una marcha más larga a la que crees. Las irregularidades del terreno, baches, tapas de alcantarillas o rejillas, son mejor absorbidas y la conducción es más cómoda.

 

 

El empuje del tricilíndrico sigue siendo excitante, a cualquier régimen. La conexión entre acelerador y rueda trasera parece ir por fibra óptica. Basta con insinuarle al gas para que la MT-09 salga catapultada hacia delante, aún en el modo “B”, el más suave en la entrega. Los otros dos modos, el “A” y el “STD”, ofrecen una respuesta muy parecida y aún más fulgurante. Es súper ágil. Basta apuntar la curva y la moto cae de forma intuitiva en la entrada de la curva, y la salida de la misma la resuelve muy bien con solo abrir el gas. La goma de 180 trasera tiene mucha superficie de contacto con la moto inclinada y permite digerir todo el empuje del “crossplane”, si bien es verdad que sobre superficies de asfalto sucio es de agradecer el trabajo del su efectivo sistema de control de tracción regulable en tres posiciones.

 

Para exprimir al máximo todas las sensaciones que permite la hyper-naked de Yamaha escogimos una carretera con buen asfalto y muchas, muchas curvas, donde pusimos a prueba tanto el cambio semiautomático como el embrague antirrebote, con reducciones sin misericordia que no descompusieron la trazada en ningún momento. Subir marchas de forma fulgurante, apurando el régimen de revoluciones, es una experiencia tan gratificante como excitante, siempre que lo hagas en esa zona alta del cuentavueltas. A bajo y medio régimen, prefiero el tacto de mi propia mano en el embrague.

 

Con el asfalto delicado -les recuerdo que a esta moto no le asustan los recorridos por carreteras como el “camino vecinal” de Arico, donde tomamos algunas fotos, ya que su ancho y cómodo manillar ofrece un control incontestable sobre la dirección, de forma más parecida a sus hermanas trail que a las naked más deportivas- hay que ser prudente con el tacto del gas ya que la fuerza de salida, desde bajas, vueltas es increíble. Pero no te asustes. Para eso está el control de tracción, que interviene lo justo para no irte al suelo, permitiéndote incluso derrapar ligeramente, a la salida de las curvas.

 

 

Las renovadas suspensiones ofrecen un equilibrio más acorde a las prestaciones de la moto, en un acertado compromiso entre firmeza y confort. Al entrar en curva, atacando fuerte el viraje, ya no sientes la dirección suelta como antes. Además, puedes tumbar al límite y siguen ofreciendo tacto. La corta distancia entre ejes y la efectividad de las nuevas suspensiones permiten cambios de dirección rápidos y precisos. La dinámica de esta nueva MT-09 es realmente efectiva, y divertida. La entrada a curva es directa, no necesitas apenas contramanillar para llevarla por el sitio. Ella se coloca sola. Y en curvas rápidas muestra un aplome implacable, aunque eso no significa que sea insensible a movimientos erráticos.

 

Los frenos, como no han cambiado, no podían empeorar su comportamiento. Y así ha sido. Potentes, dosificables y con el tacto adecuado para cada situación. Las pinzas radiales monobloque son garantía de eficacia y resistencia a la fatiga, que no encontramos en ningún momento, aún exigiéndole a fondo. El ABS es poco intrusivo y sólo entra en funcionamiento cuando llegas al ápice de una curva con asfalto descarnado y con gravilla: En mojado, afortunadamente -y porque nos fuimos hacia el sur de la isla-, no tuvimos ocasión de probarlo en el peculiar verano tinerfeño.

 

¿Qué si hay algo que nos ha defraudado? Sí. Como en casi todas las Euro4 del mercado, el descafeinado sonido del escape deja un amplio margen a la instalación de modelos alternativos como el Akrapovic que la propia marca ofrece como extra homologado, para dar con ello rápida solución a esa anodina banda sonora.

 

 

Yamaha ha acertado con los cambios introducidos, y con el momento en el que los ha hecho, en un ejercicio de osadía que, como decimos en el titular, seguro que tendrá la recompensa de los usuarios. Retoques justos y en los apartados adecuados, sin perder ni una pizca de esa personalidad que tanto éxito les ha otorgado y que han llevado a la MT-09 a pelearse, sin complejos, con naked de un segmento superior.

 

Aunque no hay certezas absolutas, creo que no nos equivocaremos al decir que la Yamaha MT-09 sea posiblemente una de las motos  más divertidas del mercado de las naked. Una moto que te saca una sonrisa en cualquier situación y con la que recuperas esas ganas de disfrutar de la auténtica conducción sobre dos ruedas. Su comportamiento es exquisito  y las sensaciones que transmite, adictivas. ¿Te atreves a probarla?

 

Unidad de pruebas disponible en D´Motos, concesionario oficial Yamaha en Santa Cruz de Tenerife

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS