Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Yamaha MT-07, tu estimulante diversión diaria

28 de Abril de 2014

Prueba Yamaha MT-07, tu estimulante diversión diaria

Yamaha ha creado este nuevo modelo con tres premisas fundamentales; excelentes prestaciones, coste asequible y diversión asegurada, y teniéndolas en cuenta, la firma de Iwata ha dado vida a esta sorprendente MT-07 que ha pasado por las manos de nuestro equipo de pruebas gracias a Flick-Moto, el distribuidor autorizado Yamaha en Las Palmas.

 

Un nuevo concepto de moto descarada y atrevida que va a marcar, junto a la MT-09, un nuevo tipo de moto inspirado, como dice su publicidad, en “el lado más oscuro de Japón”.  Un modelo que llega para defender los colores de Yamaha en un competitivo mercado en el que triunfan los modelos desenfadados, económicos y adaptados a las restricciones de los actuales permisos de conducción. Pero en Yamaha no se han limitado a copiar lo que hacen las demás marcas del mercado, ellos han apostado por la originalidad con un modelo realmente transgresor para lo que es habitual en la marca de los diapasones.

 

A primera vista, la nueva MT-07 rompe con todo lo conocido hasta ahora en Yamaha. Tanto su chasis como su motor son totalmente nuevos, y para muchos de sus componentes, se recurre a elementos y soluciones tecnológicas empleadas en otros modelos de la marca. Todo ello encaminado a reducir costes sin reducir los estrictos estándares de calidad de una moto fabricada en Japón, y llegar así al mercado canario con un precio por debajo de los 5.600 euros.

 

La MT-07 es una moto compacta y manejable, desde el primer instante. Ligera, sólo 179 en orden de marcha, y con un asiento los suficientemente bajo para cualquier persona llegue con los pies al suelo sin problemas. Todo en ella está pensado para que la conducción sea estimulante y divertida, desde el trayecto de tu casa al trabajo, hasta el recorrido del fin de semana con los amigos. La parte ciclo permite una conducción nada radical gracias a una posición natural, acertada geometría y contenidas dimensiones. En Yamaha han trabajado para reducir el tamaño y la cantidad de los componentes de la nueva MT-07, como ejemplo basta decir que, respecto a la XJ6, la MT tiene un 22% menos de piezas.

 

Con acero se ha fabricado la estructura de su liviano y rígido chasis multitubular que sin embargo queda oculto a la vista en su mayor parte por el depósito y las placas laterales. El basculante es uno de los componentes que más nos ha gustado en la nueva Yamaha. Asimétrico y muy bien terminado, incorpora además bieletas progresivas que ayudan en su trabajo al amortiguador montado en posición casi horizontal. Un elemento que queda casi oculto muy a nuestro pesar. Delante tenemos una horquilla delantera convencional con barras de 41 milímetros de diámetro sin regulación alguna. Este es quizás el elemento menos cuidado de la MT-07 y que sin embargo pese a su sencillez, cumple muy bien con su cometido.

 

La misión de frenado está encomendada en la MT-07 a tres discos, dos delanteros de 282mm, mordidos por sendas pinzas de 4 pistones monoblock, y uno posterior de 245mm, suficiente para detener el conjunto moto/piloto en cualquier situación y con un tacto agradable en su maneta delantera regulable. Con el pedal del freno trasero es posible que si abusas, llegues a bloquear un freno que, al menos en nuestra unidad de pruebas, no equipaba el ABS opcional. Afortunadamente para nosotros, ya es habitual que en estas motos de cilindrada media se opte por unos neumáticos con medidas más que suficiente para las prestaciones de las mismas, y la MT-07 no iba a ser menos; delante monta en su llanta de 10 palos un Bridgestone Battlax de 120/70 17, y detrás una generosa goma de 180/55 17. Unas medidas estándar, y por lo tanto con un coste asequible, y con capacidad para digerir toda la potencia y las apetencias deportivas, que como veréis son muchas, de la nueva máquina de Yamaha.

 

 

Capítulo aparte merece su novedoso motor. Compacto y liviano. Discreto en cuanto a sonoridad y exuberante a la hora de entregar sus 75 CV declarados. Se trata de un moderno bicilíndrico trasversal en línea con tecnología “crossplane” con cigüeñal a 270 grados heredada directamente del buque insignia de la marca, la YZF R1, de 4T DOHC 8V de 689 cc, refrigerado por agua y alimentado por inyectores electrónicos. Un prodigio de la mecánica y que se merece por sí mismo muchos de los halagos hacia las cualidades dinámicas y sensitivas de la nueva MT-07. Un propulsor lleno de par, hasta 68Nm, en toda la gama de revoluciones. Desde apenas 3.500 rpm permite recuperaciones en sexta velocidad impensables para otras motos de la categoría. Una forma de entregar la potencia poco habitual en las motos de hoy en día.

 

Arrancamos y comenzamos a callejear y a rodar entre el tráfico urbano. La MT-07 atrae bastantes más miradas de lo que nos esperábamos. Su carrocería es muy sencilla, pero cargada de detalles que le otorgan cierto aire de agresividad como las tapas de aluminio laterales o esos plásticos que simulan la fibra de carbono. Tampoco pasa desapercibido su faro, colocado muy abajo y con cuatro esbeltos tornillos en la parte de arriba que invitan ya a ponerle una cúpula ahumada. El piloto trasero es de diodos led lo que contribuye a aligerar y estilizar la parte trasera de la moto. El escape, discreto en sonido y agresivo en apariencia, está casi escondido bajo el motor y el asiento, plano “al estilo deportivo”, es de dos piezas. El manillar, ancho y plano, y con espejos pequeños y funcionales, termina de definir la personalidad de esta nueva naked Yamaha que está llamada a ser la top ventas de la marca.

 

No nos olvidamos del cuadro de instrumentos, amplio y totalmente digital. En él se prioriza el velocímetro sobre el cuentarrevoluciones, un detalle que mejoraríamos. La información es muy completa (consumos, autonomía, marcha engranada, temperaturas, etc.)  e incluye un indicador “ECO” de conducción eficiente, un detalle que está muy de moda. De todas formas, aunque le des al mango con ganas, el consumo es muy contenido, apenas 5 litros de media y 3,5 por autopista al límite de velocidad legal.

 

El cigüeñal calado a 270º es el responsable del exquisito funcionamiento a bajas vueltas del motor de la MT-07. Un motor que empuja, casi plano, desde muy abajo y con un torrente de par que llega de forma progresiva y controlada. Algo así como el empuje de un motor de dos cilindros en “V” pero con un funcionamiento más fino, regular y contundente desde muy bajas revoluciones. Realmente es una auténtica delicia y le confiere un carácter único. La respuesta al acelerador es precisa. La entrega de potencia a bajo y medio régimen es excelente, lo que unido a la ligereza del conjunto consigue un dinamismo inesperado para una moto de esta configuración y cilindrada de motor. Una moto igual de divertida y capaz que otras motos que cuestan el doble, y que cuando le apuras en serio, se siente a gusto, precisa y sin asustarnos con movimientos extraños.

 

En carreteras como las que abundan en Canarias, con curvas, curvas y más curvas, con esta nueva Yamaha te sentirás muy cómodo. Tiene una entrada en curva muy precisa y rápida, gracias a su equilibrio general, y a la hora de salir rápido, tampoco es necesario ir jugando demasiado con su preciso cambio, ni con su escape aullando como un lobo en celo, no es necesario, su par en bajos te va a sorprender. Ni te imaginas lo que puedes hacer en tramos de curvas enlazadas aguantando la acertada tercera velocidad, utilizando casi toda la gama de vueltas disponibles, y disfrutando de la agilidad que le proporciona su escaso peso. Una moto siempre predecible y de reacciones muy controlables para cualquiera.

 

Las suspensiones, nada sofisticadas pero sí muy ajustadas y equilibradas, consiguen un funcionamiento compensado en todos los casos. No pecan de excesivamente duras como en otras motos de la casa, tienen un tarado muy acertado, incluso la horquilla que, aunque a priori pudiera parecer lo contrario, aguanta firme incluso en esas detenciones en las que la parte trasera quiere elevarse hacia “los celajes”. El amortiguador trasero, junto a las bieletas, consiguen leer perfectamente la carretera y permiten abrir sin miramientos el gas con la seguridad que que la potencia se traduce en tracción y nunca en sorpresas. Tampoco lo hace nada mal el equipo de frenos, algo que no nos extraña al saber que muchos componentes son heredados de las YZF R6. La potencia es suficiente y el tacto permite dosificar bien la frenada lo que nos permite detenciones intuitivas y precisas, aún sin el ABS, un elemento que desde Canariasenmoto.com siempre aconsejamos incluir en el paquete de extras (700 euros en este caso).

 

Yamaha ha dado de lleno en el blanco con este nuevo modelo de moto que sale al mercado por menos de 6.000 euros. Ha creado una moto fácil de conducir y adaptada a la normativa del Carné A2 pero sin olvidar que las motos son vehículos que se compran con el corazón, no con la cabeza, y para ello deben apasionar al futuro comprador. Hay en el mercado otras motos económicas, funcionales y utilitarias, ideales para el día a día, pero que dejan a un lado el apartado más importante para cualquiera al que le corra algo más que horchata por las venas, una moto tiene que ser un vehículo divertido y con carácter, no algo anodino que no nos diga nada. Si cuando me bajo de una moto no he sonreído bajo el casco, algo falla.

 

En resumen, la Mt-07 ha llegado golpeando fuerte y seguramente se verá reflejado su éxito en las cifras de ventas. En una moto excitante, trasgresora y descaradamente divertida que atraerá a jóvenes, chicas o chicos, a los más expertos que buscan una moto para divertirse responsablemente el fin de semana y salir de la monotonía de su simplón scooter, a los que quieren una moto con la que hacer más excitante su día a día y a los incondicionales de la marca, que por fin les ofrece un producto de calidad y de gran personalidad a un precio realmente competitivo. Algo que Yamaha parecía haber olvidado.

 

No dudes en probarla, te sorprenderán las sensaciones que el “lado más oscuro de Japón” puede ofrecerte.

 

La Yamaha Mt-07 ya está disponible en Flick-Moto en cinco colores –rojo, blanco, negro, violeta oscuro y gris-, y con todo tipo de accesorios disponibles tanto para la moto: silencioso Akrapovic, estriberas, asiento, portamatrícula, cúpula, cubrerradiador, manetas, alforjas laterales, bolsa sobre-depósito, top-case, puños calefactables, etc., en un total de 50 elementos- como para el/la conductor/a: cascos, chaquetas, etc…

 

Unidad de pruebas cedida por Flick-Moto, Concesionario Oficial Yamaha en Las Palmas

  • Precio Yamaha MT-07 5.599 euros (Tarifa abril de 2014 - Incluye matriculación)
  • Precio Yamaha MT-07 ABS 6.299 euros (Tarifa abril de 2014 - Incluye matriculación)

 

Casco utilizado en la prueba gentileza de Suomy. VER DETALLES

 

Prueba realizada por el equipo de  Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Honda CB 1300 - 5990 €
PUBLICIDAD

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS