Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Yamaha MT-07 35kw, limitada aunque sobradamente preparada

03 de Diciembre de 2017

Prueba Yamaha MT-07 35kw, limitada aunque sobradamente preparada

Después de varias pruebas y comparativas con la moto +500cc más vendida de Canarias (en 2017), llegaba el momento de vivir la experiencia real que experimentan los usuarios del carnet A2, es decir, utilizar la versión limitada a 35KW durante todo un fin de semana, comprobando los argumentos por los que tantos canarios han elegido subirse a esta fascinante Yamaha MT-07 para iniciarse en el mundo de las dos ruedas.

 

El popular modelo cumple con tres premisas fundamentales; excelentes prestaciones, coste asequible y diversión asegurad. Su motor de diseño compacto de 689 cc y 2 cilindros en línea con "filosofía crossplane" está concebido para ofrecerte un par motor potente y lineal para una aceleración impresionante con un consumo excepcionalmente reducido. El diseño de su carrocería, audaz y fresco, con entradas de aire más agresivas, refuerza las señas de identidad de la gama MT. Las consistentes suspensiones, el chasis tubular y su tamaño compacto completan la carta de presentación de una moto descarada y atrevida.

 

Precio Yamaha MT-07 35KW.- 6.799€ (La versión de prueba equipa de algunos extras opcionales)

 

 

La MT-07 representa la apuesta de la que la marca de los tres diapasones en un mercado tan cambiante como competitivo en el que triunfan los modelos desenfadados, económicos y adaptados a las restricciones de los actuales permisos de conducción. Aunque lejos de seguir la doctrina general de abaratar costes produciendo en países con menores costes laborales, siguen produciendo en Japón y apostado por la originalidad con un modelo realmente transgresor para lo que es habitual en la marca de Iwata.

 

La MT-07 es una moto fácil, compacta y manejable, desde el primer instante. Ligera, sólo 179 en orden de marcha (164 en vacío), y con un asiento los suficientemente bajo para cualquier persona llegue con los pies al suelo sin problemas. Todo en ella está pensado para que la conducción sea estimulante y divertida, desde el trayecto de tu casa al trabajo, hasta el recorrido del fin de semana con los amigos. La parte ciclo permite una conducción nada radical gracias a una posición natural, acertada geometría y contenidas dimensiones.

 

 

El chasis, un multitubular de acero, liviano y rígido, se esconde bajo el depósito y tras las tapas laterales. El basculante es asimétrico, muy bien terminado, e incorpora además bieletas progresivas que ayudan en su trabajo al amortiguador montado en posición casi horizontal. Delante tenemos una horquilla delantera convencional con barras de 41 milímetros de diámetro sin regulación alguna. La frenada, con ABS de serie, está encomendada en la MT-07 a tres discos, dos delanteros de 282mm, mordidos por sendas pinzas de 4 pistones monoblock, y uno posterior de 245mm, suficiente para detener el conjunto moto/piloto en cualquier situación y con un tacto agradable en su maneta delantera regulable. Para el tren de rodadura se apuesta por medias estándar, Bridgestone Battlax en medida 120/70 17 delante y 180/55 17 detrás, montados sobre unas sugerentes llantas de 10 palos.

 

El motor, limitado en este caso a los preceptivos 35KW, ofrece sensaciones similares a la versión de 75CV, sobre todo en la zona más utilizable del motor, es decir, en el 80% de los casos no vas a apreciar la diferencia. Se trata de un moderno bicilíndrico trasversal en línea de 4T DOHC 8V de 689 cc, refrigerado por agua y alimentado por inyectores electrónicos con tecnología “crossplane” con cigüeñal a 270 grados heredada directamente del buque insignia de la marca, la YZF R1. Un prodigio de la mecánica y que se merece por sí mismo muchos de los halagos hacia las cualidades dinámicas y sensitivas de la nueva MT-07. Un propulsor lleno de par, hasta 68Nm, en toda la gama de revoluciones.

 

 

A los mandos la MT-07 35KW no difiere en absoluto de la versión sin limitar. Su carrocería es muy sencilla, pero cargada de detalles que le otorgan cierto aire de agresividad como las tapas de aluminio laterales o esos plásticos que simulan la fibra de carbono. Tampoco pasa desapercibido su faro, colocado muy abajo y con cuatro esbeltos tornillos en la parte de arriba que invitan ya a ponerle una cúpula ahumada que lucía nuestra unidad de pruebas y tras la que se esconde un cuadro de instrumentos, amplio y totalmente digital. El piloto trasero incorpora tecnología led, lo que contribuye a aligerar y estilizar la parte trasera de la moto, que en la demo tenía montado el porta matrícula opcional. El escape, Akrapovic en nuestro caso, discreto en sonido y agresivo en apariencia, está casi escondido bajo el motor y el asiento, plano “al estilo deportivo”, es de dos piezas. El manillar, ancho y plano, y con espejos pequeños y funcionales, termina de definir la personalidad de esta popular naked de Yamaha.

 

A no ser que te acabes de bajar de la versión libre de la MT-07, no apreciarás diferencia en los primeros kilómetros con la versión para el A2. El calado del cigüeñal a 270º es el responsable del exquisito funcionamiento a bajas vueltas del motor de la MT-07. Un motor que empuja, casi plano, desde muy abajo y con un torrente de par que llega de forma progresiva y controlada. Algo así como el empuje de un motor de dos cilindros en “V” pero con un funcionamiento más fino, regular y contundente desde muy bajas revoluciones. Realmente es una auténtica delicia y le confiere un carácter único. Súper fácil de llevar. Las marchas entran de forma muy fácil, tiene un buen sonido de Akrapovic civilizado y aún estando limitada, eres consciente de que si le das al gas va a tirar bien, muy bien.

 

 

En cualquier situación la respuesta al acelerador es precisa. La entrega de potencia a bajo y medio régimen es excelente, lo que unido a lo liviano del conjunto, posibilita un dinamismo inesperado para una moto de esta configuración y cilindrada de motor. La limitación a los 47CV no es algo que se evidencie en circunstancias normales. Sólo en estiradas del motor al límite, se aprecia la falta de empuje en la zona más alta de cuentarrevoluciones. Una moto igual de divertida y prácticamente igual de capaz que la versión “fullpower” y desde luego una de las mejores opciones del mercado para tu carnet A2. Por poco más de lo que cuesta una naked 300 tienes esta MT-07 y desde luego es una moto con más empaque, que se siente más a gusto, precisa y sin asustadizos movimientos extraños.

 

Curvas y más curvas. Se siente en su salsa en las carreteras que abundan en Canarias. La entrada en los ángulos es muy precisa y rápida, gracias a su equilibrio general, y a la hora de salir rápido, tampoco es necesario ir jugando demasiado con su preciso cambio, ni con su escape aullando como un lobo en celo, no es necesario, su par en bajos te va a sorprender. Ni te imaginas lo que puedes hacer en tramos de curvas enlazadas aguantando la acertada tercera, o incluso cuarta, velocidad, utilizando casi toda la gama de vueltas disponibles, y disfrutando de la agilidad que le proporciona su escaso peso. Una moto siempre predecible y de reacciones muy controlables para cualquiera.

 

 

El comportamiento de la parte ciclo es equilibrado, ofreciendo reacciones compensadas entre ambos trenes, si bien el delantero es el que acusa en mayor medida los excesos de fogosidad. Y es que a pesar de que la horquilla delantera aguante firme incluso en esas detenciones en las que la parte trasera quiere despegarse del asfalto, algo más de consistencia le vendría bien. Las bieletas del tren trasero consiguen leer perfectamente la carretera y permiten abrir sin miramientos el gas con la seguridad que la potencia se traduce en tracción y nunca en sorpresas. Tampoco lo hace nada mal el equipo de frenos, algo que no nos extraña al saber que muchos componentes son heredados de las YZF R6. La potencia es suficiente y el tacto permite dosificar bien la frenada, lo que nos permite detenciones intuitivas y precisas. El ABS no es nada intrusivo pero saber que está ahí, supone una enorme confianza en la conducción.

 

A pesar de la cilindrada y de su limitación a 35KW, la MT-07 es una moto que te perdona que te equivoques de marcha. Su enorme par motor lo compensa. Que no pase de 155km/h no significa que hasta esa cifra no goces de las sensaciones al completo. La aceleración es muy buena y cuando te bajas de ella tu cara de pícaro lo refleja. Es una moto ligera, fácil y juguetona, justo lo que necesitan los usuarios del A2. Una moto muy ligera y rápida de reacciones, pero que al mismo tiempo es estable y no pone en aprietos a quien la pilota.

 

 

La opción de Yamaha para el A2 ha dado de lleno en el blanco.

 

Aunque las motos son vehículos que se compran con el corazón, no con la cabeza, y para ello deben apasionar al futuro comprador, hemos de reconocer que hay que tener cabeza para disfrutar con responsabilidad de este tipo de vehículos “pasionales”. Y el trabajo hecho por Yamaha para no descafeinar de sensaciones a esta MT-07 35KW ha sido excelente. Una moto económica, funcional, utilitaria pero que no se olvida de la faceta de diversión que toda moto debe tener, ni de impregnarle ese carácter que “engancha”.

 

Unidad de pruebas cedida por Flick-Moto, Concesionario Oficial Yamaha en Las Palmas

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW F 800 R - 5900 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS