|  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Voge 500 DS 2020, destierra tus prejuicios y disfruta

15 de Junio de 2020

Prueba Voge 500 DS 2020, destierra tus prejuicios y disfruta
Prueba Voge 500 DS 2020
Highlights técnicos: Cilindrdada 471 cc | Peso 205 kg | Potencia 43,5 CV | Asiento 821 mm | Precio 5.595 €

Antes que nada, comenzaremos con las presentaciones. Voge es una marca de motocicletas perteneciente al grupo industrial Loncin, un gigante que cuenta con una gran experiencia como fabricante de componentes para otras marcas; de hecho es uno de los mayores fabricantes de China y proveedor habitual para fabricantes europeos de renombre.

 

Voge, la marca "premium" del grupo Loncin, es la última incorporación al portfolio de productos de Danara Motor, una empresa que, desde su sede en la calle Castor Gómez Navarro, 6 de Miller bajo, en Las Palmas de Gran Canaria, está demostrando que en el sector de la moto en Canarias aún hay hueco para nuevas marcas y productos: “Sólo es necesario buscar el producto adecuado, con precio razonable, y dotarlo de un sello de confianza y garantía”, admite Raúl Espino, gerente de Danara Motor.

 

La Voge 500 DS es una moto que llega al mercado con vocación de trail aventurera popular y con muchos argumentos para situarse en un buen puesto en la lista de ventas. El aspecto exterior y la envergadura de la nueva Voge 500 DS se asemeja a las grandes trail del mercado, con la diferencia de que la DS encaja con presupuestos limitados. Pero te estarás preguntando si realmente ¿merece la pena comprar una trail bicilíndrica de menos de 6.000 euros?

 

Precio Voge 500 DS 2020.- 5.595 € (Ahora con gastos de matriculación de regalo)

Además, dispones de la opción de maletas y top case de aluminio por solo 700 €.

 

 

Como decíamos, lo primero que llama la atención de la 500 DS es su impresionante y atractiva estampa. Es una moto grande, de verdad, con detalles muy cuidados que rezuman calidad. Sin pretender esconderlo, la línea nos recuerda a conocidos modelos trail europeos. Desde el gran depósito de 17 litros de capacidad, que proporciona una autonomía próxima a los 450 kilómetros, a un carenado envolvente que nace en un el popular pico de pato de este tipo de motos. La iluminación es full led, con una óptica delantera doble, superpuesta, y con dos guías luminosas DRL con forma de flecha. Los intermitentes, también led, destacan por la forma en la que se iluminan,  secuencialmente, como algunos coches alemanes.

 

En la parte superior del carenado, un parabrisas regulable en dos posiciones, sin herramientas, esconde una pantalla TFT a color de alto contraste que ofrece una información completísima. Además de los obligados cuentavueltas gráfico, velocímetro con grandes dígitos, cuentakilómetros total/parcial, indicador de marcha engranada y nivel de combustible, se añade reloj horario, voltímetro, temperatura del refrigerante, control de la presión de los neumáticos, y ordenador de abordo con consumos promedio y en tiempo real. Se completa con un módulo Bluetooth que muestra las llamadas entrantes y una práctica toma USB. Algo sin parangón en su categoría.

 

 

Para tratarse de una “quinientos” la Voge 500 DS es una moto inmensa que ofrece al piloto una posición perfecta para hacer kilómetros y kilómetros sin el menor signo de fatiga. El asiento se sitúa a 815 mm del suelo, lo que aumenta la confianza de los usuarios bajitos que buscan el confort y la polivalencia de una trail. El manillar, de gran calidad y con una sección cónica variable, coloca las manos en una posición natural, con el piloto protegido del viento por un parabrisas cuya altura puede ajustarse en 5 centímetro, en menos de 1 minuto gracias a un pomo manual.

 

La Voge 500 DS va propulsada por un motor de dos cilindros en línea de 8 válvulas y con refrigeración líquida. Cubica exactamente 471cc y ofrece una potencia máxima de 43,5 CV a 8.500 rpm y un par motor máximo de 4,05 Nm a 7.000 rpm. Un motor tan sencillo como efectivo que se completa con una caja de cambios de accionamiento rápido y un voluminoso escape que termina en una doble salida lateral.

 

 

Una parte ciclo con mucho pedigrí

De su experiencia como proveedor de otros fabricantes, Voge sabe que a la hora de buscar componentes externos, lo más adecuado es confiar en marcas de primer nivel y por ello ha apostado por los referentes del sector para completar su chasis tubular, con estructura superior perimetral y basculante en fundición de aluminio. De esta manera, Kayaba ha sido la encargada de suministrar las suspensiones; una horquilla invertida de eje centrado, también con barras de 41 mm y un recorrido de 161 mm, y un monoamortiguador con bieletas, con 162 mm de recorrido.

 

Nissin y Bosch son las marcas que firman los frenos. Voge ha elegido un trío de discos lobulados del fabricante japonés, doble disco de 320 mm con sus respectivas pinzas de doble pistón, y un disco de 240 mm  con pinza de simple pistón, y los ha combinado con un más que probado y eficiente sistema antibloqueo ABS de la alemana Bosch. Por último, la 500DS monta de serie unos neumáticos Pirelli Angel ST en medidas 120/70ZR17 y 160/60ZR17.

 

 

Las primeras sensaciones son buenas. No es una de esas motos con funcionamiento “raro” que algunos fabricantes nos venden como “genuino”. En la 500 DS todo funciona de manera correcta, como cualquier “japonesa” a la que te subes por primera vez. Nos sorprenden los detalles positivos de la Voge y nos preguntamos por qué no los incluyen de serie en otras marcas, como las “dos” manetas, de freno y embrague, regulables, o el chivato que indica en tablero la presión de los neumáticos.

 

Como adelantábamos, la ergonomía de la trail media de Voge es excelente, por tamaño, espacio y triangulación de asiento (por cierto, muy confortable), estriberas y manillar. El accionamiento de todos los mandos es exquisito, desde el embrague a una caja de cambios que parece diseñada para las ratoneras carreteras de curvas de Canarias; cuando te quieres dar cuenta, ya vas en sexta. El motor empuja bien desde abajo, es suave y sube de vueltas de forma enérgica.

 

 

La altura de su asiento, 821 mm te permite moverla con seguridad en parado. No necesitarás ser “talla europea” para manejarla con soltura a pesar de sus 205 kilos. Un peso que pasa desapercibido en cuanto nos ponemos en marcha, aunque llenemos a tope los 17 litros de capacidad de su depósito. En ciudad se desenvuelve con maestría gracias a su agilidad, al suave empuje de su motor y a una posición de conducción que te permite ver el tráfico por encima de los coches.

 

En carretera podemos exprimir el bicilíndrico gracias a una caja de cambios realmente cortita y con un desarrollo bien escalonado. El chasis ofrece una elevada rigidez torsional que le permite a la “DS” un comportamiento dinámico más que notable. En pocos minutos te adaptas al dulce empuje de la Voge y comienzas a exigirla de manera lineal hasta la parte alta del cuenta revoluciones, estirando cada marcha y disfrutando de la nobleza de una parte ciclo que está a la altura del empuje de un motor que, a partir de 6.000 rpm, deja sentir su energía con un leve cosquilleo en las estriberas. Por cierto, unas estriberas que llevan gomas desmontables que se pueden extraer y que dejan al descubierto unos soportes dentados y más adecuados para escapadas por tierra o conducción de pie.

 

 

Las suspensiones hacen un buen trabajo manteniendo las ruedas pegadas al suelo, incluso por zonas rotas, y ofreciendo un tarado que prioriza el confort en marcha, algo que se agradece viendo el estado de muchas carreteras. Tampoco echarás falta más firmeza para disfrutar al ritmo que permiten sus casi 44 CV. El apartado de frenos es bastante efectivo y reacciona al tacto ofreciendo contundencia y seguridad en las detenciones, con un ABS poco intrusivo, como es habitual en las motos que equipan componentes de la firma alemana.

 

Y hablando de caballos; tras un recorrido de cerca de 300 km por todo tipo de carreteras, a veces te preguntas si realmente necesitas más potencia. Hay gustos para todo, pero su lineal entrega de potencia te permite ir a un ritmo alegre. El consumo a un ritmo real, por una orografía tan cambiante como la de Gran Canaria, se quedó por debajo de 5 litros/100km. Uno de los muchos parámetros que puedes ver en un tablero de instrumentos ejemplar, sensible a la luminosidad exterior, y al que sólo le falta un botón para navegar por él en el manillar para ser sublime.

 

 

Después de nuestra experiencia con la Voge 500 DS les podemos asegurar que es una buena opción para salir de ruta por carretera, y de paso hacerlo con mucho estilo. La suave entrega de potencia te permite disfrutar de una máquina con la que recorrer la geografía canaria sin inconvenientes, incluso si te gusta hacerlo acompañado. Las suspensiones hacen un trabajo admirable para brindar confort y los frenos transmiten seguridad en todo momento.

 

La respuesta a la pregunta inicial: ¿Merece la pena? está clara... Es el momento de dejar a un lado nuestros apriorismos y centrarnos en disfrutar de una trail cuya polivalencia, estética y precio competitivo le dan muchos argumentos para triunfar en un mercado como el canario, amante de las motos trail.

 

Si quieres probarla y salir de dudas, pásate por Danara Motor o solicita una prueba desde su web

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto, con la colaboración de Canary Ride

Empresas Relacionadas

Galería de fotos26 fotos

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Triumph Tiger XRX - 7990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS