Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Suzuki Inazuma, ideal para tu iniciación

03 de Diciembre de 2012

Prueba Suzuki Inazuma, ideal para tu iniciación

Haciendo honor a su nombre, la nueva Suzuki Inazuma llegó a las instalaciones del Concesionario Oficial de la marca en Tenerife, Suzuki Fierro, en una semana que destacó por el inusual número de “tormentas” que descargaron sobre la isla de Tenerife.

 

Ver más pruebas de Canariasenmoto.com

 

Aprovechando unas horas de descanso en las inclemencia meteorológicas, pudimos hacer una breve prueba de esta nueva naked de Suzuki que llega con la intención de satisfacer las necesidades de los usuarios que requieren una moto fácil para iniciarse, ciudadana, fiable, eficaz y de bajo coste de mantenimiento.

 

La Inazuma impresiona en parado aparentando mayor cilindrada...

La primera impresión que te llevas de esta nueva Inazuma es que se trata de un modelo de cilindrada superior, una 400 o 500cc. Las líneas modernas y redondeadas se inspiran en la B-King y en la GSR-750, muestra de ello es que en Japón se comercializa el mismo modelo bajo el nombre de GSR-250.

 

Las terminaciones son buenas e incorpora detalles de calidad como el doble escape cromado que resalta a ambos lados de la moto. Los intermitentes están integrados en la parte delantera y los traseros cuentan con un diseño específico para esta moto. El colín queda realzado por sus formas redondeadas y modernas, al igual que el faro delantero; sorprendente y con un toque de distinción. Equipa dos semimanillares que se anclan a la tija sobre unas piezas de bella factura. En el centro, tras el faro, encontramos un completísimo cuadro de instrumentos.

 

 

La posición de conducción es muy cómoda y natural, tanto para el piloto como para el pasajero. La altura es bastante reducida, sólo 780 mm, accesible para todas las tallas y todos los sexos. La posición de los semimanillares, en conjunto con asiento y estriberas, definen una geometría cómoda para disfrutar de una conducción relajada. El accionamiento de los mandos es muy suave y preciso. Destaca la regulación en distancia de la palanca de freno delantero y la suavidad de la palanca del cambio. El embrague tiene un tacto suave aunque sin llegar a ser esponjoso.

 

La motorización de este modelo de Suzuki es completamente nueva; un bicilíndrico en paralelo de 250cc con refrigeración líquida y un solo árbol en cabeza. Dispone de inyección electrónica, con dos inyectores de ocho orificios y con una válvula ISC para el control del ralentí. Monta en su cigüeñal, calado a 180º, un eje de equilibrado que minimiza las vibraciones, logrando una excelente suavidad de funcionamiento. Incorpora, además, el sistema PAIR (Pulsed Air Inyection System), que junto al catalizador y la sonda lambda, reducen las emisiones contaminantes. En definitiva, un motor sencillo pero moderno, que ofrece unas prestaciones muy aceptables, con 24 CV declarados a 8.500 rpm, y un buen comportamiento.

 

Nos ponemos en marcha, “esquivando la tormenta…”

A pesar de los 183 kg de peso declarado, que no es poco para una moto de su cilindrada, moverla a baja velocidad es bastante fácil, no tanto en parado, y una vez comienzas a adaptarte a ella, la conducción gana en fluidez. La posición de conducción, como nos esperábamos, es cómoda, con el asiento situado a una altura excelente, los mandos, todos muy intuitivos, están perfectamente ubicados.

 

El cuadro de instrumentos que informa de todo lo necesario, y más, queda situado en una posición muy visible. Además de lo habitual en el cuadro, encontramos algo poco habitual en esta cilindrada, un indicador de marcha engranada y una chivato que nos asesora sobre la forma de conducción más eficiente. Fácil, sencillo y para toda la familia, como dirían en bricomanía.

 

La jornada de pruebas en Tenerife se presentaba con una amenazante capa de nubes sobre el norte de la isla. Gran parte del asfalto, tanto en Santa Cruz, como en las carreteras de los alrededores, estaba parcialmente mojado y con muchos restos de las lluvias incesantes de varios días. En estas condiciones la Inazauma se desenvolvió de maravilla. Los neumáticos, nuevos y chinos, no ofrecían a priori una confianza muy positiva, pero ante nuestra sorpresa su comportamiento ha sido muy bueno sobre todo tipo de suparficies. El delantero, de perfil 80 (110/80-17), es un tanto lento de reacciones a baja velocidad pero en cuanto avivas el ritmo, esta sensación desaparece. El trasero (140/70-17) ha tenido un comportamiento impecable en toda la prueba sin penalizar la agilidad de la moto.

 

El motor es suave y su empuje llega de manera muy progresiva. Hay que estirarlo bastante para extraerle toda la potencia que lleva dentro, aunque no es necesario ir más allá las 8000 rpm porque no encontrarás nada más. Es muy fácil exprimirlo en la “zona óptima” gracias a delicioso tacto de su cambio. Es un placer jugar a bajar y subir marchas en zonas retorcidas. Como de costumbre en Suzuki, un 10 en este apartado.

 

 

En ciudad el comportamiento es excelente. Cómoda y relajada, con gran visión desde los espejos y con un tacto suave de todos sus mecanismos. No cansa tras horas de uso y dispones de potencia suficiente para disfrutar de una moto de verdad por la jungla de asfalto. En carretera abierta tampoco te vas a sentir acomplejado. Su aspecto es de “moto grande” y sus prestaciones son suficientes para circular a velocidades legales y soprender a los escépticos.

 

El chasis ofrece un comportamiento neutro y las suspensiones, sencillas pero bien taradas, tienen un agradable funcionamiento. La horquilla no es regulable, hay que abaratar costes, pero el amortiguador es fácilmente ajustable en siete posiciones de precarga de muelle. Los frenos tienen un buen tacto aunque algo faltos de potencia si nos empleamos a fondo, y cuando digo a fondo nos referimos a situaciones con las que el usuario normal casi nunca tropezará.

 

Pocos peros más le hemos encontrado a esta nueva Suzuki de pequeña cilindrada que se erige como una indiscutible alternativa a las utilitarias scooters, aportando además una imagen fresca y atractiva y un precio que lo posiciona a la altura de muchas 125 del mercado actual. Una moto ideal para un gran número de usuarios y escuela ideal para los que se quieren iniciar en el mundo de las motos de toda la vida. Suzuki se ha sabido adaptar a la situación actual y hay que agradecerle que reverdezca una categoría que creíamos en peligro de extinción.

 

Como en cualquier moto actual digna de tal nombre, la nueva Suzuki Inazuma cuenta con un amplio catálogo de accesorios con los que podrás personalizarla y adaptarla a tu gusto o necesidad… Baúl trasero, cúpula, adhesivos, protectores, etc.

 

En resumen, que esta pequeña "Streetfighter" que ya puedes probar en Suzuki Fierro, es una máquina, versátil y económica que no renuncia por ello a un equipamiento y nivel de acabados dignos de motos de un segmento superior. Y que dadas las prestaciones del bicilíndrico de inyección, tiene rendimiento muy superior a lo que te podías esperar dada su cilindrada.

 

La nueva Suzuki Inazuma 250 es una moto que no te defraudará; compruébalo tú mismo.

 

Unidad de prueba cedida por Suzuki Fierro, Concesionario Oficial Suzuki en Santa Cruz de Tenerife.

 

Precio Suzuki Inazuma 250: 3.899 € (Tarifa Diciembre 2012 - No incluye Matriculación)

 

Textos: Fernando Jiménez
Fotos: José Ramón Plasencia
Equipo de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS