Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Suzuki Burgman 650 2013, Business Class

24 de Junio de 2013

Prueba Suzuki Burgman 650 2013, Business Class

La Burgman 650 es una de esas motos que no te dejan indiferente. Los que la tienen están encantados y muchas veces no entiendes porqué. Siguen tu ritmo por las carreteras más reviradas y no entiendes porqué. Llegan a su destino y se bajan de ella como si hubiesen viajado en limusina y no entiendes porqué. Sacan hasta una maleta de debajo del sillón y no entiende cómo… Sigue leyendo, porque en pocos minutos lo vas a entender todo.

 

Cuando Suzuki anunció para este año una nueva Burgman 650, pensé que encontraríamos más cambios que los que en realidad ha habido. Pero esto es engañoso porque aunque sean pocos, e incluso sutiles en algunos casos, han dado en el clavo y los cambios mejoran la Burgman en todos los aspectos.

 

Prueba realizada por Canariasenmoto.com (VER MÁS)

 

Pole Position, el concesionario oficial Suzuki en Las Palmas, puso a disposición de nuestro equipo de pruebas una unidad de var versión, digamos “básica”, lo entrecomillo porque la tope de gama, la Executive” lo único que incorpora de más son los asientos (piloto y pasajero) y puños calefactables y el respaldo para el pasajero. En el resto de equipamiento son idénticas: pantalla eléctrica con regulación en altura, espejos retrovisores plegables eléctricamente, cambio secuencial/automático electrónico SECVT de seis velocidades, cerradura con bloqueo de seguridad, tres guanteras en el escudo (una de ellas con llave), hueco bajo el asiento para dos cascos integrales y ABS (con el nuevo módulo ultraligero de Bosch), o sea, que de “básica” tiene muy poco.

 

La diferencia de precio entre ambas terminaciones es de tan sólo 500 €, 10.499 € para la versión que probamos y 10.999 € para la versión Executive (+ 165€ de matriculación en ambos casos), lo que presagia que lo futuros clientes se decantarán claramente por la versión Executive.

 

 

Y ahora nos centraremos en los cambios que encontraremos en la nueva Burgman 2013. Estéticamente no ha cambiado tanto, pero sus líneas se han afilado claramente. La nueva carrocería ya no es tan masiva, es más estrecha y se ha aligerado, sobre todo en la parte posterior, bastante más compacta. Desde cualquier ángulo ahora es más estilizada y esbelta que el modelo anterior. Buena parte del cambio tiene que ver con la adopción de un nuevo subchasis trasero que se ha estrechado por motivos estéticos y buscando mejor posición para piloto y, sobre todo, pasajero.

 

Otro cambio evidente es el frontal. Las nuevas ópticas frontales, que ahora incorporan dos ópticas diurnas de LEDS, incorporan bombillas halógenas. Los intermitentes siguen estando integrados en las carcasas de los espejos. También el cuadro de instrumentos es totalmente nuevo e inspirado en el mundo automovilístico. Cuenta con dos grandes esferas que integran el velocímetro y cuentarrevoluciones, mientras que en el centro se sitúa una pantalla digital con toda la información necesaria, incluido el ordenador de a bordo: nivel de combustible, temperatura del refrigerante, temperatura ambiente, reloj horario, consumo medio, dos cuentakilómetros parciales, odómetro, etc. Otra novedad  es la luz indicadora “ECO” que nos indica, si está encendida, que estamos realizando una conducción eficiente, es decir, bajos consumos.

 

Respecto al motor, no hay cambios. Sigue siendo el mismo bicilíndrico de 55CV. La marca de Hamamatsu no ha aumentado ni cilindrada ni potencia. ¿Realmente su hubiera podido hacer sin perder parte de sus cualidades y virtudes? Es difícil saberlo. En lo que sí que han invertido tiempo y tecnología es en la programación de la inyección y en los propios inyectores, que pulverizan mejor el combustible para mejorar la combustión y conseguir con todas estas modificaciones cifras de consumo inferiores a su predecesor, en torno a medio litro a los 100 km según la propia marca. Se ha buscado también reducir las fricciones parásitas internas para mejorar la manejabilidad a baja velocidad o en parado. El embrague y la transmisión final han sido profundamente revisados para minimizar las. ¡Y lo han conseguido! Prueba si no a moverla en parado para ver la evidente mejoría. El escape cuenta con un nuevo diseño, de sección triangular, y su aspecto es más deportivo.

 

 

A los mandos del nuevo Burgman nos sentimos cómodos desde el primer momento. El asiento cuenta con un, necesario a partir de cierta edad, respaldo lumbar que mejora mucho la confortabilidad del piloto. Si abrimos el sillón, en ese diáfano e iluminado cofre de 50 litros de capacidad, encontraremos bajo el asiento la palanca de regulación longitudinal del respaldo. Un detalle muy acertado. En parado llegamos perfectamente al suelo con ambos pies y los más de 250 kilos se mueven sin dificultad en las maniobras diarias. Los mandos son todos muy suaves y “amigables” con el piloto. Los espejos, amplios y con una excepcional visibilidad, pueden replegarse de manera automática al aparcar la moto o para pasar entre coches. La pantalla también la podemos regular eléctricamente desde en el mando en el puño derecho. El izquierdo ya está bastante cargado con los botones del cambio secuencial, intermitentes, luces, selector del modo del cambio y el botón de “power” para abordar rampas muy pronunciadas. Todo ello mucho más intuitivo de lo que pudiera parecer.

 

Una vez en movimiento, su conducción en muy suave y precisa. La posición, comodísima y con el cuerpo en una posición relajada. Todo sucede de manera precisa, como si estuviéramos volando muy bajo, sin tocar el asfalto. Los pies disponen de un amplio espacio en las plataformas que permiten adoptar la postura que te sea más cómoda. En ciudad pusimos la cúpula abajo del todo para sentir la suave brisa pasando justo por encima de nuestro casco. El frontal desvía de manera eficaz el aire de nuestro cuerpo, incluso los espejos lo apartan de nuestras manos. Pero la prueba de fuego de la aerodinámica la hicimos en la autopista del sur de Gran Canaria en dirección a Las Palmas; un viento de hasta 100 km/h se enfrentaba a nuestra Burgman y nosotros, empujados por su poderoso bicilíndrico, viajábamos cómodamente, parapetados detrás de su cúpula, a 120km/h sin más molestias que las ráfagas laterales. Prueba superada con sobresaliente.

 

Aunque nuestra referencia de la anterior versión queda un poco lejos, es verdad que  la Burgman 650 tiene una respuesta inmediata al acelerador y alcanza con extraordinaria facilidad sus mejores prestaciones. Es un placer ver como la aguja del cuenta revoluciones sube y sube sin parar hasta cerca de la zona roja. En el modo “D” (automático) puedes relajarte y pensar solamente dónde debes frenar y dónde volver a dar gas. Sencillo. Su cerebro electrónico se encarga de todo lo demás. Puedes ir suavemente disfrutando de un placentero viaje que te hace pensar en esos trenes que se levantan de la vía magnéticamente sobre una especie de colchón imaginario, o abrir sin miramientos el acelerador y comprobar como “el genio” baja de marchas y la aguja comienza a acercarse vertiginosamente a las 8.000 rpm. Si cambiamos a “Secuencial” podemos realizar una conducción aún más agresiva exprimiendo al máximo las prestaciones del bicilíndrico. Sin embargo esta opción requiere más adaptación al ser menos intuitiva.
 

 

Uno de los aspectos que más se han esforzado en mejorar en Suzuki es la manejabilidad sin perder su mítico aplomo en carretera, y he de decir que lo han conseguido. Ahora su comportamiento es más ágil y fácil. Para conseguirlo han modificado la tija superior y han variado la geometría de dirección, tanto el ángulo como el avance de la pipa de dirección, consiguiendo con ello una mejoría evidente. La Burgman 650 2013 dispone de un tren delantero más ágil, pero que ofrece confianza, la rueda anterior pisa con fuerza y nos facilita mucho más la entrada en curva y, sobre todo, los cambios de apoyo y dirección, a pesar del volumen y peso de la megascooter de Suzuki.

 

Otra de las mejoras más importantes, y necesarias según los usuarios, ha sido su sistema de frenado. Se ha cambiado prácticamente todo y los resultados se ven y se notan a la hora de frenar a fondo. Los discos flotantes delanteros (antes rígidos) y mayor diámetro de los pistones de la pinza delantera dejan notar su presencia. También aumenta el tacto y el mordiente gracias a que se han rediseñado las bombas de freno. Respecto al ABS, la nueva centralita de Bosch (de sólo 500 gr de peso) está diseñada específicamente para moto y su funcionamiento es más inmediato con impulsos más rápidos y es menos intrusiva. ¡Chapeau!

 

La nueva Burgman 650 2013 es una moto estable, ágil y confortable, muy confortable. Una moto que se ha renovado sin perder ni un ápice de su esencia y con la que conseguirás rodar a ritmos que a otros les parecerán increíbles. Sea cual sea la carretera, la nueva Burgman 650 no te dará más que satisfacciones.

 

 

Si buscas una moto ágil y relativamente manejable para el día a día, la Burgman 650 es tu moto. Si lo que buscas es una moto para escapadas de fin de semana, la Burgman 650 es tu moto. Y si lo que deseas es hacer ese viaje soñado, hasta donde el horizonte se pierde, la Burgman 650 es, obviamente tu moto. Una moto con una increíble capacidad de carga; 50 litros bajo el asiento capaz de albergar dos cascos integrales y otros objetos. Tres guanteras tras el escudo, dos abiertas en los laterales y una central con cerradura, muy espaciosa, pintada con en el color de la carrocería y que dispone de en su interior de toma de corriente de 12V. El freno de estacionamiento es ahora más manejabloe, ya que está debajo del asiento en el lateral izquierdo.

 

En definitiva, que la renovación del nuevo Burgman 650 ha sido un gran acierto de Suzuki: estéticamente ha rejuvenecido y evolucionado, mecánicamente se ha refinado y en cuanto a  prestaciones, consumo, manejabilidad y frenada la mejora ha sido realmente apreciable. Además ha sabido conservar sus principales señas de identidad; suavidad, aplomo y confort.

 

Unidad de prueba cedida por Pole Position, Concesionario Oficial Suzuki en Las Palmas

 

Para la prueba hemos utilizados cascos Lazer 2013 (VER MÁS DETALLES)

 

Equipo de pruebas de Canariasenmoto.com

Empresas Relacionadas
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS