Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Scrambler Desert Sled, le faltarán horas a tus días

26 de Octubre de 2017

Prueba Scrambler Desert Sled, le faltarán horas a tus días

Hablar de “Desert Sled” es rememorar las protagonistas de las incursiones en el desierto californiano, tan habituales en los 60 y 70, con motos de alta cilindrada despojadas de cualquier accesorio innecesario, con suspensiones reforzadas, llantas de radios, ruedas de tacos y esas genuinas placas cubre cárter, a modo de trineos, para deslizarse sobre la arena. Medio siglo después, Ducati ha querido revivir el espíritu de aquella moda con una versión especial de su popular Scrambler, una moto que se ha convertido en un estilo de vida.

 

En Ducati lo tenían fácil, partiendo de su exitosa retro urbana, han implementado las modificaciones necesarias para conseguir una tener, la que podríamos denominar precursora de las actuales trail. La familia Scrambler ya contaba con un primer guiño campero, la Urban Enduro, que sin embargo se quedaba en un simple ejercicio de diseño a la que le faltaba una base sólida para poder atacar con solvencia las puntuales salidas al campo. Nada que ver con la Desert Sled de nuestra prueba, más adaptada al uso fuera del asfalto como pudimos comprobar con nuestro probador de lujo, el dakariano y jefe de ventas de Ducati Canarias, Jorge Gómez.

 

Precio Ducati Scrambler Desert Sled Red.- 10.470€ (Con Ducati Finance, ahorrarás hasta 800€)

Precio Ducati Scrambler Desert Sled White.- 10.650€ (Con Ducati Finance, ahorrarás hasta 800€)

 

 

“La Desert Sled es mucho más consistente en todos los apartados que tienen que ver con su puntual uso en campo”, nos adelantaba Jorge Gómez, quien tuvo el mérito de completar la última edición del Intercontinental Rally africano con una Urban Enduro preparada por él mismo. ¡Sabe de lo que habla! Tiene un desarrollo técnico específico; por ejemplo, el chasis tiene una configuración más robusta, con dos placas laterales forjadas, una a cada lado, a la altura de los pies, que abrazan al motor. Así mismo dispone de un tubo extra en cada lado, que cruza en posición horizontal, y que conecta los otros tubos verticales del chasis, formando así una triangulación de gran rigidez.

 

El basculante está reforzado y es algo más largo que antes. La moto incrementa 60mm la distancia entre ejes, buscando mayor estabilidad a la hora de rodar por lo marrón. Las tijas también han sido modificadas, dando 8° más ángulo aunque manteniendo el mismo avance que en la Scrambler básica, 115mm. En cuanto a horquilla, ahora es una invertida Kayaba regulable con barras de 46mm de diámetro y el amortiguador trasero -con tarados específicos- sigue siendo lateral y multirregulable, con gran facilidad por cierto, gracias a su ubicación.

 

Obviamente, los cambios introducidos han elevado la altura del asiento, que ahora queda a 860mm del suelo, exactamente 138mm más que en la versión Icon. La posición de conducción mejora, es realmente cómoda y natural, sobre todo cuando se trata de ir de pié. Y para los que lo hagan habitualmente, disponen de unas estriberas más grandes y con gomas extraíbles. El manillar, cónico, en disminución desde el centro hacia los extremos, y con barra central, encaja en la filosofía campera y gamberra de la Desert Sled.

 

 

Otros detalles distintivos de la Desert Sled son sus guardabarros elevados, sin concesiones, y, por supuesto, el cubre cárter del motor. El faro, con iluminación led, está protegido por una rejilla homologada, un detalle poco habitual, y las estriberas del pasajero son fácilmente desmontables. El soporte de la matrícula ha pasado al lugar habitual, tras el asiento, abandonando el extremo del basculante. Como opción hay un asiento 20mm más bajo que abrirá el abanico de posibles clientes para la off-road de la familia Scrambler.

 

Y no crean que los cambios terminan aquí, los neumáticos también son específicos, con mejores prestaciones para el uso alternativo campo/asfalto. Se trata de los Pirelli Scorpion Rally STR montados sobre llantas doradas, en medidas de 19” delante y trasera de 17”. Con un taco más tupido en la rueda delantera, para favorecer el agarre en asfalto, y más dispersado sobre la superficie del neumático trasero, para que el agarre en campo no se vea perjudicado. El equipo de frenos de la Ducati Scrambler Desert Sled está firmado por Brembo disponiendo de un sistema ABS Bosch 9.1 MP que controla el único disco delantero de 330 mm, con pinza monobloc Brembo M4.32B de 4 pistones y anclaje radial, y el single trasero.

 

El propulsor de la Ducati Scrambler Desert Sled es el conocido y experimentado motor bicilíndrico de 803 cm3 con refrigeración por aire y con radiador de aceite, que ahora incorpora un nuevo control del acelerador y nuevos ajustes para ganar fluidez en la respuesta a la hora de acelerar, sobre todo en el primer tercio de apertura del gas. El nuevo Euro4 entrega 75 CV a 8.250 rpm y un par de 68 Nm a 5.750 rpm. La caja de cambios sigue disponiendo de las consabidas seis relaciones y el embrague ofrece un tacto mejorado. El silencioso, corto y con doble salida, nos recuerda al que ya montaban algunas versiones de la Scrambler. Los intervalos de mantenimiento anunciados por la marca son de 12.000 km entre revisiones.

 

 

Como escenario para el reportaje elegimos algunos lugares del norte de Gran Canaria, con tramos retorcidos de carreteras con asfalto que mucho tendrían que mejorar para alcanzar ese título y por pistas de tierra de fácil acceso, para nosotros, y trialeras casi imposibles, para el piloto dakariano. La primera impresión de una moto que tendrá en su dualidad de uso uno de sus mejores características, es la excelente posición de conducción. Ideal para cualquier utilización que le vayas a dar a la Desert Sled, al estilo de las motos que eran creadas pensando únicamente en la efectividad.

 

El suave empuje de su motor, un viejo conocido, nos permiten centrarnos en las bondades de su reforzado chasis. Sus 75 CV, empujan con solvencia, también con buena docilidad y excepcional tracción, en cualquier situación. Es estable en carretera y efectivo fuera de ella. La capacidad de adaptación de las suspensiones es destacable. Firmes aunque sin restar ni una pizca de comodidad. Se lo tragan todo la respuesta es siempre mejor de lo esperado, a pesar de los 203 kilos de la divertida Deser Sled.

 

Se siente ligera. A pesar de la altura del asiento con tapizado retro. A poca habilidad o hábito que tengas con moto de campo, no tendrás ningún problema para salir airoso en las maniobras a baja velocidad o en parado. Cuando te pones en marcha todo es dulzura y estabilidad. Los frenos están a la altura de una moto que pesa poco más de 200 kilos y la posibilidad de desconectar el ABS ofrece un plus a la hora de sacarle mayor partido en tramos de tierra.

 

 

Los que busquen en la Desert Sled una sustituta a su moto de enduro, van por mal camino. No. El objetivo de esta peculiar Scrambler es otro; permitir disfrutar de las eventuales salidas al campo sin meternos en demasiados líos. Pero lo que está claro es que le sacarán mucho más partido. Con la Desert Sled disfrutarás de las retorcidas carreteras desde una envidiable atalaya, con clase y comodidad, y sin renunciar a la posibilidad de adentrarnos por esos caminos que te llevan hasta esa playa escondida o hasta ese rincón de vistas incomparables. Nada queda fuera de su radio de acción, eso sí, teniendo en cuenta su tamaño y peso.

 

Es una moto que entra por los ojos. En cualquier parada que hiciéramos para tomar fotos, daba que hablar a los aficionados que paraba a saludarnos. Su estética aventurera es uno de los grandes atractivos para un buen número de usuarios que se sienten atrapados en las tendencias de motos “urban adventure” o “enduro light”. Tampoco les desagrada el sonido del escape con salida doble, sobre todo al acelerar sin contemplaciones, cuando deja escapar esa efervescente melodía que para nada desentona con la filosofía de la más gamberra de la familia Scrambler.

 

 

La tendencia actual del mercado recupera motos con un toque diferenciador. Están de moda. Y no es para menos. Los motoristas apuestan cada vez más por la esencia del motociclismo. Buscan motos con marcada personalidad, algo de lo que la Desert Sled puede presumir. Circular con ella por la ciudad sin que veas cómo se giran las cabezas es casi imposible. Una “endurera light” que te permitirá no sólo lucirte en tus paseos diarios, sino que es tremendamente efectiva en carretera y pistas de montaña. Con la familia Scrambler, Ducati ha encontrado un hueco del mercado que cada día es más grande y que ha completado con acierto con esta Desert Sled que hará las delicias de los amantes de las motos auténticas.

 

Unidad de prueba cedida por Ducati Canarias, importador y distribuidor autorizado en Canarias

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto, con la colaboración de Jorge Gómez

Empresas Relacionadas
 
Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS