Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Royal Enfield Bullet Euro4, la tradición se adapta a los tiempos

22 de Junio de 2017

Prueba Royal Enfield Bullet Euro4, la tradición se adapta a los tiempos

Recientemente hemos tenido la suerte de probar una moto que se enmarca en una categoría especial, única, podríamos decir. La Royal Enfield Bullet 500 EFI Euro4 de Más Que Motos Tenerife, el distribuidor de la marca india en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Una moto exclusiva llena de romanticismo, tanto por su mecánica como por su estética.

 

¿Es sólo una moto de aspecto retro o hay algo más? Esa es la primera pregunta que nos viene a la mente nada mas posar nuestra mirada sobre la Bullet 500. La respuesta es fácil e inmediata; sí. Seguro que su propietario valorará no sólo el origen tradicional de una moto inconfundible, que supone un plus sobre la anodina monotonía de las calles. Sabrá apreciar la fiabilidad de una mecánica que es capaz de movilizar al país más poblado del mundo, por encima de China, según los últimos estudios estadísticos.

 

Precio Royal Enfield Bullet 500 EFI Euro4.- 4.699€

 

 

La Royal Enfield Bullet Euro4 mantiene la exclusividad de una estructura marcada por su origen y por la historia de una marca con solera que comenzó fabricando cañones de guerra. A pesar de que incorpora las necesarias adaptaciones a la nueva normativa europea, como el catalizador o el ABS, conserva la reconocible estructura de una motocicleta que sigue siendo básicamente el mismo modelo que comenzó a fabricarse en 1965, antes incluso de que naciera el que suscribe estas palabras.

 

Su monocilíndrico de 499cc ofrece la modesta cifra de 27 CV, una cifra mucho menor de la que esperamos en una moto de esa cilindrada pero, al parecer, suficiente para que millones de apasionados por las dos ruedas den rienda suelta a sus necesidades de libertad. 450.000 unidades salieron de la factoría india el pasado año y se espera que, con la apertura de la tercera fábrica de Royal Enfield situada en Chennai, se lleguen a fabricar 900.000 en 2018.

 

Si hablamos de las novedades introducidas en una moto que, aún modernizada, sigue la “tradición familiar”, resaltaremos, aparte del mencionado catalizador y ABS, la incorporación de un disco trasero, que sustituye al anterior freno de tambor, un basculante trasero de nueva factura y un tapón de depósito, para tranquilidad de los que no dormían al pensar que les podían robar la gasolina gracias a su tradicional tapón de rosca.

 

 

Royal Enfield es una marca que no se ha dejado llevar por las modas, de hecho la actual fiebre por las motos vintage ha llegado cuando la firma hindú lleva años fabricando modelos que nunca han renunciado a su única y auténtica filosofía y  manteniendo el espíritu de sus “antepasadas”, que incluso llegaron a intervenir en la II Guerra Mundial, pero incorporando cambios necesarios para ponerla al día y así poder disfrutarla con todas las garantías que ofrece la tecnología actual. Motos que cuentan con la experiencia y la fiabilidad que les otorgan todas esas décadas en producción, y que sin embargo ofrecen detalles de motos modernas, sobre todo en lo que ha seguridad se refiere.

 

¿Qué podemos decir de su propulsor? Que es un motor a prueba de bombas, recordemos que Royal Enfield comenzó su andadura industrial fabricando cañones, que cuenta con un solo pistón con ciclo 4 tiempos -con más carrera que diámetro- refrigerado por aire con 2 válvulas accionadas por varillas y balancines e inyección electrónica que está acoplado a un cambio de cinco relaciones. ¿Potencia? Suficiente, gracias.

 

Para pilotar la Bullet 500 tenemos que reciclar nuestra forma de conducir si pretendemos sacarle todo el partido a los 27 CV de su motor catalizado. Olvídate del golpe brusco de gas a la salida de las curvas o de apurar las frenadas porque con la Royal Enfield aprenderás a conducir trazando por el sitio y exigiendo al motor con mucha suavidad, no hay otra manera. Si eres capaz de hacerlo así, aprovechando las zancadas que en medios ofrece el pistón, la Bullet te ofrecerá grandes momentos de un placer casi olvidado y que ninguna moto moderna te va a dar.

 

 

Respecto al chasis, “revisado por Harris Performance”, alardea el fabricante indio, estamos ante un simple cuna de tubo de acero que discurre, oculto, bajo el depósito. A este clásico bastidor se ancla una horquilla hidráulica telescópica y dos amortiguadores de gas, regulables en precarga, que filtran las oscilaciones de un basculante, de nuevo diseño y fabricado con un entramado de tubos de acero. Los neumáticos 90/90-19 delante y 120/80-18 detrás tiene un buen agarre, aunque con el aire clásico que emana de toda la moto. La frenada, más que aceptable, se encomienda a un simple disco delantero de 280 mm, mordido por una pinza de 2 pistones paralelo, y un disco trasero de 240 mm.

 

Subidos al asiento, a unos 800mm del suelo, experimentamos un salto al pasado. El sillón doble corrido, ofrece un singular confort gracias a generoso mullido. Desde los mandos de las luces a los chivatos del cuadro de instrumentos, pasando por las palancas de freno y embrague, todo es originalmente auténtico, confundiendo el pasado con el presente, y demostrando que los 184 kilos de historia son fieles a sus objetivos; conseguir una moto ligera, fácil, práctica y sencilla de mantener.

 

En ciudad, la Bullet Euro4 se desenvuelve con asombrosa facilidad. Una moto con la que no pasas desapercibido, tanto por su aspecto de moto antigua, que no vieja, como por su inconfundible sonido. Algunos “guiris británicos” se interesaron por nuestra unidad de prueba, “"I had a motorcycle like that... My grandfather had one like that", decían mientras hacíamos fotos en las inmediaciones de Puerto de La Cruz.

 

 

El motor de carrera larga de la Bullet tarda en coger temperatura, pero una vez caliente, el frío no le gusta demasiado, comenzamos a apreciar las sensaciones que transmite la Royal Enfield y ese “sabor a añejo” en el largo recorrido de la palanca del cambio y en el empuje desde debajo de su motor al que no le gustan las brusquedades ni las subidas de régimen, pero es un motor “redondo”; ¡prueba a calarlo! Los neumáticos cumplen su cometido, sin llevarlos al límite, claro está, y su pequeña sección colabora en la asombrosa agilidad que muestra la Bullet. Las vibraciones aparecen cuando subimos demasiado de régimen el motor pero hay que convivir con ellas y, con paciencia, te acostumbras a llevar el monocilíndrico “al golpito” que es dónde se siente cómodo.

 

Comenzamos a empatizar con una moto que nos traslada a otra época. Con ese motor al que le gusta un rodar suelto, a medio régimen, sin brusquedades, trazando con suavidad. El cambio es lento, pero no es necesario usarlo muy a menudo, la tercera se lo traga todo y, salvo curvas muy cerradas, es muy sencillo enlazar zonas viradas en la misma marcha, sin problemas. La estabilidad es aceptable, recuerda que es una moto con un diseño de hace 50 años, con el centro de gravedad situado alto, y las ruedas no son las de ahora, pero esta “rudeza” es apetecible y ha sabido adaptarse a las nuevas normas y costumbres, europeas. El comportamiento en carretera de esta moto no te deja indiferente, y si corre sangre por tus venas, sabrás apreciar sus inigualables sensaciones.

 

 

La Bullet 500 EFI es una moto fiel al concepto de moto para todo, indestructible, fiable y económica. Los acabados son meritorios y el mantenimiento no será, en ningún caso, una de las preocupaciones de su propietario. Es muy agradable de conducir siempre que lo tuyo sea la conducción tranquila, en la que disfrutas del paisaje. Una moto auténtica y exclusiva para quienes buscan un modelo actual y económico que hace guiños al pasado, sin tener por ello que renunciar a otros placeres de la vida. Royal Enfield transmite, también a la Bullet Euro4, la fuerza de una marca indómita y legendaria que sigue fabricando, 50 años después, motos atemporales.

 

Unidad de prueba cedida por Más Que Motos Tenerife, distribuidor autorizado Royal Enfield

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Kawasaki Z 1000 SX - 11500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS