Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Quadro 350D, surfeando por la ciudad

08 de Noviembre de 2012

Prueba Quadro 350D, surfeando por la ciudad

Quadro, un innovador vehículo de tres ruedas que aporta seguridad y facilidad de conducción.

Éste podría ser el slogan de presentación de esta moto que hemos probado recientemente en Canariasenemoto por gentileza de DDBikes, la tienda de motos de la calle Italia, 59 que es Concesionario Oficial de la firma italiana Quadro en Las Palmas.

 

Pero el Quadro 350D no es sólo eso, es un vehículo fácil e intuitivo, al que te adaptas en pocos minutos y que te aporta una confianza absoluta a la hora de “surfear” por tu ciudad, y lo de “surfear” no es un eufemismo, su tren delantero se pega al asfalto como una tabla a la hora de abordar las curvas.

 

Y, ¿cómo es él? 

Todo en el Quadro 350D está muy cuidado, comenzando por su diseño de elegantes líneas afiladas que confluyen en un colín muy acertado estéticamente y con un sugerente grupo óptico. El conjunto de las ópticas delanteras es uno de los puntos más atractivos del vehículo italiano, que se remata en la parte superior con una cúpula en color ahumado, no muy alta, pero que ofrece suficiente protección.

 

Tras el escudo delantero encontramos “la palanca mágica” que bloquea el freno y el hidráulico de la suspensión delantera y dos guanteras, la inferior con toma de corriente 12V. El asiento, amplio y confortable para piloto y pasajero, esconde debajo un enorme hueco continuo que ofrece espacio para dos cascos, uno de ellos integral. La apertura, tanto del asiento como del depósito de combustible, situado entra las piernas, se realiza desde la misma cerradura del contacto.

 

La instrumentación, iluminada en el atractivo color azul, es sencilla y algo escasa de información. Las palancas de freno quedan a una distancia adecuada al igual que el pedal de pié necesario para su homologación para poder ser conducido con el Permiso B de coche. Como curiosidad, el Quadro no lleva encendido de luces permanente, por lo que hay que estar atentos a activarlas cuando nos pongamos en marcha.

 

 

Nos ponemos en marcha…
Aunque en la tienda nos lo habían advertido:  –“Al principio te parecerá raro pero en unos minutos te acostumbrarás”, nunca hubiera pensado que la simbiosis moto-piloto fuera tan rápida. El peso de gravedad es muy bajo y las llantas delanteras de 15 pulgadas y la trasera de 14 consiguen una excelente respuesta dinámica a cualquier insinuación del manillar. La moto no es excesivamente ligera, ni pesada, todo hay que decirlo, y sus 195 kilos pasan suficientemente desapercibidos en el tráfico urbano.

 

Lo que al principio era una sensación de torpeza que no te permitía hacer los mismos movimientos que una moto, en sólo cinco minutos, te sorprendes zigzagueando sin parar y cogiendo rotondas mucho más rápido de lo que crees, como si estuvieras “surfeando por tu ciudad”.

 

HTS (Hidraulic Tilting System) o “el milagro del aceite”
La idea era buscar la forma de hacer un vehículo más estable y por lo tanto más seguro, para lo cual se recurre a la utilización de las tres ruedas. Y que además esté homologado para que lo puedan conducir todos los conductores de coche gracias a su facilidad de manejo. Todo ello, evidentemente, sin copiar el conocido sistema del MP3 de Piaggio. Así surge el nuevo sistema de suspensión hidroneumático denominado Hydraulic Tilting System (HTS), cuya principal característica permite a las ruedas delanteras girar e inclinar al mismo tiempo con unos límites en inclinación y estabilidad sobre superficies deslizantes muy altos.

 

Es una genial solución formada por dos brazos horizontales de aleación ligera y anclados al centro del chasis, dos amortiguadores “oleoneumáticos” laterales trabajan combinados con un tercer amortiguador central que reparte la presión a través de una válvula de tres vías. Cuando el scooter se inclina, el aceite pasa de un amortiguador a otro a través de él para poder permitir una inclinación de hasta 45 grados. Veamos como funciona en un vídeo:

 

 

El sistema “oleoneumático” tiene además la ventaja de que a poca velocidad tiende más a mantener el equilibrio que a inclinarse y cuando nos detenemos en un semáforo, podemos mantenernos  sin bajar los pies de la plataforma. En la parte de atrás, el 350D equipa un par de amortiguadores que son suficientemente firmes para una conducción alegre aunque algo rudos ante baches secos.

 

La frenada del Quadro queda bajo contol con tres discos que podemos accionar de diferentes formas. La maneta derecha actúa sobre los dos discos delanteros, la izquierda reparte entre el trasero y los dos delanteros con prioridad a los anteriores y por último, el pedal de freno del pie derecho hace un 50% entre delante y detrás, requisito para la homologación con Carnet B. La capacidad de frenada es espectacular aunque se podría mejorar el tacto que resulta, en principio, algo duro.

 

Una vez visto cómo es y lo qué nos ofrece este ingenioso vehículo llega el momento de ofreceros nuestras sensaciones sobre el Quadro 350D: Lo que más nos ha impresionado es la estabilidad y el aplomo del tren delantero en cualquier situación y lo que eso supone en el apartado de seguridad. Esto es una gran ventaja para los que vienen directamente del mundo de las cuatro ruedas puesto que uno de los puntos más delicados de la conducción de una moto es la anticipación a las reacciones de su rueda delantera.

 

La parte negativa es que penaliza en agilidad a baja velocidad, aunque una vez te acostumbras a las reacciones del HTS, todo es más sencillo y basta con poner algo más de apoyo de hombros para inclinar, con lo que te garantizas meterte por donde quieras. El límite de inclinación te los marcará el sonido de algunos componentes rozando con el suelo.

 

Hemos probado a hacer inclinadas de todo tipo y sobre diversas superficies, en incluso frenando en medio de la trazada y el resultado ha sido siempre impecable. La potencia de frenada es realmente espectacular y permite deceleraciones en superficies deslizantes tan solo comparables a motos que equipan ABS.

 

Al pasar sobre baches, en incluso socavones, la moto ni se inmuta. Cuando una rueda pisa el bache, la otra sigue fielmente sobre el asfalto sin inmutarse, consiguiendo así que la moto no modifique su trayectoria lo más mínimo. Fácil, sencillo y para todos los permisos… ¿Se puede pedír más?

 

 

La protección al viento es buena y la postura cómoda, aunque para mi gusto el mullido del asiento es demasiado esponjoso y tras muchos kilómetros se siente cierta “flotabilidad”. La habitabilidad es buena para una estatura media y, aunque no lo vas a necesitar casi nunca, la altura del asiento es adecuada para que con cualquier talla de piloto se llegue con los pies al suelo sin dificultad.

 

A la hora de detenerte en un semáforo, el simple hecho de presionar la palanca de freno servirá para mantenerte en equilibrio sin tener que apoyar los pies. A la hora de aparcar hay dos opciones; bloquear el hidráulico de la suspensión con la “palanca mágica” y dejar el vehículo apoyado sobre sus tres ruedas o utilizar el caballete central. Si utilizamos la opción de dejar la moto bloqueada solamente con el hidráulico, hemos de tener la precaución de bloquear la dirección con la cerradura para que ningún “simpático” suba la palanca y te encuentres con la moto en el suelo.

 

Conclusiones
Para conocer todas las virtudes y defectos de este vehículo realizamos un recorrido combinado que incluía tramos de autovía, carreteras secundarias de montaña y ciudad, pisando sobre todo tipo de firmes, baches, líneas blancas, agujeros y badenes de todo tipo, es decir la situaciones que se encontrarán el 99% de los usuarios en su días a día y que la Quadro 350D ha superado con un resultado muy satisfactorio.

 

Quadro ha creado ha creado un vehículo que seducirá a cualquier motorista gracias a las excelencias de su tren delantero y la confianza que éste otorga al piloto, pero esa seducción será mayor aún, gracias a la sensación de seguridad real y demostrable, a los que vengan del mundo de las cuatro ruedas. Es una alternativa real al coche ciudadano, y bastante más barato.

 

Unidad de prueba cedida por DD Bikes, Distribuidor Autorizado Quadro en Las Palmas.

  • Precio Quadro 350D.- 6.499 Euros (Tarifa Noviembre de 2012 - Incluye matriculación)

 

Textos: Fernando Jiménez
Fotos: Hacomar López

Equipo de Canariasenmoto.com

 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN BMW R 1200 RT aniversario - 9490 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS