Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba MASH Scrambler 400, la más campera de la familia

29 de Enero de 2016

Prueba MASH Scrambler 400, la más campera de la familia

Si el pasado mes de noviembre probábamos en modelo Five Hundred del fabricante francés, ahora le llegaba el turno a la que quizá sea la más irreverente de las motos del catálogo de MASH que Más Que Motos Tenerife, el distribuidor autorizado de la firma en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, tiene a la venta, y también con opción de alquiler. Una moto con estética de otra época pero con toda la tecnología que te permitirá disfrutar del día a día sin la menor complicación.

 

Los diseñadores franceses fueron abducidos por el “lado oscuro de la fuerza” y tiñeron de un elegante color negro la mayor parte de la moto dejando los cromados sólo para la parte superior de las barras de la horquilla, los redios de las ruedas, el manillar y los espejos retrovisores de una moto que toma como base la Five Hundred. Pero ese no ha sido el único cambio en esta gamberra Scrambler, la horquilla es más robusta para absorber los rebotes de la rueda cuando nos salgamos de lo negro.

 

Las ruedas, con dibujo mixto de tacos, los fuelles protectores de la horquilla o la rejilla del faro son signos inequívocos de la vocación campera de esta nueva MASH. Y es que la Scrambler 400 pide a gritos que la saques de paseo adentrándose en esos parajes, con ritmo pausado, disfrutando de cada una de las pistonadas de su monocilíndrico.

 

 

La placa portanúmeros sobre el encarcelado faro, además de salvaguardar el cuadro de instrumentos, protege más de lo que parece cuando quieres darte una alegría con el gas y también se aprecia la mejora en la sujeción de esta nueva horquilla, de 41mm, protegida con unos prácticos fuelles que la protegerán de las piedras o del salitre que hay en el viento de la costa que tanto abunda en Canarias.

 

El basculante trasero y el par de amortiguadores, son elementos diferentes a los de la Five Hundred. Todo el conjunto de amortiguación trasera se ha reforzado pensando en esas ocasionales excursiones por las pistas que se adentran en calas inexploradas o en los bosques de pinos de la corona forestal de Tenerife, lugar donde hicimos la prueba. Y es que la estética de la Scrambler 400 deja todo claro que no es una moto más.

 

Siguiendo con los elementos novedosos de la Scrambler, llegamos al guardabarros trasero, más corto, o a un asiento específico de este modelo, pero igual de plano y acogedor que el el resto de la gama de MASH. Las llantas de radios mantienen sus medidas, 19 delante y 18 detrás, para acoger neumáticos de medidas 90/90-19 en el tren delantero y 130/70-18 en el trasero. Eso sí, los frenos mantienen inalterada su configuración y medidas; un disco delantero de 280 mm conjuntamente a un tambor trasero de 160 mm de diámetro.

 

 

Los sosegados 27,6 CV que entrega el monocilíndrico de 397cc (con un par declarado de 36Nm a 5.500 rpm) son suficientes para moverte con soltura por la ciudad y para disfrutar de los paseos de fin de semana, sólo o en pareja. Y tanto tú como tu acompañante, disfrutaréis de la melodía del escape “dosenuno” que se eleva en el final de su recorrido, rememorando la filosofía Scrambler. Y para rematar la línea de una de las motos más llamativas del mercado vintage, destaca la combinación de colores negromate/gris/naranja que luce el depósito de esta desenfadada moto francesa.

 

Su estética no deja indiferente a nadie. El diseño, con ese aire retro buscando encandilar al más amplio espectro de motoristas, está muy logrado. Su volumen no es excesivo y la tonalidad negra favorece la sensación de ligereza del conjunto. El éxito de su diseño se deja notar con las miradas atraídas por la Scrambler en cualquier parking lleno de anodinos scooters.

 

En marcha la Scrambler de MASH es una moto ligera y fácil de conducir. Cómoda para el tráfico urbano y con la permanente invitación a saltarte la acera y adentrarte en el campo. Las suspensiones están a la altura del resto del conjunto de la moto y el suave empuje de su motor pondrá las cosas fáciles a los que tienen menos experiencia. Encontrar la postura de conducción idónea es muy sencillo, gracias al amplio asiento plano. ¿Qué podría tener un mejor tacto en algunos elementos? Pues sí, pero la relación calidad/precios es realmente competitiva.

 

La MASH Scrambler 400 cuesta 4.995 euros en Mas Que Motos Tenerife, aunque si quieres darte un capricho, por mucho menos, puedes alquilarla en la tienda de Puerto de La Cruz (muy cerca de la entrada del Jardín Botánico).

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN BMW F 800 GT - 5500 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS