Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Mash Five Hundred, regreso a las clásicas

17 de Noviembre de 2015

Prueba Mash Five Hundred, regreso a las clásicas

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad, gracias a Masquemotos Tenerife, de realizar una prueba dinámica de la MASH Five Hundred.

 

MASH es una marca francesa que, poco a poco, se va introduciendo en el mercado español con unos modelos con una estética muy trabajada. Comenzaron con modelos de pequeña cilindrada (125 c.c.c y 250 c.c) y ahora han aumentado la cilindrada de sus motores para sacar al mercado este modelo.

 

En concreto, el modelo que cayó esta vez en nuestras manos, la Five Hundred, tiene un aspecto puramente clásico con un estilo muy conseguido.

 

Aunque su nombre pueda llevar a confusión, la Five Hundred, monta un motor monocilíndrico de 4 tiempos de 397 c.c. que dispone de arranque eléctrico así como también a pedal lo que acentúa ese aire de moto retro.

 

Los guardabarros cromados, los protectores de goma en el depósito bicolor, el sistema de escapes cromados con doble salida (una por cada lado de la moto) y el freno de tambor trasero refuerzan esa estética que nos hace volver nuestros recuerdos a los años 70 ayudado también por un asiento con un tapizado muy logrado rematado con un ribete en la parte exterior.

 

 

En su imagen también destacan los fuelles en la horquilla, tan habituales en las motos de la época.

 

Haciendo gala de su estilo retro y sencillo, el cuadro está compuesto por dos relojes, uno de los cuales es el cuentakilómetros y el otro es el cuentarrevoluciones totalmente analógicos.

 

Las llantas de radios de 19 pulgadas la delantera y 18 pulgadas la trasera complementan perfectamente la estética de este modelo.

 

Nos subimos. Llegamos bien al suelo ya que, aunque la altura del asiento es de 780 mm, ayuda que la moto sea bastante estrecha. La primera sensación es que la postura de conducción es muy natural con el manillar ancho y lo suficientemente elevada para mantener una posición relajada. 

 

Nos ponemos en marcha, pero que su apariencia no te engañe. Dispone de un motor monocilíndrico de 397 c.c. de inyección electrónica que proporciona 27 CV. 

 

 

Engranamos primera y sorprende lo suave que entra el cambio. Esta misma sensación se mantiene a medida que vamos subiendo y bajando de marcha.

 

El tacto del motor es muy suave y moverse por la ciudad es muy sencillo, gracias a que la moto es muy ligera y estrecha y se desenvuelve muy bien entre los coches. Al disponer de horquilla convencional el radio de giro es bastante amplio lo que facilita algunas maniobras sobre todo a baja velocidad. Como aspecto mejorable en la entrega a bajas vuletas es que, en ocasiones, la respuesta del motor se hace esperar un poco. 

 

Salimos de la ciudad. El motor empuja más de los esperado teniendo en cuenta que sólo dispone de 27 CV pero están muy bien aprovechados en medio régimen.  Cuando empezamos a subir mucho de vueltas comienzan a aparecer las vibraciones, que aunque nada exageradas, resultan algo incómodas. 

 

Aunque los componentes son muy sencillos, montando una horquilla convencional y dos amortiguadores traseros con un comportamiento bastante seco, se puede rodar muy cómodo y a un ritmo aceptable en curvas sin llegar a forzar en exceso la conducción ya que uno de los puntos a mejorar es el sistema de frenos, que, aunque suficiente para el tipo de conducción que se espera de este tipo de moto, no es recomendable llevarlos al límite.

 

El sistema de frenos consiste en un sencillo disco de freno delantero montando tambor en la parte trasera (que, las cosas como son, apoyan el aspecto retro de este mdodelo). 

 

 

Es una moto muy fácil de conducir que no requiere de ningún esfuerzo de adaptación. Después de unas horas rodando con esta Five Hundred podemos decir que, de acuerdo a nuestra primera sensación, la postura sobre la moto es muy cómoda y hace que la conducción sea muy agradable sin notar ningún tipo de cansancio. 

 

La MASH Five Hundred es una moto con una estética muy lograda, una moto que entra por los ojos nada más verla y que, aunque con componentes muy sencillos, tiene un buen comportamiento general. Una moto ideal para salir a pasear el fin de semana y disfrutar de los excelentes paisajes que nos ofrecen nuestras siete islas. Y sobre todo, la gran cualidad de este modelo es su precio, únicamente 4.595 €.

 

Un modelo a tener en cuenta por aquellos apasionados de las motos de estilo clásico que quieran sacrificar algo de prestaciones y acabados a cambio de conseguir un precio realmente competitivo.

 

Precio MASH Five Hundred: 4.595€

 

Unidad de pruebas cedida por Masquemotos Tenerife, concesionario oficial Mash para la provincia de Tenerife.

 

Prueba realizada por elequipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

PUBLICIDAD
MOTO OCASIÓN Suzuki SV 650 ABS - 4990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS