Utilizamos cookies para realizar un análisis de uso y mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, entendemos que usted acepta la política de cookies
Política de cookies +
        |  Suscribirse  |   Acceder   |   Contactar

Prueba Mash Adventure 400, una trail en mayúsculas

18 de Mayo de 2016

Prueba Mash Adventure 400, una trail en mayúsculas

Que la firma francesa Mash ha entrado con enorme empuje en el mercado español, es algo que queda patente con cada nuevo modelo que lanza al mercado. Modelo todos ellos con encanto, buscando emular a legendarios iconos del motociclismo europeo, que motoriza con mecánicas archiconocidas y con enorme fiabilidad de origen Suzuki u Honda.

 

Precio Mash Adventure 400.- 5.695 € (Tarifa mayo 2016 en Más Que Motos Tenerife)

 

El distribuidor de Mash en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Más Que Motos Tenerife, nos invitó a probar la económica trail que llega de tierras francesas, la nueva Mash Adventure 400, una joyita “low-cost” que hace honor a su rimbombante apellido.

 

La estética de esta trail de media cilindrada nos recuerda mucho a la de la “Tenéré660” con su pantalla estrecha y alta. El pico de pato, tan de moda hoy en día, recuerda a modelos consagrados como la familia “GS” o la más nueva de la familia “V-Strom”. El depósito no desencaja, ni por exceso, ni por defecto, con el volumen total de una moto que equipa unas maletas “endureras” y un asiento corrido, como mandan los cánones.

 

 

El asiento de la Adventure 400 no es bajo, queda a 880 mm del suelo, aunque lo liviano de la moto -sólo 151 kilos, sin maletas- y la estrechez de su chasis lo hacen más accesible. Y es que la adopción de las medidas de las llantas, 21 pulgadas delante y 18 pulgadas detrás, decantándose por unas con clara orientación off-road, y el recorrido de las suspensiones 210-200mm, configuran una parte ciclo con una enorma altura libre al suelo.

 

El motor de la Mash más aventurera es el mismo que el que equipaba la Mash Five Hundred que probamos recientemente. Se trata de un monocicíndrico de 397cc derivado del Honda CB/XRE 400, con distribución monoárbol de levas en cabeza, cuatro válvulas, refrigerado por aire, arranque eléctrico, cinco velocidades y alimentado por inyección electrónica Siemens. La marca gala anuncia 29cv de potencia a 7.000 rpm y un par 31 Nm de par a 5.500 rpm.

 

 

A los mandos de la Mash Adventure 400 recuperas sensaciones que creías perdidas. Las trail actuales han perdido mocho de “off-road” y han ganado en “on-road”, priorizando en la mayoría de los casos sus aptitudes viajeras sobre las camperas. La Mash se siente ligera, ágil y tremendamente efectiva, vamos, que vas por la carretera echándole el ojo a cada pista que se adentra en lo marrón. Y no es que por carretera sea incómoda; todo lo contrario, la protección es buena, la posición de conducción cómoda y con gran visibilidad sobre lo que pasa delante de ti.

 

La marca francesa ha llegado para recuperar aquella filosofía original “trail”; motos que servían para todo, desde trabajar contigo toda la semana a las salidas del fin de semana, por cualquier ruta que se te antoje. Una trail ligera con un motor con el suficiente empuje para adentrarte en cualquier terreno y una configuración óptima para superar cualquier obstáculo. Incluso los neumáticos mixtos -90/90-21 y 130/80-18- contribuyen a ello.

 

Incluso aparcada, o posando para nuestra cámara, el aspecto de la Adventure 400 es muy atractivo; ruedas de radios, un frontal de rasgos duros y angulosas maletas laterales metálicas, de aluminio y cada una tiene una capacidad de 35 litros. Otros detalles que dejan a las claras sus intenciones son las estriberas metálicas, el cubre cárter, los fuelles de la horquilla o la gran capacidad de su depósito.

 

 

En marcha, la posición de conducción invita a explorar todos los rincones de la isla de Tenerife. Culebreando por las sinuosas carreteras del norte, destaca la confianza que ofrecen sus suspensiones. El chasis, fabricado en tubo de acero, soporta sin inmutarse las fuerzas generadas por esta ligera trail. La horquilla delantera, de 43 mm y el amortiguador trasero, anclado al chasis mediante bieletas progresivas, son ajustables en compresión, además de en rebote, el delantero y en precarga, el trasero. Su configuración, con un tarado blando, también está orientada al campo, al menos en la primera parte del recorrido.

 

El motor cumple su objetivo, aunque la parte ciclo seguro que encajaría sobradamente 10 CV más sin amilanarse. La potencia llega de forma suave, predecible y, sobre todo controlable. Es un motor inspirado en un veterano fiable y robusto, que se empleó en una de las motos legendarias como la Honda XR 400. Emplea cárter seco para la lubricación -con el chasis como depósito- y se ha afinado al máximo gracias a la gestión de la inyección Siemens. El escape es doble, con un silenciador por cada lado de la moto que además de una apariencia inconfundible, emiten un sonido fuera de lo común.

 

 

Como hemos dicho anteriormente, el blando tarado de las suspensiones, toleran la trasferencia de pesos en las aceleraciones y las frenadas, un detalle que sin embargo se agradece cuando te tragas un bache o te adentras por terrenos rotos o pedregosos. Los frenos, compuestos por un disco delantero y otro trasero, están correctamente diseñados para las prestaciones de esta moto. Requieren apretar fuerte la maneta en conducción rápida sobre asfalto, pero a cambio nos regalan un tacto inmejorable fuera del lo negro, con un recorrido que permite dosificar sin bloquear la rueda a la mínima presión sobre la maneta o el pedal.

 

Aunque el par motor de su motor permite ahorrar muchos cambios de marcha, el detalle que menos nos ha gustado ha sido el tacto del embrague, algo tosco, pero que a buen seguro podrá ajustarse para que pueda ofrecer un comportamiento más fino que no canse al utilizarlo frecuentemente. A pesar de este pequeño inconveniente, la Adventure 400 es una moto muy agradable de conducir, y una de las que mejor se adaptan a la situación real de las carreteras de canarias, llenas de baches y trampas.

 

Subirte y bajarte de ella no es sencillo para los “alfredolandistas”, por dos motivos, el asiento alto y las angulosas maletas que terminarán dejándote algún moratón en las piernas, hasta que te acostumbres a sus formas y dimensiones. Pero una vez arriba, oteas la carretera desde una posición privilegiada que aumenta tu seguridad al poderte anticipar a las situaciones de riesgo. Y es que esta nueva Mash te permite circular con soltura al límite de las velocidades máximas legales.

 

 

La marca francesa ha llegado para recuperar aquella filosofía original “trail”; motos que servían para todo, desde trabajar contigo toda la semana a las salidas del fin de semana, por cualquier ruta que se te antoje. Una trail ligera con un motor con el suficiente empuje para adentrarte en cualquier terreno y una configuración óptima para superar cualquier obstáculo. Una moto práctica, fiable y preparada para el mundo real.

 

Una moto que supone un revulsivo para un mercado que ha ido olvidando el carácter auténtico de las trail, con una orientación cada día más asfáltica, y que además puede conducirse y disfrutarse con el carnet A2 ya que su potencia de 29CV así lo posibilita.

 

Unidad de prueba cedida por Más Que Motos Tenerife, distribuidor autorizado MASH en la provincia de S/C de Tenerife.

 

Prueba realizada por el equipo de Canariasenmoto

Empresas Relacionadas
 
Te recomendamos
 

MOTO OCASIÓN Honda VTX 1300 - 5990 €

Canariasenmoto.com - El portal de la moto en Canarias - Aviso Legal - info@canariasenmoto.com - Mapa Web - Mapa Web Completo - Accesorios - RSS